Este miércoles lanzamiento en pruebas y el próximo día 14 gran estreno de EL ESPAÑOL

Este miércoles 7 de octubre es el día elegido por EL ESPAÑOL para empezar su andadura periodística. Será en pruebas hasta el próximo día 14, que será cuando llevaremos a cabo el gran estreno de un proyecto ambicioso que quiere acercar a los ciudadanos una nueva forma de entender el gran periodismo de siempre.

Han pasado poco más de 10 meses desde que nació esta idea a la que ya se han unido 5.624 accionistas y más de 10.500 suscriptores. Ya queda muy poco para que puedas teclear en tu ordenador www.elespanol.com. Pedro J. Ramírez explica a continuación todas las fechas claves del lanzamiento.

Si eres accionista o suscriptor te esperamos este miércoles y si no lo eres, el 14 tienes una cita con el periodismo del siglo XXI.

EL ESPAÑOL logra 5.595 inversores y 3.606.600 euros

Redacción

EL ESPAÑOL ha cerrado su fase de financiación colectiva o crowdfunding tras superar todas las expectativas. Se asegura así la independencia del nuevo periódico digital, que nacerá en otoño. En total, desde la noche del 10 de enero hasta la medianoche de este domingo, el proyecto ha logrado la confianza de 5.595 inversores, que se convertirán en accionistas en las mismas condiciones que los promotores iniciales. La cifra total de recaudación se sitúa en 3.606.600 euros.

Redacción

EL ESPAÑOL ha cerrado su fase de financiación colectiva o crowdfunding tras superar todas las expectativas. Se asegura así la independencia del nuevo periódico digital, que nacerá en otoño.

En total, desde la noche del 10 de enero hasta la medianoche de este domingo, el proyecto ha logrado la confianza de 5.595 inversores, que se convertirán en accionistas en las mismas condiciones que los promotores iniciales. La cifra total de recaudación se sitúa en 3.606.600 euros, más del doble del récord mundial de crowdfunding para periodismo, que se situaba en 1.38 millones y que fue sobrepasado en la noche del 14 de febrero.

Gracias al enorme apoyo recibido, nuestra redacción ya no estará vacía. La llenaremos de buenas historias.

 

A continuación te ofrecemos algunos de los artículos que explican nuestro proyecto y que hemos ido publicando en este blog desde el primer día:

¿Qué esperas de EL ESPAÑOL?

En la presentación de ‘El Español’ en el hotel Ritz de Madrid, grabamos vídeos de Instagram a periodistas, profesores y algún político que asistió al acto. Nuestros reporteros Eduardo Suárez, Jordi Pérez Colomé y María Ramírez hacían dos preguntas: “¿Hace falta papel o no?” y “¿Qué esperas de ‘El Español’?”. Todos los vídeos están disponibles en nuestra cuenta de Instagram.

En la presentación de ‘El Español’ en el hotel Ritz de Madrid, grabamos vídeos de Instagram a periodistas, profesores y algún político que asistió al acto. Nuestros reporteros Eduardo Suárez, Jordi Pérez Colomé y María Ramírez hacían dos preguntas: “¿Hace falta papel o no?” y “¿Qué esperas de ‘El Español’?”. Los vídeos los ha editado aquí David Domínguez. Todos los vídeos están disponibles en nuestra cuenta de Instagram.

“Vengo avalado por 3.110 accionistas que defienden la libertad de expresión”

Más que “fundar otro diario”, EL ESPAÑOL nace para “inventar un nuevo concepto de periódico”. Lo dijo este martes Pedro J. Ramírez, que recordó que el proyecto nace con las convicciones muy claras y con la libertad de tener más accionistas que ningún periódico. Así ha sido su intervención en el foro de la Nueva Comunicación.

Fotografía: Dani Pozo Vídeo: 93 Metros.

Más que “fundar otro diario”, EL ESPAÑOL nace para “inventar un nuevo concepto de periódico”. Pedro J. Ramírez comienza de nuevo. Pero éste no es un comienzo más.

El ambiente en el hotel Ritz era inusual este martes por la mañana. Se trataba de un desayuno formal, organizado por Nueva Economía Fórum, donde rutinariamente se toma el pulso al poder de la capital. Pero entre los cientos de asistentes no se contaban ministros ni empresarios del IBEX 35 sino sobre todo representantes del nuevo ecosistema digital en el que EL ESPAÑOL quiere ser líder. El nuevo medio nacerá después del verano. Según su presidente y fundador, lo hará con la sonrisa perenne ya instalada en las caras del equipo inicial, con la libertad de tener más accionistas que ningún periódico y con las convicciones muy claras.

Éstos son los propósitos del nuevo proyecto:

1. Un periódico sin censura

“En EL ESPAÑOL no habrá ni personas ni entidades intocables. Me comprometo a que se nombrarán todos los nombres. Será el paladín de los nuevos empresarios y sus accionistas, pero contrario a ese capitalismo de amiguetes, puertas giratorias y maletines con dinero negro que tanto daño nos siguen haciendo”, dice Ramírez.

En España hay “personas intocables con más poder que el rey padre, el rey hijo y casi que el Espíritu Santo”, ironiza. Ellos están detrás de la “epidemia de destituciones de directores de periódico” del año 2014 de la que él es exponente. Pero mientras algunos se han pasado años “dando lectores al poder”, el nuevo medio nace para dar “poder a los lectores”. Sin periodismo de amiguetes ni miedo a la madrastra, en referencia a los poderes fácticos que atenazaban a Adolfo Suárez.

2. Innovación frente a las “pampiroladas”

Sin nombrarlo, Ramírez aludió a Bieito Rubido, el director de ABC, que hace unas semanas aseguró que “el buen periodismo se hace hoy bajo las cabeceras de los diarios españoles, en referencia a los medios tradicionales y en papel. Según Rubido, en unos años sólo quedarán ya dos diarios en papel y uno de ellos será ABC.

“Pampiroladas”, según Ramírez, para quien “la nación digital se encuentra en mucho mejor estado que la nación política”. La empresa editora de EL ESPAÑOL se llama No hace falta papel. No es sólo una declaración de intenciones sino también la constatación de una evidencia empírica. Por primera vez en España sólo hay un diario que vende más de 100.000 ejemplares diarios en los quioscos: El País. En unos años no habrá ninguno, según augura Ramírez.

Con base en Madrid, en “los próximos años” habrá 10, 20 ó 30 diarios. “11, 21 ó 31 con EL ESPAÑOL”, añade.  “Pero ninguno tendrá ediciones impresas. El pronóstico de Media-tics de que eso será en ocho años no me parece atrevido”.

3. Hagámoslo juntos

pedromovil

“Yo no comparezco aquí arropado por ministros o protegido por presidentes del IBEX. Pero, amigos, vengo aquí avalado por 3.110 voluntades, 3.110 pares de brazos, 3.110 corazones que laten al unísono en defensa de la libertad de expresión, de la admiración del derecho a la información de los ciudadanos. 3.110 voluntades que no quieren que en España siga habiendo personas y entidades innombrables. EL ESPAÑOL nacerá después del verano arropado por el mayor número de accionistas que jamás ha tenido un medio de comunicación en nuestro país”, dice tras sacar el móvil para comprobar una cifra que, unos minutos después, se queda en papel mojado.

4. Herederos del mejor periodismo

Ser un proyecto nuevo y radicalmente innovador no quiere decir que EL ESPAÑOL parta de cero. Al contrario. El nuevo diario digital se asentará en hombros de gigantes, en palabras de Bernard de Chartres. La inspiración del nuevo diario está en el buen periodismo y en la tradición literaria de los siglos XIX y XX. Esa tradición arranca con El Español, el periódico fundado por José María Blanco White en Londres, entre 1810 y 1814 y que después renacería como un sueño de modernidad en España con Andrés Borrego en Madrid. También en la revista España, fundada en enero de 1915 por Ortega y Gasset y y que llegarían a dirigir Luis Araquistáin y Manuel Azaña.

Pero EL ESPAÑOL se siente parte de una nueva familia: la de los diarios digitales que enviaron al encuentro a sus máximos responsables: “¿Qué tienen en común los José Antonio Sánchez (editor de El Confidencial), Jesús Cacho  (director de Voz Pópuli), Pablo Sebastián (República), Federico Jiménez Losantos (Libertad Digital), Arsenio e Ignacio Escolar (20 Minutos, eldiario.es), Jesús Maraña (Infolibre), Pedro Aparicio (Pr Noticias), Alfonso Rojo (Periodista Digital), José Apezarena (El Confidencial Digital), Fernando Jáuregui (Diario Crítico), Xavi Rius (E-Noticies)? Todos son grandes periodistas, casi todos inconformistas, casi todos han fundado medios digitales”.

5.- Entre el inmovilismo y la revolución política

¿Es EL ESPAÑOL el Podemos del periodismo frente a la casta mediática? El director asegura no compartir “nada” con la formación de Pablo Iglesias, pero sí “muchas cosas” con el otro gran partido emergente, Ciudadanos. Ramírez estuvo en la presentación del programa económico del partido de Albert Rivera, a quien acompañaban Manuel Conthe, ex presidente de la CNMV, y Luis Garicano, profesor y principal cerebro de las propuestas del partido.

EL ESPAÑOL será el diario de los ciudadanos de España, incluso de quienes lo son sin reconocerlo, según dice citando a Salvador de Madariaga. Así se inserta el nuevo diario en el debate constitucional de un país al que le hacen falta reformas frente al “inmovilismo”, pero no una “revolución” como la que propone Podemos.

“Si hay algo que afecte a Ciudadanos lo vamos a publicar”, dice Ramírez. “Aquí hay dos maneras de ejercer el periodismo. Las de quienes llevamos muchos años intentando dar poder a los lectores y la de quienes llevan muchos años intentando darle lectores al poder. Uno sirve para lo que sirve. Por eso estoy teniendo la oportunidad y el riesgo de fundar un nuevo periódico”.

Aquí puedes ver la intervención íntegra:

Pasión e innovación en el equipo de EL ESPAÑOL

En los últimos días nuestra redacción se ha fortalecido con personas clave que aportan pasión e innovación. Profesionales consolidados y de larga trayectoria que se suman a una propuesta informativa de vanguardia.

VÍDEO: 93 metros

Pasen, vean el vídeo elaborado por 93Metros y quédense en EL ESPAÑOL. Todo lo que cuentan los primeros integrantes de la redacción de este nuevo proyecto conduce hacia el mismo destino. Lo dice muy bien Jordi Pérez Colomé, uno de los fichajes que hoy presentamos y uno de los periodistas con perfil digital más profundo de este país: EL ESPAÑOL es una “oportunidad”.

En los últimos días nuestra redacción se ha fortalecido con nuevas incorporaciones en posiciones clave en un proyecto 100% digital: redacción e innovación. Profesionales consolidados y de larga trayectoria que se suman a una propuesta informativa de vanguardia.

Fernando Baeta será vicedirector de EL ESPAÑOL tras 25 años en El Mundo; María Ramírez y Eduardo Suárez, subdirectores. Ambos con una dilatada experiencia como reporteros y corresponsales en Bruselas, Nueva York y Londres.

Alrededor de ellos pivotará un equipo que se conformará en los próximos meses con redactores de diferentes perfiles, todos ellos con una clara vocación digital. Ya forman parte de EL ESPAÑOL Pérez Colomé, bloguero de éxito (Obamaworld) que hasta hace unos días publicaba en Yahoo! y Daniel Basteiro, que ha sido corresponsal en Bruselas del diario Público y miembro del equipo que fundó la edición española de El Huffington Post.

A estos periodistas hay que sumar a la jefa de diseño, Salugral Adriana Pazos, y al jefe de proyectos especiales de EL ESPAÑOL, David Domínguez, que tienen con una amplia experiencia en el mundo de la comunicación digital (El Mundo, Antena 3, Cambio 16) y estarán integrados en la redacción.

El vídeo vinculado a esta información presenta tres elementos esenciales de nuestro proyecto: la innovación, la pasíón -“el periodismo es pasión”, dice Baeta en uno de los planos- y el pacto generacional sobre el que se sustenta el proyecto de EL ESPAÑOL. Se trata de buscar la confluencia de la experiencia profesional y vital de periodistas con una sólida y larga experiencia con la de periodistas más jóvenes pero ya muy consolidados y la de nuevos periodistas que darán aquí sus primeros pasos.

Nuestra sala de máquinas

EL ESPAÑOL nacerá con la vocación de innovar no sólo en formatos periodísticos sino también en el modelo de empresa y en el desarrollo publicitario. Eva Fernández se convertirá en la primera consejera delegada de un medio de comunicación online nacional. La acompañarán un equipo de profesionales que incluye a Leticia Lombardero como directora de Marketing, Mabel Cobos como CTO o jefa de tecnología y José Vicente González al frente de Desarrollo de Negocio.

VÍDEO: 93 metros

EL ESPAÑOL nacerá con la vocación de innovar no sólo en formatos periodísticos sino también en el modelo de empresa y en el desarrollo publicitario. Eva Fernández se convertirá en la primera consejera delegada de un medio de comunicación online nacional.

Con una dilatada trayectoria que incluye la dirección general de El Mundo y la subdirección general de Unidad Editorial, será la jefa de una sala de máquinas en la que habrá una importante presencia de mujeres y que estará compuesta por miembros de muy diversa procedencia. Para Fernández, embarcarse el proyecto es “un reto fascinante” porque supone crear desde cero y con los mejores compañeros de viaje lo que otros medios no han podido por el peso de “mochilas” que no tendrá EL ESPAÑOL.

Leticia Lombardero será la directora del departamento de Marketing tras su paso por El Mundo, donde ha sido responsable de proyectos estratégicos. También ha trabajado en la Universidad Camilo José Cela o empresas multinacionales como Ford.

Mabel Cobos asumirá la dirección de tecnología de EL ESPAÑOL como CTO (siglas de chief technology officer), otra de las áreas clave del proyecto. Procedente de El País, ha estado en el desarrollo de las principales webs del grupo PRISA, como Cadena Ser, Cinco Días, Los 40, El País o AS.

José Vicente González, ligado hasta ahora a Público y Mediapro, será el director de Desarrollo de Negocio. Ha sido consultor de grandes compañías e instituciones antes de volvarse en el sector de los medios de comunicación.

Por qué invierto en EL ESPAÑOL

Marta, Adolfo, Mónica, Miguel, Sira, Antonio, Silvia, Rocío, Gerardo y Enrique. Son los nombres propios unidos por una ilusión: fundar un nuevo medio de comunicación. Algunos son profesionales en activo, otros jubilados tras una larga carrera. Silvia tiene 15 años y ha invertido en EL ESPAÑOL junto a su madre Rocío porque quiere “cambiar el periodismo” y dedicarse ella misma a informar dentro de unos años.

Vídeo: 93metros

Marta, Adolfo, Mónica, Miguel, Sira, Antonio, Silvia, Rocío, Gerardo y Enrique. Son 10 nombres propios unidos por una ilusión: fundar un nuevo medio de comunicación. Algunos son profesionales en activo, otros jubilados tras una larga carrera. Silvia tiene 15 años y ha invertido en EL ESPAÑOL junto a su madre Rocío porque quiere “cambiar el periodismo” y dedicarse ella misma a informar dentro de unos años.

Pero entre los accionistas de este proyecto hay también emprendedores como Sira de la Cova, ingeniera de telecomunicaciones, que ha fundado Shot & Shop, un buscador virtual que reconoce prendas de ropa a través de una foto. “Sé lo duro que es empezar de cero, crear el equipo, lo importante que son las personas”, asegura. “Quiero que EL ESPAÑOL sea el periódico de todos, donde nos sintamos todos identificados y donde se hable de la verdad”.

Marta, que trabaja en el sector inmobiliario, pide al nuevo proyecto que sea “independiente”. Gerardo cree que no debe depender “de grandes empresas o grupos de presión” para decir “lo que tenga que decir, le venga bien a unos, a otros, o no le venga bien a nadie”. Miguel Sanchís, una de las caras del telediario de TVE durante dos décadas, apuesta por un “caballo ganador” que vuelve a “revolucionar el medio periodístico”.

Estos accionistas, cinco mujeres y cinco hombres, visitaron el miércoles las instalaciones de EL ESPAÑOL. Se pasearon por una gran planta, de momento vacía, donde se irá construyendo, poco a poco, la redacción que ellos han contribuido a fundar.

Con ellos y con el resto de los alrededor de 2.000 inversores que han confiado en nuestro proyecto, Pedro J. Ramírez asumirá en los próximos días un compromiso público que sumará derechos específicos a los que les garantiza el Derecho Mercantil.

¿Quieres invertir? Hasta el 28 de febrero puedes hacerlo por primera vez o bien ampliar la inversión. Con tan solo hacer click aquí.

“La campaña de ‘crowdfunding’ de EL ESPAÑOL puede llegar a un millón y medio de euros”

Daniel Oliver, fundador de la plataforma Creo en tu Proyecto y presidente de la Asociación Española de Crowdfunding, explica los detalles de la campaña de financiación colectiva que concluye el 28 de febrero. 


Apenas 24 días después de iniciar su operación de crowdfunding, EL ESPAÑOL ronda los 1.750 inversores y se acerca al millón de euros. Unas cifras que otorgan al proyecto el récord de financiación colectiva digital en España por delante del juego de mesa Heroquest (680.000 euros) y de la empresa de drones Hemav (450.000).

Estas cifras no serían posibles sin el respaldo de Daniel Oliver, fundador de la plataforma Creo en tu Proyecto y presidente de la Asociación Española de Crowdfunding. “La campaña de EL ESPAÑOL es bastante honesta”, explica Oliver en el vídeo que acompaña a este artículo. “No se está persiguiendo a inversores profesionales y se ha puesto un límite a la inversión. No veo ninguna razón por la que la recaudación no llegue al millón y medio de euros”.

La operación de crowdfunding de EL ESPAÑOL concluye el 28 de febrero. Hasta entonces cualquiera puede invertir en el medio en las mismas condiciones que su equipo promotor. El éxito inicial ha llevado a los fundadores a modificar los términos iniciales de la campaña elevando la inversión máxima hasta los 10.000 euros y permitiendo a quien ya es accionista aumentar su inversión.

Hasta ahora ningún medio ha logrado superar el récord de la web holandesa ‘De Correspondent’, cuya operación de crowdfunding logró hace dos años 1,38 millones de euros de 18.933 personas en un mes. “Nuestra campaña era un poco distinta porque no ofrecíamos acciones”, explica a EL ESPAÑOL su editor Ernst-Jan Pfauth. “Solicitábamos 60 euros que daban derecho a una suscripción. Algunos nos dieron dinero extra en concepto de donación”.

¿Está la cifra de los holandeses al alcance de este diario? Oliver está convencido de que sí pese a la renuencia de los españoles a invertir y a mover dinero por Internet. “El crowdfunding de inversión impone unos requisitos legales mucho más elevados”, explica. “Exige aportar más información y más seguridad a los inversores. Superar esa reticencia a invertir es una necesidad de la economía española. El 90% de las empresas pequeñas dependen de los bancos para financiarse. En Estados Unidos el porcentaje apenas llega al 30%”.

Según Oliver, la financiación colectiva es una garantía de futuro para cualquier compañía: “El crowdfunding aporta ciertas ventajas competitivas. Si tus clientes y tus suscriptores son tus accionistas, es una situación muy buena”.

Podemos llena Sol y se mira en Syriza

Vídeo: 93metros

Pablo Iglesias lidera la marcha entre las banderas de Grecia y de la izquierda helena. Juan Carlos Monedero insiste en que su partido es una alternativa de Gobierno.

Vídeo: 93metros

Pablo Iglesias lidera la marcha entre las banderas de Grecia y de la izquierda helena. Juan Carlos Monedero insiste en que su partido es una alternativa de Gobierno. Cientos de pancartas contra la corrupción y contra Mariano Rajoy.

[su_button url=”http://lab.elespanol.com/marcha31e/” target=”blank” style=”flat” background=”#fd6b6e” size=”5″ wide=”yes” center=”yes” radius=”0″]Así te lo hemos contado[/su_button]

El récord anterior: la empresa catalana de drones que reunió 450.000€ en sólo seis días

Unas semanas antes de que se desvelara el nombre de EL ESPAÑOL, unos ingenieros aeronáuticos catalanes recaudaron casi medio millón de euros en una operación de crowdfunding similar. Su empresa se llama Hemav y se proponía lograr 450.000 euros.

Unas semanas antes de que se desvelara el nombre de EL ESPAÑOL, unos ingenieros aeronáuticos catalanes recaudaron casi medio millón de euros en una operación de crowdfunding similar. Su empresa se llama Hemav y se proponía lograr 450.000 euros. Logró el objetivo en menos de una semana. Un éxito que sus fundadores atribuyen al valor de sus servicios, a su vocación emprendedora y a su espíritu innovador.

La operación de crowdfunding de la empresa catalana tuvo lugar entre octubre y noviembre del año pasado y se llevó a cabo en la plataforma Crowdcube. Sus responsables querían ofrecer una oportunidad a quienes habían confiado en su proyecto y a la vez abrir el accionariado a grandes empresas y fondos de inversión.

Al principio habían pensado en una ronda en primavera para familiares y amigos. Pero la demora de la legislación les obligó a retocar los plazos y les convenció de que merecía la pena lanzar en otoño una ronda abierta a cualquier inversor. Según explica Xavi Alba, responsable de comunicación de la empresa, reunieron unos 200.000 euros durante los primeros cinco días y hasta 250.000 euros en el sexto y último día de la ronda de inversión. “Aquello fue una locura”, explica Alba. “Los inversores empezaron a ver que las cifras subían y sintieron miedo de quedarse fuera”.

Hemav nació hace tres años como un proyecto universitario y poco a poco se ha ido convirtiendo en una empresa puntera. Sus fundadores desarrollaron primero un prototipo de avión cuyo punto fuerte era la eficiencia energética. Aquello les ayudó a ganar un concurso y a lograr una subvención europea y les llevó a embarcarse en este proyecto empresarial.

En apenas cinco meses, Hemav ha facturado unos 200.000 euros. Sus promotores cuentan con el aval de la Agencia Espacial Europea y han reunido una amplia cartera de clientes en sectores como la agricultura, la comunicación o la electricidad. “Nosotros utilizamos los drones como una herramienta de trabajo”, explica Alba. “Hoy cualquiera puede comprar un dron en Mediamarkt. Lo que nosotros ofrecemos es soluciones que los usan para resolver problemas en cada sector”.

Hoy por hoy Hemav tiene unos 15 empleados y abrirá este año delegaciones en Madrid y en Extremadura. Al lanzar su operación de crowdfunding, se comprometieron a usar el dinero recaudado a cambiar su modelo de negocio. Hasta ahora ofrecían a sus clientes un servicio. Ahora quieren empezar a ofrecer un producto: un dron que pueda usar cualquier cliente sin necesidad de enviar un operador.

Uno de los mejores ejemplos de la capacidad de innovar de Hemav es su actividad en el sector agrícola, que explican en detalle en esta página. “Nosotros procesamos por ejemplo los datos de un campo con drones equipados con una cámara multiespectral”, explica Alba. “Así tenemos información sobre el estado de los cultivos y averiguamos si faltan nitratos o si es necesario poner más fertilizante. Nuestros clientes ahorran costes y mejoran el rendimiento de su explotación”.

La agricultura no es el único sector en el que se mueve Hemav. Según explican aquí, sus drones revisaron hace unos meses los 800 kilómetros de la red de alta tensión catalana. “Hasta ahora tenía que subir un técnico a cada uno de los postes”, dice Alba. “Ahora sustituimos el técnico por un dron equipado con una cámara térmica que capta temperatura de cada elemento. Cogemos estos vídeos y nuestros expertos elaboran un informe. Eso ayuda a prevenir accidentes y ahorra tiempo y dinero a las empresas y a la administración. Son procesos que antes podían lleva hasta tres meses y que ahora hacemos en un mes”.