El monje de Montserrat votó por correo pero no dice por quién

IMG_0023

Bernabé Dalmau es el mayor de ocho hermanos. “A todos los casé yo”, dice con orgullo. No es sólo el sacerdote de cabecera de su familia. Es también uno de los monjes más antiguos de la Abadía de Montserrat, donde vive desde hace 55 años.

Reportaje gráfico: David López Frías

Los otros capítulos de la serie ‘Espejos de Cataluña’:

El rey de los ‘castells’ / El decano de la Boqueria / La sobretituladora del Liceu / El retratista de la Rambla / El exportador de cava

Bernabé Dalmau es el mayor de ocho hermanos. “A todos los casé yo”, dice con orgullo. No es sólo el sacerdote de cabecera de su familia. Es también uno de los monjes más antiguos de la Abadía de Montserrat, donde vive desde hace 55 años.

Bernabé Dalmau (Igualada, 1944) no se moverá este domingo de Montserrat: “Es que yo ya he votado, ¿sabe? Lo he hecho por correo como hacemos las tres cuartas partes de los monjes. Hay un monje encargado de llevar el control de los DNI. Elegimos papeleta, rubricamos con firma electrónica y votamos. Es mucho más cómodo que bajar al pueblo”, explica sonriente.

No se pronuncia sobre sus preferencias políticas ni se presta a pronósticos porque así se lo han pedido desde la dirección de la abadía. Es la única condición que impone Montserrat para la entrevista: “Nada de preguntas sobre la independencia. Son las normas. Montserrat es de todos y no queremos que haya malos entendidos ni discusiones relativas al proceso”.

Yo acepto las reglas. Pero Bernabé no rehúye hablar de las elecciones aunque sea de forma tangencial. “Siempre voto. Con responsabilidad y emoción. No falto a unas elecciones autonómicas ni a unas generales. Yo nací en pleno franquismo por lo que soy un enamorado de la democracia y creo que es un derecho que hay que ejercer”.

Los únicos comicios que se suele saltar son los municipales porque son “los que menos nos afectan”. El monasterio depende de Monistrol de Montserrat, un pequeño pueblo situado a los pies de la montaña. Pero a efectos prácticos se podría decir que es el municipio de Monistrol el que depende económicamente del monasterio. La montaña de Montserrat no tiene ayuntamiento pero genera casi toda la actividad laboral de la comarca.

Monistrol es un pueblo que no llega a los 3.000 habitantes. No tiene industrias ni servicio. Por la Abadía pasaron 2,4 millones de personas el año pasado.

“Muchos de los habitantes del pueblo trabajan en la Abadía”, dice el monje. “Si conocemos a algún concejal del Ayuntamiento es porque trabaja aquí y lo vemos de vez en cuando”.

IMG_9978

Un niño cantor

En Montserrat sólo quedan tres monjes que procedieran de la legendaria escolanía del monasterio. Bernabé Dalmau es uno de ellos. La escolanía es una coral que hace giras por todo el planeta. Su canal de Youtube cuenta un millón y medio de visitas.

“Nací en el seno de una familia muy religiosa, muy cristiana y muy catalana”, explica el monje. “No sé por qué me trajeron aquí a cantar con nueve años ya que nunca destaqué por cuestiones musicales. Pero el hecho es que estuve aquí hasta los 13. El ambiente me pareció tan agradable que empecé a plantearme la idea de ingresar como monje y con 16 años volví para quedarme”.

Dalmau se licenció en Teología y en su proceso de preparación pasó por Estrasburgo y Roma. Con 28 años y ya ordenado sacerdote, volvió al monasterio y se quedó aquí a vivir.

Además de monje es escritor y editor. Empezó a escribir como distracción para pasar los ratos muertos. En 2016 cumplirá 30 años como director de la revista Documents d’Esglesia, una publicación mensual de 64 páginas que se edita desde 1966 y que recoge detalles del mundo católico en catalán.

Dalmau ha escrito una veintena libros, todos ellos de divulgación cristiana. “Siempre tengo tres libros en mente. El que sale, aquél en el que estoy trabajando y el que estoy proyectando”. Es el autor de títulos como Envejecer con dignidad o Manual cristiano de autoestima. Sus dos ocupaciones confluyen y aprovecha muchos de los textos de la revista para sus libros y viceversa. “Es muy catalán esto de aprovecharlo todo”, reconoce con una sonrisa pícara.

Al igual que Bernabé, la mayoría del medio centenar de monjes que viven en el Monasterio estarán pendientes del televisor el domingo para seguir el transcurso de las elecciones. “Claro que tenemos tele, ¿qué se cree? Una sala con una pantalla muy moderna y unos asientos bien cómodos. Tenemos hasta Internet. De hecho, cada monje tiene su propio ordenador para trabajar”, explica con gracia.

“Cada mañana rezamos una plegaria que se transmite por la radio y por Internet”, dice Dalmau. “Fíjese: una de mis hermanas se despierta todos los días escuchándome desde su casa y alguno oye esa plegaria en el coche, de camino a su trabajo”.

IMG_0051

 

Una abadía menguante

El monje tiene siete hermanos y 22 sobrinos, que a su vez tienen 22 hijos. “¿Curioso, eh? Pues uno de estos pequeños acaba de entrar a cantar en la Escolania de Montserrat en la que yo entré”, dice Dalmau, que no cree que ninguno de estos jóvenes vaya a heredar su vocación.

“En mi época era mucho más habitual hacerse monje”, explica. “Luego llegó la Transición y con ella el Estado del Bienestar y una sociedad más materialista. Cambió la forma de transmitir la fe. Hace ya tiempo que se ha reducido el número de personas que quieren ordenarse sacerdotes. Antes pensaba que tal vez fuese mejor así, que me parecía mejor que fuésemos pocos pero buenos. Ahora pienso que igual somos demasiado pocos”.

Dalmau entiende que este desinterés por la fe es “fruto de una carencia importante de cultura religiosa”. A pesar de esta presunta disminución de interés por la fe entre los más jóvenes, Dalmau no cree que los monjes vayan a desaparecer nunca de Montserrat. Aquí hay monjes de todas las edades. “El más mayor tiene 93 años y es el único que llegó antes de la Guerra Civil. El más joven tiene 23 y la próxima semana recibiremos a unos candidatos que rondan los 40 años”.

La transmisión de la fe es una de las razones por las que la vida monástica atrae cada vez a menos gente. Los horarios de los monjes podrían ser otro de los motivos: “Nos levantamos a las cinco y media y a las seis rezamos la primera plegaria durante tres cuartos de hora. Después tenemos tiempo para una plegaria personal libre que cada uno realiza como cree conveniente. Leyendo, en su habitación, paseando… Así hasta las 7:30, cuando hacemos la segunda plegaria conjunta del día. A las ocho almorzamos. Luego tenemos tres horas de trabajo y a las 11 celebramos la misa de comunidad”.

A esa hora es cuando llegan los turistas y los monjes se retiran a trabajar hasta la una y media, que es cuando se juntan para comer. A las tres hacen otra plegaria y siguen trabajando. “En torno a las nueve y media ya puedes estar durmiendo”, dice el monje. “Como puede comprobar, tenemos un horario bastante europeo”.

“Llevamos en la montaña más años que la propia virgen”, dice Dalmau. “En 1023, el Abat Oliva trajó a este monasterio a los primeros monjes procedentes del Ripollés. Los estudios aseguran que la imagen de la virgen llegó a la montaña en torno al año 1200. Llegamos casi 200 años antes que ella” explica entre risas.

El monje es un ferviente defensor de la ciencia y salpica su relato con datos probados: “No me gustan las leyendas. Soy más de hechos contrastados”.

IMG_0023

Una ‘Moreneta’ blanca

No da por buena ninguna de las leyendas que existen en torno al color negro de la piel de la Virgen de Montserrat, conocida por los catalanes como La Moreneta. “Su color negro se debe a la oxidación del material con el que está fabricada la figura”, dice. “Las sucesivas restauraciones conllevaron que los restauradores pintasen la cara del color que la veían. Como cada vez estaba más oscura, al final la acabaron pintando de negro. De hecho, se sabe que la aplicación de ese color en su cara data de una restauración practicada hace 150 años”. Dalmau apunta una curiosidad: “En el altar de la Basílica de San Pedro del Vaticano hay una figura de una Virgen de Montserrat que procede de Brasil y que es totalmente blanca”.

Dalmau ampoco cree el mito que dice aquí se guarda el Santo Grial. “Ésa es otra leyenda que se popularizó en el siglo XX, pero no he encontrado referencias anteriores. Es algo que procede de la afición de Hitler por Wagner. En su ópera Parsifal hablaba de que un grupo de guerreros protegían el cáliz de Cristo en una singular montaña sagrada llamada ‘Montsalvat’. El parecido con Montserrat y la particular orografía de nuestro monte llevó a los nazis a pensar que aquí podría hallarse el grial. Un día vino Himmler a visitar el monasterio. Lo atendió un monje que hablaba alemán. Estuvieron hablando cerca de dos horas, se dio un paseo por la abadía… y tal y como vino se marchó”.

Dalmau acaba la entrevista y se recoge a sus aposentos para seguir trabajando. Espera con impaciencia los resultados de las elecciones y cree que tendrán mucho seguimiento entre los monjes: “Hay mucho interés por todas las noticias que se producen en nuestro entorno. Recuerdo que nunca se congregaron más monjes en torno al televisor que el 11 de septiembre de 2001, cuando atentaron contra las Torres Gemelas”.

La tele no es uno de los divertimentos preferidos de Dalmau. El monje prefiere acceder  a la información por Internet. Antes de marcharse confiesa: “A lo que no he conseguido aficionarme es a eso [se toca varias veces la palma de la mano con el dedo índice] a eso del móvil”.

Y se despide con una carcajada.

Lee la serie ‘Espejos de Cataluña’:

El rey de los ‘castells’ / El decano de la Boqueria / La sobretituladora del Liceu / El retratista de la Rambla / El exportador de cava

9341buena

Las mejores historias de la campaña electoral

Captura de pantalla 2015-05-23 a la(s) 17.15.12

Las elecciones municipales y autonómicas de este 24 de mayo son una prueba para las costuras políticas que tradicionalmente ha tenido España. Aunque nuestro periódico nacerá en otoño, en EL ESPAÑOL no hemos querido estar al margen de esta cita. Así te hemos contado la campaña.

Las elecciones municipales y autonómicas de este 24 de mayo son una prueba para las costuras políticas que tradicionalmente ha tenido España. Aunque nuestro periódico nacerá en otoño, en EL ESPAÑOL no hemos querido estar al margen de esta cita. Así te hemos contado la campaña en nuestro blog:

España en cifras

Captura de pantalla 2015-05-23 a la(s) 16.09.24

En este especial, coordinado por Antonio Delgado, te permite acceder a miles de datos de población, deuda, paro o destino de fondos públicos para que tengas toda la información antes de votar. Entra haciendo click aquí.

La batalla de Madrid

La alcaldía de Madrid siempre ha tenido una importancia estratégica en los cálculos electorales del PP y el PSOE. En 2015, la batalla está más abierta que nunca.

Daniel Basteiro siguió junto a Adriano Morán y Javier Álvarez, de 93 metros, a los cuatro candidatos con más posibilidades de convertirse en alcaldes: Esperanza Aguirre (PP), Manuela Carmena (Ahora Madrid), Antonio Miguel Carmona (PSOE) y Begoña Villacís (Ciudadanos). El resultado, en estos vídeos y textos:

Radiografía de los votantes

Captura de pantalla 2015-05-23 a la(s) 16.34.10

Kiko Llaneras ha estudiado todas las encuestas para explicar, con textos y gráficos, el perfil de los votantes y sus intenciones de cara a estos comicios clave.

Las urnas en Cataluña

2208

En Cataluña no hay elecciones autonómicas. Están previstas para el 27 de septiembre, pero lo que pase este domingo condicionará la larga precampaña electoral y, según algunos, hasta un aplazamiento de la cita anunciada por Artur Mas.

Reportajes fotográficos: Alberto Gamazo.

Socorro: ¡#nopuedovotar!

Captura de pantalla 2015-05-23 a la(s) 16.49.10

Puedes intentarlo de muchas maneras, pero si estás en el extranjero, quieres utilizar tu DNI electrónico o un juez ha declarado tu incapacidad total, todo son trabas. Te ofrecemos tres reportajes que te harán pensar sobre las grietas de uno de los derechos fundamentales:

Aragón, Extremadura, Murcia…

Captura de pantalla 2015-05-23 a la(s) 16.54.39

Un total de 13 comunidades autónomas decidirán su suerte este domingo. En EL ESPAÑOL hemos querido acercarnos a muchas de ellas para contarte sus realidades y preocupaciones:

Foto de portada: IU El Viso

Por qué es tan difícil votar desde el extranjero: el problema en tres gráficos y un mapa

votos-cera

Sólo 46.382 españoles han sido aceptados para poder votar en las elecciones de este domingo. Una cifra que supone un 20% menos que en las elecciones autonómicas de 2011 y un 55% menos que en las de 2007. Los residentes temporales que podrán votar son aún menos: 7.055 personas. Usa el ‘hashtag’ #NoPuedoVotar para hacernos llegar tu historia.

También en EL ESPAÑOL:

Por qué no puedes votar en internet con el DNI electrónico

Sólo un 5% de los residentes permanentes en el extranjero podrán votar este domingo. El porcentaje corresponde a 46.382 españoles. Un 20% menos que en las elecciones autonómicas de 2011 y un 55% menos que en las de 2007. Los residentes temporales que podrán votar son aún menos: 7.055 personas. Usa el ‘hashtag’ #NoPuedoVotar para hacernos llegar tu historia.


Irene Serrano reside en Montreal desde 2011. El pasado 26 de abril publicó un post donde explicaba las dificultades que tuvo al intentar pedir el voto para participar en las elecciones de este domingo. El caso de Irene no es único. Cientos de españoles que residen de forma temporal o permanente en el extranjero han utilizado las redes sociales para dar a conocer sus problemas a la hora de poder ejercer este derecho.

Las principales trabas se resumen en problemas para registrarse en los consulados y embajadas, así como en el retraso en la recepción de la documentación asociada y de las papeletas. La periodista María Navarro ha recopilado en un post algunos testimonios.

¿Por qué ocurre esto?

Para entenderlo hay que remontarse a enero de 2011. En esa fecha, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero introducía modificaciones en la Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General. El cambio legislativo mermó el derecho a sufragio de los españoles permanentes en el extranjero. Están excluidos del voto en las elecciones municipales y sólo pueden votar en elecciones autonómicas, generales y europeas así como en los referéndums. El derecho a sufragio en comicios municipales queda relegado únicamente a aquellos inscritos como residentes en España y afincados de forma temporal en el extranjero.

En el caso de los residentes permanentes fuera, la ley no sólo limita el derecho de voto sino que para hacerlo deben seguir un largo y pesado proceso burocrático que empieza con la inscripción en el Censo Electoral de Residentes Ausentes en el Extranjero (CERA). La inscripción se debe hacer al menos dos meses antes de la convocatoria oficial de elecciones. Luego se debe hacer la posterior solicitud del ruego del voto en los plazos establecidos. Como novedad este año, el trámite se pudo realizar de forma telemática, pero es necesario disponer previamente de un certificado digital o una clave de tramitación telemática que se envía de forma ordinaria a todos los censados. Irene Serrano no contaba con el certificado y la clave de tramitación nunca llegó a su domicilio. Irene explica que incluso revisó en noviembre de 2014 si en el censo aparecía bien su dirección. “Jamás he tenido problemas con el correo”.

La última opción es enviar la solicitud por correo postal o por fax. Esta fue la opción que eligió Irene y tampoco funcionó. El fax no respondía.

¿Cómo se compone el censo electoral?

El censo electoral se compone de los españoles residentes en España (CER), de los electores residentes-ausentes que residan en el extranjero (CERA) y de los extranjeros residentes en España (CERE). Los españoles en el extranjero deben estar previamente inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) para poder ejercer su derecho a voto.

Frente a esta clasificación, nos encontramos a los españoles que residen de manera temporal fuera de España. En este caso, también tienen que rogar el voto y registrarse como no residentes en el Registro de Matrícula Consular. A este censo se le conoce como ERTA.

¿Qué problemas hay?

El primer problema es inscribirse en el CERA. Si un español vive en la capital de un país o en un sitio donde haya un consulado, tiene fácil el desplazamiento a la oficina consular. Pero si vive en algún otro punto, deberá conocer si la embajada o el consulado permite la inscripción a distancia mediante el envío de la documentación por correo ordinario o mensajería. Si no, tendrá que desplazarse hasta allí con el consiguiente gasto económico. Los residentes temporales no tienen otra opción: tienen que ir presencialmente a la oficina consular a pedir la inscripción y rogar el voto.

Algunos españoles también se han quejado de que al intentar inscribirse y rogar su voto como ERTA se les ha instado a que se dieran de alta en el CERA con la consiguiente pérdida de derechos como el acceso a la sanidad pública en España.

Los que hayan podido llegar hasta aquí tienen que superar un trámite más: recibir a tiempo las papeletas electorales. No siempre sucede. Hasta los funcionarios de la embajada española en Australia han dicho en Twitter desde la cuenta oficial que ellos tampoco las han recibido.

Incluso la Junta Electoral Central ha reconocido que existen dificultades para que puedan ejercer su derecho a voto los españoles residentes en el extranjero. Los plazos son insuficientes y el envío postal no es eficiente, pero declara que son circunstancias ajenas a su competencia. La JEC responde así a una queja presentada por Izquierda Unida.

¿Cuántos pueden votar en las autonómicas?

El número de españoles en el extranjero censados (CERA) para ejercer su derecho a voto en las próximas elecciones autonómicas es de 919.082 personas pero solo 46.382 han sido aceptadas al rogar el voto. Es decir, el 5% de los censados.

El censo CERA para 2015 es un 30% superior al de los anteriores comicios de 2011. Pero si comparamos respecto al número de solicitudes de votos aceptadas, éstas han bajado un 20%.

La Oficina del Censo Electoral publicó este lunes los datos provisionales de españoles residentes de forma permanente en el extranjero (CERA) que han sido autorizados para poder ejercer su derecho al voto. Al ser cifras provisionales, de momento no se conocen las cifras de los españoles que han solicitado el voto y a los que les ha sido denegado. En las elecciones autonómicas de 2011 fueron aceptados 58.097 y fueron rechazados 11.137.

votos-cera

En las elecciones locales y autonómicas de 2007, comicios en los que todavía los residentes españoles permanentes podían elegir alcalde en su municipio, las solicitudes de voto por correo aceptadas superaban la cifra de 100.000. Es decir, un 55% más de solicitudes que las enviadas en los comicios de este domingo.

En el mapa superior puedes ver el porcentaje de solicitudes aceptadas respecto al censo electoral (CERA) para las elecciones autonómicas. El país desde donde se han recibido más solicitudes de voto rogado de los españoles con residencia permanente fuera ha sido Francia con 8.659 ruegos, seguido de Alemania (5.186) y Argentina (4.344). Unas cifras que representan el 8,23%, 10,12% y el 2,95% respectivamente del total de españoles censados en esos países.

ranking-paisesNo se conoce el número exacto de españoles residentes en el extranjero de forma temporal. Pero sí el número de ellos que han rogado el voto y han sido aceptados en estas elecciones: 7.055 personas. Esta cifra supone sólo el 1% de las solicitudes de voto por correo de los residentes en España.

¿Qué dicen los partidos?

El PSOE, partido que aprobó la ley durante su mandato, es ahora uno de los que han pedido la eliminación del voto rogado. En la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados del 23 de octubre de 2013, la diputada socialista Carmela Silva Rego explicaba que la intención fue la de dotar de mayores garantías el voto en el exterior. Pero dijo que después de tres años con la norma en vigor sus efectos les habían obligado a reflexionar sobre unos resultados no deseados debido a la brusca caída de participación electoral.

Colectivos como Marea Granate y partidos políticos como UPyD e Izquierda Unida han instado en varias ocasiones a suprimir la figura del “voto rogado”. La última de ellas, se produjo el 12 de mayo, cuando el senador Iglesias Fernández de IU preguntaba al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, acerca de las iniciativas llevadas a cabo.

¿Qué se dice en las redes?

En la última semana, 1.612 usuarios de Twitter han enviado 2.630 tuits relacionados con los problemas con el voto desde el extranjero. Han usado el hashtag #sinvoznivoto junto con otros como #24m, #votorogadovotorobado, #votorobado y #pucherazoelectoral. Entre otros asuntos, se promueve una concentración este domingo frente a las embajadas o los consulados en señal de protesta. En este grafo puedes ver cómo se ha distribuido el hashtag.

grafo-sinvoznivoto

También se ha promocionado por redes sociales este vídeo revindicativo realizado por miembros de Marea Granate en Nueva York.

¿Te podemos ayudar?

En EL ESPAÑOL queremos contar tu historia. Ponte en contacto con nosotros si vives fuera de España de forma permanente o temporal y has sufrido el proceso del voto rogado en estas elecciones. Rellena el siguiente formulario o utiliza en Twitter el hashtag #NoPuedoVotar para hacernos llegar tu testimonio.

Nota: Tu forma de contacto sólo la usaremos para comunicarnos contigo en caso de necesitar ampliar la información que nos facilitas para realizar una historia periodística. No utilizaremos tus datos para ningún otro fin.

También en EL ESPAÑOL:

Por qué no puedes votar en internet con el DNI electrónico