Teatro de la Zarzuela de Madrid: más cerca del orden

Daniel Bianco, escenógrafo, sustituirá a Paolo Pinamonti los próximos 5 años como director del coliseo y anuncia renovación en los libretos y la estética

 

Zarzuela
Daniel Bianco este lunes en la Secretaría de Estado de Cultura. / Alberto Nevado

Daniel Bianco será el nuevo director del Teatro de la Zarzuela de Madrid a partir del 1 de noviembre por un periodo de cinco años. Su nombre ha sido el elegido por el INAEM para llevar las riendas del teatro lírico madrileño después de que Paolo Pinamonti, su predecesor, anunciase el pasado abril que dejaba el cargo para dirigir el San Carlo de Nápoles. Pinamonti ha lidiado con un teatro “complejo”, en palabras de la propia directora general del INAEM, Montserrat Iglesias. Una adecuada gestión y modernización del repertorio y un talante trabajador y cercano han evitado los problemas en una casa que vio su Estatuto aprobado en febrero de 2011, pero que no siempre es un remanso de paz.

Detrás de la calma chicha de La Zarzuela hay un teatro sin orquesta propia -la titular es la de la Comunidad de Madrid- y con un cuerpo artístico propio, el coro, que ha dado quebraderos de cabeza a más de un director de escena y de orquesta.

“Conozco muchísimo al Coro, he trabajado mucho con ellos. No creas que los colectivos cambian tanto de un teatro a otro”, matiza Bianco preguntado por las claves de su gestión de puertas para adentro. “Cuando trabajé en el Festival de Salzburgo, las horas extras eran de 4 AM a 7 AM. Esto es impensable: aquí los conjuntos acaban a las 12 de la noche y los extranjeros no logran entender que aquí se coma a las 3 de la tarde. Cambian las escenografías, pero los colectivos tienen, más o menos, el mismo conflicto en todas partes”.

Sin mentiras

Aunque, recién llegado, Bianco no quiere hablar de problemas: “Puedo decirte que, artísticamente, es un coro estupendo, con voluntad de trabajo, por lo menos en las obras en que yo he participado. Los problemas que pueda tener el colectivo los iré resolviendo de la mejor manera posible. Yo intento hacer en teatro lo que me gustaría que me hicieran a mí. No me gusta que me mientan, ni que me mareen”.

Una fuente consultada por EL ESPAÑOL recordaba cómo durante los ensayos de Hangman! Hangman!, una ópera de Leonardo Balada estrenada en La Zarzuela en 2007 -por entonces el director artístico de la casa era Luis Olmos-, el coro se negó a cantar una respuesta rítmica al entender que no era parte de sus atribuiciones y lo consideraban trabajo de figurantes. De nada sirvió que el propio compositor les rogara que lo hicieran. Al final, hubo que contratar para esa pieza a un grupo adicional de actores que cantaran.

Otra fuente recuerda episodios en los que un estreno estuvo a punto de pararse porque al coro se le pedía incorporar un pequeño movimiento escénico, algo que los trabajadores consideraban entrar en el terreno de la coreografía. Esta fuente explica que el coro no acude a la sala de ensayos que el teatro tiene en el barrio de Chamberí, al haber pedido que se habilitara un autobús u otro transporte para el desplazamiento, una petición inviable para el teatro. En su lugar, ensayan directamente en escenario, pero sólo la parte vocal, sin trabajar el movimiento escénico. “La situación con los técnicos y el coro es bastante más complicada que en otros teatros nacionales”, explica.

Otro ejemplo: cuando llega el momento de hacer las pruebas de vestuario, lo habitual es ir a visitar los talleres de Cornejo, el afamado sastre que desde hace décadas trabaja para teatros y estudios de cine y televisión. Sin embargo, los miembros del coro exigen que la visita cuente como horas de trabajo.

Una de las fuentes del mundo teatral consultadas cita como “no adecuada” la gestión del trabajo que se llevaba a cabo en el teatro de la calle Jovellanos. Algo que los sucesivos directores del INAEM no han acertado a encauzar, desde que en 1996 el coro le montase una huelga a la ministra Esperanza Aguirre, con Emilio Sagi como director de La Zarzuela. Después de Sagi, Javier Casal (2000-2003), José Antonio Campos (2003-2004, por segunda vez, pues ya había dirigido el teatro antes), Luis Olmos (2004-2011) y Paolo Pinamonti (2011-2015) han precedido en las dos últimas décadas a Bianco.

El otro punto histórico de fricciones es la relación con la Orquesta de la Comunidad de Madrid. “No es de la casa, pero sí es de la casa”, explica el director. “No creo que tenga problemas”. Y cita cómo en el Arriaga de Bilbao no contaba con coro profesional, sino que debía contratar corales, algo que sólo era posible de 8 PM en adelante. Bianco mira adelante: “Hay que adaptarse”.

Escena de La gran duquesa de Gérolstein, producción de la temporada 2014/15. / Teatro de La Zarzuela

Su programa

Los principales puntos del programa presentado por Bianco incluyen programar, recuperar, conservar y difundir el repertorio lírico español, difundir la zarzuela “promoviendo coproducciones y alquileres de producciones propias del Teatro, dentro y fuera de España” y reforzar el objetivo del departamento de actividades pedagógicas para llegar a nuevos públicos. Fomentar la participación de jóvenes profesionales españoles y desarrollar un plan de patrocinio son parte de los puntos presentados por el director.

Llama la atención otro escueto apartado: “Garantizar la distribución óptima de los recursos humanos para asegurar la viabilidad del Teatro”.

“Es un día muy importante para mí”, reconoció el escenógrafo, que se definió como “un hombre de teatro”. Nacido en Buenos Aires en 1958, Bianco lleva en España desde 1983. Estudió Bellas Artes en la Escuela Superior de la Nación Ernesto de la Cárcova en Argentina con especialidad en Escenografía de Teatro y Cine. En Madrid comenzó a trabajar como ayudante de escenografía y vestuario en diversas producciones de Ópera y Teatro. Ha sido coordinador artístico (1986-1989) y director técnico (1989-1991) del Teatro María Guerrero (Centro Dramático Nacional), del Teatre Lliure de Barcelona (1993), y de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (2001-2002) y, hasta 2007, del Teatro Real de Madrid. Pinamonti acompañará a Bianco hasta su incorporación para facilitar la transición.

El escenógrafo aseguró que quiere “seducir a todas las franjas posibles de espectadores”, para hacer “comprensible, asequible y atractivo en el siglo XXI el género lírico”

“La zarzuela no se puede quedar estancada. Hay que abrir compuertas”, explica. El escenógrafo asegura que quiere “seducir a todas las franjas posibles de espectadores”, para hacer “comprensible, asequible y atractivo en el siglo XXI el género lírico español, con una vocación absoluta de contemporaneidad”.

Sobre un posible reacción del sector más tradicionalista del público, el nuevo director responde: “Si hay que levantar ampollas, no pasa nada. Pero no es ése mi objetivo. Es la música la que manda”. Los nuevos aires, matiza, afectarán a libretos y a escenografías.

Bianco no descarta -está en su proyecto- plantear un concurso para una nueva obra escénica musical. De igual forma, le gustaría crear escenografías, su especialidad, para algún montaje, aunque, al contrario que directores anteriores, él no dirigirá ningún título.

UPyD contraataca: cambiará la estrategia, la imagen y las caras antes de las generales

635767284484271473wLa dirección del partido magenta ha puesto en marcha un calendario y una serie de modificaciones de fondo para voltear las encuestas. Primero las bases elegirán candidato a la Presidencia del Gobierno y después se celebrará una conferencia política para redefinir la línea de actuación. La prioridad es poner en marcha otra forma de comunicar su mensaje.

En la imagen, Andrés Herzog y Rosa Díez el pasado 1 de septiembre. / EFE

635767284484271473w
Andrés Herzog y Rosa Díez el pasado 1 de septiembre. / EFE

La dirección de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) no se rinde. El futuro del partido magenta se decidirá en las próximas elecciones generales. Tanto los últimos resultados en las urnas como las encuestas no son halagüeños para la formación. Por ello, su líder, Andrés Herzog, y el resto del Consejo de Dirección trabajan para intentar voltear los pronósticos. Su intención consiste en aprobar una serie de cambios de fondo antes de los comicios que se celebrarán en diciembre. Además de redefinir e implementar una nueva estrategia, pretenden introducir otras modificaciones de carácter estético, como crear un nuevo logo, apostar por otros rostros como portavoces y hasta retocar la definición de sus siglas.

Una vez concluido el plazo para presentar candidatura a las elecciones generales, el próximo 12 de septiembre se celebrarán las primarias para elegir aspirante a la Presidencia del Gobierno. Habrá media docena de aspirantes, pero quien tiene todas las papeletas para lograr la victoria es Andrés Herzog, nombrado líder del partido en sustitución de Rosa Díez en el congreso extraordinario celebrado el pasado julio. Cuando sea elegido, pondrá en marcha un calendario que detallan a EL ESPAÑOL fuentes del partido magenta.

“El abogado defensor de los españoles”

Los planes de Herzog consisten en convocar una conferencia política que se celebraría en el tercer fin de semana de septiembre, los días 18 y 19. En dicho cónclave, se plantearían los cambios de fondo que el portavoz y sus colaboradores consideran necesarios para conseguir la supervivencia del partido, abocado a la marginalidad o incluso la desaparición según todos los sondeos. En UPyD confían en que finalmente los españoles garantizarán con sus votos la existencia de sus siglas. Unas siglas que no cambiarán, pero que pueden ser “mejoradas”, según las citadas fuentes. Habrá sorpresas, por tanto, en la definición del partido. Los dirigentes magentas también quieren mejorar su estética con un cambio de logo. En suma, un cambio total de la imagen corporativa.

Ahí se enmarca el cambio más profundo de UPyD, que tiene que ver con su estrategia electoral. Desde su creación, casi ocho años atrás, el partido magenta ha estado ligado indefectiblemente a la figura de su fundadora y primera portavoz, Rosa Díez. Una vez que ella ha renunciado como consecuencia de los últimos resultados electorales, es obligado un cambio en la forma de reclamar el voto. La exportavoz hará campaña, sí, pero en un segundo plano.

La idea consiste, por tanto, en potenciar el perfil público de su nuevo líder, Andrés Herzog, según confirman a este diario fuentes oficiales del partido. UPyD quiere presentar a su portavoz como “el abogado defensor de todos los españoles”. Y es que Herzog es letrado de profesión y su carrera política se ha disparado en los últimos meses por su trabajo en las diversas causas judiciales emprendidas por los magentas contra la corrupción, como el caso Rato, el de las tarjetas black o las denuncias contra los Pujol.

UPyD_ok

“Huir de personalismos”

En la crisis interna que ha padecido UPyD en los últimos seis meses -desatada tras los malos resultados en las elecciones andaluzas de marzo- una constante han sido las críticas cruzadas sobre “problemas de comunicación”. La dirección que encabeza Herzog también se ha propuesto mejorar en esta línea estratégica. Y una de las primeras medidas ha sido cambiar a los portavoces del partido que van a los medios. La propia Rosa Díez o Carlos Martínez Gorriarán han dejado la primera línea mediática, aunque la primera sigue siendo el rostro del partido en el Congreso. Lo mismo ha ocurrido con Irene Lozano, que encabezó la candidatura alternativa a la de Herzog en el congreso de julio y ha quedado en una posición un tanto extraña, puesto que sigue siendo diputada del partido pero sus relaciones con el resto del grupo parlamentario no son las mejores.

El plan es “huir de personalismos” porque, como suele decir Herzog en privado a sus compañeros, “sin equipo no hay partido”. Ahora la eurodiputada Maite Pagaza, el diputado Julio Lleonart y el parlamentario vasco Gorka Maneiro son las nuevas caras visibles de la formación en los medios. Estos tres cargos públicos y el propio Herzog son los encargados de vender en las televisiones el mensaje de UPyD. Un mensaje que, según remarcan en el partido, no va a cambiar en el fondo, pero sí en la forma de presentarse.

Pese a los malos augures, la dirección quiere ser optimista. Y apuntan a dos motivos. El primero es aritmético: UPyD necesitaría un 3% de votos en Madrid para obtener un diputado y, recuerdan, en las últimas autonómicas, pese a la crisis del partido, consiguió un 2,4%, por lo que concluyen que “no es tan complicado mantener representación en el Congreso”. En segundo lugar, creen que en los sondeos “ya se ha tocado fondo” y ahora empezarán a repuntar. Todo ello, afirman, “con un liderazgo más amable” destinado a evitar la debacle que auguran las encuestas.

Google pone orden en su imperio de empresas: se llamará Alphabet

IMG_3819Google reordena su estructura empresarial. Así lo ha anunciado Larry Page, cofundador del gigante, en una carta oficial que ha sido la sorpresa empresarial de este agosto. Page ha anunciado la creación de Alphabet, la nueva compañía matriz que funcionará como una “colección de empresas”, y que será el holding bajo el cual se colocarán todos los negocios de la firma.

Google reordena su estructura empresarial. Así lo ha anunciado Larry Page, cofundador del gigante, en una carta oficial que ha sido la sorpresa empresarial de este agosto. Page ha anunciado la creación de Alphabet, la nueva compañía matriz que funcionará como una “colección de empresas”, y que será el holding bajo el cual se colocarán todos los negocios de la firma, según informó a la SEC.

De esta forma, Google será la principal división de Alphabet y aglutinará los negocios directamente relacionados con internet tales como búsquedas, aplicaciones, Android (móviles) y YouTube (vídeo). Su nuevo consejero delegado será el histórico de la casa Sundar Pichai, que se incorporó al grupo hace ya 11 años y fue en su día responsable del desarrollo de Android y Chrome OS.

Separadamente, aunque bajo el paraguas de Alphabet, se situarán otros negocios tales como Life Sciences (“que trabaja en el desarrollo de lentes de contacto inteligentes”) y Calico (“centrada en la longevidad” y en trabajos genéticos), además de sus divisiones de inversión Google Ventures y Google Capital con las que participa en proyectos disruptivos como Uber (transporte) y SpaceX (aerospacial). También aquí se situará X Lab, el laboratorio de nuevas ideas de la compañía. Allí se desarrollan proyectos como Wing, la división de drones civiles; Google Glass o el coche sin conductor Google Car.

Lo que conocemos ahora como Google, por tanto, el nuevo conglomerado Alphabet, que estará dirigido por los propios cofundadores del buscador más usado del mundo: Larry Page como CEO y Sergey Brin como presidente. Eric Schmidt, actual presidente de Google, será el presidente ejecutivo del conglomerado.

IMG_3819

La mujer que está revolucionado Google

Tras su presentación de resultados el 18 de julio, las acciones del buscador se dispararon un 15% o el equivalente a 60.000 millones de dólares. Fue un récord en la historia de Wall Street. Las cuentas fueron buenas, pero no espectaculares. Sin embargo, lo que más llamó la atención de los inversores fue el nuevo discurso de la compañía encabezado por Ruth Porat, procedente del banco de inversión Morgan Stanley y nueva directora financiera (CFO) de Google en sustitución de Patrick Pichette.

ruth
Ruth Porat

En su primera presentación ante los analistas, Porat señaló el camino de la búsqueda de rentabilidad como nueva seña de identidad del buscador. Lo han vuelto a hacer ahora: Alpha-bet en la jerga financiera es la conjunción de apuesta y rentabilidad mayor a la media. Desde luego que ha conseguido cambiar las cosas. Porat tomó posesión de su cargo el 26 de mayo. Hasta entonces las acciones de Google vivían una marcha discreta en bolsa, eclipsadas por Facebook, Apple o, incluso, Microsoft.

Desde la llegada de Porat acumulan un alza del 29%. El gigante tecnológico de Page y Brin roza hoy los 450.000 millones de dólares de valor en bolsa, 100.000 millones más. Justo esta semana cumple once años cotizando en Wall Street con un balance acumulado sin parangón: Google sube un 1.660% (hasta el cierre de ayer) y su valor en bolsa se ha multiplicado por 20 desde los 23.000 millones de dólares de 2004 hasta casi 460.000 millones hoy. Porat es el cerebro que ha diseñado la estructura de Alphabet, que dará visibilidad a la larguísima colección de empresas.

Un abecedario de empresas

En estos once años, los ingresos anuales de Google han pasado de apenas 3.200 a 66.000 millones de dólares, mientras que su beneficio de 399 a cerca de 14.000 millones. Supone multiplicar por 20 y 35 veces, respectivamente, sus partidas de ventas y ganancias. Tras estos números se esconden algunos de los productos más revolucionarios que han cambiado la faz de Internet durante la última década como Gmail con el correo electrónico, Android como sistema operativo de móviles o YouTube con el consumo de vídeo. La creación de una estructura holding (Alphabet) bajo la que colgarán el resto de desarrollos, todo un abecedario de productos de la empresa.

  • Android. Como la mayoría de sus productos no fue una invención de Google, pero sí ha crecido en el seno del grupo. Hoy cuenta con más de 1.000 millones de usuarios activos y es el software dominante en móviles pese a que comenzó su carrera más tarde que Apple y su iPhone.
  • YouTube. La plataforma de vídeo es hoy el motor de crecimiento de su negocio publicitario. Tiene más de 1.000 millones de usuarios mensuales y se ha convertido en el mayor canal audiovisual del mundo. Omnipresente en móvil, tablet, PC, pero también en las smart TVs y en los ecosistemas rivales como iOS (Apple) o Windows (Microsoft)
  • Google Play. Hay analistas que prevén que supere en 2015 a la Apple Store como mayor tienda de venta de contenidos digitales (apps, libros, películas, música…), aunque su volumen bruto de negocio no alcanzará los 20.000 millones de dólares anuales en que se mueve su rival.
  • Chrome. Es el rey de los navegadores. Desde su lanzamiento en 2008 ha ido ganando terreno hasta acabar y expulsar al Internet Explorer de Microsoft. Su espectacular evolución se puede visualizar aquí
  • Chrome OS. Es el sistema operativo basado en GNU/Linux, desarrollado por Google a partir de su navegador y que se ha convertido en el alma que portan los Chromebooks (sus ordenadores portátiles), Chromecast (el dispositivo para conectar la TV a Internet más vendido) o Chromebit, un nuevo dispositivo para convertir pantallas en ordenadores. Todo este hardware está bajo la dirección de Nest.
  • Nest: Adquirida en enero de 2014 por 3.200 millones de dólares, esta compañía de domótica se dedicaba fundamentalmente a modernizar dispositivos como termostatos y detectores de humo. Google fichó de esta forma a su fundador, Tony Fadell, considerado uno de los ‘padres del iPod’ y que trabajó codo con codo con el gurú del diseño de Apple, Jonathan Ive.
  • Publicidad (Adwords/Adsense y Doubleclick). Es el núcleo del negocio de Google desde el principio. Por eso está considerada la mayor empresa publicitaria del mundo. Con sus sistemas de enlaces contextuales Adwords (anunciante) y Adsense (editores) ha revolucionado la industria de la publicidad. La compra de Doubleclick, una plataforma de gestión de anuncios externos, permitió a Google acceder a las grandes marcas y gestionar la publicidad de los mayores medios de comunicación.
  • Nexus. Se trata del programa exclusivo de fabricación de móviles y tablets que Google creó para impulsar Android y competir con el iPhone de Apple, hasta entonces a años luz del buscador. En él han participado marcas como LG, Samsung, HTC o Motorola, el fabricante que durante dos años fue parte de Google.
  • Fiber. En torno a esta filial, la compañía está construyendo una red de alta velocidad de Internet en algunas ciudades de EEUU. En ella se integrará también la nueva operadora móvil que ha comenzado a funcionar este verano con acuerdos con Sprint y otras empresas tradicionales del sector de las telecomunicaciones.
  • Google Apps. Es uno de sus primeros negocios de pago enfocado en dar servicio a las empresas. Incluye Gmail, pero también Calendar, Drive (almacenamiento) y Docs (ofimática). Ha conseguido instaurar como estándar el concepto de software como servicio (Saas), obligando a Microsoft a abandonar su sistema de licencias para seguir el mismo camino con sus programas Excel o Word.
  • Waze. Esta empresa de origen israelí, que desarrollaba una aplicación social de tráfico sobre mapas, fue comprada a mediados de 2013 por una cantidad cercana a los 1.300 millones de dólares. A principios de este año se convirtió en un servicio de Google Mobile Services, que la compañía provee a fabricantes y operadores para instalar como aplicación de serie en los dispositivos.
  • Boston Dynamics. Fundada en 1992, esta compañía nacida en el MIT se dedica al desarrollo y la fabricación de robots militares. Google la compró a finales de 2013. Entre sus creaciones destacan Cheetah, el robot más rápido del mundo, el proyecto de androide Atlas y RISE, capaz de escalar paredes verticales.

¿Cuánto se habló de Alphabet tras el anuncio?

[su_box title=”El humor ‘friki’ de Page “]En su carta, Page no ha podido evitar incluir un ‘huevo de pascua’, una broma que se puede encontrar precisamente en el párrafo en donde habla de XLab. Un enlace oculto justo detrás de “drone delivery effort” lleva al sitio web Hooli.xyz, un sitio falso creado para la popular serie de TV Silicon Valley, que parodia el mundo de las ‘start-ups’ de donde procede, precisamente, Google. De hecho, el sitio web creado para Alphabet comparte el dominio, ABC.xyz

Hablando de marcas, actualmente Alphabet existe como compañía de “renting, gestión de flotas y movilidad corporativa”, subsidiaria del grupo BMW con sede en Múnich (Alemania) y presente en más de 180 países. [/su_box]

El Tribunal Supremo acuerda tramitar una demanda que cuestiona a su presidente

lesmes2

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha acordado admitir a trámite la demanda presentada por cuatro vocales del Consejo General del Poder Judicial contra la decisión, promovida por el presidente, Carlos Lesmes (en la foto), de no renovar la Comisión Permanente, el núcleo de poder del CGPJ.

lesmes2

El Tribunal Supremo tramitará una demanda que afecta a su presidente, Carlos Lesmes, como máximo responsable del Consejo General del Poder Judicial, el órgano de gobierno de los jueces. Después de cuatro meses de debate, la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha tomado la insólita decisión de admitir a trámite el recurso promovido por cuatro vocales del CGPJ contra el acuerdo de no renovar la Comisión Permanente.

Este órgano se ha convertido en el núcleo de poder del Consejo tras la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial realizada por el PP en junio de 2013. Presidida por Lesmes, sólo cinco de los 20 vocales forman parte de la Comisión Permanente, que ha sumado a sus tradicionales competencias ejecutivas la función de la desaparecida Comisión de Calificación (proponer los nombramientos para cargos judiciales), además de supervisar la actividad de la Inspección y del promotor de la acción disciplinaria (el instructor de los expedientes contra los jueces).

Únicamente esos cinco vocales -que en un futuro próximo serán siete, tras otra reforma que acaba de ser aprobada- tienen dedicación exclusiva en el CGPJ. Los demás simultanean el cargo en el Consejo con su profesión jurídica o judicial, lo que les impide no ya participar sino incluso estar al corriente de la actividad cotidiana de la institución.

La Comisión Permanente diseñada por Lesmes en enero de 2014, recién constituido el nuevo CGPJ, fue renovada tal cual hace seis meses con el solo cambio de Nuria Abad (propuesta por el PP) por Mercé Pigem (CiU). Esta última dimitió tras ser ser sorprendida en noviembre de 2014 por la Guardia Civil entrando en España desde Andorra con 20.100 euros en efectivo. El resto de los elegidos son dos consejeros propuestos por el PP, Juan Manuel Fernández y Gerardo Martínez Tristán, y otros dos por el PSOE, Mar Cabrejas y Álvaro Cuesta.

La propuesta de Lesmes de mantener durante 2015 la misma composición de la Permanente fue la única que se votó en el Pleno del Consejo el pasado 29 de enero y resultó aprobada por 14 votos frente a 7. Cuatro de las vocales discrepantes -Roser Bach, María Victoria Cinto, Clara Martínez de Careaga y Concepción Sáez, propuestas por el PSOE e IU- interpusieron en marzo ante el Tribunal Supremo una demanda, con una posterior ampliación, en la que impugnaban la decisión por defectos formales y por haberse incumplido, a su parecer, la previsión legal que literalmente establece que “se procurará la rotación anual del resto de los vocales en la composición anual de la Comisión Permanente”.

Dudas de legitimación

En una resolución ya firmada de la que ha sido ponente el magistrado Manuel Garzón, la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha considerado que la ampliación de la demanda, referida a los defectos formales de la decisión del Consejo, fue presentada fuera de plazo. Pero ha aceptado revisar el acuerdo de no renovar la Comisión Permanente, dejando para el momento de la sentencia los problemas de legitimación de las vocales para impugnar un acuerdo emitido por el órgano del que forman parte.

Fuentes del tribunal indicaron que las dudas de legitimación que plantea el caso han cedido a favor de la tutela judicial porque la decisión del CGPJ de no cambiar la Comisión Permanente afecta a la esfera de derechos e intereses de las consejeras demandantes, incluidas sus retribuciones.

La decisión de la Sección Primera ha coincidido con el proceso de elección del nuevo presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, cargo para el que ha sido nombrado, con notable controversia, el magistrado Luis María Díez-Picazo. Su antecesor, José Manuel Sieira, y otro aspirante al puesto, Jorge Rodríguez-Zapata, han formado parte del tribunal que ha admitido a trámite la demanda que cuestiona la actuación de Lesmes en el CGPJ. Sieira y Rodríguez-Zapata, no obstante, no tenían la llave de una Sección formada por seis magistrados y que ha resuelto sin formulación de votos discrepantes.

 

 

Sánchez afianza su control del PSOE con la victoria en primarias de su candidata en Madrid

Sara Hernández

Sara Hernández, alcaldesa de Getafe y candidata preferida por la dirección del PSOE, será la nueva líder del partido en Madrid tras imponerse al diputado regional Juan Segovia. Con la victoria de Hernández, Sánchez afianza su ascendencia sobre la siempre convulsa federación madrileña de donde él mismo procede. Hernández, abogada de 38 años, lleva 13 militando en el PSOE y ha trabajado como cajera de supermercado y taquillera, según ha dicho en varias ocasiones.

Sara Hernández, alcaldesa de Getafe y candidata preferida por la dirección del PSOE, será la nueva líder del partido en Madrid tras imponerse al diputado regional Juan Segovia. Hernández logró el 57% de los votos frente al 42% de su rival en unas elecciones con baja participación. A partir de la semana que viene tomará las riendas del PSM de manos de la gestora que sucedió a Tomás Gómez, fulminado por Sánchez antes de las elecciones municipales y autonómicas.

Con la victoria de Hernández, Sánchez afianza su ascendencia sobre la siempre convulsa federación madrileña de donde él mismo procede. El líder del PSOE cumplió este domingo un año al frente del partido y vive su momento más dulce. Tras meses de dudas sobre su liderazgo y coqueteos de Susana Díaz con la idea de un salto a la política nacional, Sánchez se ha consolidado al frente de la organización y repunta en las encuestas. El partido ha recuperado altas cotas de poder institucional en ayuntamientos y comunidades, gracias a pactos que dejan en un segundo plano una histórica caída en votos.

Es la primera vez que el PSM elige a su líder a través de primarias, mecanismo utilizado habitualmente para decidir los candidatos a cargos institucionales. Hernández, abogada de 38 años, lleva 13 militando en el PSOE y también ha trabajado como cajera de supermercado y taquillera, según ha dicho en varias ocasiones.

Paz provisional

La victoria de Hernández es clara, pero no definitiva. Hace semanas, nadie tenía en su agenda unas primarias. Su convocatoria, antes de las elecciones generales, fue interpretada por muchos como un intento de Sánchez de afianzar el control de una federación que siempre ha sido un polvorín.

Sin embargo, a principios de 2016 deberá celebrarse otro congreso del PSM, esta vez ordinario, en el que deberá renovarse la dirección. La victoria de Hernández es sólo provisional.

Sólo un 43% del censo socialista madrileño participó en la elección de su líder: 6.571 de los 15.000 militantes de la federación. La abstención fue alta en agrupaciones del centro de Madrid con un gran número de militantes. La fecha, en el ecuador del verano, y la percepción en algunos sectores de que las primarias eran una operación de Ferraz son argumentos esgrimidos por los críticos con la dirección nacional.

Segovia, que llamó a Hernández “candidata oficial” en todo momento, ha recibido muchos apoyos de los cercanos a Tomás Gómez, el líder del PSM desde 2007 y hasta febrero. Aunque ambos crecieron a la sombra de Gómez, Hernández se ha ido distanciando de él. Cuando fue depuesto, no dudó en integrarse en la gestora dirigida por Rafael Simancas.

Durante la campaña para estas primarias, Segovia recibió el aval de Felipe González y el apoyo de José Luis Rodríguez Zapatero, Javier Solana y Eduardo Madina, candidato este último vencido por Sánchez en la pugna por el control del PSOE. En otras palabras: aunque la derrota fue clara, los apoyos fueron significativos y podrían servir como base para construir una nueva candidatura en el futuro.

La asignatura pendiente de la integración

En la noche del domingo, Segovia compareció junto a la ganadora y aseguró que Hernández tiene el apoyo del “100% de compañeros”. La nueva secretaria general le ofreció, por su parte, integrarse en la nueva ejecutiva regional. En realidad, no había grandes diferencias entre ambas candidaturas.

Los dos prometieron en campaña un tiempo nuevo y una apertura a la sociedad, pero las discrepancias se limitaron fundamentalmente a los cauces de una mayor participación de las bases en las decisiones del partido.

Que Hernández logre ahora integrar a su rival será clave a la hora de cerrar las heridas de un partido, que ambos candidatos asumen como alejado de los ciudadanos y mermado por la pujanza de Podemos.

A diferencia de Segovia, Hernández no es diputada regional y por lo tanto no podrá consolidarse como la alternativa visible a Cristina Cifuentes en los debates parlamentarios. El portavoz es el exministro Ángel Gabilondo, un independiente cuyo futuro en la asamblea es una incógnita.

Por si fuera poco, Hernández gobierna Getafe, una de las ciudades más grandes de la región (con 173.000 habitantes), en minoría y gracias a un pacto de investidura con Ahora Getafe, candidatura apoyada por Podemos, e Izquierda Unida. A partir de ahora, tendrá que compatibilizar ambos cargos.

Las frágiles mayorías de Cifuentes y Carmena

El tablero político madrileño podría verse sacudido en cualquier momento, brindando una primera prueba a la nueva dirección. En la Asamblea de Madrid, Cifuentes gobierna en solitario y sus escaños, junto a los de Ciudadanos, sólo aventajan en uno a la suma de PSOE y Podemos.

La presidenta regional afronta un cataclismo interno por la posible imputación de al menos dos de sus diputados, Bartolomé González y Jaime González Taboada, como adelantó en exclusiva EL ESPAÑOL al revelar el testimonio de un actor clave en la trama Púnica.

En el Ayuntamiento de la capital, escándalos como el de los tuits de varios concejales o la web Versión Original dan alas a los que auguran que Manuela Carmena podría tener que enfrentarse a una moción de censura tarde o temprano. El papel del PSOE, tercera fuerza en el consistorio bajo el liderazgo de Antonio Miguel Carmona, sería en ese caso decisivo.

Foto: PSOE Getafe/Twitter

Marjaliza involucra en Púnica a dos aforados de las filas de Cifuentes y uno de Ciudadanos

taboada

Cristina Cifuentes (PP) tendrá que afrontar los efectos de la operación Púnica entre sus filas. David Marjaliza, pieza central en el entramado de corrupción que investiga la Audiencia Nacional, ha involucrado a Jaime González Taboada, Bartolomé González y Eva Borox. El primero es consejero de Administración Local, el segundo es diputado popular y la tercera es parlamentaria de Ciudadanos, el partido que aupó a Cifuentes al poder.

En la imagen, González Taboada, el día de su toma de posesión. Cifuentes, al fondo.

taboada
González Taboada el día de su toma de posesión. Cifuentes, al fondo.

David Marjaliza, que permanece en prisión desde que salió a la luz la operación Púnica el pasado octubre, ha relatado al juez instructor Eloy Velasco el modo de actuar y las personas supuestamente implicadas en una red de corrupción extendida por numerosos municipios madrileños y en la propia Comunidad, dedicada a lucrarse con actuaciones urbanísticas y contratos públicos amañados.

marja
Granados y Marjaliza / Foto: Interviú

La decisión de confesar los hechos y colaborar con la Justicia tomada por Marjaliza ha supuesto una ampliación de la ‘nómina’ de políticos del Gobierno regional involucrados en la trama. A los nombres de los ex consejeros de Esperanza Aguirre Francisco Granados -también en prisión desde hace casi nueve meses- , Salvador Victoria y Lucía Figar se une ahora el de Jaime González Taboada, ex director general de Cooperación con la Administración Local, número 3 de la lista de Cifuentes en las elecciones del pasado junio y nombrado por la nueva presidenta de Madrid consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio.

Junto a González Taboada, Marjaliza ha mencionado a dos actuales diputados autonómicos: Bartolomé González, número 11 de la candidatura del PP, y Eva Borox, número 3 de la lista de Ciudadanos, la formación que prestó sus 17 escaños a Cifuentes para lograr el Gobierno regional.

Aforados

Los tres nuevos afectados por la operación Púnica tienen fuero ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, único competente para imputarles. Fuentes de la investigación señalan que las manifestaciones de Marjaliza se están comprobando porque “no podemos enviar las actuaciones al TSJM con la sola declaración de un coimputado”.

Cristina Cifuentes afirmó el 10 de junio que “hay un compromiso de todos los diputados del PP” de dejar el acta si son imputados por corrupción. “No va a haber diputados imputados pertenecientes al Grupo Popular”, aseveró. De confirmarse, la implicación de González Taboada en la operación Púnica puede tener, por tanto, consecuencias en la composición del Gobierno regional y del grupo del PP en la Asamblea. Pero si Jaime González Taboada o Bartolomé González decidieran conservar el acta y pasar el grupo mixto, Cifuentes perdería la mayoría absoluta, que tiene por un solo escaño.

La confesión de Marjaliza puede ser una bomba política de efecto retardado. Los investigadores aseguran que el empresario, muy afectado por su situación de encarcelamiento, “no se dedicó a especular” ante el juez de la Audiencia Nacional sino que realizó una declaración “muy trabajada, muy reflexionada”. A cambio ha pactado con la Fiscalía Anticorrupción una sustancial rebaja de la pena que fuentes jurídicas sitúan en torno a los 5 años de prisión. Una disminución muy cualificada si se tiene en cuenta el catálogo de imputaciones provisionales que pesan sobre él: delitos fiscales, blanqueo de capitales, falsedad documental, tráfico de influencias, organización criminal, cohecho, malversación, prevaricación, fraude.

Las fuentes citadas indicaron que Marjaliza ha implicado a González Taboada en un “reparto” de las obras de infraestructura financiadas por la empresa pública madrileña Arpegio dentro del Plan Regional de Inversiones y Servicios de Madrid (Prisma). Este proyecto, dotado con cientos de millones para la realización de infraestructuras en municipios madrileños, era planificado por Taboada como director general de Cooperación con la Administración Local. Granados, consejero de Presidencia desde 2004, ostentaba la presidencia de Arpegio.

Según David Marjaliza, las obras programadas se repartían en tres lotes y sus adjudicaciones eran amañadas para obtener comisiones ilícitas. Un lote iba para determinados funcionarios, otro para Taboada y el tercero para él y Granados. El ‘modus operandi’ consistía en la apertura irregular de las plicas para conocer el orden de valoración de las empresas que acudían a la licitación. La empresa que, tras ser contactada, aceptaba pagar comisiones era situada en primer lugar aunque su oferta no fuera la más ventajosa para la Administración y a ella se adjudicaba la obra en cuestión.

bartolo
Bartolomé González y Esperanza Aguirre.

Confesión de la secretaria

El diputado Bartolomé González, ex alcalde de Alcalá de Henares, ha sido mencionado por Marjaliza en sus declaraciones judiciales en relación a la supuesta actividad ilegal de la mercantil Cofely España de pago de comisiones a alcaldes y concejales a cambio de la adjudicación de contratos de eficiencia energética.

A través de David Marjaliza, que actuaba de intermediario entre Cofely y los Ayuntamientos, la primera ofrecía a los municipios un plan de ahorro de energía eléctrica. Los regidores que accedían eran retribuidos con un soborno que el propio Marjaliza adelantaba en ocasiones utilizando el dinero B que generaban sus empresas de construcción. Esas cantidades le eran devueltas posteriormente ‘inflando’ facturas que emitían sociedades conchabadas con Marjaliza con las que Cofely subcontrataba la obra civil del plan de eficiencia energética.

Según manifesto Marjaliza al juez Velasco, Bartolomé González recibió -supuestamente- 60.000 euros de Cofely por adjudicarle un contrato de esas características. El dinero se habría pagado en metálico por Ana María Ramírez, secretaria y mano derecha de Marjaliza. Esta imputada acaba de salir de la cárcel después de que Velasco haya modificado su situación de prisión incondicional por prisión bajo fianza de 40.000 euros.

Previamente, Ramírez había prestado declaración judicial confirmando las manifestaciones de Marjaliza. La secretaria admitió que un documento que le fue intervenido en un registro, en el que aparecen unas iniciales y unas cantidades, refleja los nombres de los Ayuntamientos sobornados y las comisiones pagadas.

Según fuentes de la investigación, la excarcelación de Ramírez forma parte del pacto con la Fiscalía Anticorrupción. La secretaria ha seguido los pasos de su ex jefe.

En su larga comparecencia ante Eloy Velasco, Marjaliza también implicó a la ex concejal del PSOE de Valdemoro y actual diputada autonómica por Ciudadanos Eva Borox y a su marido, Raúl del Olmo, también integrado en el partido de Albert Rivera.

El empresario manifestó que entregó a Borox 30.000 euros como parte de una estrategia clientelista, para tenerla a favor de Francisco Granados.

También dijo que compró al marido de Borox un décimo de la Lotería propiedad de Olmo y que había resultado premiado con 100.000 euros. Marjaliza afirmó que le dio por él 120.000 euros que quería ‘blanquear’.

Cuando estalló la operación Púnica en octubre de 2014, la web de Ciudadanos Valdemoro se hizo eco de unas declaraciones de Eva Borox en las que mostraba su “indignación y repulsa por la trama de corrupción política del Ayuntamiento” y celebraba que “haya salido a la luz una trama que llevamos muchos años sufriendo y denunciando”.

Además, en EL ESPAÑOL:

21.000 voces contra la ‘politización’ y la falta de medios de la Justicia en España

caos
La Agrupación de Jóvenes Abogados, integrada en el Colegio de Abogados de Madrid y que engloba a 21.000 letrados, presentará este miércoles a la comisión de peticiones del Parlamento Europeo un informe sobre la situación de la Justicia en España. En él denuncia la “intromisión del Ejecutivo en la Judicatura” a través del control de la elección del Consejo General del Poder Judicial, encargado de los nombramientos de los jueces.

caos

La Agrupación de Jóvenes Abogados (AJA) de Madrid busca que el Parlamento Europeo “tome conocimiento” de la situación de la Justicia en España, caracterizada, a su parecer, por la “intromisión flagrante” del Ejecutivo y por una “carencia de medios estructurales” que ralentiza la labor de los jueces y “atenta contra las garantías fundamentales de los ciudadanos”.

Así consta en el escrito que la organización ha preparado para la comisión de peticiones del Parlamento Europeo y que será registrado en Bruselas dentro de 48 horas. El presidente de AJA, Juan Gonzalo Ospina, espera que la comisión admita a trámite la queja -“representamos a 21.000 abogados colegiados”, enfatiza- y convoque una audiencia que le permita dirigirse personalmente a los eurodiputados.

Cualquier ciudadano de la Unión Europea puede enviar una petición al Parlamento Europeo, de forma individual o en asociación con otros, sobre un asunto relacionado con los ámbitos de actividad de la UE. Puede tratarse de una solicitud particular, una queja, una observación relativa a la aplicación del Derecho comunitario o un llamamiento para que el Parlamento Europeo tome posición sobre una cuestión concreta. Según figura en la página web de la institución, estas peticiones dan al Parlamento Europeo “la oportunidad de llamar la atención sobre cualquier violación de los derechos de los ciudadanos europeos cometida por un Estado miembro, una autoridad local u otra institución”.

Nombramientos judiciales

Lo que AJA pretende es que el Parlamento Europeo “urja” al Gobierno español a revisar la Ley Orgánica del Poder Judicial y, en particular, el sistema de nombramiento de los cargos discrecionales: magistrados del Tribunal Supremo y presidentes del Tribunales Superiores y Audiencias, las “piezas clave en la arquitectura jurisdiccional del Estado español”.

“Se encuentra muy difundida entre la sociedad española la sospecha de que tales puestos se cubren atendiendo a criterios ajenos al mérito jurídico y muy vinculados a ‘consideraciones espurias’ como la ‘empatía personal’, la ‘afinidad ideológica’ o la ‘adscripción asociativa'”, señala.

A su juicio, el problema radica en que el Consejo General del Poder Judicial, que es el órgano encargado de efectuar esos nombramientos, se compone de vocales “elegidos por los grupos políticos”. “Es cierto que los magistrados no son elegidos directamente por los políticos, pero es innegable que existe una profunda y perniciosa influencia de éstos en los nombramientos”, sostiene.

La solución “definitiva” pasa “obligatoriamente” por una reforma legal que “desvincule el gobierno judicial del poder político”. Y ello “requiere simplemente que los miembros del CGPJ sean elegidos democráticamente por y entre los propios jueces”, esto es, que “se vuelva” a la interpretación inicial del artículo 122.3 de la Constitución española (“El Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros nombrados por el Rey por un período de cinco años. De éstos, doce entre jueces y magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de reconocida competencia y con más de quince años de ejercicio en su profesión”).

Los 12 vocales del CGPJ de origen judicial fueron elegidos por y entre los propios jueces en 1980, cuando se constituyó el órgano de gobierno de la Judicatura. El PSOE modificó la ley en 1985 y entregó al Parlamento la designación de todos los consejeros. Aunque el PP prometió en su último programa electoral reinstaurar la fórmula de 1980, en realidad ha consolidado la elección parlamentaria de los miembros del Consejo.

Es preciso “impedir todo cuanto favorezca la designación de amigos políticos en la Judicatura”, afirma AJA, que considera que debe pensarse en fórmulas novedosas que garanticen que los cargos discrecionales de la Administración de Justicia sean designados “exclusivamente por mérito y capacidad”. Junto a una revalorización del criterio objetivo de antigüedad en la carrera judicial, el escrito propone otros mecanismos consultados con la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial. Entre ellos figura la preselección de candidatos mediante votación (“un juez, un voto”) en el ámbito territorial del cargo al que se opte.

Lentitud e impunidad

Para AJA, otro de los “grandes problemas” de la Justicia española es su “traumática lentitud”, con la “consecuente pérdida de eficacia de la doctrina juriprudencial que, cuando llega, en ocasiones llega tarde, asentando criterios interpretativos de realidades ya inexistentes o diferentes. Todo ello alimenta la inseguridad jurídica y el desconcierto de los ciudadanos, espanta a los inversores y relativiza el fundamento del Estado de Derecho”.

En el caso de la jurisdicción penal, la demora “genera una preocupante alarma social y un cierto sentimiento de impunidad, por cuanto una condena tardía, unida igualmente a un resarcimiento de la víctima (o de la entera sociedad en asuntos de corrupción) en los términos que corresponda, que se produce varios años después de cometido el ilícito refleja un absoluto desinterés del Estado para con sus ciudadanos”.

AJA cree que las principales causas de esta “lamentable imagen” que ofrece la Justicia en España son la carencia de medios, la irregular distribución de las cargas de trabajo por un ineficiente reparto de los asuntos judiciales, la falta de jueces y la necesidad de nuevos juzgados y tribunales que puedan atender las demandas de los ciudadanos.

Junto a ello, el escrito denuncia que se producen “constantes vuelcos al ordenamiento jurídico, inspirados por pactos políticos cuando no por el partido mayoritario en turno, que provocan inflación legislativa, de cuestionable calidad técnica y con un espíritu más atento a intereses coyunturales que a los requerimientos de orden, igualdad y seguridad jurídica del Estado de Derecho”.

“Tal desbocamiento legislativo”, afirma, “afecta irremediablemente a nuestros jueces, que (…) aplican e interpretan cada vez normas diferentes, lo que provoca una progresiva disminución de la eficacia de la jurisprudencia cuyos criterios tardíos, pocas veces uniformes y sostenidos en el tiempo, vienen a solucionar una problemática ya solventada o sustituida por otra de índole distinta”.

La bomba Levy

Captura de pantalla 2015-07-10 a la(s) 23.52.46

La sede de Génova es gris con tonos azules. La quinta planta está vacía el miércoles por la tarde. En un despacho Andrea Levy, de 31 años, lee un dosier. Llevaba un vestido corto fucsia, una cazadora tejana y un collar de cuentas de colorines. Levy es una de las caras nuevas del Partido Popular. Desde hace unas horas es además la número dos de la lista a la Generalitat.

Reportaje gráfico: Dani Pozo

De ascendencia judía, explosiva, novia de un independentista, Andrea Levy acaba de llegar a la vicesecretaría de Programas y Estudios del Partido Popular para aportar frescura y revolucionar la campaña electoral. Está por ver qué le dejan hacer. Así es la bomba Levy.

La sede del Partido Popular es gris con tonos azules. La quinta planta estaba vacía el miércoles por la tarde. En un despacho Andrea Levy, de 31 años, leía un dosier. Llevaba un vestido corto fucsia, una cazadora tejana y un collar de cuentas de colorines. El aspecto de Levy no encajaba en el ambiente.

Andrea Levy es desde el 18 de junio vicesecretaria de Programas y Estudios del Partido Popular. Antes tenía el mismo cargo en el PP de Cataluña, donde nació y creció. Es un cargo importante: sustituye a Esteban González Pons y debería encargarse del programa electoral. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, la llamó una hora y media antes del nombramiento. Cuando vio la llamada, Levy pensó que querría algún artículo sobre Cataluña. “¿Qué tal, cómo estás?”, le dijo Cospedal. Era un saludo raro: “Aquí, preparando la comida”, respondió Levy, siempre según su versión.

“¿Te vendrías a Madrid?”, le dijo la secretaria general. Levy tampoco imaginó una oferta seria. Cospedal le anunció el cargo. Levy entonces pensó, según dice: “Cómo debe estar el PP para que me pongan de vicesecretaria”. No era tan raro: el Partido Popular busca renovar su imagen y acercarse a los jóvenes. El objetivo del ascenso de Levy -junto a Pablo Casado y Javier Maroto- es cambiar el tono del partido y ampliar los flancos débiles. Los tres se parecen más a candidatos de Ciudadanos que Mariano Rajoy o Esperanza Aguirre. De momento es maquillaje. Si hay cambios más profundos, está por ver.

Andrea Levy es nueva. El director de una de sus primeras tertulias fija en Barcelona, Daniel Domenjó de La Rambla en Barcelona TV, vio un artículo suyo con foto en un periódico y la fichó. El director de la tertulia de radio más escuchada en Cataluña, Jordi Basté de RAC1, la contrató porque “siempre busca gente nueva”. El Partido Popular buscaba caras nuevas. Ahí está Andrea Levy. La novedad ha sido su trampolín.

Captura de pantalla 2015-07-10 a la(s) 23.26.57

Reportaje gráfico: Dani Pozo

Pero detrás había más. Hay un consenso entre la gente con quien he hablado y que conoce a Andrea Levy sobre cuál es su mejor cualidad pública: su autonomía dentro del partido. Levy lo sabe y presume de criterio propio. Su mayor excentricidad en una tertulia ha sido abandonar el estudio de la emisora catalana RAC1 porque un participante -Xavier Sala i Martín, catedrático de Economía en la Universidad de Columbia- pusiera en duda su independencia.

Sala le preguntaba una y otra vez si es militante del PP. El profesor quería demostrar que Levy es sólo portavoz de unas siglas. La sentencia final de Sala que hizo que Levy estallara y abandonara el estudio es: “Hace un par de semanas me dijiste que recibías broncas y que decías cosas aunque luego te riñeran”. Sala no ha respondido a repetidos correos electrónicos donde le pedía confirmación de la frase. La discusión en catalán puede oírse en este vídeo, sobre todo los últimos tres minutos. Puede percibirse también la facilidad con que Levy sube de tono.

En su siguiente aparición, Levy explicó por qué se había molestado tanto: “Yo no soy militante del PP, soy la número tres del PP en Cataluña”. El partido no hace su opinión, sino que su opinión conforma el partido. Toni Comín, profesor de Esade, ex diputado socialista en Cataluña y contertulio habitual de Levy, tiene esta teoría: “Andrea no se mueve a golpe de argumentario. Pero no lo hace por ser díscola o la minoría crítica, sino porque aprovecha su posición de peso e influencia política para tener discurso propio, como persona intelectualmente libre, al margen a veces de la posición oficial”.

Paraguas en lugar de jaulas

Levy entiende el papel de los políticos con un margen de maniobra mayor: las opiniones pueden diferir porque la lealtad a las líneas generales está descontada. Los partidos son así más paraguas que jaulas. “Estoy súperorgullosa de las responsabilidades que me han dado en el Partido, pero quiero que mi perfil sea destacado. En las tertulias si me siento y la gente dice ‘PP’, ya saben qué diré. En cambio, conmigo la gente se sigue quedando a oírme”, dice Levy.

Los partidos en España están hoy bien acostumbrados. Sus soldados suelen seguir las órdenes. Levy en cambio chapotea más allá de la línea roja y a veces todo tiembla debido a la persistencia de la ridícula unidad irreal de partido. He preguntado a Levy y a otras personas que valoran su criterio cuándo ha traspasado el límite. Me han señalado cinco casos: 1. Levy dijo sentir “vergüenza ajena” cuando sorprendieron jugando a ‘Candy Crush’ en el Congreso a Celia Villalobos. 2. El PP fue el único partido junto a Unió en votar en contra de una ley contra la homofobia en Cataluña y Levy lo criticó. 3. Le pareció mal que el delegado del Gobierno en Andalucía, del Partido Popular, dijera: “No quiero que en Andalucía mande un partido llamado Ciutadans y su presidente, Albert”. 4. Criticó los evidentes malos resultados de su partido en las últimas elecciones municipales; veía una oportunidad evidente de renovación, como así ha sido al menos para ella. 5. Al contrario de lo que cree Jose Ramón Bauzà, ex presidente de las Baleares, que cambió la ley de la función pública para que el catalán no fuera un requisito, Levy ha dicho que un ciudadano balear o valenciano debe poder dirigirse en cualquiera de sus lenguas a un funcionario.

Levy puede ser una bomba, pero no siempre se lanza. A pesar de que Levy sea del PP por cómo es -y no al revés: piensa así por ser del PP-, sabe bien quién está en su equipo. Un ejemplo destacado es su reyerta con el ex diputado y ex militante del PP, Joan López Alegre. En una tertulia en 2013, López criticó a su antiguo partido. Levy le recordó con vehemencia que había sido militante y diputado del PP: “Ahora no hagas el numerito”, le dijo, o “va, cuenta milongas”. López le respondió que era “una maleducada”. López nunca había visto a Levy y nunca la ha vuelto a ver, “aunque no guardo ningún rencor por aquello”, dice. Levy no ha querido ahondar en el origen de la rabieta.

La independencia de Levy no es por tanto barra libre. “Es muy leal al partido”, dice Juan Milián, su sustituto en el PP catalán. Jordi Basté recibe en su tertulia a Levy una vez por semana desde 2013. “Es de las personas con más capacidad de autocrítica de su partido que he conocido”, dice Basté, que se refiere no sólo a personas del PP sino de todos los partidos. Pero es fiel. Basté ofrece un ejemplo del tercer programa que tuvo a Levy en antena: “Hice un comentario a micro cerrado sobre [la presidenta del PP catalán] Alicia Sánchez Camacho. Al día siguiente me llamaron para reprochármelo. Cuando volví a ver a Andrea, le recordé que aquello era privado. ‘Ya, contestó, pero es que soy muy amiga de Alicia’. Me sorprendió su fidelidad”, cuenta Basté.

Captura de pantalla 2015-07-10 a la(s) 23.24.59

Una pareja independentista

La prueba más personal de su criterio propio es quizá su pareja: Enric Vila, un célebre escritor independentista catalán que publica cada semana en El Punt Avui y El Singular. En una de sus últimas tertulias en RAC1, Levy llamó con sorna “prohombres de la independencia” a Vila y dos de sus amigos, el periodista y profesor en la New York University Jordi Graupera y el escritor y filósofo Bernat Dedéu, con quienes Levy comparte tertulias y amistad. Levy y Vila, 12 años mayor, no esconden su relación. Ninguno de los dos ha querido hablar sobre ella para este reportaje. En un artículo de inicios de julio en El Punt Avui, Vila critica a Enric Millo, portavoz parlamentario del PP catalán. En una entrevista en mayo en Crónica Global, Levy decía: “Nos ‘independizaremos’ de los independentistas”. La pareja parece capaz de separar la vida privada de la vida pública.

Desde el Partido Popular catalán destacan la valentía de Levy, pero imaginan una situación cotidiana difícil: “Por suerte a mí no me pasa, pero creo que me sería más fácil estar con una comunista”, dice riendo Juan Millán, sucesor de Levy. José Antonio Coto, que coincidió con Levy en Nuevas Generaciones en Barcelona, imagina que “deben hablar poco de política”.

La modelo más difícil

El estilo de Levy es hiperactivo, estridente, a veces histriónico. Habla con una voz aguda inolvidable y ríe casi a la vez, como si estuviera nerviosa sin estarlo. Gesticula sin parar y mira a los lados. El fotógrafo de este reportaje, Dani Pozo, no recordaba a alguien tan difícil de captar: “Apenas mantiene el gesto, tienes segundos para disparar”, dice. Sus asesores en el partido le piden respuestas más cortas y menos rapidez al hablar. Han intentado también que lleve otro tipo de ropa: “Pero no lo han conseguido”, dice Levy. Cuando el fotógrafo la hace posar con miradas a lo lejos se queja de su cursilería.

Esa hiperactividad y su juventud ayudan en la apariencia de mantener un supuesto apego menor al partido: “Dice que ocupa la vicesecretaría, no que es vicesecretaria”, dice su jefe de gabinete, David Álvaro. En el Partido Popular Levy ha tenido dos cargos orgánicos, no electos, aunque ha ido dos veces en las listas a elecciones.

La labor que parecen haber encargado a Levy –renovar la imagen del partido- no es sencilla, más si su margen de maniobra es escaso. Isabel Benjumea, cofundadora de red Floridablanca, una plataforma para el debate de ideas de centroderecha, cree que “la voluntad de Andrea es sincera, tiene ganas de hacer cosas, viene de una larga batalla en Cataluña”. Hay sin embargo una objeción, según Benjumea: “No sé si es sincero su nombramiento. El PP ha puesto a dos personas jóvenes y creen que ya han cubierto, pero ahora hay que hablar de ideas, no de quién”. El programa de la Conferencia Política del PP da poco margen para la novedad: ministros, cargos orgánicos. No hay ningún riesgo, ni aventura, más allá de las caras nuevas, que solas solo pueden figurar.

Cinco personas que conocen bien a Levy me han dicho que tiene un carácter variable: es encantadora, seductora, pero en un mal día puede pasar de todo. Ella dice que “debe ser porque soy un poco acelerada y me coges con treinta cosas a la vez; pero cuando me paso, intento reconciliarme”. Twitter ha visto trifulcas célebres de Levy. Luego borra los tuits. Cuando le pregunté, dijo que cerró una vez la cuenta y “se borraron tuits”, que es algo que no ocurre. Quizá su polémica más sonada ha sido por este tuit: “A los que les gusta hablar de la DUI [Declaración Unilateral de Independencia] de Kosovo quizás deberían recordar también sus 12.000 muertos #noeslomismo”.

Bernat Dedéu se lo recriminó en público y se enzarzaron. Levy dijo que Dedéu “voluntariamente buscaba bronca”. Pero no fue a más. “Luego lo arreglamos con unos gintónics”, me dijo Dedéu. “Todo lo arreglamos con gintónics”, me confirmó Levy. Dedéu dijo tras el lance: “No sé cómo sería una Cataluña independiente, pero sí sé que un mundo con gente tan inteligente como Andrea sería mucho mejor”. Levy me lo recordó: “¿No te ha dicho Dedéu que el mundo conmigo es mucho mejor?”

Levy ha tenido otras apariciones tuiteras subidas de tono. He encontrado estas capturas. A la periodista de La Sexta Pilar Carracelas le dice en los tres tuits centrales: “Qué va. Estoy estupenda, pero tengo un límite en tonterías. Pero tu tranki, que seguro que si sigues así todo irá bien”. “Es que a veces te haces un poco pesada. En especial cuando quieres saber de cosas que no sabes. De buen rollo”. “Cuánto sabes tronka, ¡no sé cómo no te han hecho aún un monumento!”.

20052014 conversa intervencions andrea

Esta ristra da también idea del lenguaje de Levy en un momento encendido. Es explosiva en distancias cortas:

29072014 timeline andrea després del meu tuit

La tradición judía

Andrea Levy creció en la plaza Bonanova, una de las zonas más selectas de Barcelona. Es hija única. Su apellido es -junto a Cohen- uno de los que tienen mayor tradición en el judaísmo. La mención “los hijos de Levi” aparece ya en el Éxodo. Pero su padre no la educó en la cultura judía. Dos amigas de grandes familias judías catalanas la han animado varias veces a acercarse a la comunidad. “Me he mantenido al margen”, dice Levy.

Como buena política, presume de libros sesudos desde la niñez: “El primer libro que me regalaron fue El principito. También recuerdo una versión de La Odisea. Tenía más libros que juguetes”. Estudió en el Liceo Francés -“lo que más recuerdo son las huelgas de profesores”- y antes de empezar la universidad estuvo una temporada en Londres: quería ser artista e hizo un curso de tres meses de dibujo en Central Saint Martins, uno de los centros más prestigiosos del mundo del arte. Hoy un curso allí de una semana de inicio al dibujo cuesta 728 euros. Saint Martins es también la escuela donde estudia la niña pija de la canción Common People de Pulp. “En aquella época escuchaba mucho Common People, de Pulp. También New Order, Blur, Suede, Radiohead”, dice Levy.

Después de estudiar, siguió en Londres: “Era entonces muy poco seria. No hice de camarera, era un poco mimada”. Regresó a Barcelona para estudiar Relaciones Internacionales y Protocolo: “Me cogió un poco de conciencia, debía centrarme en la vida”. En esos años decidió afiliarse al Partido Popular y entrar en Nuevas Generaciones. A pesar de que hacía una beca con el entonces conseller socialista de Agricultura Antoni Siurana -que no ha querido hablar para este reportaje-, optó por afiliarse al PP: “Para que las cosas sean fáciles en Cataluña hay que afiliarse al PP”, dice sonriendo.Captura de pantalla 2015-07-10 a la(s) 23.52.46Cuando acabó Relaciones Internacionales, empezó Derecho. Estuvo una temporada también de “mindundi” en el despacho de Roca Junyent y luego le salió un trabajo en una agencia de comunicación, Tinkle, que combinaba con Nuevas Generaciones y la carrera. Levy ha tendido a hiperactividad laboral desde la universidad. Como otros políticos, Ada Colau o Albert Rivera, Levy fue delegada de clase en primero de carrera. Creó también el grupo de Nuevas Generaciones en Derecho de la Universidad de Barcelona.

Vida de abogada

Tras licenciarse, en septiembre de 2011, entró al despacho Uría Menéndez, uno de los tres con más prestigio en España entre juristas -junto a Garrigues y Cuatrecasas- y el que tiene las pruebas de acceso más duras. La entrada en Uría requiere un expediente académico extraordinario. Levy no ha querido compartir el suyo: “Sería pedante”, dice. En uno de los exámenes de acceso a Uría, Levy tuvo que abandonar por una infección en el riñón. A pesar de eso, y para su sorpresa, logró entrar.

Uría no ha permitido que ninguno de sus abogados hable para este reportaje -“es un asunto personal y no profesional”, me dijo por correo el director de comunicación, Dionisio Uría Ronsmans. Pero he podido averiguar que la carrera de Levy en Uría no fue fulgurante. Uría tiene un sistema establecido de promoción. Los abogados de primer año están dos ciclos de seis meses -llamados rotaciones- en dos departamentos distintos: uno al azar y uno escogido. Cuando acaban, promocionan a junior 1. Una gran mayoría lo hace. A los que no, Uría les invita a salir o les ofrece una tercera rotación. En el ambiente competitivo de estos despachos es una mala señal. Levy hizo una tercera rotación. Durante su tiempo en Uría, ya dejó claro que su vida estaba en la política y no iba a proseguir la carrera jurídica. Salió por voluntad propia para aceptar la propuesta de la presidenta del PP catalán Alicia Sánchez Camacho y convertirse en vicesecretaria.

Durante el año y medio en Uría y hasta ahora, ha sido también concejal de distrito en el barrio de Gracia de Barcelona, que es donde vive ahora. Conserva un recuerdo ambiguo de la política municipal: “Mi primera intervención fue para un vecino que me escribió que en su calle había muchas cagadas de paloma y que pasara más el camión de basura”, dice.

He hablado con media docena de abogados jóvenes de grandes bufetes y trabajan fácilmente 12 horas diarias. La compaginación de la labor allí con la política municipal primero y con la Ejecutiva del PP a partir de mayo 2012 era inasumible. Así terminó la carrera jurídica por ahora de Andrea Levy.

Quiere ser Richelieu

La vocación política de Levy era preponderante. “Ha llegado a la política para quedarse y tiene una ambición indisimulable”, dice su amigo independentista Bernat Dedéu. Levy cree que la política es muy necesaria, pero que eso no significa que trabaje siempre desde un partido. Dedéu también cree que “bajo su dulzura, hay una Maquiavelo en potencia”. Le pregunto a Levy por la definición. Ríe, se mueve y no da con nada: “Nunca me hago reflexiones sobre mí misma”. Pero se queda con Maquaivelo, que saca otras veces durante nuestra charla y no le gusta. Un buen rato después, con la entrevista ya terminada, en plena sesión de fotos, me grita: “¡Richelieu!”, y no Maquiavelo. Ése es el personaje que quiere tener debajo de su dulzura. Levy me recomienda el libro Richelieu y Olivares, de John H. Elliott.

En 2013, después de Uría, Levy se paseaba por las principales tertulias de Cataluña. Empezó por pequeñas y fue a más. Pertenece a la generación de políticos que se ha hecho mayor en los platós. Los tres grandes representantes son Pablo Iglesias, Ada Colau y Albert Rivera, pero no los únicos. A Levy le han dado tablas, fama y capacidad de argumentar: “Las tertulias han tenido en un ambiente convulso como el catalán la capacidad de permitirme una argumentación que no te expulse directamente del sistema”, dice Levy Europa Press describe así su ascenso: “La plataforma de Levy han sido principalmente las tertulias en los medios de comunicación”. Sin tertulias en las principales radios y teles catalanas, Levy hoy no sería quien es. En Madrid ya ha recibido ofertas para ir a alguna de las grandes tertulias. No me dejan revelar el nombre de una porque el acuerdo no está cerrado y el responsable de prensa prefiere la cautela para decidir qué hacen con calma.

El cargo nuevo de vicesecretaria nacional da otro perfil a Levy. “Ahora seré algo más formal”, dice. Madrid impone. La bomba procurará controlar su capacidad explosiva. Desde Barcelona, algunos amigos temen por Andrea. Tendrá más presencia, más audiencia. La Conferencia Política del PP es su bautizo oficial. Pero está por ver si esa exposición y ese riesgo mayores se traducen en poder dentro de un partido que todavía controla Mariano Rajoy.

Así es Euclides Tsakalotos, nuevo ministro de Finanzas de Grecia

Captura de pantalla 2015-07-06 a la(s) 16.11.37

El adiós de Yanis Varoufakis ha convertido a este economista en el nuevo ministro de Finanzas de Grecia. Entre las diversas almas que conviven en Syriza, representa la facción moderada, contraria a una salida de Grecia del euro.

El nombre de Euclides Tsakalotos fue el primero que sonó después de la dimisión de Yannis Varoufakis y será quien lo suceda como ministro griego de Finanzas. Se barajaban otros nombres: el del viceprimer ministro Yannis Dragasakis o incluso el de Yannis Sturnaras, ex ministro de Finanzas y presidente del Banco de Grecia. Y sin embargo la elección de Tsakalotos parecía la más lógica. Al fin y al cabo, fue él quien asumió en abril la coordinación del equipo negociador griego y conoce al detalle todo lo que ha estado sobre la mesa durante estos meses y durante estas últimas semanas convulsas.

El ‘alter ego’ de Varoufakis

Ya en abril, cuando Alexis Tsipras le puso al frente de las negociaciones con los acreedores, lo primero que se subrayó es la distancia entre Tsakalotos y Varoufakis. Si no en el fondo, desde luego en la forma. Al hasta ahora número dos del Ministerio de Relaciones Exteriores se le conoce por su aire profesoral y sus modales pausados, discretos y alejados de las salidas de tono de su predecesor.

Al igual que Varoufakis, Tsakalotos se formó en el Reino Unido. Nacido en 1960 en Rotterdam e hijo de una familia acomodada, estudió Economía, Política y Filosofía en las Universidades de Sussex y Oxford. En esta última fue donde empezó su acercamiento a los grupos del eurocomunismo griego. En Inglaterra se quedó hasta principios de los años 90. Impartió clases en la Universidad de Kent antes de regresar a Atenas como profesor de Economía en los ateneos de la capital helena.

Un hombre de Syriza

A diferencia de Varoufakis, Tsakalotos sí es militante de Syriza. Diputado desde 2012, forma también parte de su comité central. Entre las diversas almas que conviven en la coalición izquierdista, representa la facción contraria a una salida de Grecia de la eurozona y enfrentada al ala más radical, cuyos líderes en las últimas semanas han llegado a declarar que una salida del euro no sería una catástrofe.

Si uno quiere conocer la visión de Tsakalotos, es útil leer un artículo que escribió en mayo de 2012 y que publicó en español Nueva Tribuna. Aquí uno de los pasajes:

“Para los dos grandes partidos que han apoyado estas políticas, el electorado griego se enfrenta a una dura elección: más austeridad o la bancarrota, poniendo fin a la pertenencia de Grecia a la zona euro, con todo el coste que eso conlleva. Una parte de la izquierda acepta en lo fundamental los términos de este dilema. Sus posiciones han sido defendidas por economistas como Costas Lapavitsas [economista de referencia del ala dura de Syriza], argumentando que sólo la retirada de la zona del euro puede crear el marco para un enfoque económico diferente basado en la nacionalización de los bancos, la introducción de controles de capital, la promoción de una política industrial y la redistribución del ingreso y la riqueza. No se puede afirmar que esta estrategia este firmemente sustentada en una lectura detallada de los antecedentes históricos”.

Salir del club del euro, sugería entonces Tsakalotos, no es la solución.

La utilidad del referéndum

En un comunicado publicado el 30 de junio y titulado ¿Por qué no ha habido acuerdo entre el Gobierno griego y los acreedores?, Tsakalotos explicó los detalles de las diferencias con los acreedores y dio su visión de la convocatoria del plebiscito de ese domingo. “Vemos el referéndum como una parte del proceso de negociación, no como un sustituto. Así que esperamos más flexibilidad en los próximos días”, dice un texto en el que el ministro detallaba los puntos de diferencia con las instituciones.

En una entrevista publicada en mayo por el medio francés Mediapart, preguntaban a Tsakalotos por la celebración de un referéndum en los próximos meses. Sin descartarlo, confiaba en que no se llegaría a ese extremo y también en la posibilidad de alcanzar antes un acuerdo.

En aquella entrevista describía así sus impresiones sobre los primeros meses como miembro del Gobierno de Tsipras: “Mi profesión es enseñar Economía en la Universidad de Atenas. Tengo que confesar que me ha decepcionado mucho descubrir el nivel de esta negociación con Bruselas. Como académico, cuando presento un argumento en una discusión, espero que se me presente otro argumento. Sin embargo, nos han respondido con normas. Cuando evocábamos las particularidades de Grecia, su carácter insular, por ejemplo, nos contestaban: poco importa, hay reglas y hay que respetarlas. Plantear un verdadero debate se antojaba imposible. Es muy difícil para un universitario aceptar un compromiso en estas condiciones”.

A Tsakalotos le tocará ahora enfrentarse a esa dificultad para reabrir las negociaciones con los socios europeos y conseguir que se debata lo que ha sido el primer objetivo del Gobierno griego: un nuevo alivio de la deuda.

Alejandro de Vicente, nuevo vicepresidente de EL ESPAÑOL

IMG_1507

Alejandro de Vicente será el nuevo Vicepresidente de EL ESPAÑOL, además del máximo responsable del área comercial de la compañía. Como ya anunció Pedro J. Ramírez en la Junta General Extraordinaria de Accionistas celebrada el pasado 27 de junio, propondrá su nombramiento en la próxima reunión del Consejo de Administración de No Hace Falta Papel S.A.

IMG_1507

Alejandro de Vicente se incorpora a éste gran sueño convertido ya en realidad que es EL ESPAÑOL. Será el nuevo Vicepresidente de la compañía, además de máximo responsable del área comercial. Como ya anunció Pedro J. Ramírez en la Junta General Extraordinaria de Accionistas celebrada el pasado 27 de junio, propondrá su nombramiento en la próxima reunión del Consejo de Administración de No Hace Falta Papel S.A.

Aunque estudió Ciencias Políticas en Madrid, muy pronto De Vicente (Salamanca, 1954) encaminó su carrera profesional al universo de las empresas periodísticas y más concretamente al ámbito comercial y publicitario donde actualmente es considerado el ejecutivo más importante y con mayor prestigio del sector.

Empezó su carrera en Bilbao como responsable comercial del Grupo 16 en el país Vasco. Poco después se desplazó a Madrid para ocupar el cargo de Director General de Cambio 16.

De allí saltó, en 1989, a Unidad Editorial, propietaria de El Mundo, para participar activamente en el lanzamiento de éste diario; fue primero Director Comercial, después Subdirector General de la compañía –que además de El Mundo ya contaba entonces, tras la fusión con  Recoletos, con Marca, Expansión– y finalmente Vicepresidente del grupo, puesto que ocupó hasta el pasado mes de mayo.

“Me embarco en una gran aventura con un gran equipo, con un equipo fantástico ”, señala Alejandro de Vicente sobre su nueva etapa profesional.

“Para mi y para todos los que estamos en esta aventura, EL ESPAÑOL es un gran reto; un reto que estamos convencidos de que va a ser un gran éxito desde el primer día. Y no albergamos ninguna duda de que así será”.

“No hay nada en el ámbito profesional ni personal –añade el nuevo vicepresidente de la compañía– como participar en el nacimiento de un nuevo medio de comunicación. Asistir a un nacimiento de estas características no solo te hace sentirte partícipe privilegiado de la génesis de esta criatura sino que además te rejuvenece en todos los aspectos de tu vida”.

Pedro J. Ramírez, Presidente y Director de EL ESPAÑOL y que ha trabajado con De Vicente tanto en su etapa de director de Diario 16 como en la de El Mundo, cree que su llegada hace que EL ESPAÑOL “pase de ser gran proyecto a ser un proyecto ganador desde el principio”

“Siempre –señala– me ha impresionado por su claridad de ideas, por su determinación y por su entusiasmo”

“Alejandro es un hombre inteligente, que se adapta a la perfección a todos los entornos de un sector tan cambiante como es el de la publicidad y el de la estrategia comercial”

Destaca Ramírez, además, “su gran capacidad de liderazgo; siempre contribuye a crear un ambiente de creatividad y optimismo. Por eso su papel será fundamental para la compañía desde su puesto de Vicepresidente”

Eva Fernández, Consejera Delegada de EL ESPAÑOL opina que Alejandro de Vicente es “la persona más respetada en el sector de la publicidad en España”

Para Fernández, tener a De Vicente en el equipo directivo de EL ESPAÑOL “es un lujo”.

“Alejandro ha sido mi mentor en el sector y en Unidad Editorial donde empezamos a trabajar juntos. Y le tengo todo el respeto profesional y personal.  Es un privilegio trabajar con él” .

“Alejandro de Vicente –señala– es la garantía de que nuestro Departamento Comercial va a jugar en Primera División. Y que EL ESPAÑOL va a competir en la misma liga que los mejores partners del mercado desde el minuto uno”.