Josep Pujol ha manejado 2,7 millones de euros en bancos andorranos

– Josep Pujol Ferrusola ha mantenido al menos 2,7 millones de euros de origen desconocido en entidades bancarias andorranas.

– El tercero de los siete hijos del ex president ocultó alrededor de 700.000 euros en la Banca Privada de Andorra hasta abril de 2014.

– Dispone en estos momentos de dos millones más en fondos de inversión en el Banco Alcalá, propiedad de la entidad Crédit Andorrà desde el año 2011.

También en EL ESPAÑOL:

Josep Pujol Ferrusola ha mantenido al menos 2,7 millones de euros de origen desconocido en entidades bancarias andorranas. El tercero de los siete hijos del ex president ocultó alrededor de 700.000 euros en la Banca Privada de Andorra hasta abril de 2014, cuando comenzó a repatriarlos a una cuenta personal en Caixabank declarando que se trataba de “ahorros”. Además, dispone en estos momentos de dos millones más en fondos de inversión en el Banco Alcalá, propiedad de la entidad Crédit Andorrà desde el año 2011.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL a través de fuentes financieras, Pujol Ferrusola hizo dos trasvases a España desde la Banca Privada de Andorra que destinó a una imposición a plazo y a fondos de inversión. Este dinero procede de la fortuna familiar custodiada en esta entidad y cuya magnitud real está siendo investigada en estos momentos por el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional y por el Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona.

Pese al argumento utilizado públicamente por el patriarca de los Pujol, que sostiene que los fondos proceden de una herencia que le legó su padre, la Fiscalía Anticorrupción apunta que el origen real del dinero es la corrupción política y añade que el ex presidente catalán ha empleado a sus propios hijos para cobrar comisiones y blanquear los fondos de origen ilícito.

[su_divider top=”no” size=”1″]

También en EL ESPAÑOL:

[su_divider top=”no” size=”1″]

Tal y como aseguran a este periódico estas fuentes financieras, entre el dinero manejado por este hijo del histórico dirigente nacionalista, destacan también varios fondos de inversión por importe de unos dos millones de euros que se encuentran en el Banco Alcalá y sobre los que ha solicitado recientemente el cambio del comercializador.

No sólo él sino sus propias empresas han registrado también movimientos bancarios con Andorra durante los últimos años. Así, su sociedad MT Tahat recibió desde allí en 2013 al menos una transferencia ordenada por su propietario que acabó en una cuenta a nombre de esta entidad en Caixabank.

En marzo de este año, la mujer de Josep Pujol, Laura Vila, llegó a hacer una transferencia de 200.000 euros que le fue devuelta. La transferencia la hizo a través de la Banca Privada de Andorra.  Entre abril de 2014 y abril de 2015, Vila recibió en España otros 45.000 euros que ella misma había enviado desde Andorra.

Josep Pujol posee además una cartera de valores a su nombre en el Banco de Madrid por valor de 70.000 euros y otra de 30.000 euros a nombre de su hija Laura. Ambas datan de 2006. El ingreso de estos fondos es anterior a la entrada de la Banca Privada de Andorra en Banco de Madrid.

Hasta la fecha sigue siendo un misterio la cifra exacta a la que se eleva el patrimonio oculto del clan catalán y el montante total que llegó a esconder en diferentes bancos andorranos. Tampoco se conocía hasta ahora la cantidad exacta de dinero manejada por Josep Pujol, de quien sólo había trascendido que regularizó dos millones de euros en paraísos fiscales con la aministía fiscal que puso en marcha por el ministro Cristóbal Montoro.

En su comparecencia ante la Comisión Parlamentaria que investigaba el ‘caso Pujol’, Josep negó tajantemente que su dinero hubiera sido obtenido de manera irregular y se jactó de ser “bastante rico desde los 30 años”. Es más, presumió de que su primer sueldo “fue más alto que el de su padre”.

También en EL ESPAÑOL:

Diccionario satírico burlesco (VI)

Catalonia's President Artur Mas, of centre-right party Convergencia, and Oriol Junqueras, candidate of ERC (Republican Left party), part of the main pro-independence movement Junts pel Si, attend a campaign opening in central Barcelona September 10, 2015. REUTERS/Gustau Nacarino

Junqueras y Mas durante un acto celebrado el 10 de septiembre. / GUSTAU NACARINO / REUTERS

La sexta entrega del vocabulario de Anna Grau está dedicada a la letra E. Aquí tienen su entrada expresiones como Espanya ens roba y términos como Estatut. La ironía de la autora permite esbozar más de una rosa en medio de una campaña cargada de tensión.

Espanya

Palabra odiosa y maldita que además no significa NADA. Si por imperativo legal o porque la realidad es tozuda no queda otra que nombrar lo innombrable, se impone recurrir a fórmulas completamente descargadas de emoción y de sentimiento. Por ejemplo: “Estat espanyol“. ¿Que queda raro hablar, por ejemplo, de los ríos del Estado español? Da igual porque al enemigo ni agua (ni la de su río). Se hacen los ridículos que haga falta, donde haga falta. Pero para atrás, ni para tomar impulso: Cataluña es un país, una nación, una tierra preñada de historia milenaria y de sentido. Lo otro es una entidad administrativa, una aberración impuesta por el furor uterino de Isabel la Católica y el furor militar de Paca la Culona (Franco). Los que han nacido allí y nada más que allí son seriamente dignos de lástima. Pero, pudiendo ser sólo catalán, ¿quién en su sano juicio querría ser además español… y, con la que está cayendo, encima iría y lo diría?

‘Espanya ens roba’

Excepción que confirma la regla anterior. Sí se puede, es más, se debe mencionar a Espanya para denunciar cómo nos roba. Cómo en Castilla la Vieja se tiran en plancha a piscinas y piscinas llenas del sudor de la frente de los catalanes, acarreado en camiones cisterna custodiados por la Guardia Civil. La corrupción y la mala gestión vernáculas son el chocolate del periquito (en Cataluña no hay loros, son demasiado caros). Sin el permanente atraco a mano armada español, los catalanes atarían a los perros no ya con longanizas sino con billetes de quinientos euros. Los perros andorranos, claro.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)

Histórico partido político catalán, republicano e independentista fundado en 1931, por cuya cúpula dirigente han pasado desde Francesc Macià, Lluís Companys y Josep Tarradellas hasta Pilar Rahola, Josep-Lluís Carod-Rovira y Àngel Colom (apodado El Sis Ales, -Seis Alas-, incluso cuando aún no se le había relacionado con ningún caso de corrupción). La evolución humana y política no es una línea necesariamente ascendente. Durante un tiempo ERC encarnó el único cordón umbilical político con la legalidad catalana prefranquista. Durante todo ese tiempo ERC no se comió una rosca y el panorama estaba dominado por CiU y PSC. Luego las tornas cambiaron y la antigua mosca cojonera se ha agigantado como por obra y gracia de algún experimento radiactivo, igualito que en las películas. Ojo con su líder, Oriol Junqueras. Es con diferencia el tipo más listo de la pomada catalana actual aunque de lejos pueda parecer otra cosa. Se va él a merendar a Artur Mas con patatas, no lo contrario. Al tiempo. Por cierto: cuando eso haya ocurrido, igual él y todos los que le siguen van y se acomodan con sorprendente naturalidad al marco constitucional vigente que ahora mismo tanto les irrita y tanto les escuece. Al fin y al cabo, una vez cautiva y desarmada CiU y ocupado su espacio electoral (quítate tú que me pongo yo), ¿para qué van a independizarse de nadie? ¿Qué hace un independentista en la vida cuando ya se ha independizado? ¿A dónde se va y a hacer qué? Quita, hombre.

Esquerra de la otra

Decían en la Guerra Civil que Barcelona sería la tumba del fascismo. Sin comentarios. O, mejor, con el comentario de George Orwell elocuentemente expresado en su trascendental y deprimentísima obra Homenaje a Cataluña. Entre que aquí nadie lee y entre que el título engaña, las Ramblas y el Paseo de Gracia van felizmente llenos de gente convencida de que no hay ni ha habido nunca izquierda tan chula, tan florida, tan divina y tan rematadamente internacional como la catalana, reserva progre y espiritual de las Españas siempre tirando como a más rancias y a más casposas. Y es cierto que decirle a un catalán “tú eres de derechas” roza la temeridad y el peor insulto. En Cataluña se ha podido y se puede ser anarquista, pistolero, sectario, asesino, patriota y ladrón. Pero facha… ¡jamás!

Estatut

Es verdad que los Estatuts, como las Constituciones, se suelen votar sin leer. Se vota (o no) un concepto, una idea, un busilis. Se supone que padres y madres tienen las cartas magnas y magnitas, que veterinarios tiene la iglesia, y que cuando estas cosas llegan al papel ya están más que habladas, requetemasticadas y archipactadas, y que al votante de a pie sólo le toca poner el lacito (o no) según lo mandado por las siglas que campeen en su corazón. Pero, si se le permite a la autora de este diccionario una leve efusión autobiográfica, debo confesar que yo sí tuve la debilidad de leerme el Estatut entero. De cabo a rabo. Aproveché que me habían hecho la amniocentesis y me tenía que pasar un día entero panza arriba. Sudores de hielo perlan mi frente al acordarme. De milagro no aborté. No había pasado del preámbulo y ya tenía claro que íbamos al más brutal y más estúpido choque de trenes, al descarrilamiento político y jurídico, a la pura y dura pedorreta patriótica. ¿De verdad podía estar pactado que iba a colar eso? ¿O se pensaban que Javier Arenas era costalero de la Virgen de Montserrat? Por cierto, y ya que hace nada hablábamos de ERC: ¿Alguien se acuerda o quiere acordarse de que estos muchachos pidieron el NO al Estatut cuando este se puso a votación entre los sufridos, desconcertados catalanes? Si al final ellos y el Tribunal Constitucional se ciscaban en lo mismo, ¿para qué discutir?

Pujol Jr diseñó un plan para blanquear sus comisiones en medio mundo

documento

– Elaboró un complejo plan para invertir el dinero del 5% en países como Turquía, Argentina, México o Irak

– Intentó asociarse a un médico colombiano contra la calvicie, fundar escuelas del Barça en Latinoamérica o abrir granjas para cerdos en Uruguay 

También en EL ESPAÑOL:

– Elaboró un complejo plan para invertir el dinero del 5% en países como Turquía, Argentina, México o Irak

– Intentó asociarse a un médico colombiano contra la calvicie, fundar escuelas del Barça en Latinoamérica o abrir granjas para cerdos en Uruguay 

Jordi Pujol Ferrusola elaboró un complejo plan para blanquear sus comisiones en medio mundo. EL ESPAÑOL ha tenido acceso al documento original que elaboró el hijo mayor del ex president y en el que diseñó con todo lujo de detalles dónde invertir los fondos cobrados de grandes contratistas de la Generalitat. El dinero lo cobraba a través de dos empresas tapadera: Iniciatives, Marketing i inversions, SA, y Project Marketing Cat, SL. Entre sus destinos priorizaba el continente americano con países como México o Argentina. Pero se planteaba también desarrollar operaciones muy diversas en Turquía, Irak, Gabón, Etiopía o Inglaterra.

Con esas entidades instrumentales, Pujol Jr. ha percibido en los últimos años más de ocho millones de euros en comisiones que han sido camufladas con falsos trabajos de asesoría. La Audiencia Nacional ya ha advertido indicios de que estas prácticas son constitutivas de un delito fiscal y otro de blanqueo de capitales y mantiene imputado al primogénito de Pujol, que llegó a percibir comisiones del 5% de grandes contratistas públicos como la familia Sumarroca.

Pujol Ferrusola planificó una ambiciosa estrategia inversora que se fijaba como principal objetivo Latinoamérica. Tal y como dejó por escrito el propio vástago del histórico dirigente nacionalista, su intención pasaba por concentrar sus fondos en México con la “implantación”, en compañía de un “inversor” por determinar, de un “centro dermatológico” dirigido por el doctor colombiano Giovanni Bojanini. Este médico es especialista en tratamientos para la calvicie, dispone en su país de más de 40.000 clientes y se ha expandido por otros países latinoamericanos como Panamá, Venezuela, República Dominicana o Perú.

Y sin embargo los planes empresariales de Jordi Jr. para esta región no terminaban ahí. En México se planteaba el desarrollo de proyectos “eólicos y fotovoltaicos” así como la instalación de “minicentrales hidráulicas” y de “contadores de agua” en la ciudad mexicana de La Paz. También expresaba su intención de participar en la instalación de “puertas automáticas” para la línea de metro de México DF e introducirse en negocios vinculados a los “residuos” y “la iluminación pública” de “ayuntamientos” mediante la alianza con la empresa francesa Citelum. A su vez dejó por escrito que tenía en mente la construcción de “aparcamientos de hospitales” y hasta la posibilidad de “introducir” en México a la empresa National Geographic.

documento

Escuelas del Barça

Entre las posibles líneas de negocio de Pujol Ferrusola en México, figuran la “búsqueda de colaboración entre empresas españolas y mexicanas para la gestión de residuos y mantenimiento de depuradoras”. Para ello escogió como “emplazamientos” predilectos “Puerto Vallarta, México DF, Querétaro y Acapulco”. Junto a todas estas iniciativas, llegó a poner en marcha el desarrollo urbanístico de Azul de Cortez en el sur de la península de Baja California, ideó introducirse en el sector sanitario implantando tecnología para “diagnosticar por imágenes el cáncer de mama” y llegó a destinar al menos 1,2 millones de euros a un supuesto negocio de envío de dinero entre Estados Unidos y México.

En Argentina, además de la adquisición del puerto fluvial de la ciudad de Rosario, que fue su iniciativa estrella y en la que Hacienda ya ve indicios claros de blanqueo de capitales, Jordi Jr. planteó la posibilidad de incorporar a este boyante negocio a una serie de “inversores chinos”. Su intención era ampliar esa iniciativa a los “contenedores de automóviles y cítricos”.
[is_not_handheld]
IdeasEmpresasPujol
[/is_not_handheld]
[is_handheld]
IdeasEmpresasPujol
[/is_handheld]
Gráfico: Luis Sevillano

En América también estudió la posibilidad de “montar granjas de cerdos con la genética de España en Brasil o en Uruguay” y analizó la “búsqueda de minas” para producir carbonatos de calcio en alianza con la empresa española Reverté. Pero también examinó la posibilidad de “crear escuelas del FC Barcelona” y el desarrollo de proyectos de “biodiésel” y de “importación hacia España del grano argentino para piensos”.

El hijo de Pujol intentó extender sus tentáculos también a países como “Turquía o Irak”, donde meditó la posibilidad de desarrollar “proyectos en asuntos de seguridad, ferrocarriles, gas natural y petróleo”.

En Inglaterra sopesó invertir en “plantas de reciclaje” con la empresa Zerowaste y llegó incluso a África, donde desembarcó en Gabón para “instalar líneas eléctricas” y en Etiopía, donde meditó “presentar empresas españolas al lobby etíope para realizar trabajos en el país”.

Este gran esquema, elaborado por el propio Pujol Ferrusola, sirve de guía ahora a los investigadores para determinar a cuánto asciende realmente la fortuna de la familia y dónde se encuentran diseminados los fondos procedentes de la corrupción.

También en EL ESPAÑOL:

Pujol Jr. ocultó 1,2 millones de comisiones en Delaware

diploma

– Hacienda descubre que compró Avanti Alliance LLC en el paraíso fiscal americano e inyectó los fondos a través de una de las sociedades que utilizaba para cobrar los 5% en España

– Desvió el dinero para “crear una empresa de envío de dinero entre EEUU y México”

  • Hacienda descubre que compró Avanti Alliance LLC en el paraíso fiscal americano e inyectó los fondos a través de una de las sociedades que utilizaba para cobrar los 5% en España
  • Desvió el dinero para “crear una empresa de envío de dinero” entre EEUU y México

Jordi Pujol Ferrusola también posee una sociedad instrumental en el estado norteamericano de Delaware, considerado paraíso fiscal. La Agencia Tributaria española ha detectado la existencia de Avanti Alliance LLC, entidad en la que el hijo mayor del ex presidente autonómico catalán participa a través de su empresa española Iniciatives, Marketing i Inversions, S.A., y en la que ha inyectado al menos 1,2 millones de euros que proceden del cobro de comisiones.

Esta empresa de Delaware fue adquirida por Pujol Jr. para poner en marcha, tal y como él señala en sus propios planes de negocio, la “creación e implantación de tarjetas para el envío de dinero entre países, principalmente entre Estados Unidos y México”, aunque formalmente estaba controlada por dos ciudadanos estadounidenses.

La Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) ya ha acreditado que Pujol Ferrusola introdujo “1.265.776,75 euros” en Avanti Alliance entre los ejercicios 2006 y 2009. Los investigadores siguen el rastro de este dinero al considerar que procede del cobro de comisiones ilegales por la adjudicación de obras públicas en Cataluña.

En este sentido, Hacienda se ha dirigido a las autoridades norteamericanas para requerirles cuanta información dispongan de esta nueva empresa, desconocida hasta la fecha, para determinar si fue empleada para blanquear fondos de origen ilícito. La Agencia Tributaria ha señalando en sus comunicaciones que alberga “serias dudas en relación a la veracidad de las cuentas declaradas por Iniciatives, Marketing i Inversions”.

Esta empresa española está participada al 50% por Jordi Pujol Ferrusola y por su esposa Mercé Gironés y ha sido una de las plataformas empleadas por el hijo mayor del histórico líder nacionalista para cobrar supuestos sobornos de manos de grandes contratistas de la Generalitat. No en vano, la Audiencia Nacional ya ha cuantificado en más de 8 millones de euros la cifra percibida por Pujol Ferrusola mediante esta y otras empresas instrumentales de manos de grandes constructoras y empresas de servicios con importantes contratos en Cataluña. En todos estos casos los pagos se camuflaron según la versión de los investigadores en forma de supuestas asesorías empresariales de las que no existe rastro documental alguno. Tanto el juez José de la Mata como la Fiscalía Anticorrupción consideran que se trata de trabajos ficticios que camuflan dádivas ilegales.

Una de las muestras más representativas de este modus operandi fue desvelado precisamente ayer por EL ESPAÑOL y tiene como protagonistas a los miembros de la familia Sumarroca, fundadores de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC). A través de su empresa EMTE esta saga abonó 132.800 euros a Pujol Jr en concepto de un “5%” de comisión que dejaron anotado de su puño y letra en un post­it que encabeza el contrato suscrito entre ambas partes. De tal manera que, si la cifra de comisiones establecida para CDC ascendía al ya célebre 3%, la familia Pujol se reservaba para sí misma una tarifa todavía más alta.

Tras recibir el requerimiento de información en relación con la empresa Avanti Alliance, Estados Unidos ya ha procedido a contestar a la Hacienda española. Ha interrogado a los dos representantes americanos de Avanti Alliance, Al Vitolo y Tom Settineri, y ambos han explicado que el objeto oficial de esta empresa consistía en “la comercialización de un producto consistente en una tarjeta de crédito/débito concebida para que fuera usada por ciudadanos sin cuentas bancarias”. Asimismo, han precisado que Avanti se encuentra vinculada con otra sociedad, también radicada en Delaware, y denominada CJJ Investment Corporation.

Pese al ambicioso diseño inicial, las autoridades americanas señalan que “a finales de 2008 o principios de 2009 los bancos retiraron el apoyo financiero y pusieron fin al negocio”, provocando la bancarrota de la empresa. Pese a ello, Pujol Ferrusola dejó constar en su documentación interna que llevó a cabo viajes a Nueva York “para mantener reuniones” relacionadas con este proyecto así como a Houston para reunirse con “Gustavo de la Garza, presidente de Marcatel, quinta operadora mexicana, para la implantación de las tarjetas en México”, dejando claro que su intención pasaba por inyectar todavía más dinero de comisiones si el supuesto proyecto salía adelante.

Sr. Sánchez, cinco dudas sobre si Europa quiere más Europa

pedrosanchez_castejon

El Partido Socialista aprovechó este martes el debate sobre Grecia para presentar una propuesta de resolución ante la Mesa del Congreso que pretende un cambio de calado en la estructura de la Unión Europea y se resume en una frase: “Más Europa pero también otra Europa”. Bajemos a la tierra, ¿son factibles estas propuestas?

pedrosanchez_castejon

El Pisuerga pasó ayer por el Congreso de los Diputados en el pleno dedicado a debatir el tercer rescate a Grecia, un acuerdo que implica avalar a escote otros más de 86.000 millones de euros en préstamos a la nación helena (10.000 millones por parte de España) que irán a recapitalizar su banca y cubrir las necesidades de financiación del Gobierno de Alexis Tsipras. El Partido Socialista aprovechó el encuentro para presentar una propuesta de resolución ante la Mesa del Congreso, tal y como había avanzado El País, que pretende un cambio de calado en la estructura de la Unión Europea y se resume en una frase: “Más Europa pero también otra Europa”. La formación que lidera Pedro Sánchez se quiere así colocar en línea con el movimiento liderado por François Hollande desde Francia y Matteo Renzi desde Italia en busca de recuperar el espacio perdido por la socialdemocracia durante la crisis con un cambio de política a nivel europeo.

Bajando a los puntos concretos de la propuesta de los socialistas españoles, ¿son factibles? ¿Quiere Europa una mayor unión? Hace tiempo que todos parecen de acuerdo en que el proyecto común no tiene mucho más tiempo ni hueco para más parches para solucionar los problemas con los que nació su estructura pero aquí van cinco puntos que los socialistas deberían tener en cuenta para hacer una proposición realista que no suene a grandes titulares de etapa electoral.

1. Igualar los impuestos a las empresas: la bicha

Dice el documento socialista:

La fragmentación tributaria en la Unión Europea constituye una fuente permanente de fraude y elusión fiscal (…) y provocan la percepción ciudadana de que el esfuerzo fiscal y tributario en los diferentes Estados no es homogéneo (…). Es necesario avanzar hacia la armonización del tipo mínimo del impuesto de sociedades.

Armonizar el Impuesto de Sociedades en Europa, es decir, poner un impuesto mínimo igual en todos los países que se cobre a las empresas por su beneficio, es el ejemplo de libro a la hora de hablar de intereses divergentes de los miembros de la Unión Europea. Es la línea roja que se atrevió a trazar Irlanda, con amenaza incluida de salirse del euro, cuando negociaba las condiciones de su rescate. Aceptaba básicamente todo menos que le tocasen su flamante impuesto del 12,5% que atrae a tanta multinacional (en España está actualmente al 28%). Como además tenía el respaldo del Reino Unido, el impuesto irlandés no se tocó.

Si un país con la espada de Damocles de un rescate puede plantear semejante pulso y ganarlo, quién puede albergar esperanzas de una armonización máxime cuando los impuestos directos (y el de sociedades está entre ellos) exigen unanimidad de los Estados para su modificación. Ese sueño tiene además una larga historia.

Como recuerda Francisco de la Torre, inspector de Hacienda y responsable del programa fiscal de Ciudadanos, “Europa no ha sido capaz en casi 15 años de ponerse de acuerdo ni siquiera en una propuesta de base imponible armonizada común”. Es decir, no ha logrado aprobar ni qué se considera beneficio empresarial tributable y cómo se define el reparto de impuestos entre países cuando una misma empresa opera en varios Estados miembros (propuesta de Directiva de armonización de la base consolidada común, o BICCIS, a cuya aprobación también hace referencia el documento socialista).

Como explicó De la Torre ante el Comité Económico y Social Europeo en 2014, al que acudió en calidad de experto, “lo que hay que hacer son planteamientos de mínimos, como establecer normas comunes contra los paraísos fiscales, es decir, lograr que al menos el dinero se quede en Europa”.

Y hay que reconocer que se está avanzando en frenar la competencia desleal entre Estados pero por otra vía que no es la armonización y gracias a un motivo claro: la presión, tanto de la opinión pública como de EEUU. Para empezar, la Comisión Europea la preside hoy Jean Claude Juncker, primer ministro de Luxemburgo cuando se firmaron buena parte de los acuerdos secretos con multinacionales para minimizar su factura fiscal destapados por el Consorcio Internacional de Investigación Periodística (ICIJ) y contados en España por El Confidencial. Para seguir, Estados Unidos se ha cansado de que sus multinacionales usen a países europeos (como Holanda o Irlanda) para crear puentes a paraísos fiscales gracias a los que no pagan impuestos prácticamente en ningún sitio. El caso Apple fue un antes y un después.

De ahí vienen un buen número de investigaciones abiertas pero también los acuerdos de intercambio de información entre países (a nivel europeo y también mundial) que pretenden dar herramientas a las agencias tributarias para investigar si las empresas pagan por lo que ganan en cada país o si los Estados cierran acuerdos secretos con multinacionales que supongan competencia desleal con otras arcas públicas comunitarias. España tiene ya lista, a falta de aprobación en Consejo de Ministros, la normativa para que las multinacionales con sede en este país informen de sus datos país por país a partir de 2016.

2. Para las cajas alemanas no hay MUS

Dice el documento socialista:

La unión bancaria es un elemento fundamental de la unión monetaria para reforzar el sistema financiero, garantizar que contribuya al crecimiento de la economía real y hacer frente a futuras crisis financieras. (…) Se asienta sobre tres pilares: regulación europea, supervisión y resolución únicos para la zona euro.

Uno de los grandes orgullos que exhiben los gobiernos derivado de la crisis financiera y dirigido a estrechar lazos en la Unión Monetaria es el Mecanismo Único de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), el MUS, al que también alude el documento de los socialistas españoles recordando que “ya está en funcionamiento”. Ni mención hacen al alcance limitado del mecanismo.

Este policía común de la banca, que es el reconocimiento explícito de que los supervisores nacionales no son lo bastante independientes, existe para supervisar directamente a las entidades financieras, los riesgos que asumen, la calidad de sus órganos de gobierno y los procesos de toma de decisiones. Pero no mira a todas las entidades y no es casualidad. Como no lo es que fuesen Alemania y Austria quienes pusieran más empeño en defender que el BCE no iba a ser capaz de abarcar con la suficiente diligencia la supervisión de las miles de entidades financieras que operan en Europa (como si las cajas de ahorros no tuvieran capacidad de liarla parda).

Son precisamente el equivalente alemán de las cajas de ahorros españolas, las sparkassen, las que quedaron fuera del umbral fijado para pasar a control directo del BCE. Dicho umbral implica, a saber: tener bajo gestión activos con un valor superior a 30.000 millones de euros, representar el equivalente al 20% del PIB del país o haber recibido ayuda del Mecanismo Europeo de Estabilidad, es decir, haber sido rescatado.

El resultado de ese umbral es que, aunque Alemania por tamaño es el país que más entidades pasan a estar supervisadas por el MUS (21), ha logrado que el 48% de su sistema financiero quede fuera de la supervisión directa.

No son pocas las voces que han señalado los desequilibrios que este juego de tamaños puede generar a medio plazo.

3. Deuda común cuando más pesa la deuda

Dice el documento socialista:

Proponemos la creación de un Tesoro Europeo para la zona euro (…) con capacidad para emitir eurobonos y mutualizar parcialmente la deuda pública de los Estados miembros.

El de los eurobonos es otro de los temas recurrentes que ha mantenido dividida a Europa y en el que, hasta la fecha, ha resultado vencedora la posición en contra, con Alemania en cabeza. El economista jefe del Nomura, Richard Koo, entre otros, ha pasado años alertando a Europa de lo que estaba ocurriendo por el hecho de tener bonos de diferentes países emitidos en la misma moneda. Su explicación es sencilla: cuando un gran fondo de inversión reduce o aumenta su exposición a deuda pública en dólares lo único que puede hacer es vender o comprar títulos del Tesoro de EEUU. Sin embargo, reducir o aumentar su exposición a deuda pública denominada en euros puede hacerse vendiendo todos los bonos de un país y refugiándose en los de otro sin salir de la moneda única. Ese arbitraje, que ya fue dañino al comienzo de la crisis, es incluso más lógico ahora que la recesión y las medidas adoptadas han disparado los niveles de deuda sobre PIB de numerosos países. Alemania se negó incluso a la propuesta del prestigioso think tank Bruegel, con sede en Bruselas, de crear eurobonos (o bonos con respaldo europeo) que cubriesen solo hasta el equivalente al 60% del PIB de cada país cuando muchos países (incluida España entonces) no alcanzaban ese nivel y mucho menos el actual.

La propuesta de mínimos planteada desde diferentes círculos económicos en este punto se refiere a emitir deuda común para fines concretos, como los planes de inversión destinados a estimular la economía.

4. Salario Mínimo común… ¿sólo?

Dice el documento socialista:

El mercado de trabajo, al menos en la zona euro, debe estar más integrado (…). Ello implica construcción de un mercado de trabajo integrado en la zona euro que incluya la portabilidad de las contribuciones a la Seguridad Social, el desarrollo de políticas activas de empleo de dimensión europea y el establecimiento de un salario mínimo para la zona euro en base al salario mediano de cada Estado.

Para José García-Montalvo, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, no tiene sentido ponerse a plantear medidas comunes en el mercado laboral cuando los europeos no consideran que Europa sea un mercado laboral único. “En los países del sur se sigue tomando como un drama salir a trabajar a otro país y países del norte, como Alemania, legislan para que quien va a buscar trabajo se tenga que volver a su país de origen si en un plazo determinado no lo encuentra”.

Pero además son los propios sindicatos los que durante la crisis han pedido que no se ponga el foco de forma aislada en los costes laborales sin atender al resto de factores que influyen en la economía, ¿no sería esta una medida en la misma dirección y sentido inverso?

El ejemplo más claro de lo que ocurre cuando te centras aisladamente en todo lo que afecte al coste laboral es el sector del automóvil español, que en la última década ha tenido que ir renunciando a un número cada vez mayor de sus conquistas en materia laboral para lograr atraer producción a sus fábricas. La lucha por el coste laboral, además de la calidad de las líneas de producción, se ha encontrado un obstáculo constante en el precio de la electricidad en España o la mala conexión para el transporte de mercancías (en el país con más kilómetros de AVE por habitante). En un mundo en que las fábricas de una misma compañía compiten por hacerse con producción, modificar un parámetro sin atender al resto puede ser más perjudicial que beneficioso.

5. Es la política, estúpidos

El documento del PSOE repasa toda una serie de argumentos que han creado grietas entre las dos ideologías predominantes en Europa, como “la reforma del BCE para incorporar objetivos de crecimiento económico y creación de empleo, en pie de igualdad con los de inflación”; “armonizar la edad de jubilación en la zona euro” o establecer “un seguro de desempleo europeo”. Sin embargo, ¿no sería necesario avanzar ideologicamente en la visión de Europa para ver si hay recorrido hacia una mayor unión económica?

Javier Flores, jefe de Estudios de Asinver, señala que el problema que hay que solventar en Europa no es económico sino político y tiene su origen, de nuevo, en la propia creación de la Unión. “Francia la apoyó para recuperar la grandeur, para colocarse en el centro de una moneda capaz de ser reserva nacional y defender los ideales que históricamente había abanderado. Alemania pretendía participar en la creación de un área de comercio e influencia. Cuando la economía acompañaba no hubo conflicto entre ambas ideas. Ahora ambos deben darse cuenta de que no hay ideales que defender sin una economía fuerte ni Europa sin defensa de unos derechos comunes”. Y eso no se consigue “llevando a la opinión pública visiones nacionalistas”, como que el norte es una panda de usureros y el sur un montón de vagos, y utilizándola en los procesos electorales. “Hay una labor enorme que hacer desde la educación para hacer que Europa se una”.

Cien negritos

Cien negritos se fueron a cenar; el Faraón Aznar renunció al poder, se asfixió bajo el manto de armiño de su gloria y quedaron noventa y nueve…

Ilustración: Javier Muñoz

Cien negritos se fueron a cenar; el Faraón Aznar renunció al poder, se asfixió bajo el manto de armiño de su gloria y quedaron noventa y nueve.

Noventa y nueve negritos estuvieron despiertos hasta muy tarde; Jaime Mayor se quedó dormido y entonces quedaron noventa y ocho.

Noventa y ocho negritos viajaron por el mundo; Rodrigo Rato decidió anidar en Washington y quedaron noventa y siete.

Noventa y siete negritos cortaron leña; Álvarez Cascos se partió en dos y quedaron noventa y seis.

Noventa y seis negritos jugaron con una colmena; una abeja le picó a Juanjo Lucas y quedaron noventa y cinco.

Noventa y cinco negritos estudiaron Diplomacia; Federico Trillo se hizo embajador y quedaron noventa y cuatro.

Noventa y cuatro negritos fueron al mar;  un arenque rojo se tragó a Manolo Pizarro y quedaron noventa y tres.

Noventa y tres negritos pasearon por el zoo; un gran oso atacó a Eduardo Zaplana y quedaron noventa y dos.

Noventa y dos negritos se sentaron al sol; Ángel Acebes se tostó demasiado y sólo quedaron noventa y uno.

Noventa y un negritos se conformaron con la versión oficial del 11M; Jaime Ignacio del Burgo se empeñó en buscar la verdad y sólo quedaron noventa.

Noventa negritos se asustaron ante ETA; María San Gil cerró filas con las víctimas, la llamaron loca y sólo quedaron ochenta y nueve.

Ochenta y nueve negritos se postraron ante el jefe; Gabriel Elorriaga escribió un artículo -“no es este, no es este”- y sólo quedaron ochenta y ocho.

Ochenta y ocho negritos aprendieron catalán en la intimidad; Josep Piqué se empeñó en practicarlo y sólo quedaron ochenta y siete.

Ochenta y siete negritos se acercaron a Valencia; Juan Costa ardió en una falla cual ninot y sólo quedaron ochenta y seis.

Ochenta y seis negritos dijeron que sí a todo; Gustavo de Arístegui rechazó el trágala, lo mandaron a la India y sólo quedaron ochenta y cinco.

Ochenta y cinco negritos se olvidaron de pensar; Fernando Maura se marchó a UPyD y sólo quedaron ochenta y cuatro.

Ochenta y cuatro negritos se zamparon un pastel; Paco Correa se dio un atracón de época y sólo quedaron ochenta y tres.

Ochenta y tres negritos trasladaron maletines; a Pablo Crespo le pillaron con el de Galicia y sólo quedaron ochenta y dos.

Ochenta y dos negritos viajaron por Europa; Gerardo Galeote abrió una cuenta en Luxemburgo y sólo quedaron ochenta y uno.

Ochenta y un negritos organizaron eventos deportivos; Alberto López Viejo batió demasiados records y sólo quedaron ochenta.

Ochenta negritos circularon por la carretera; Jesús Sepúlveda se subió a un Jaguar y sólo quedaron setenta y nueve.

arponero cien necritos final

Ilustración: Javier Muñoz

 

Setenta y nueve negritos se lo llevaron crudo; Arturo González Panero rodó como una albóndiga y sólo quedaron setenta y ocho.

Setenta y ocho negritos jugaron al urbanismo; Benjamín Martín Vasco se embauló 300.000 del ala por Arganda y solo quedaron setenta y siete.

Setenta y siete negritos se fueron de compras; a Alfonso Bosch le sorprendieron gastando con identidad falsa y solo quedaron setenta y seis.

Setenta y seis negritos se enredaron en una correa; Jesús Merino se estranguló al intentar zafarse y sólo quedaron setenta y cinco.

Setenta y cinco negritos cobraron sobresueldos; Luis Bárcenas escondió el parné en Suiza, cuando se fue de la lengua lo metieron en el trullo y sólo quedaron setenta y cuatro.

Setenta y cuatro negritos pasaron por la caja B; Álvaro Lapuerta lo visó todo pero, tan mayor como estaba, tuvo un accidente raro y sólo quedaron setenta y tres.

Setenta y tres negritos merodearon cerca del tarro de mermelada; Ángel Sanchís se acercó demasiadas veces y sólo quedaron setenta y dos.

Setenta y dos negritos organizaron actos electorales; Álvaro Pérez, al ver al jefe tan cerca, tropezó con su bigote y sólo quedaron setenta y uno.

Setenta y un negritos fueron a la sastrería; Paco Camps se desentendió de las facturas y sólo quedaron setenta.

Setenta negritos financiaron ilegalmente al partido; a Vicente Rambla lo cogieron en el mercado de naranjas y sólo quedaron sesenta y nueve.

Sesenta y nueve negritos fueron imputados; Victor Campos firmó que era culpable y sólo quedaron sesenta y ocho.

Sesenta y ocho negritos disfrutaron de la huerta; Valcárcel se dio un hartón, se marchó a Estraburgo y sólo quedaron sesenta y siete.

Sesenta y siete negritos pasaron por la cocina; David Serra cayó despanzurrado dentro de la marmita y sólo quedaron sesenta y seis.

Sesenta y seis negritos recibieron al Papa; Pedro García firmó el contrato que convirtió las bendiciones en negocio y sólo quedaron sesenta y cinco.

Sesenta y cinco negritos aceptaron regalos de quien no debían; a Ricardo Costa le lucieron mucho en la muñeca y sólo quedaron sesenta y cuatro.

Sesenta y cuatro negritos ayudaron a que la familia que reza unida permaneciera unida; Juan Cotino se pasó de avemarías –y de testaferros- y sólo quedaron sesenta y tres.

Sesenta y tres negritos contribuyeron a las ONG; Rafael Blasco pensó que la caridad bien entendida empezaba por uno mismo y sólo quedaron sesenta y dos.

Sesenta y dos negritos firmaron contratos irregulares; Milagrosa Martínez se puso un pañuelo de Loewe y sólo quedaron sesenta y uno.

Sesenta y un negritos viajaron de gorrilla; Luis Díaz Alperi cogió una insolación en Creta y sólo quedaron sesenta.

Sesenta negritos se pusieron gafas negras; a Carlos Fabra le tocó demasiadas veces la lotería y sólo quedaron cincuenta y nueve.

Cincuenta y nueve negritos se embarcaron de vacaciones; José Joaquín Ripoll se subió al yate que no debía y sólo quedaron cincuenta y ocho.

Cincuenta y ocho negritos fueron fashion victims; la alcaldesita Sonia Castedo se divirtió en pijama con su protector y protegido y sólo quedaron cincuenta y siete.

Cincuenta y siete negritos pasaron de la política a las cajas; José Luis Olivas dio créditos raros, se emborrachó con ron cubano y sólo quedaron cincuenta y seis.

Cincuenta y seis negritos salieron a cazar; a Serafín Castellano se le disparó el rifle por la culata y sólo quedaron cincuenta y cinco.

Cincuenta y cinco negritos se enamoraron del dinero; Alfonso Rus contó los billetes con luz y sonido y sólo quedaron cincuenta y cuatro.

Cincuenta y cuatro negritos buscaron la trampa de la ley; Jaume Matas se saltó las reglas para contratar discursos, lo mandaron a prisión y sólo quedaron cincuenta y tres.

Cincuenta y tres negritos cometieron irregularidades urbanísticas;  a Eugenio Hidalgo, alcalde de Andratx, se le cayó encima su chalé y sólo quedaron cincuenta y dos.

Cincuenta y dos negritos cobraron comisiones; Antonia Ordinas las escondió en una lata de Cola Cao y cuando tuvo que desenterrarla ante la poli sólo quedaron cincuenta y uno.

Cincuenta y un negritos protegieron a los apandadores; al conseller Cardona le pillaron repartiéndose el botín, le metieron dieciséis años y sólo quedaron cincuenta.

Cincuenta negritos se fueron al prostíbulo; Rodrigo de Santos pagó con la tarjeta municipal y sólo quedaron cuarenta y nueve.

Cuarenta y nueve negritos apoquinaron al instituto Noos;  Pepote Ballester no regateó nada y sólo quedaron cuarenta y ocho.

Cuarenta y ocho negritos tomaron copas de más; Nacho Uriarte estrelló alegre su coche y sólo quedaron cuarenta y siete.

Cuarenta y siete negritos navegaron entre insidias; Daniel Sirera escribió “este partido es una mierda” y sólo quedaron cuarenta y seis.

Cuarenta y seis negritos se hicieron los simpáticos; Montse Nebrera se burló del habla andaluza y sólo quedaron cuarenta y cinco.

Cuarenta y cinco negritos asumieron graves riesgos; Regina Otaola dio la cara en Lizarza, se retiró decepcionada y sólo quedaron cuarenta y cuatro.

Cuarenta y cuatro negritos pidieron debates y primarias;  a Alejo Vidal Quadras le pusieron puente de plata y sólo quedaron cuarenta y tres.

Cuarenta y tres negritos cosecharon fracasos electorales; Antonio Basagoiti asumió con ejemplaridad el suyo y sólo quedaron cuarenta y dos.

Cuarenta y dos negritos se sintieron traicionados; el heroico Ortega Lara se marchó sin siquiera merecer ser oído en la Moncloa y sólo quedaron cuarenta y uno.

Cuarenta y un negritos denunciaron las promesas incumplidas; Santi Abascal escribió una carta de despedida, fundó Vox y sólo quedaron cuarenta.

Cuarenta negritos fueron envejeciendo; una mañana se murió don Manuel el Fundador y sólo quedaron treinta y nueve.

Treinta y nueve negritos levitaron al ganar por mayoría absoluta; Javier Arenas se pasó de listo, desmovilizó a los suyos y sólo quedaron treinta y ocho.

Treinta y ocho negritos tiraron victoriosos por la calle de en medio; a Ana Mato le atropelló el Jaguar que se le escapó del armario y sólo quedaron treinta y siete.

Treinta y siete negritos aplicaron su programa; a Javier Fernández Lasquetty le atropelló la “marea blanca”, se marchó a Guatemala y sólo quedaron treinta y seis.

Treinta y seis negritos tuvieron mala suerte; a Mercedes de la Merced se la llevó la enfermedad y sólo quedaron treinta y cinco.

Treinta y cinco negritos se creyeron impunes; Miguel Blesa las hizo de todos los colores hasta llegar al black y sólo quedaron treinta y cuatro.

Treinta y cuatro negritos fueron excluidos de la primera fila del poder; González Pons se quedó compuesto y sin ministerio y sólo quedaron treinta y tres.

Treinta y tres negritos prefirieron irse a ganar dinero; Michavila se metió en un buen despacho y sólo quedaron treinta y dos.

Treinta y dos negritos hicieron lo que pudieron en sus cargos; Arias Cañete gestionó bien, patinó en la campaña europea y sólo quedaron treinta y uno.

Treinta y un negritos se indignaron por la amnesia del poder; Consuelo Ordóñez lo dijo alto y claro y sólo quedaron treinta.

Treinta negritos pasearon por la muralla; Santiago Cervera metió la mano en un agujero y sólo quedaron veintinueve.

Veintinueve negritos guardaron secretos inconfesables; a Cristobal Páez le dieron el mejor de los finiquitos y sólo quedaron veintiocho.

Veintiocho negritos sabían más de la cuenta; a José Manuel Molina lo mandaron a Kinshasa y sólo quedaron veintisiete.

Veintisiete negritos salieron a captar apoyos; a Ana Botella se le indigestó una “relaxing cup of coffee in the Plaza Mayor” y sólo quedaron veintiséis.

Veintiséis negritos compraron propiedades; Ignacio González recurrió a un testaferro para camuflar su ático y sólo quedaron veinticinco.

Veinticinco negritos se quedaron colgados de la brocha; Leopoldo González Echenique dimitió por un quítame allá esos 130 millones y sólo quedaron veinticuatro.

Veinticuatro negritos fueron azotados por la ira; a Isabel Carrasco la mataron a tiros y sólo quedaron veintitrés.

Veintitrés negritos recibieron tarjetas de crédito a juego con su alma; Ricardo Romero de Tejada hizo honor a su fama y sólo quedaron veintidós.

Veintidós negritos volvieron a las andadas; a Paco Granados, tanto fue el cántaro a la fuente, le metieron en el trullo y sólo quedaron veintiuno.

Veintiún negritos se hicieron diputados “para tocarse los huevos”; José Miguel Moreno lo reconoció mientras le grababan y sólo quedaron veinte.

Veinte negritos escribieron los versos más tristes esta noche; el gran vate Gallardón se negó a observar la rima y sólo quedaron diecinueve.

Diecinueve negritos buscaron la mayoría absoluta; a Esperanza Aguirre le hicieron la cama desde dentro y, como le faltó un escaño, sólo quedaron dieciocho.

Dieciocho negritos querían perpetuarse en sus poltronas; Rita Barberá tuvo un caloret y sólo quedaron diecisiete.

Diecisiete negritos limpiaron la cloaca;  Alberto Fabra sucumbió en el empeño tras la enésima zancadilla y sólo quedaron dieciséis.

Dieciséis negritos ardieron por amor; Monago, el buen bombero, apagó su fuego en Canarias gratis total y solo quedaron quince.

Quince negritos buscaron remedio en la farmacia; a José Ramón Bauzá le dieron cuchillo de palo y sólo quedaron catorce.

Catorce negritos quedaron encerrados en el ascensor; a León de la Riva se le apareció una Leire turgente y del soponcio solo quedaron trece.

Trece negritos subieron a la Giralda; Jose Ignacio Zoido perdió pie y solo quedaron doce.

Doce negritos se fueron de Carnaval; Teófila Martínez se dio de bruces con la charanga del Kichi y sólo quedaron once.

Once negritos visitaron a la Virgen del Pilar; Luisa Fernanda Rudi se enganchó en el manto y sólo quedaron diez.

Diez negritos se reunieron en una bodega; Pedro Sanz organizó su sucesión -sacrificando a su delfín- y sólo quedaron nueve.

Nueve negritos perdieron la sonrisa; la de Juan Ignacio Diego se la zampó Revilla y sólo quedaron ocho.

Ocho negritos intentaron borrar huellas en Génova; Maria Dolores de las Mentiras resbaló en una simulación de finiquito en diferido y sólo quedaron siete.

Siete negritos dieron la cara para que se la rompieran; a Carlos Floriano le explicaron que el problema de comunicación era él y sólo quedaron seis.

Seis negritos se cayeron al pozo demoscópico; a José Ignacio Wert, cansado de vivir ahí, le mandaron, con alevosía agosteña, de luna de miel a la OCDE y sólo quedaron cinco.

Cinco negritos se arrimaron a la Púnica; Salvador Victoria hizo lo que le mandó su jefe y cuando le pillaron sólo quedaron cuatro.

Cuatro negritos medio pasaban por ahí; Lucía Figar fue imputada por firmar un contrato y sólo quedaron tres.

Tres negritos pidieron otro liderazgo; a Cayetana Álvarez de Toledo, vox clamantis in deserto, le pusieron bola negra y sólo quedaron dos.

Dos negritos se reunieron en Moncloa; a Alicia Sánchez Camacho la convencieron de que bebiera la cicuta pues el desastre catalán era cosa suya y ya sólo quedó uno.

Un negrito se quedó más solo que la una; después de dejar tirados a todos sus amigos, deshacerse de todos sus rivales y desviar a los demás todas sus culpas; doce años después de ser ungido por el dedo errado de Aznar y cosechar dos derrotas; cuatro años después de recibir, dilapidar y traicionar un mandato rotundo de los españoles; dos años después de mentir como un bellaco al parlamento, Mariano Rajoy se ahorcó de su cuarta candidatura a la Moncloa y pronto, de aquel PP refundado en 1990 que aglutinó a todo el centro-derecha y tanto sirvió a la democracia, ya no quedará ninguno.

También en EL ESPAÑOL: 

Hacienda dice que con la ‘lista Falciani’ no se puede acusar a nadie de delito fiscal

 Según un informe de la Subdirección General de Inspección Territorial de Hacienda, la información sobre 659 presuntos defraudadores fiscales de la ‘lista Falciani’ no era suficiente para imputar a ninguno de ellos un delito fiscal. Esta es la razón por la que la Agencia Tributaria decidió requerir a todos ellos para que regularizaran voluntariamente su situación con con el fisco en lugar de abrirles una inspección que podría haber llevado a alguno de ellos a prisión.

L'informateur de fisc français, Hervé Falciani (ancien informaticien de la banque Suisse HSBC), dévoile le parcours qui l'a amené à dénoncer le fonctionnement de la banque HSBC de Genève.

La información sobre 659 presuntos defraudadores fiscales de la ‘lista Falciani’ no era suficiente para imputar a ninguno de ellos un delito fiscal, razón por la que la Agencia Tributaria decidió requerir a todos ellos para que regularizaran voluntariamente su situación con Hacienda en lugar de abrirles una inspección que podría haber llevado a alguno de ellos a prisión.

Así lo asegura un informe de la Subdirección General de Inspección Territorial fechado el pasado 8 de junio y remitido a la jueza, Purificación Elisa Romero, titular del juzgado de instrucción nº 37 de Madrid, que instruye una causa para determinar si los altos cargos que tomaron dicha decisión incurrieron o no en delito.

El informe detalla que las autoridades francesas enviaron un total de 1.972 fichas de posibles defraudadores con cuentas en el HSBC de Ginebra, en algunos casos personas físicas y en otras jurídicas, de las que logró identificar a 1.800, aunque sólo se pudo adjudicar bienes patrimoniales a 848. Tras comprobar si tenían su residencia en España y si los datos a los que aludía la información estaban prescritos o no, el listado quedó reducido a los ya citados 659 contribuyentes, a los que se giró un requerimiento voluntario de regularización.

“No parece que de la información de las fichas pudiera deducirse directamente la existencia de delitos contra la hacienda pública, dado que, si bien existía información de los saldos, no se podía conocer la procedencia de los fondos”, dice literalmente el texto de la Agencia Tributaria.

“Las identidades no siempre aparecen claras”

Javier Hurtado Puerta, subdirector general de Inspección Territorial, que firma el documento, sostiene en él que “las identidades de los titulares no siempre aparecían claras e indudables”, ya que la mayoría estaba a nombre de sociedades constituidas en Panamá, las Islas Vírgenes Británicas o Luxemburgo. Es decir, se trataba de sociedades domiciliadas en Suiza pero sin ninguna actividad económica. “Había que determinar quién o quienes se escondían tras estas sociedades pantallas” antes de corroborar que “tal y como se pensaba en los primeros momentos, las Autoridades Suizas no colaboraron para confirmar el contenido de las fichas”, dice el informe.

Esta circunstancia, y el hecho de que los datos remitidos se referían exclusivamente a los ejercicios fiscales de 2005 y 2006, y la prescripción de las declaraciones sobre IRPF y sobre el Patrimonio del ejercicio de 2005 se producía el 30 de junio de 2010, es decir, 36 días después de la recepción de los datos, que había tenido lugar el 26 de mayo, hizo que se optara por el requerimiento en lugar de por abrir una inspección.

“En ese periodo tan reducido de tiempo fue preciso realizar los procesos de análisis e identificación, sistematizar la información, valorar mínimamente los riesgos, adoptar la decisión sobre las personas con capacidad de disposición y titularidad real, y sobre la actuación más adecuada a realizar, elaborar los documentos administrativos a remitir y lograr las notificaciones de los mismos”, dice el informe de la AET, que recoge que aproximadamente la mitad de los 659 requeridos no respondieron o negaron ser titulares de la cuentas. “De este modo la información recibida, sin negarle una evidente utilidad para detectar riesgos desconocidos, no podía ser usada sin más para la práctica de regularizaciones”.

Colaboración con Hacienda 

El documento remitido a la magistrada  reconoce que muchas de las personas que regularizaron tras el requerimiento de Hacienda demostraron que el origen de las rentas que tenían en Suiza procedían de ejercicios fiscales prescritos y solo tuvieron que regularizar pequeñas cantidades. “Esto les permitió colaborar con la Agencia Tributaria aportando información sobre cómo actuaba el banco suizo, y de esta forma ayudar a comprender la información de que se disponía. Esta información, que fue muy importante para el desarrollo de las actuaciones inspectoras con titulares que negaban las cuentas, se obtuvo generalmente de esos contribuyentes que presentaron declaraciones complementarias tras la notificación de los órganos de Gestión”.

En definitiva, el informe avala la decisión Carlos Cervantes Sánchez-Rodrigo, entonces director del departamento de Inspección Financiera y Tributaria, y María Dolores Bustamante, directora del departamento de Gestión, contra quienes el sindicato de técnicos de Hacienda Gestha presentó en una querella que ha dado lugar a una causa en la que ambos exaltos cargos están imputados.

El informe de  la AEAT concluye diciendo que el procedimiento utilizado “no impidió, con posterioridad, y según las circunstancia de cada caso, la imposición de sanciones, el posterior desarrollo de procedimientos inspectores o la presentación de denuncias por delito fiscal”, aunque no especifica en cuántos casos ni los importes.

 

La Guardia Civil investiga a otro ex alcalde de Alcalá de Henares en la Operación Púnica

Granados

Los informes de la Guardia Civil colocan a Florencio Campos Corona, ex alcalde de Alcalá de Henares entre 1987 y 1995, tras una transferencia de 341.000 euros a las cuentas suizas de David Marjaliza y Francisco Granados (en la imagen). El dinero fue enviado por una sociedad llamada Fundación Algaba. Además, la Audiencia Nacional investiga el papel de otros cinco empresarios que enviaron más de 3 millones de euros a dichas cuentas. 

Francisco Granados, ex presidente de la Comunidad de Madrid, lleva encarcelado nueve meses.

El ex vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, y su socio David Marjalilza utilizaron una red de fundaciones y empresarios españoles para sacar hasta once millones de euros en dinero negro a Suiza, donde Marjaliza llegó a controlar cinco cuentas corrientes (cuatro en el BNP y otra en el UBS).

Según los informes de la Unidad Central Operativa (UCO), ambos pudieron contar con la ayuda de Florencio Campos Corona, ex alcalde socialista de Alcalá de Henares entre 1987 y 1995 y al que la Guardia Civil coloca  tras una transferencia de 341.000 euros. Un envío que llegó a las cuentas suizas de Marjaliza realizado a nombre de la Fundación Algaba, una entidad de la que los investigadores no han encontrado rastro alguno en España. 

Según los informes de la Guardia Civil, Marjaliza y Granados desviaron hasta el cantón de Ginebra 6,6 millones de euros (7 millones de francos suizos) en solo cinco años. Un dinero de “origen desconocido” pero con unos remitentes claramente identificados: dos fundaciones benéficas y seis empresarios de distinto ámbito. Empresarios que ahora investiga la Justicia en la parte de las diligencias que por el momento permanece secreta.

Transferencias

Según la documentación enviada a la Audiencia Nacional por Suiza, la Fundación Cotazur, una entidad desconocida hasta el momento, fue una de las principales remisoras de fondos a las cuentas de Granados y Marjaliza. Entre el 1 de enero de 2000 y el 30 de abril de 2012, la citada fundación -de la que los investigadores tampoco encuentran rastro en los registros españoles- remitió en total 1.052.000 euros a Ginebra. Los agentes vinculan las transferencias en sus informes al empresario Jesús Roa Baltar, ya fallecido.

Roa Baltar fue durante años uno de los responsables de la firma Obras y Construcciones Industriales (OCISA) y se vio salpicado en los años 90 en el llamado Caso Ollero, que investigaba el presunto pago de comisiones a cambio de la concesión de un tramo de autovía en Granada. Según el informe de la UCO, Roa Baltar fue administrador en España de al menos cinco sociedades. Y ninguna de ellas tiene relación aparente con la trama Púnica.

En el caso de Florencio Campos Corona, los agentes certifican que el ex alcalde de Alcalá de Henares tiene como única trayectoria empresarial su participación en la Empresa Municipal de la Vivienda de Alcalá de Henares, de la que fue consejero desde 1993. La pasada semana, EL ESPAÑOL ya anunció que el propio Marjaliza había señalado en su confesión ante el juez Eloy Velasco la  participación de otro ex alcalde de la localidad madrileña: Bartolomé González, ahora diputado autonómico con Cristina Cifuentes. Ninguno de los dos ha sido imputado por el momento.

Panamá

En el mismo período (2000-2012), las cuentas suizas de Granados y Marjaliza -que llevan nueve meses en prisión preventiva- recibieron transferencias por valor de 1.285.000 euros desde una nueva compañía: Rockfish Finance Corporation, una sociedad panameña utilizada según la Guardia Civil por el financiero Michael Trevor Langdon, sin antecedentes en España y que fue hasta 2007 director de una sociedad local llamada Estándar Colina Investment (sic). “Los importes totales detallados son de origen desconocido”, explican los informes policiales sobre estas transferencias.

Y no es la única empresa afincada en el caribe. La Guardia Civil investiga también la llegada de dinero panameño por medio de otras dos sociedades: Senator Overseas y Extreme Overseas. Según sus informes, ambas fueron empleadas por el empresario Rodrigo Díez Pichardo para enviar a las cuentas suizas de Marjaliza 1,3 millones de euros.

La lista de empresarios investigados se completa con  otros dos nombres: José Miguel López Gutiérrez y Tristán Domecq de la Maza. El primero es administrador único de la sociedad Turismo Sierra de Gata e ingresó según los agentes de la UCO  609.ooo euros en las cuentas suizas de Granados y Marjaliza. El segundo, diseñador y restaurador, administra cuatro sociedades en España vinculadas a la importación, y el mundo de la hostelería. De su mano llegaron a Suiza 407.000 euros para las empresas de Marjaliza.

Varapalo judicial para Ruz y la Fiscalía Anticorrupción por la investigación suiza de la Gürtel

Madrid 15/10/2013     TRIBUNALES Imagen del juez Ruz p˜r la calle de Goya en Madrid en un receso del juicio de Pescanova Foto de AGUSTIN CATALAN

La investigación está cerrada. Así que ni los fiscales, ni la policía ni el abogado del Estado pueden realizar nuevos informes para buscar datos de Luis Bárcenas en Suiza. Y menos enviarlos a la justicia helvética. Ni siquiera para convencer a sus colegas de que levanten el veto sobre las pruebas contra el ex tesorero del PP, que llegó a esconder 47 millones en el país helvético.  Además, Bárcenas ha pedido que se investigue a los fiscales.

Madrid 15/10/2013     TRIBUNALES Imagen del juez Ruz por la calle de Goya en Madrid en un receso del juicio de Pescanova Foto de AGUSTIN CATALAN
El juez Pablo Ruz.

La investigación está cerrada. Así que ni los fiscales, ni la policía ni el abogado del Estado pueden realizar nuevos informes para buscar datos de Luis Bárcenas en Suiza. Y menos enviarlos a la justicia helvética. Ni siquiera para convencer a sus colegas de que levanten el veto sobre las pruebas contra el ex tesorero del PP, que llegó a esconder 47 millones en el país helvético.

La decisión fue tomada el pasado 3 de junio por la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Y supone un serio revés tanto para el juez Pablo Ruz, instructor de la causa durante los últimos cinco años, como para la Fiscalía Anticorrupción, que el pasado 16 de abril y bajo el amparo del magistrado, intentó remitir una nueva comisión rogatoria a Suiza, ahora revocada.

El entuerto judicial -que complica además la utilización de la principal prueba de la causa contra Luis Bárcenas- arrancó el 2 de abril de 2014, cuando la Audiencia Nacional solicitó datos de varias cuentas bancarias del ex tesorero del PP en Suiza. En respuesta a su petición, el Juzgado de Instrucción número 5 recibió una montaña de extractos bancarios; la prueba de que Bárcenas llegó a esconder 47 millones de euros allí. La petición se fundamentó entonces en un presunto delito fraude fiscal. Algo que no existe para la Justicia helvética.

Aun así, el 14 de abril de 2014, la Oficina Federal de Justicia suiza autorizó de forma expresa a la Audiencia Nacional a utilizar los datos. Algo que Bárcenas recurrió en territorio alpino. El ex tesorero del PP contrató a unos abogados sobre el terreno y, mientras en España clamaba colaboración, en Suiza intentaba poner palos en la rueda.

Seis meses después, el Tribunal Federal Penal de Berna le dio la razón y revocó la autorización para usar los datos a los tribunales españoles. Así, las pruebas de que Luis Bárcenas ocultó más de 40 millones al fisco español existen, pero la Audiencia Nacional no puede utilizarlas.

Investigación contra las fiscalas

La decisión de impedir el uso de la documentación bancaria llegó en noviembre de 2014. Y fue una medida cautelar. Desde entonces, la justicia helvética deshoja la margarita sobre si permite o no a España utilizar los datos. Falta la decisión final sobre el caso. El 5 de enero de este mismo año, Suiza ofreció a los fiscales españoles la posibilidad de ampliar la información contra Bárcenas; de aportar nuevas pruebas en su contra que -esta vez sí- sean consideradas un delito en su país.

La Fiscalía Anticorrupción se puso entonces a trabajar. Y comenzó a elaborar un informe; un escrito de 27 páginas que relata cómo Bárcenas y otros cinco imputados -los empresarios Francisco Correa y Pablo Crespo, el ex consejero Alberto López Viejo y los ex alcaldes Guillermo Ortega y Arturo González Panero- utilizaron presuntamente facturas falsas, amaños contables y otras operaciones opacas para mover su dinero lejos de los ojos de la hacienda española.

Sin embargo, en mitad de este proceso, sin decisión en firme sobre las pruebas contra Bárcenas y pese a tener este importante fleco judicial abierto, Pablo Ruz dio por terminada la investigación del caso. El pasado cinco de marzo, un mes antes de dejar su puesto en la Audiencia Nacional, el juez decretó la apertura de juicio oral, sentó en el banquillo a cuarenta personas. Y cerró la puerta a nuevas investigaciones en esta causa.

Pese a la decisión judicial de terminar con el caso -o al menos con la primera parte, llamada Época 1- varios responsables judiciales españoles se reunieron una semana después en Suiza con sus homólogos helvéticos. La reunión se mantuvo en secreto y no fue comunicada al resto de las partes. Sin embargo, las defensas de los principales imputados consiguieron pruebas oficiales de que la reunión se produjo. Y han recurrido ante la Audiencia Nacional también este movimiento, arguyendo una importante merma en su derecho de defensa.

Los abogados de Luis Bárcenas han solicitado incluso la apertura de una pieza separada para investigar quién o quienes estuvieron presentes en la reunión, celebrada en Berna. Los primeros autos judiciales normalizan el encuentro como una reunión más de cooperación entre fiscales. Sin embargo, el acta de la cita -aportada el 2 de abril por los fiscales helvéticos a los abogados de Bárcenas en Suiza- revela que el único tema tratado en la reunión fue la documentación bancaria del extesorero del PP.

barcenas1
Luis Bárcenas.

Reunión secreta

El 16 de abril de 2015, la Fiscalía Anticorrupción presentó en el juzgado su escrito con nuevas pruebas sobre la presunta ocultación de fondos de Bárcenas en Suiza. Y sustentó su nueva petición sobre las presuntas falsedades en documento público realizadas por Bárcenas; algo que la justicia helvética sí contempla. Un día después, es el propio Pablo Ruz quien autoriza la comisión rogatoria a Suiza número 51, que incorpora el nuevo informe elaborado por la fiscalía y solicita de nuevo, esta vez con más datos, la autorización para utilizar en España los datos bancarios de Luis Bárcenas.

La decisión judicial supuso desde el primer momento una cascada de recursos. Afectados como Bárcenas o el financiero Ivan Yañez entienden en sus escritos que el informe de la fiscalía es fruto de la reunión mantenida en Berna. Una reunión a la que no tuvieron posibilidad de asistir. Y que además llega tarde, ya que la causa está oficialmente cerrada.

En un primer momento, el actual instructor del caso, el magistrado José de la Mata, mantuvo el criterio de Ruz y rechazó los recursos presentados por las defensas. Pero ahora, la sala cuarta de lo Penal ha utilizado la doctrina contraria. Y deja sin efecto tanto el informe de la fiscalía como la nueva comisión rogatoria enviada a Suiza.

“No solo ha finalizado la fase de instrucción, sino que se ha presentado escrito de acusación, se ha dictado el auto de apertura de juicio oral y el procedimiento solo pende de la aportación del escrito de la defensa”, explica el auto que tumba la decisión aprobada por Ruz. “Lo que parece exceder del momento procesal actual es que la incorporación de lo remitido, vía comisión rogatoria, de lugar a una de las partes a la emisión de un nuevo informe dando la posibilidad de reabrir la fase de investigación, ya precluída”, concluye el documento, firmado por los magistrados Ángela Murillo, María Teresa Palacios Criado y Juan Francisco Martel Rivero.

Carta fiscales suiza