UPyD contraataca: cambiará la estrategia, la imagen y las caras antes de las generales

635767284484271473wLa dirección del partido magenta ha puesto en marcha un calendario y una serie de modificaciones de fondo para voltear las encuestas. Primero las bases elegirán candidato a la Presidencia del Gobierno y después se celebrará una conferencia política para redefinir la línea de actuación. La prioridad es poner en marcha otra forma de comunicar su mensaje.

En la imagen, Andrés Herzog y Rosa Díez el pasado 1 de septiembre. / EFE

635767284484271473w
Andrés Herzog y Rosa Díez el pasado 1 de septiembre. / EFE

La dirección de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) no se rinde. El futuro del partido magenta se decidirá en las próximas elecciones generales. Tanto los últimos resultados en las urnas como las encuestas no son halagüeños para la formación. Por ello, su líder, Andrés Herzog, y el resto del Consejo de Dirección trabajan para intentar voltear los pronósticos. Su intención consiste en aprobar una serie de cambios de fondo antes de los comicios que se celebrarán en diciembre. Además de redefinir e implementar una nueva estrategia, pretenden introducir otras modificaciones de carácter estético, como crear un nuevo logo, apostar por otros rostros como portavoces y hasta retocar la definición de sus siglas.

Una vez concluido el plazo para presentar candidatura a las elecciones generales, el próximo 12 de septiembre se celebrarán las primarias para elegir aspirante a la Presidencia del Gobierno. Habrá media docena de aspirantes, pero quien tiene todas las papeletas para lograr la victoria es Andrés Herzog, nombrado líder del partido en sustitución de Rosa Díez en el congreso extraordinario celebrado el pasado julio. Cuando sea elegido, pondrá en marcha un calendario que detallan a EL ESPAÑOL fuentes del partido magenta.

“El abogado defensor de los españoles”

Los planes de Herzog consisten en convocar una conferencia política que se celebraría en el tercer fin de semana de septiembre, los días 18 y 19. En dicho cónclave, se plantearían los cambios de fondo que el portavoz y sus colaboradores consideran necesarios para conseguir la supervivencia del partido, abocado a la marginalidad o incluso la desaparición según todos los sondeos. En UPyD confían en que finalmente los españoles garantizarán con sus votos la existencia de sus siglas. Unas siglas que no cambiarán, pero que pueden ser “mejoradas”, según las citadas fuentes. Habrá sorpresas, por tanto, en la definición del partido. Los dirigentes magentas también quieren mejorar su estética con un cambio de logo. En suma, un cambio total de la imagen corporativa.

Ahí se enmarca el cambio más profundo de UPyD, que tiene que ver con su estrategia electoral. Desde su creación, casi ocho años atrás, el partido magenta ha estado ligado indefectiblemente a la figura de su fundadora y primera portavoz, Rosa Díez. Una vez que ella ha renunciado como consecuencia de los últimos resultados electorales, es obligado un cambio en la forma de reclamar el voto. La exportavoz hará campaña, sí, pero en un segundo plano.

La idea consiste, por tanto, en potenciar el perfil público de su nuevo líder, Andrés Herzog, según confirman a este diario fuentes oficiales del partido. UPyD quiere presentar a su portavoz como “el abogado defensor de todos los españoles”. Y es que Herzog es letrado de profesión y su carrera política se ha disparado en los últimos meses por su trabajo en las diversas causas judiciales emprendidas por los magentas contra la corrupción, como el caso Rato, el de las tarjetas black o las denuncias contra los Pujol.

UPyD_ok

“Huir de personalismos”

En la crisis interna que ha padecido UPyD en los últimos seis meses -desatada tras los malos resultados en las elecciones andaluzas de marzo- una constante han sido las críticas cruzadas sobre “problemas de comunicación”. La dirección que encabeza Herzog también se ha propuesto mejorar en esta línea estratégica. Y una de las primeras medidas ha sido cambiar a los portavoces del partido que van a los medios. La propia Rosa Díez o Carlos Martínez Gorriarán han dejado la primera línea mediática, aunque la primera sigue siendo el rostro del partido en el Congreso. Lo mismo ha ocurrido con Irene Lozano, que encabezó la candidatura alternativa a la de Herzog en el congreso de julio y ha quedado en una posición un tanto extraña, puesto que sigue siendo diputada del partido pero sus relaciones con el resto del grupo parlamentario no son las mejores.

El plan es “huir de personalismos” porque, como suele decir Herzog en privado a sus compañeros, “sin equipo no hay partido”. Ahora la eurodiputada Maite Pagaza, el diputado Julio Lleonart y el parlamentario vasco Gorka Maneiro son las nuevas caras visibles de la formación en los medios. Estos tres cargos públicos y el propio Herzog son los encargados de vender en las televisiones el mensaje de UPyD. Un mensaje que, según remarcan en el partido, no va a cambiar en el fondo, pero sí en la forma de presentarse.

Pese a los malos augures, la dirección quiere ser optimista. Y apuntan a dos motivos. El primero es aritmético: UPyD necesitaría un 3% de votos en Madrid para obtener un diputado y, recuerdan, en las últimas autonómicas, pese a la crisis del partido, consiguió un 2,4%, por lo que concluyen que “no es tan complicado mantener representación en el Congreso”. En segundo lugar, creen que en los sondeos “ya se ha tocado fondo” y ahora empezarán a repuntar. Todo ello, afirman, “con un liderazgo más amable” destinado a evitar la debacle que auguran las encuestas.

Fernández Díaz alega que Rato está en peligro para no dar explicaciones

La oposición ha pedido la dimisión del ministro del Interior durante su comparecencia en el Congreso para explicar su cita con Rodrigo Rato, imputado por el ‘caso Bankia’, en sede ministerial. El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha apoyado a Fernández Díaz: “A la oposición lo que le interesa es pescar en río revuelto”. Así se lo hemos contado.

La oposición ha pedido la dimisión del ministro del Interior durante su comparecencia en el Congreso para explicar su cita con Rodrigo Rato, imputado por el ‘caso Bankia’, en sede ministerial. El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha apoyado a Fernández Díaz: “A la oposición lo que le interesa es pescar en río revuelto”. Así se lo hemos contado.

21 reflexiones a vuelapluma sobre las elecciones del 24M

Ciutat-Vella-42

Las reacciones de Ada Colau, Manuela Carmena, Juan Vicente Herrera y Mariano Rajoy, la campaña de Esperanza Aguirre, el hundimiento de IU y de UPyD o el “daño” que ha hecho Juego de Tronos a la política española. Así queda el país tras los apasionantes comicios del 24M.

Ciutat-Vella-42
Ada Colau en campaña en Barcelona. Foto: Guanyem Barcelona.

1. Dice Ada Colau que un hipotético pacto de CiU con ERC y PSC para desalojarla de la alcaldía sería “un fraude de ley” y una alianza “contra natura”. Sorprende que una mujer teóricamente progresista recurra a un argumento tan reaccionario y meapilas como el del “orden natural de las cosas”. Nada más ordenadamente natural, por lo visto, que la superioridad moral de la izquierda. O que un enfermo de ébola sangrando por los ojos mientras los coágulos obstruyen sus órganos vitales. Habría que preguntarle a Ada si el más que probable pacto entre Badalona en Comú, PSC, ERC e Iniciativa para arrebatarle la alcaldía de Badalona al ganador Xavier García Albiol, que ha doblado en concejales al segundo más votado, es también un “fraude de ley contra natura” o algo mucho más ajustado al trino de los gorriones y los biorritmos de la madre Gaia.

2. Manuela Carmena, de 71 años, ha dicho que Esperanza Aguirre, que carga con 63 primaveras sobre sus hombros, es una “niña caprichosa” con “pataletas infantiles”. ¡Menuda condescendencia gastan las adolescentes de hoy en día! Como Carmena se cruce con Albert Rivera le pellizca los mofletes y le regala un Tigretón.

3. Ni la pérdida de 531 mayorías absolutas y de dos millones y medio de votos logró alterarle el pulso a Rajoy este lunes. Tuvo que ser Juan Vicente Herrera, el presidente de Castilla y León, el que forzara una reacción del jefe del Ejecutivo Nacional al pedir más o menos explícitamente su renuncia a presentarse como candidato a las futuras elecciones generales. Es fácil entender la frustración de Herrera y de buena parte de los barones del PP: cualquier día de estos Mariano se despierta de la siesta y descubre con sorpresa, tras leerlo en el Marca, que el presidente del Gobierno es él y no Alberto Contador.

4. El PSC y el PP están en Cataluña a un solo paso del extraparlamentarismo. Para el PP la noticia es mala, pero para el PSOE es catastrófica. Sin el voto catalán, el PSOE jamás volverá a ganar por mayoría absoluta unas elecciones generales en España.

5. Tras leer con atención el programa electoral de Ada Colau para Barcelona, que básicamente consiste en el exterminio de las fuentes de ingresos de una amplía mayoría de los barceloneses de clase media, es inevitable especular sobre quién va a pagar toda esta apología de la comuna y la autarquía de inspiración franquista. ¡Si hasta quieren crear una moneda local! Como decía un alto funcionario británico del muy austero Ghandi: “Si supiera este hombre la cantidad de dinero que nos cuesta mantenerle en la pobreza”.

6. Para Pablo Iglesias, el PSOE ya no es casta. Ahora son de los buenos. Como mucho, y si me apuran, castita. Una castita pequeñita. Nada grave. Pelillos a la mar. ¡Susana mon amour!

7. Cristina Cifuentes es en mi pequeño imaginario nihilista y liberal una Esperanza Aguirre 2.0. Una versión joven, moderna, corregida, mejorada, aumentada e infinitamente más cool que cualquier otro posible aspirante al trono de Rajoy. A diferencia del aburrido Alberto Núñez Feijóo, que viene a ser más de lo mismo y encima gallego para más déjà vu, Cifuentes es eso que los anglosajones llaman una game changer. Es decir alguien capaz de cambiar por completo las reglas del juego y sacar a la competencia del tablero a patadas. Así la describía Manuel Jabois en el diario El País hace un par de meses (cito de memoria): “Malasañera tatuada, republicana y agnóstica, partidaria del matrimonio homosexual, va a las asambleas del 15-M, partidaria de la cadena perpetua revisable, no entiende que el sistema penal esté enfocado a la rehabilitación del delincuente, habría prohibido la acampada en Sol”. Hay en esa simple descripción más programa de gobierno que en todo el PP de la última década. Aún mejor: en su partido, y especialmente en el sector más capillita del mismo, la odian. Lo cual la honra. Yo mismo la habría votado si fuera madrileño.

8. Hablando de Jabois. Esto dijo de él Salvador Sostres a raíz de una columna publicada en El País: “Los absurdos elogios de Manuel Jabois a Manuela Carmena representan la última estación del columnismo frivolón y falto de cualquier inteligencia, tan propio de los que se creen transgresores y graciosetes cuando en realidad no son más que vieja caspa políticamente correcta, carraca para entretener a chachas y peluqueras”. Si yo fuera Jabois, me lo tatuaba en la espalda con letras góticas un día antes de que me hicieran entrega oficial de mi sillón en la Real Academia.

9. La campaña de Esperanza Aguirre ha sido casi tan lamentable como la filtración de su declaración de la renta. Caótica, inconexa, confusa, desquiciada… Jaleada solo por sus fans más irredentos, Aguirre ha caído en la caricatura de lo peor de sí misma. Veremos cómo sale de ésta.

10. La práctica desaparición de IU, arrasada y fagocitada por un macho alfa mucho más joven y agresivo, no ha provocado más que indiferencia entre los españoles. Harían bien en no engañarse en IU con el éxito de las candidaturas de confluencia: su partido es ya un zombi político.

11. ¿Recuerdan cómo nos reíamos del Rajoy de la pantalla de plasma y de esas ruedas de prensa sin preguntas a las que los periodistas asistían con el único objetivo de tomar notas al dictado y reproducirlas como cotorras en sus medios? Por suerte, las cosas han cambiado. A peor, como suele suceder en este país. Aguirre propone un pacto para desbancar a Carmena de la alcaldía y Antonio Miguel Carmona responde, con gran respeto por el ciudadano, vía Twitter. Un poco más y Carmona dibuja la respuesta con plastidecores tras echarse una partidita a la Xbox y comerse un bocadillo de Nutella. Y el periodismo de este país, encantado y reproduciendo el tuit con entusiasmo. Tenemos lo que nos merecemos.

12. A Rajoy le ocurre como a Robert Neville, el protagonista de la novela ‘Soy leyenda’, escrita por Robert Mathison en 1954. En el libro, Robert Neville es el único superviviente de una pandemia que ha convertido al resto de los seres humanos en vampiros a los que él da caza. Al final de la novela, Neville comprende que en ese nuevo mundo apocalíptico habitado por seres extraños y amenazadores, el monstruo es él. De Rajoy sorprende esa constante defensa de la “normalidad” y la “previsibilidad”. Ese reaccionar a cualquier propuesta de sus adversarios o incluso de su propio partido con un “esto es un lío”. Porque cuando todos a tu alrededor son extravagantes e imprevisibles… es que el friki eres tú. Cuando Rajoy abandone el cargo ni siquiera disfrutará de esa extraña forma de reconocimiento que es el odio. Tanta indiferencia dejará como indiferencia ha demostrado hacia los ciudadanos del país que preside.

13. Las dificultades rocambolescas de Susana Díaz para formar gobierno en Andalucía van a parecer peccata minuta cuando Podemos y Ciudadanos, que a fin de cuentas han quedado sensiblemente por debajo de los resultados que les auguraban sus mejores encuestas, empiecen a conceder y denegar apoyos en función de sus intereses electorales de cara a las próximas elecciones generales. A día de hoy, ninguno de los dos partidos sabe si le conviene apuntalar al PSOE y al PP o hacerse los estrechos. O cómo hacerlo sin que se note demasiado. Y es que resulta difícil eso de mantener una apariencia prístina y virginal mientras te paseas por el patio político con las bragas en la mano.

14. El radicalismo de Podemos es “el conservadurismo de mañana inyectado en los asuntos de hoy”. Al tiempo. La frase no es mía sino de Ambrose Bierce.

15. UPyD ha conseguido lo impensable: que decenas de miles de españoles sientan pena por un puñado de políticos. Yo mismo estoy por adoptar a uno o dos de ellos.

16. Es probable que muchos en el PP crean sinceramente que lo que ha impedido que los españoles se percaten de los éxitos económicos logrados por el gobierno durante los últimos tres años ha sido su pésima política de comunicación. Hay antecedentes. En 2011 el sueldo de los consejeros de las 100 empresas más importantes de Gran Bretaña aumentó un 55% mientras que la riqueza de los 1.000 británicos más ricos lo hacía en un 20% (tras haber aumentado el año anterior un 30%). ¡Y tampoco nadie se lo agradeció a su gobierno! En España, por suerte, somos mucho más respetuosos con la privacidad financiera de nuestros caciques que los bárbaros británicos y por eso no disfrutamos de estadísticas similares.

17. Juego de Tronos ha causado estragos entre la clase política española y muy especialmente en su sector derecho. Monjas violadas, quema de iglesias, el fin de la civilización occidental, tertulianos colgados de ganchos, vivas a Cristo rey, la democracia en peligro, los distritos de Madrid convertidos en soviets… Cualquier día vemos un muro de hielo de doscientos metros de alto separando Serrano del resto de Madrid.

18. Cada vez es más habitual ver por las calles españolas carteles electorales en los que los candidatos han escondido a conciencia el logo de su propio partido. Uno no sabe ya si admirarles la vergüenza torera, la jeta morrocotuda o el cacao mental.

19. A ver lo que le dura la ilusión a los que creen que Carmena o Colau van a convertir Madrid y Barcelona en el paraíso del proletariado. No voy a ser yo el que les afee esas primeras semanas en las que darán rienda suelta a su afán de venganza (al menos una parte de sus víctimas se merecerán la que les va a caer encima). Pero veremos qué ocurre cuando tengan que empezar a gobernar de verdad y a gestionar la recogida de basuras. Ahí se verá si más allá del rencor y de un puñado de reclamaciones de puro sentido común hay ideas suficientes para administrar dos ciudades y cinco millones de habitantes.

20. Parece ser que de las cifras del paro sí que se ha acordado alguien. Dos millones y medio de ciudadanos, más concretamente. También es mala suerte para el PP que lo hayan hecho justo el día de las elecciones. ¡Ya se podrían haber acordado el lunes!

21. Yo voté por Carina Mejías, de Ciudadanos. Supongo que es de ley que los lectores lo sepan. Los motivos tienen menos que ver con su programa electoral (desastroso en algunos puntos) que con el hecho de que es la única candidata con la que he mantenido alguna que otra conversación interesante por email. Hay motivos peores para votar a alguien.


 

TAMBIÉN EN EL ESPAÑOL: 21 reflexiones a vuelapluma sobre las elecciones andaluzas

La derrota le cuesta al PP al menos cinco millones de euros

Es la cifra que podría perder con respecto a las subvenciones que recibió en 2011. Si el partido ha destinado a la campaña menos de lo asignado, recibe ayudas para cubrir esa cifra y las administraciones se ahorran el resto. Podemos y Ciudadanos aparecen, por primera vez, entre los más premiados.

Es la cifra que podría perder con respecto a las subvenciones que recibió en 2011. Si el partido ha destinado a la campaña menos de lo asignado, recibe ayudas para cubrir esa cifra y las administraciones se ahorran el resto. Podemos y Ciudadanos aparecen, por primera vez, entre los más premiados.

El revolcón en autonomías y municipios no sólo ha afectado a la composición de las administraciones públicas sino también al reparto de subvenciones asignadas a cada partido para costear la campaña electoral, vinculadas directamente a los resultados. A más votos y escaños, más euros. Eso sí, siempre se trata de cantidades asignadas. Lo que reciba finalmente cada formación dependerá de cuánto haya gastado en campaña, puesto que el sistema sólo subvenciona los costes reales.

Este sistema provoca que algunos partidos (ocurrió con Podemos en las elecciones europeas) gastan mucho menos de lo que acaban recibiendo y terminan por ahorrarle cientos de miles de euros a las arcas públicas. Otras veces ocurre lo contrario: que el PP gaste 2,5 millones más de lo que recibió en ayudas y el PSOE se pase de la cifra en 1,3 millones y que ambos partidos se endeuden más de la cuenta a la espera de obtener unos resultados que nunca llegan.

Con el escrutinio en una mano y las normas autonómicas y municipal en la otra, he realizado la mejor estimación posible de las cantidades asignadas a los principales partidos políticos. La cifra exacta y final dependerá de distintos aspectos: el gasto que pueda justificar cada uno de ellos, el baile final de cifras con los resultados definitivos (los correspondientes a las municipales han sido extraídos cuando el recuento estaba al 99,48% del escrutinio) y las asignaciones derivadas de algunas coaliciones no asignadas.
1

La caída del PP en los resultados se traduce en una caída en su asignación. En concreto, ha pasado de los más de 21 millones asignados en 2011 a poco más de 16 millones este año, lo que supone una pérdida de cinco millones de euros. Estas cifras representan los cálculos totales por escaño y voto, sumando autonómicas y municipales, no el dinero efectivamente recibido. De hecho, en 2011 el límite en concurrencia (que se marca cuando participan en más de un proceso electoral a la vez) impedía al partido superar los 19,2 millones de gasto, por lo que no podría justificar, en ningún caso, más de esa cifra.

A esto hay que sumarle, tanto entonces como ahora, unos 9 millones para sufragar el envío de propaganda electoral. En total, el reparto electoral les asignaría para 2015, si pueden justificar esos gastos, unos 25 millones de euros.

Según un artículo publicado en El País (la página web del partido no muestra su presupuesto de campaña), el partido había asignado a estas elecciones 20,5 millones de euros. Si ése fuera su gasto final, ahorrarían a las arcas públicas varios millones de euros. Al igual que el resto de los partidos, el PP no dice cuál ha sido su gasto final y por tanto no sabremos si ha gastado más o menos de lo que puede recibir hasta que se publique la fiscalización del Tribunal de Cuentas.

El PSOE también pierde en ayudas con respecto a los comicios de 2011 aunque de una forma menos brusca: pasa de 15,8 millones a los 13,8 consignados tras los resultados de ayer. Una merma que roza los dos millones menos. El partido recibiría además otros nueve millones para sufragar sus papeletas, una cifra muy similar a la del PP. En total, 22,8 milllones. ¿Los cobrará? El partido no informa de cuál es su presupuesto de campaña. Según la misma noticia de El País estaría establecido en 7,8 millones. Una cifra mucho menor que la asignada.

Los nuevos partidos

La aparición de Podemos y Ciudadanos les podría reportar cuantiosas ayudas. El partido liderado por Albert Rivera, que en 2011 sumó menos de 6.000 euros gracias a sus 12 concejales en las municipales, pega el salto y supera los 2,8 millones por escaños y votos en los comicios celebrados ayer. A esa cifra se suman otros 4,7 millones para envío de propaganda electoral, que se deben justificar por separado. Si  ha gastado ese dinero, el partido de Rivera puede llegar a cobrar hasta 7,5 millones de euros. Su presupuesto, según la web del partido, era mucho menor: apenas 1,25 millones de euros.

Podemos podría recibir más de tres millones por escaño y votos y casi millón y medio por envío de papeletas. Aunque el presupuesto de campaña no ha sido establecido, el sistema de microcréditos del partido (que supera por poco el millón de euros) no alcanza ni de lejos la suma de más de cuatro millones y medio que le tocaría en el reparto, por lo que será uno de los partidos que ahorre dinero a las arcas públicas.

El batacazo de UPyD también tiene castigo en euros: pasan del medio millón recibido hace cuatro años a sumar unos 800.000 euros para envío de papeletas; a superar por poco los 50.000 euros y 27.000 para propaganda. De 1.300.000 euros a 77.000.
2

Así se hace el reparto

Para alcanzar estas cifras se utiliza un complejo sistema de cálculo basado en los resultados. En concreto, en las municipales cada concejal vale 270,90 euros y cada voto, siempre que se haya obtenido representación, 0,45 euros tal y como se publicó en el BOE el pasado tres de abril. Las cantidades asignadas a cada formación no pueden superar el límite de gasto establecido en la misma normativa. A todo esto se le suma la ayuda por envío de propaganda electoral, que en 2015 ha sido de 0,22 euros por elector. Para acceder a estas subvenciones es necesario presentarse y obtener representación en la mitad de los municipios de una provincia.

Ésa es la razón por la que la candidatura de Ahora Madrid, centrada únicamente en la capital, se queda fuera de estas ayudas. Eso sí, le corresponden unos 285.000 en la asignación por concejales y votos. Teniendo en cuenta que, según el presupuesto publicado en su página web, prevén haber gastado menos de 160.000, podrían ahorrar más de 120.000 euros a las arcas públicas.

Barcelona en Comú, la candidatura ganadora en las municipales de Barcelona, sí tiene asignada una ayuda para reparto de papeletas (unos 255.000 euros). El motivo es que sus socios de coalición, Entesa e ICV, sí se representan en otros grandes municipios de la provincia. Esta subvención por papeletas se añade a la que reciben por escaños y votos (98.200 euros), lo que les daría un total superior a 350.000 euros. Según su propia página web, su presupuesto ha sido de 160.000 euros, con lo que su prudencia podría significar un ahorro a las administraciones públicas de casi 200.000 euros.

Por otro lado, cada autonomía tiene su particular sistema de distribución de ayudas y establece las cantidades que van desde los más de 20.000 euros por escaño en Madrid y Canarias a los 10.867 de Cantabria o los 10.205 euros de Castilla y León. Además, cada una de ellas marca los límites de gasto y el reparto de ayudas, si los hay, para sufragar el envío de papeletas.

Para poder recibir todas estas ayudas, las formaciones políticas tienen que presentar su contabilidad electoral al Tribunal de Cuentas entre 100 y 125 días después de las elecciones. Es este organismo el que, en su fiscalización, decide qué gastos han estado justificados, cuáles no y cuál es la cantidad que puede recibir cada partido según la asignación oficial.

Puesto que el reparto no llega hasta mucho después de las elecciones, los partidos deben financiar su campaña electoral adelantando el dinero, con préstamos o con sistemas de microcréditos como el de Podemos. Eso sí, las fuerzas políticas que ya han obtenido estas ayudas pueden pedir un adelanto de una parte para la próxima cita electoral del mismo rango.

PD. Gracias a Miguel Ángel Gavilanes por su ayuda con los diferentes sistemas para las autonómicas.

Este artículo fue publicado en el blog ‘El BOE nuestro de cada día’ que puedes seguir aquí.


Consulta la metodología de estos cálculos aquí

Así te contamos la noche electoral

Todos los detalles de la jornada con la opinión de Pedro J. Ramírez, la información de nuestros reporteros y los gráficos de Antonio Delgado, Patricia López y David Domínguez. 

Todos los detalles de la jornada con la opinión de Pedro J. Ramírez, la información de nuestros reporteros y los gráficos de Antonio Delgado, Patricia López y David Domínguez.

El PP se hunde, la izquierda revive

"Ha sido David contra Goliat", ha dicho Colau (Barcelona en comú)

Cuatro años. Eso es lo que ha durado la histórica mayoría del Partido Popular, conseguida en la víspera política de las elecciones generales y aniquilando en las urnas a barones socialistas en comunidades como Extremadura, Aragón y Castilla-La Mancha o alcaldías como Sevilla. La noche fue para la izquierda… y para Ciudadanos. Estos son los ganadores y perdedores de estas elecciones. 

Cuatro años. Eso es lo que ha durado la histórica mayoría del Partido Popular. Sus líderes la lograron en la víspera de las elecciones generales de 2011 y aniquilando en las urnas a barones socialistas en ciudades como Sevilla y en comunidades como Extremadura, Castilla-La Mancha o Aragón. Esta vez el PP no sólo ha perdido activos coyunturales. Cambiarán de manos feudos históricos como la ciudad de Valencia, la Comunidad Valenciana o el Ayuntamiento de Madrid.

Fue la noche de una izquierda fragmentada, cabreada y expresada en diversas formas y volúmenes según el lugar. Una izquierda condenada a entenderse para desalojar al PP. Al partido de Mariano Rajoy le queda el consuelo de poder cortejar a Ciudadanos para mantenerse en bastiones clave como Madrid. Pero el partido de Albert Rivera venderá caro su apoyo al tiempo que se consolida como una alternativa clara al PP. En el PSOE, Pedro Sánchez gozará de una cierta paz interna y Susana Díaz cosecha otro triunfo mientras trata de desbloquear su investidura. Pablo Iglesias y Albert Rivera confirman que sus partidos han cambiado el mapa de España. Próximo asalto, las generales.

Los ganadores

Ada Colau. “Esta ha sido la victoria de David contra Goliat”, afirmaba la candidata de Barcelona en Comú, que se hizo famosa por su oposición a los desahucios. Ha ganado por un escaño y casi 20.000 votos a Xavier Trias, hasta ahora alcalde y candidato de CiU. Liderará a un equipo de 11 concejales y será la próxima alcaldesa si logra llegar a pactos con las demás fuerzas de izquierda. La mayoría absoluta está en 21 concejales. ERC ha logrado cinco, el PSC cuatro y la CUP tres. Ciudadanos ha logrado cinco y el PP, tres.

Manuela Carmena. Por primera vez en 26 años, la capital no estará gobernada por la derecha. El tirón de la candidata y la unión en su lista de Podemos, Equo y desafectos de IU dará el bastón de mano a la ex jueza, de 71 años. “Tenemos el gran reto de conseguir que Madrid sea una ciudad decente”, dijo ante unos seguidores en éxtasis. En su victoria ha pesado el hundimiento del PSOE con Antonio Miguel Carmona, que tendrá que apoyar a Ahora Madrid para evitar que gobierne Esperanza Aguirre.

Guillermo Fernández Vara. Después de cuatro años en la oposición por la negativa de IU a apoyarle, el barón socialista regresa a la presidencia de la Junta de Extremadura al imponerse al popular José Antonio Monago.

Emiliano García-Page. Es una de las victorias más dulces del PSOE. Aunque María Dolores de Cospedal se ha impuesto en votos y escaños (16), ha perdido la histórica mayoría absoluta lograda en 2011. Con 14 diputados en las Cortes, necesitará los tres logrados por Podemos, que exigirá contrapartidas, pero odia a Cospedal.

Cifuentes, preparada para gobernar (PP)
Cifuentes, preparada para gobernar (PP)

Cristina Cifuentes. La candidata popular fue la delegada del Gobierno en Madrid con más proyección pública de los últimos años. Ahora ha logrado una victoria notable en su campaña a la Comunidad de Madrid. Necesitará los votos de Ciudadanos para su investidura. Pero su victoria, con 11 escaños de ventaja sobre el socialista Ángel Gabilondo, es incontestable. Entre otras cosas por un dato que tendrá lecturas internas: Cifuentes sacó más votos que su colega Aguirre en el municipio de Madrid.

Ximo Puig. El PSOE ha perdido casi 200.000 votos y 10 escaños en la Comunidad Valenciana. Pero el desplome del PP permitirá a Puig ser el próximo presidente dos décadas después de la llegada de Eduardo Zaplana al poder. El líder socialista necesitará llegar a acuerdos con Compromís y Podemos, cuyo apoyo le asegurarían una holgada mayoría.

Mónica Oltra. La coalición Compromís la logrado un resultado muy superior al previsto. En la Comunidad Valenciana, Oltra liderará a un equipo de 19 diputados, sólo cuatro menos que el PSOE. “Es el triunfo de la gente sencilla y honrada”, dijo la candidata, muy popular. El cabeza de cartel de Compromís en Valencia, Joan Ribó, será probablemente alcalde. 

Miguel Ángel Revilla. Vuelven los taxis y las anchoas a La Moncloa (con permiso de Rajoy o su sucesor). El más carismático de los presidentes cántabros volverá al poder. El PP superó por un escaño al Partido regionalista (PRC) de Revilla. Pero su líder Ignacio Diego ha anunciado que no explorará pactos con las demás fuerzas políticas, ya que la mayoría de la izquierda es muy clara en la región.

Javier Fernández. El presidente del Principado se ha impuesto en Asturias. En el fragmentado espacio político asturiano, el socialista podrá gobernar si llega a pactos con Podemos (sumando a este partido llega a la mayoría absoluta) o con Izquierda Unida.

Javier Lambán. Ex consejero del socialista Marcelino Iglesias, se convertirá con toda probabilidad en nuevo presidente de Aragón siempre que Pablo Echenique le dé su apoyo como se espera. Los dos desbancan a la popular Luisa Fernanda Rudi.

Pedro Antonio Sánchez. El candidato del PP en la Región de Murcia es uno de los pocos presidentes autonómicos que no ha perdido el partido de Mariano Rajoy. Aunque deberá pactar su investidura si quiere gobernar.

Juan Vicente Herrera. El presidente de Castilla León se queda a las puertas de la mayoría absoluta. Pero sus apoyos serán suficientes para gobernar.

Los perdedores

María Dolores de Cospedal. El primer paso es reconocer que tienes un problema. La presidenta de Castilla-La Mancha no lo hizo en la noche electoral. “El PP ha sido la fuerza más votada”, reivindicó. “Queda claro que los ciudadanos nos han dado su confianza mayoritaria”, añadió antes de decir que estaba “muy satisfecha de la campaña” que ha dilapidado la histórica victoria de 2011. Por primera vez en democracia, el PP logró entonces la mayoría absoluta y el Gobierno regional. Esta vez se quedó a un escaño (16) abriendo la puerta a un Gobierno del PSOE (14) con la ayuda de Podemos (3).

Rita Barberá. Un simpatizante la llamó hace unos días “la alcaldesa de España”. El resultado anticipa su adiós después de 24 años con el bastón de mando. En una turbada intervención ante la prensa, reivindicó su orgullo por haber servido “a todos los valencianos”, a quienes dijo que tendrán “el gobierno que han elegido”. En esta ocasión, no la apoyaron en El Cabanyal, el castigado barrio donde siempre ganaba.

Bipartidismo Madrileño

Antonio Miguel Carmona. La debacle del candidato socialista a la alcaldía de Madrid se explica con estos datos. Trinidad Jiménez (2003) cosechó 625.148 votos; Miguel Sebastián (2007), 487.893; Jaime Lissavetzky (2011), 364.600; Carmona, 249.152. Otra comparación letal: en el municipio de Madrid, el candidato socialista a la comunidad, Ángel Gabilondo, cosechó 415.715 votos. Es decir, 166.563 votos más que su colega Carmona.

Luisa Fernanda Rudi. La poderosa presidenta de Aragón ha ganado las elecciones. Pero ni con Ciudadanos ni con el PAR suma más escaños que una coalición de PSOE y Podemos, que se han revelado muy fuertes.

José Ramón Bauzá. “Algo hemos hecho mal para que los ciudadanos nos hayan retirado su apoyo”, ha reconocido el presidente de Baleares después de reconocer el peor resultado para su partido en 35 años de historia. Aunque se mostró abierto a pactos, la pujanza de la izquierda en un parlamento muy fragmentado le hará muy difícil quedarse en el Gobierno.

Esperanza Aguirre. Era la candidata popular con a priori más posibilidades en Madrid, y su victoria por un escaño ante Ahora Madrid sabe a derrota, porque no le garantiza la alcaldía. Aguirre necesitaba ser alcaldesa para sobrevivir políticamente en el PP, donde genera más odios que simpatías, especialmente en el despacho de Mariano Rajoy.

Alberto Fabra. Ha llevado a su partido a una debacle histórica que quizás haga añorar a Francisco Camps, el presidente que logró 55 diputados en 2011. Fabra, que no era querido en su partido y sobre el que Rajoy dudó hasta el último momento, ha hecho retroceder al PP 24 diputados. Valencia tendrá un nuevo presidente, del PSPV.

José Antonio Monago.
José Antonio Monago.

José Antonio Monago. Después de una campaña personalísima y huyendo de las siglas del PP, con raps e himnos pop, Monago ha reconocido su derrota. La coalición liderada por el PSOE ha ganado las elecciones, sacando dos diputados de ventaja al ‘barón rojo’ del PP, que no ha sabido apagar sus propios incendios.

José Ignacio Zoido. El PP ha perdido la mayoría absoluta de manera agridulce. Ha ganado las elecciones, pero una coalición de PSOE (con un escaño menos), Podemos e Izquierda Unida lo desalojarán de la alcaldía, ya que sus escaños no son suficientes ni con Ciudadanos. En un discurso a los militantes, Zoido pidió que le dejaran gobernar por ser la lista más votada. No parece que suceda.

Rosa Díez. Muy “orgullosa”, como repitió varias veces, la líder de UPyD ha presentado su renuncia en diferido, anunciando que no se presentará a la reelección como líder de la formación en el congreso extraordinario de junio. Su negativa a pactar con Ciudadanos y la ausencia de cambios tras la debacle andaluza han sellado el futuro de la que hace más de un lustro pusiera la primera pica en el bipartidismo.

Ciudadanos tiene la llave de Murcia

murcia

El partido de Albert Rivera tendrá en sus manos el destino del ‘popular’ Pedro Antonio Sánchez, cuyo partido ha gobernado la región desde hace dos décadas. 

El partido de Albert Rivera tendrá en sus manos el destino del ‘popular’ Pedro Antonio Sánchez, cuyo partido ha gobernado la región desde hace dos décadas. 


 

El Partido Popular gobierna en Murcia desde 1995. Antes de que llegara al poder José María Aznar. Si las elecciones arrojaran el resultado que indica la última encuesta de CEMOP (la firma que el CIS reconoce como el instituto de referencia en la región), el PP seguiría siendo la fuerza más votada con alrededor del 35% de los votos y lograría entre 18 y 20 escaños en la Asamblea regional. Pero estaría lejos de los 33 actuales y se quedaría entre tres y cinco escaños por debajo del umbral de la mayoría absoluta, que se sitúa en 23 escaños.

Los sondeos indican que Ciudadanos y el PSOE se encuentran un empate técnico, con un 21% y 11 escaños cada uno. Podemos irrumpiría en la Asamblea con cinco escaños y el 14%. Izquierda Unida perdería el único diputado que tiene y UPyD seguiría fuera.

Los murcianos no suelen conocer los nombres de los candidatos regionales y municipales de los partidos nuevos o minoritarios. Importa sobre todo la marca nacional. Cientos de personas hicieron cola para ver a Pablo Iglesias, los más fieles se agolparon para hacerse seflies en las dos visitas de Mariano Rajoy los de UPyD se pusieron nerviosos porque venía Rosa Díez y le regalaron una rosa rosa.

La marca nacional de UPyD perjudica las aspiraciones en Murcia, dice Encarna Hernández, candidata municipal de la formación magenta en Molina de Segura y portadora de la flor: “Nos vamos a salvar en los pueblos donde la gente nos conoce. Es muy triste que cuatro años de trabajo se pierdan por eso”.

Tanto ella como el candidato a la presidencia de la Región, César Nebot, insisten en que votar UPyD no es tirar el voto. “El Gangnam Style fue una moda y ahora nadie lo baila, ¿verdad?”, dice Nebot en referencia a Ciudadanos. “Pues no dejaría la política sanitaria en manos de quien inventó el Gangnam Style“.

“Teledirigidos por el IBEX”

Rosa Díez insistió molesta durante el turno de preguntas que no contemplaba otro resultado que la victoria este domingo y argumentó que la culpa de la caída de UPyD en las encuestas “manipuladas” la tenía Ciudadanos, al que acusó de estar “teledirigido por el IBEX-35”.

“Cada uno tendrá sus motivos”, aseguró el candidato de Ciudadanos, Miguel Sánchez López, que pasó cuatro años en la delegación de UPyD en la localidad de Caravaca antes de afiliarse al partido de Albert Rivera. Ocurrió a finales de 2014 y le acompañaron unos 140 compañeros, motivados por un desacuerdo con la dirección estatal.

El candidato acababa de anular una entrevista con Popular TV. El motivo es que era un canal próximo a la Universidad Católica de Murcia (UCAM), cuyo presidente José Luis Mendoza dijo en Onda Cero: “No quiero ni pensar que no gane el Partido Popular. […] Si se forma un tripartito con Podemos, Ciudadanos y el Partido Socialista, yo creo que sería la ruina de Murcia, la ruina total de nuestra región”. Mendoza despotricó contra el aborto, la prostitución y la legalización de las drogas y advirtió sobre la invasión de Europa “por el islam” y el “comportamiento cobarde” del Gobierno de Mariano Rajoy.

En el PP, los asistentes a los primeros actos de la precampaña percibieron la ausencia del azul y la gaviota. También durante la visita de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que estuvo en Murcia para encontrarse con los grandes empresarios de la región.

Unos días antes, hubo un debate sin preguntas entre los seis candidatos a la presidencia  regional. No lo organizaba un medio sino UCOMUR, una unión de cooperativas que luego ha patrocinado publirreportajes electorales en el diario La Verdad de Murcia.

El debate se celebró durante la tarde en que detuvieron a Rodrigo Rato. Al darse la noticia en la sala, hubo euforia, jaleo y aplausos. El candidato popular, Pedro Antonio Sánchez, sacó enseguida el argumentario oficial y defendió que “el Estado de Derecho funciona igual para todos”.

No lo ven igual los militantes de Podemos, que hicieron el mitin más grande de la campaña en la región. Miles de personas arroparon a Pablo Iglesias el 15 de mayo en el céntrico Parque de Fofó. Había gente en las azoteas y en las vallas para escuchar las arengas del líder.

Iglesias dijo que el PP estaba sacando otra vez a los zombies: Una expresión que hacía referencia a Aznar, al que llegó a comparar con Darth Vader. “No se puede gobernar para todos […] y resulta que los de abajo somos mayoría”, dijo Iglesias antes de añadir que aspiraban a ser “los carteros de la gente” y no “los mayordomos de los ricos”.

¿Prevaricación?

Podemos ha presentado una querella contra tres magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJRM) por prevaricación en la gestión del caso del auditorio de Puerto Lumbreras, donde era alcalde el candidato popular Pedro Antonio Sánchez. Podemos alega que sus señorías devolvieron el asunto a un juzgado de instrucción ordinario para evitar que Sánchez -aforado y por lo tanto imputable por el TSJRM- fuera imputado de nuevo en plena campaña.

Antes de entrar en el mitin de Pablo Iglesias, su candidato en Murcia, Óscar Urralburu, sacó una foto del auditorio aún sin terminar. Esa misma foto se ve también en la sede regional del PSOE, dónde el candidato Rafael González Tovar dice que hay olor a cambio por la corrupción «generalizada en la cúpula» del PP.

“El Partido Popular es un partido muy honrado”, dice el líder socialista. “Pero su cúpula ha cometido delitos y nosotros los hemos denunciado. El Partido Popular está lleno de buena gente que además no comparte posiciones de delitos ni posiciones de corrupción». Explica que los jueces siguen rechazando las querellas presentadas “o porque las denuncias no se pueden sustanciar o porque el cohecho es difícil de explicar” pero que “los casos están todos vivos”.

El plasma

 

Los periodistas no pudieron preguntar a Mariano Rajoy en ninguno de sus dos actos en Murcia y el PP de la región se negó varias veces a concederme una entrevista con sus dirigentes Pedro Antonio Sánchez, José Ballesta, Ramón Luis Valcárcel o Miguel Ángel Cámara.

El primer acto de Rajoy se celebró en un pabellón pequeño al lado del parque donde miles de personas harían cola para ver a Pablo Iglesias. Rajoy reunió a unos 500 fieles y no mencionó a Rodrigo Rato ni habló de la corrupción en general. El segundo acto se celebró en una sala anexa al Auditorio Victor Villegas y congregó a unas 300 personas.

En ambos actos se les ofreció a los periodistas seguir el acto a través de una pantalla de plasma y la mayoría aceptó.

PSOE, UPyD, Podemos e Izquierda Unida firmaron un pacto que fue noticia nacional. Ellos lo presentaron como un acuerdo “para la regeneración”. El entorno de Pedro Antonio Sánchez lo presentó como un acuerdo “anti-PP”. Miguel Sánchez López, candidato de Ciudadanos, negó que hubieran recibido oferta alguna por parte del PP a cambio de no firmarlo: “Rotundamente no. Ciudadanos no hace pactos por sillones”.

Si las encuestas aciertan, el papel de Ciudadanos (que hace seis mese apenas tenía presencia en Murcia y ahora dice tener unos 1.400 afiliados), sería clave. Si se abstuvieran o llegaran a un pacto con los populares, el PP podría seguir gobernando. Si se unieran finalmente a los otros cuatro partidos, el PP dejaría el Gobierno por primera vez en dos décadas.

El candidato formula su propuesta con estas palabras: “¿A ti te parece que es igual que te gobierne una persona que empezó en el partido con 15 o 16 años, fue concejal de su pueblo y luego acabó como director general, consejero o presidente sin haber cotizado nunca nada fuera de la política o alguien que es profesor de universidad, médico, ingeniero o abogado?”.

El domingo por la noche, Murcia tendrá la repuesta.

La nueva política en la cuenca minera

IMG_9794

La crisis económica de Asturias y el impacto de la fortuna oculta del histórico líder sindical José Ángel Fernández Villa han generado un caldo de cultivo propicio para los candidatos de los nuevos partidos, que abandonan una herencia política que hasta ahora se transmitía de padres a hijos.

La crisis económica de Asturias y el impacto de la fortuna oculta del histórico líder sindical José Ángel Fernández Villa han generado un caldo de cultivo propicio para los candidatos de los nuevos partidos, que abandonan una herencia política que hasta ahora se transmitía de padres a hijos.


“Si mi abuelo fallecido supiera que me presento a alcaldesa por Ciudadanos, se llevaría un disgusto”, dice Nerea Forcelledo mientras mira este solar vacío que un día fue un lavadero de carbón.

Forcelledo es abogada, tiene 26 años y es la cabeza de lista de Ciudadanos en Langreo, uno de los grandes concejos mineros de Asturias. Aquí gobierna el PSOE y siempre han logrado mayoría los partidos de la izquierda tradicional. En la cuenca minera hay una tradición obrera heredada de padres a hijos y esculpida en la clandestinidad.

“Si me hubiera presentado por el PSOE sería un orgullo para la familia”, dice la candidata de Ciudadanos, que hace un hueco para charlar durante su primera campaña. “Estamos que no paramos y todavía tengo que acercarme luego por el despacho para terminar un trabajo pendiente”.

El lavadero de Modesta fue el segundo destino laboral del padre de Nerea Forcelledo. Una zona más segura para trabajar después de haber quedado tocado por un accidente grave. “Mi padre tuvo dos accidentes importantes. Era maquinista en la mina y le tocó sacar a muchos compañeros muertos. Eso te marca”, asegura.


 

Todos los datos de Langreo


 

 

La mina es mucho más que un empleo en esta comarca. Si hay algo que llama la atención al forastero, es el orgullo de haber nacido del carbón y la solidaridad que es fruto de haber pasado por malos momentos juntos.

“Me decidí a militar en Ciudadanos hace tres años que en estos concejos no había futuro. El tejido industrial se pierde y no hay esperanza para los jóvenes”, dice la candidata, que dio el salto a la política activa de la mano de UPyD y se cambió al partido de Albert Rivera al mismo tiempo que Ignacio Prendes, número uno de UPyD en Asturias hasta finales de marzo.

El viejo lavadero de carbón del Pozo Modesta. / OLALLA PENA
El viejo lavadero de carbón del Pozo Modesta. / OLALLA PENA

Fondos en balde

El antiguo lavadero de Modesta representa muy bien los problemas de la cuenca minera. Un viejo castillete es lo único que recuerda su pasado minero. Lo demás es un solar enorme en el que se proyectaron muchas cosas y nunca se construyó nada. Junto a él, una calle de nuevo trazado con aceras inmaculadas y farolas de diseño casi sin estrenar.

Modesta es uno de los lugares donde llovieron los millones de los fondos mineros. Se invirtieron 1.600 millones de euros entre 1998 y 2005. En el plan 2006-2012 estaban previstos 2.880 millones según las cifras del sindicato minero SOMA-FITAG-UGT. Pero una buena parte de ese dinero se ha destinado a obras públicas que no han generado una alternativa real al carbón.

En la cuenca central de Asturias quedan cuatro pozos en activo. En los años 60 llegó a haber más de 40, según cifras de la hullera pública Hunosa. La Unión Europea ha marcado 2018 como la fecha límite en la que no se podrán dar más ayudas públicas a la producción de carbón. El año está a la vuelta de la esquina y todavía no hay relevo.

“La idea de reindustrialización nunca se materializó”, zanja desde su despacho de la Universidad de Oviedo el profesor Holm-Detler Köler.

Köler se ha dedicado a analizar la evolución de las zonas mineras asturianas desde un punto de vista sociológico con el referente de la comarca alemana del Ruhr. El profesor dice que los sindicatos mineros son los que manejan los hilos de la política en estas comarcas y por lo tanto los responsables de que el dinero se haya malgastado.

Para explicar su poder casi absoluto, Köler echa mano de la Historia: “La propia creación de Hunosa fue una presión sindical desde la clandestinidad. El régimen no era capaz de controlar la conflictividad social y la actividad de los sindicatos. Además, desde el punto de vista económico la extracción de carbón no era rentable. Se creó entonces una gran empresa pública que aglutinara los pozos privados. Así nació Hunosa, que empezó a pagar salarios altos y llevó a cabo una política paternalista para calmar a la sociedad”.

Durante la Transición emergió el sindicato SOMA-UGT, muy vinculado al PSOE asturiano. “En la minería tenían muchas esperanzas en el socialismo y relacionaban esas dos siglas”, comenta Köler. “SOMA y CCOO disponían de gran cantidad de liberados en Hunosa que podían controlar muchas personas”, dice el profesor alemán. “El SOMA siempre fue muy jerárquico. Disponía de un ejército en la organización de la hullera pública y en los ayuntamientos. Así ejercía un control como ningún sindicato en ninguna otra zona de España”. Cuando se crearon los fondos mineros y llegaron millones a las cuencas, los encargados de gestionarlos fueron los mismos: políticos controlados por los sindicalistas.

La nueva izquierda

Mónica González Santos, de 37 años, representa también la entrada de la nueva política en la vieja cuenca minera. Su reto es acabar con la hegemonía del PSOE como cabeza de lista de Podemos en San Martín de Rey Aurelio, uno de esos ayuntamientos españoles en los que no hubo un solo movimiento de siglas en toda la democracia.

Mónica rompe con una tradición política y sindical de varias generaciones: “Mi bisabuelo fue alcalde socialista en San Martín. Mi abuelo era minero y en mi familia hay varios socialistas. Una tía mía llegó a ser directora general del Principado”.

Mónica me recibe antes de un mitin de Íñigo Errejón. El acto se celebra en Gijón y es el primer gran acto de campaña. En Podemos creen que también pueden ser la alternativa en las comarcas mineras.

Mónica cuenta que en su familia han entendido su simpatía por Podemos aunque reconoce: “A mi abuelo se lo dije hace 15 días. Me daba un poco de respeto”. En los debates familiares, Mónica se queda con el lema de uno de sus tíos: Vale más meter la pata que meter la mano. “No se puede acusar a nadie con el dedo, pero hay cosas que se han hecho con las ayudas públicas que no son normales”, dice mientras empieza a sonar la megafonía del mitin.

La Sindicatura de Cuentas, órgano encargado de fiscalizar la actividad económica del sector público asturiano, ha analizado la concesión de ayudas a la minería.”La gestión por el Principado es poco eficiente”, dice uno de los informes.

La Sindicatura no se mete en la oportunidad de destinar las inversiones a una u otra obra. Quien sí tiene una opinión personal clara es Esteban Fernández, natural de Mieres y profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo. “El efecto de toda esta lluvia de millones es casi nulo. No sólo se trata de poner hormigón. Hay que dotar a esas inversiones de una atmósfera adecuada para que generen un tejido productivo alternativo. Desde el punto de vista económico ha sido dinero tirado a la basura”.

Dinero efímero

Al calor de los fondos mineros, crecieron empresas como Alas Aluminium o Venturo XXI. Muchos vieron en ellas una oportunidad laboral para los jóvenes que ya no entraban en la mina. Pero la generosidad de los fondos fue su perdición y acabaron cerrando. En el caso de Alas Aluminium, los administradores concursales llamaron la atención sobre los errores en las subvenciones y el tamaño excesivo de la planta, la maquinaria y el personal. Según el informe definitivo redactado en 2003, Alas Aluminium obtuvo “subvenciones cuantiosas de la administración para cuya concesión ha simulado una actividad casi inexistente, incluyendo trabajadores ajenos a la propia concursada o que eran contratados de forma caprichosa”.

El listado de inversiones de dudosa eficacia es amplio. En el capítulo de obras públicas, uno de los proyectos más cuestionados es el soterramiento de las vías en el concejo de Langreo, un proyecto faraónico para esconder la cicatriz del paso del ferrocarril de vía estrecha en las localidades de Sama y La Felguera. La obra estuvo a punto de quedar a la mitad. Ahora el Gobierno autonómico se ha comprometido a terminarla. Se calcula que costará 68 millones de euros a los que hay que sumar otros 30 para volver a instalar las vías.

La lluvia de millones fue tal que llegó a plantearse la construcción de un gran parque de atracciones en la comarca de Lena. El proyecto se llamaba Legendarium y nunca se construyó.

Otro de los destinos de las ayudas púbicas estos años han sido las becas con las que los hijos de mineros podían estudiar inglés en el extranjero. “Yo me fui tres veranos a Irlanda”, dice Nerea Forcelledo.

Hoy la mayor parte de los amigos de Nerea han emigrado o están en el paro y su círculo no es una excepción. Los que se han quedado viven de la generosa prejubilación de un familiar.

 

Se estima que más de 20.000 ex mineros cobran esta asignación, según cifras que maneja Hunosa. “El efecto de las prejubilaciones hace que esta región tenga una renta per cápita por encima de la media asturiana y de la española”, apunta el profesor Esteban Fernández.

Una comarca envejecida

Ese chorro de dinero es un espejismo a punto de desvanecerse. Así lo indican las cifras de paro. El Regiolab de la Universidad de Oviedo señala a las cuencas mineras como la zona de mayor tasa de paro de toda la región. La pérdida de empleos ha desembocado en una fuerte despoblación de las comarcas y en la emigración de la gente joven. “Tenemos proyecciones demográficas a 15 años en las que se observa que esta zona será la comarca asturiana más castigada por el envejecimiento si las condiciones se mantienen como están”, apunta el profesor.

Los fondos mineros dotaron a la zona central de Asturias de unas vías de comunicación envidiables que conectan al 80% de la población de la región. Cada vez más familias apuestan por vivir en la comarca animados por los precios de la vivienda y por la buena situación.

No todo se ha hecho mal en Asturias. En Valnalón llevan 28 años fomentando las empresas tecnológicas. De su semillero han salido cerca de 600 proyectos empresariales y en su ciudad tecnológica están instaladas más de 60 empresas que dan trabajo a 1.500 personas. Otro ejemplo es el Centro de Soft Computing de Mieres, que es una refererencia nacional.

La propia Hunosa trabaja ahora en actividades similares y busca rentabilidad en nuevas energías como geotermia y biomasa. “El objetivo es caminar hacia la lógica empresarial y tratar de generar actividades alternativas que sean viables. Hasta ahora Hunosa ha cuidado de todo el mundo y muy poco de ella misma”, dice su presidenta, María Teresa Mallada.

Según la última encuesta del CIS, el PSOE volvería a ganar las elecciones en Asturias.  Podemos se situaría como segunda fuerza más votada pero sería la tercera en escaños por detrás del PP por las particularidades de las circunscripciones en las que está dividida la región. Podemos obtendría 10 diputados y Ciudadanos entraría con cuatro en el Parlamento regional.

“Lo que pase en las cuencas mineras es simbólico pero no determinante para el conjunto de Asturias. Entre otras cosas porque la pérdida demográfica hace que en esos concejos se decidan pocos escaños”, apunta Miguel Presno, profesor de Derecho Constitucional.

En Asturias ahora gobierna el PSOE. Pero hubo también gobiernos de centro-derecha. En el PSOE no han querido ofrecer su opinión en este reportaje. En el PP creen que la fragmentación de voto en el centro-izquierda les puede beneficiar. “Esperamos ganar votos en todos los concejos mineros”, señala Luis Venta Cueli, jefe de campaña popular, que ve desánimo entre los votantes de izquierdas por el escándalo del sindicalista José Ángel Fernández Villa, líder histórico del sindicato SOMA-UGT.

Fernández Villa (con bigote), junto a Cándido Méndez, Alfonso Guerra y José Luis Rodríguez Zapatero en la fiesta minera de Rodiezmo en 2009.
Fernández Villa (con bigote), junto a Cándido Méndez, Alfonso Guerra y José Luis Rodríguez Zapatero.

Un minero corrupto

El líder minero regularizó casi 1,4 millones de euros durante la última amnistía fiscal. Ocurrió en 2012, mientras capitaneaba una huelga que generó un rosario de barricadas y enfrentamientos. Nada más conocerse la noticia en octubre del año pasado, Villa fue expulsado del PSOE y del sindicato SOMA-UGT. El presidente asturiano, Javier Fernández, dijo sentirse profundamente decepcionado.

“Cuando ocurrió lo de Villa, en mi familia se dijo que hasta aquí habíamos llegado”, dice Mónica González. “Ven la necesidad de un giro pero no sé si tanto como para cambiar su voto. Los sindicatos mineros son la casta”.

Nerea Forcelledo, de Ciudadanos, observa que “la manera de pensar de la gente está cambiando” pero no lo tiene claro: “La gente es consciente que esto va mal. Pero están tan vinculados a los viejos partidos que no entienden que el cambio no viene por esa vía”. Ciudadanos no aspira a arrebatar la alcaldía al PSOE en Langreo pero sí espera tener entre dos y tres concejales.

Con un ojo puesto en su hijo de seis años que juega en el parque, el líder del sindicato minero SOMA-UGT me cuenta su perspectiva sobre el futuro de la comarca. Se llama José Luis Alperi y es ingeniero técnico industrial y empleado de Hunosa. Fue elegido por un 97% de los afiliados en 2013 después de que Fernández Villa dejara la presidencia por motivos de salud.

En sus intervenciones públicas, Alperi no ha dudado en marcar distancias con el líder ahora investigado por fraude fiscal. “No podemos permitir que un mal comportamiento personal sirva para que algunos pretendan hacer una causa generalizada contra el sindicato”, dice.

En las elecciones sindicales de noviembre, SOMA-UGT obtuvo un 61% de los votos. CCOO, apenas un 32%. Las cifras indican que el escándalo de Fernández Villa apenas han afectado al apoyo del sindicato en la cuenca minera. “En el último año, hemos subido de 5.400 a 6.200 afiliados”.

El líder de SOMA-UGT es consciente de que los esfuerzos por reindustrializar las comarcas mineras no han dado los resultados esperados pero se justifica. “A toro pasado es fácil analizar dónde se cometieron los errores”, dice. Alperi es el reflejo de otra generación pero no votará por los nuevos partidos. “Yo pido el voto para el PSOE”, dice antes del final de la conversación.

Los partidos, perdidos en la Red

Pocos partidos políticos ofrecen novedades sustanciales en internet y casi todos reconocen que reproducen estrategias tradicionales, a pesar de las inmensas posibilidades que ofrece la red.

imagen_ateneo
Imagen del acto en el Ateneo de Madrid

En plena campaña electoral, el Ateneo de Madrid convocó este lunes a varios responsables de comunicación de los principales partidos para analizar sus estrategias digitales. El resultado fue revelador: pocos partidos políticos ofrecen novedades sustanciales en internet y casi todos reconocen que reproducen estrategias tradicionales, a pesar de las inmensas posibilidades que ofrece la red.

El acto fue presentado por Enrique Mut, presidente del Foro Digital del Ateneo, quien remarcó que el asunto, las campañas electorales en la Red, “encaja plenamente con la actualidad”. No obstante, en un debate con intervenciones demasiado largas y sin apenas ideas nuevas, quedó claro que los partidos tienden a reproducir en Internet lo que llevan años haciendo en el mundo analógico: lo que sea para reproducir consignas y que el mensaje llegue.

Mientras los partidos tradicionales parecen adaptar sus viejas estrategias al nuevo panorama, los nuevos presumen de ser “nativos digitales”, aunque el resultado no difiere demasiado de sus contrincantes. Algo destacable y común a todos los partidos convocados al acto es el uso de WhatsApp como una herramienta más de comunicación tanto entre los militantes como con los ciudadanos. UPyD, por ejemplo, lo usa para mantener un diálogo “sincero” con algunos votantes, que se muestran menos intimidados que en Twitter o en Facebook.

César Ramos, coordinador del Gobierno Abierto del PSOE, entonaba un tímido mea culpa en nombre de su formación. “Los partidos usan la tecnología de forma inadecuadas, tratan a los ciudadanos como si actuaran como clones”, afirmó, y añadió: “Antes llenábamos los muros de la calle de carteles, y ahora llenamos con ellos los muros de Facebook.

“Creemos que la red es conversación, no sólo mensajes unidireccionales”, dijo Ramos, que reconoció que “se desaprovechan muchas herramientas de lo que hay. Internet se usa para todo, no sólo para comunicación: para dialogar, debatir, compartir, comprar…”.

Ramos lanzó quizá la idea más interesante del debate: “La gente usa internet para co-crear y compartir, y eso tenemos que hacer: lanzar ideas para que los ciudadanos las mejoren”. Sin embargo, reconocía la ausencia de innovación en las campañas: “No he visto ninguna técnica nueva, ni siquiera en los partidos nuevos”, concluyó. Una reflexión que bien podría aplicarse a su propio partido.

Isabel Díaz Ayuso (PP), miembro del equipo de Pablo Casado y  responsable de la campaña online de Cristina Cifuentes, afirmó que toda la campaña de la candidata madrileña está orientada a internet y a fomentar el diálogo. Para ilustrarlo destacó que en la cartelería tradicional, en los spots de campaña, siempre aparece el sitio web de Cifuentes o su cuenta en Twitter. Frente a los ataques en la Red -los políticos están muy expuestos, dado que la comunicación es bidireccional- Díaz Ayuso reconocía que su equipo se arma de “mucha paciencia” y trata de contestar “uno a uno, mensaje a mensaje”.

Equipos reducidos apoyados por una multitud de voluntarios y simpatizantes trabajan a destajo para rellenar de contenidos sus cuentas en redes sociales, reconocen todas las formaciones.

Desde Izquierda Unida, su responsable de comunicación, Clara Alonso, contó cómo en la formación la estrategia de la comunicación digital se encuadra dentro de la comunicación en general. “Entendemos que son inseparables”, afirmó. No obstante, Alonso cree que su partido se ha adaptado bien a los cambios que supone la existencia de Internet. “Nuestros programas, por ejemplo, se han elaborado siempre mediante debate y participación incluso antes de la Web 2.0”, comentó.

Los nuevos partidos

Ricardo Megías, responsable de comunicación de Ciudadanos para la Comunidad de Madrid, afirmaba que su formación se mueve “como pez en el agua” por las redes sociales. “Ahí mostramos programa y agenda diaria, damos relevancia a las noticias importantes para el partido, tenemos webs, blogs, incluso una aplicación que incluye realidad aumentada”, comentaba. Y subrayó que, “como partido nuevo y pobre”, cuentan con las redes “sí o sí”. “Twitter es un campo de batalla inmenso, las batallas se convierten en trending topic“, opinó, y recordó el ejemplo de Naranjito como una forma de dar la vuelta a una crítica en beneficio propio.

Por parte de UPyD, Íñigo Ybarra presumía de que su partido nació en la red a finales de 2007. “Gracias a las redes sociales empezamos a existir, hasta entonces nadie nos tenía en cuenta, los medios de comunicación no nos hacían caso al principio, por eso lo debemos todo a las redes sociales”, añadió. Reveló algunos trucos de la formación para hacerse oír, como el uso de ingenio y el humor o engancharse a los hashtag de ciertos programas de televisión en Twitter para participar de la conversación. “Nosotros en redes planteamos soluciones de programa, pero ahí rehuimos de la agresividad política que impera actualmente. Nuestra gente intenta no sobrepasarse, y a veces es muy difícil: hay que mantener la compostura, Keep Calm and Tweet on”, comentó.

La ausencia de Eduardo Fernández Rubiño, responsable del área de redes sociales de Podemos (quizá la formación con la estrategia más interesante y activa en redes sociales), restó interés al debate. Rubiño, que fue miembro del movimiento Juventud sin Futuro y vivió en primera fila las movilizaciones del 15M, no pudo asistir por un problema familiar de última hora.

El Foro Digital del Ateneo, que nace con este acto, quiere ser un centro o foro de opinión en torno al mundo digital que está cambiando la sociedad. Carlos García, secretario primero de este foro y moderador, recordó la función primordial del Ateneo: la difusión de las ciencias y las artes. “Tenemos interés en potenciar las posibilidades y disminuir los posibles riesgos de la vida digital”, afirmó.

¿Aguirre o Carmena? Una predicción de sus votos y sus alianzas

concejalesPartiendo del promedio de votos de las encuestas, he hecho 10.000 simulaciones en las que he tenido en cuenta los márgenes de error y cierta incertidumbre. El PP rondaría 22 concejales. Ahora Madrid sería el segundo partido.

Los madrileños votarán este domingo para elegir a su alcalde. Según las encuestas, el PP será la primera fuerza pero no alcanzará la mayoría absoluta. Esa circunstancia dispara el interés por el resto de fuerzas políticas: especialmente por Ahora Madrid, Ciudadanos y el PSOE.

Hay dos posibilidades. La primera es que varios partidos sumen la mayoría de concelajes y lleguen a un acuerdo para elegir al alcalde entre sus candidatos. Es casi seguro que el PP y Ciudadanos tendrán esa opción y también la combinación de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos. La segunda posibilidad es que no haya acuerdos de ese tipo. En ese caso, la alcadesa será la candidata más votada.

¿Pero cómo de probable es cada una de estas alternativas? A continuación describo una simulación de las elecciones al Ayuntamiento de Madrid. Los resultados nos servirán para analizar las posibilidades de cada candidato.

Lo que dicen los sondeos

Empecemos revisando las estimaciones de voto. El primer gráfico muestra un promedio de los sondeos que han publicado los institutos SigmaDos, NC Report, MyWord y Metroscopia en el último mes.

encuestas

El gráfico refleja la gran dispersión de las encuestas. Esa dispersión se debe al menos a tres factores: los errores de muestreo, los cambios temporales y las diferencias en los ajustes que hace cada encuestador: lo que conocemos como la cocina.

De los tres factores, el menos problemático es el muestreo porque se reduce al agregar las encuestas. Pero el voto definitivo aún puede desviarse por muchas otras razones: por el voto oculto, por la abstención o por decisiones de última hora. El CIS, Metroscopia, My Word y el resto de las firmas intentan corregir estos efectos pero es imposible corregirlos del todo.

Al agregar varias encuestas, conseguimos dos cosas: reducimos el error de muestreo y hacemos entre todas una cocina de consenso. Eso mejora la predicción pero la incertidumbre no desaparece.

Es posible, por ejemplo, que todas las encuestas se equivoquen en la misma dirección como ocurrió en Reino Unido hace dos semanas. Quizás todas infravaloran el voto oculto o exageran la participación. A esa incógnita hay que añadir el factor tiempo: los votantes pueden cambiar de opinión de aquí al domingo. Por estas y otras razones, es importante asumir cierta incertidumbre al predecir.

Añadiendo incertidumbre

A continuación vamos a usar la media de encuestas para predecir cuántos concejales logrará cada partido. Pero lo haremos asumiendo que esos datos son imprecisos. ¿Pero en qué medida? ¿Cómo puede uno calcular la magnitud de su ignorancia? Una posibilidad sería usar datos históricos. Pero en el inédito contexto actual no está claro que eso sea de mucha utilidad.

Lo que haremos es asumir una incertidumbre hipotética. Partiendo del promedio de votos de las encuestas, haremos 10.000 simulaciones añadiendo varianza según los márgenes de error y cierta incertidumbre. Asumiremos que en cada simulación los votos de cada partido varían con una cierta distribución normal. (Los detalles están al final de este texto y la distribución de votos que resulta puede verse en este gráfico.)

Los resultados de esa simulación sobre el número de concejales se muestran a continuación. El gráfico ilustra la representación que lograría cada uno de los partidos.

concejales

El primer partido sería el PP con alrededor de 22 concejales. Sus resultados pueden oscilar fácilmente entre los 20 y los 23 concejales e incluso alejarse bastante de esa horquilla. Lo que se antoja muy difícil es que Esperanza Aguirre alcance la mayoría absoluta, que está fijada en 29 concejales.

Ahora Madrid tiene una alta probabilidad de convertirse en el segundo partido. Lograría alrededor de 14 representes. El PSOE sería tercero con 11 concejales pero podría ganar dos más con facilidad. Ciudadanos sería cuarto y oscilaría alrededor de los diez ediles.

Es muy probable que Izquierda Unida se quede sin representación. Nuestros cálculos le dan solo un 15% de probabilidades de conseguirlo. (Tiene que superar la barrera del 5% de votos para lograrlo). Las posibilidades de UPyD son casi nulas de acuerdo con las encuestas.

Las posibles mayorías

Según los resultados anteriores, ningún partido logrará la mayoría absoluta. Eso abre la puerta a pactos para nombrar al próximo alcalde de Madrid. ¿Pero qué coaliciones tienen más probabilidades de sumar una mayoría suficiente? Al contar con un modelo de simulación, podemos calcularlo.

En el último gráfico se muestra el número de concejales que suman diferentes fuerzas: el PP con Ciudadanos y Ahora Madrid con PSOE, Ciudadanos e IU. El propósito es estimar hasta qué punto es probable que logren los 29 representantes que necesitan para nombrar al alcalde.

mayorías

El modelo dice que es muy probable que la suma del PP y Ciudadanos superará los 29 concejales. Si llegan a un acuerdo podrían nombrar alcalde a uno de sus candidatos, previsiblemente a Esperanza Aguirre.

Pero es aún más probable que Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos traspasen ese umbral: en un 99% de nuestras simulaciones, la suma de sus concejales iguala o supera los 29 necesarios.

Los acuerdos de Ahora Madrid sin Ciudadanos son menos probables. Sólo un 12% de las simulaciones sitúan a Ahora Madrid, PSOE e IU con un número suficiente para nombrar alcalde a uno de sus candidatos. Sin IU esas posibilidades caen hasta el 8%.

Si ninguno de estos pacto prospera, el alcalde sería el candidato más votado.

Permitidme acabar con una nota de precaución. Es importante recordar que las probabilidades que he calculado se asientan sobre la base de una incertidumbre hipotética. Si las encuestas fallasen por un margen más amplio —por ejemplo si los madrileños cambiasen sus votos en respuesta a las encuestas de estos días—, los resultados del próximo domingo serían distintos. Creo que eso es improbable pero lo único seguro es que es posible: en las urnas no hay ningún voto todavía.


Algunos detalles técnicos. En las 10.000 simulaciones parto de una media de las seis encuestas del último mes. Para generar la variabilidad por muestreo uso una distribución normal de desviación estándar tal que replico los márgenes de error considerando la muestra total (truncada para evitar votos negativos). Los márgenes de error los estimo a partir del porcentaje de voto promedio de cada partido, no usando el peor caso.

A esa variabilidad añado otra que representa la incertidumbre asumida. Esa incertidumbre corresponde con una distribución normal de media cero y desviación estándar 0,25 + 0,15 votos. La distribución de votos que resulta de añadir esta variabilidad por muestreo e incertidumbre puede verse en este gráfico.

En cada una de las 10.000 iteraciones, a partir de los votos calculo el reparto de concejales aplicando la regla D’Hondt y la barrera mínima del 5%.