EL ESPAÑOL alcanza los 10.000 suscriptores

discurso4EL ESPAÑOL ha alcanzado los 10.000 suscriptores. Solo quince minutos después de iniciarse este 2015, Pedro J. Ramírez anunció en Twitter el nombre del periódico. El 10 de enero empezaba la campaña de crowdfundingque se saldó con un récord mundial en los medios de comunicación: tres millones y medio de euros recaudados gracias a la inversión de 5.624 accionistas. Y ahora superamos la cifra de 10.000 suscriptores.

Foto: Dani Pozo

discurso4
Pedro Ramírez se dirige a la redacción de EL ESPAÑOL./ Dani Pozo

EL ESPAÑOL ha alcanzado los 10.000 suscriptores. Solo quince minutos después de iniciarse este 2015, Pedro J. Ramírez anunció en Twitter el nombre del periódico. El 10 de enero empezaba la campaña de crowdfunding que se saldó con un récord mundial en los medios de comunicación: tres millones y medio de euros recaudados gracias a la inversión de 5.624 accionistas. En los meses posteriores otras 4.376 personas se han suscrito. Y más de 136.000 tuiteros conforman la comunidad que sigue a este diario. Cifras, todas ellas, sin precedentes en la prensa nacional.

[is_not_handheld]accionistas-suscriptores
[/is_not_handheld]
[is_handheld]
suscripciones
suscripciones-supcr
[/is_handheld]

“Conseguir 10.000 suscriptores antes de nacer es algo fantástico que supera todas nuestras expectativas más optimistas”, afirma el presidente y director de EL ESPAÑOL. Para Pedro J., “esta cifra es la prueba de que este periódico nace con la mayor base social que ha tenido nunca un medio en España”. “Es motivo de enorme satisfacción y orgullo -agrega-, y también implica una gran responsabilidad con los 10.000 que han confiado en nosotros, no podemos decepcionarles y, de hecho, vamos a tener muy en cuenta sus aportaciones a lo largo del proceso de lanzamiento”, remacha.

Cómo y cuándo se suscriben

Los gráficos adjuntos muestran que durante los nueve meses de vida de EL ESPAÑOL la llegada de suscriptores ha sido sostenida pero con varios picos de crecimiento. En la campaña de crowdfunding, entre el 10 de enero y el 1 de marzo, las suscripciones se dispararon tanto en los primeros días como en los últimos. Uno de los hitos más importantes de aquellos días se produjo el 14 de febrero, cuando este diario batió el récord que hasta entonces ostentaba el holandés De Correspondent. En los últimos días de febrero el número de personas que decidió invertir se multiplicó sobremanera justo tras la presentación en sociedad de EL ESPAÑOL en un acto organizado por Nueva Economía Fórum, el pasado 24 de febrero. La consejera delegada, Eva Fernández, y el propio Pedro J. detallaron el proyecto ante medio millar de personas en el Hotel Ritz de Madrid.

día-semana

Otro hito de especial relevancia en la corta historia de nuestro diario fue la primera Junta General de Accionistas, celebrada el 27 de junio en el Palacio Municipal de Congresos Reina Sofía de la capital. Ese día se puso en marcha la campaña para ser suscriptor-fundador de EL ESPAÑOL con un descuento del 40%. Nuevamente se disparó la cifra de personas que se sumaron al proyecto en los últimos días de la campaña, que terminó el 3 de agosto. Desde entonces, cuando los interesados pueden suscribirse con un 30% de descuento (7 euros al mes, 84 euros al año) el crecimiento de suscriptores ha continuado de forma sostenida hasta llegar a los 10.000. Esta ventajosa promoción expira el próximo 1 de octubre.

hora

Los datos evidencian el comportamiento de los seguidores del periódico. Los usuarios prefieren suscribirse a EL ESPAÑOL los domingos en torno a las once de la noche. En cuanto a los días de la semana, los suscriptores también tienen preferencia por los martes y los lunes, por ese orden, mientras que los jueves, miércoles y viernes son los menos elegidos. Y respecto a las franjas del día, ha habido suscripciones a cualquier hora, pero sobre todo en dos franjas: entre 10 y las 13 horas, por la mañana; y entre las 19 y las 23 horas, por la noche.

Valoraciones de expertos

No existen precedentes recientes en España que puedan equipararse a las cifras de EL ESPAÑOL. ¿Por qué? El profesor de la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Navarra Miguel Ángel Jimeno, también conocido por editar el blog La buena prensa, destaca que “la gran aceptación, un caso único en el periodismo, de EL ESPAÑOL tiene mucho que ver con la persona de Pedro J.”. “Los miles de suscriptores demuestran que hay numerosas personas que, sobre todo, confían en él. Lo hacen ahora, que poco a poco se ven contenidos, y se hacía antes, cuando nada se sabía”. Jimeno, que cada día recoge en su blog ejemplos de buen periodismo, afirma que “la crisis ha provocado que numerosos periodistas se hayan lanzado de nuevo al mercado con nuevos productos; habitualmente, porque resulta más barato, on line”. “Creo que todo buen medio escrito o digital tiene larga vida si su apuesta se llama Periodismo. Si no lo hace, fracasará”.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, da la bienvenida a EL ESPAÑOL y destaca, en general, que “el periodismo vive una etapa trascendente”. “Hemos entrado en una nueva sociedad de la información. El periodismo es más necesario que nunca, teniendo en cuenta el raudal de información de las redes sociales”. Para ella, los diferentes medios, incluidos los nuevos como EL ESPAÑOL, deben recordar que “solo la ética genera credibilidad, el fundamento del periodismo. Y por ahí pasa nuestro futuro: profesionalidad y ética”.

Modelo de financiación

EL ESPAÑOL encarna el modelo mixto de ingresos por publicidad y por suscripción. ¿Será así el futuro de la prensa digital? “Efectivamente, creo que el futuro será híbrido”, responde González. “Realmente ya lo es el presente -agrega-, aunque seguimos haciendo camino al andar en cuanto al negocio informativo”. “Hemos acostumbrado al receptor de la información a la gratuidad y la calidad tiene un precio -añade-. Pero no olvidemos que en España el modelo de negocio audiovisual, la radio y la televisión, es, salvo excepciones, gratuito. Y la radio, por ejemplo, es el medio que mejor ha aguantado la crisis. Desde luego, el modelo mixto en la prensa digital aparece como la solución actual en el horizonte informativo”. “Ahora -concluye-, lo importante es ganar a la ciudadanía por la calidad de los contenidos”.

Para Jimeno, “la vida nos muestra que cada medio es diferente”. Y matiza que “hay publicaciones en papel que solo desean estar en papel y que tienen beneficios sin soporte on line. Hay publicaciones en papel que tienen beneficios y… no tienen publicidad porque han renunciado a ella. Hay medios on line que tienen beneficios sólo gracias a la publicidad, hay medios… La clave está en la bondad, en la calidad, de los contenidos. Son estos, además, los que pueden hacer que el modelo de negocio se enriquezca: hay medios digitales que han logrado autoridad y que, gracias a ella, sacan ‘versión’ en papel porque genera más beneficios”.

[su_box title=”Evolución y próximos hitos”]El lanzamiento de EL ESPAÑOL va a realizarse en diferentes fases. El próximo 7 de octubre, los suscriptores conocerán en exclusiva el primer producto: la página web del diario en versión beta. Una semana después todos los internautas podrán acceder a estos contenidos. Por último, cuando la aplicación de EL ESPAÑOL para IOS y Android esté lista, previsiblemente a finales de octubre, los suscriptores disfrutarán en sus ordenadores, teléfonos y tablets del producto estrella: la Edición. Cada día, a las 22.00 horas, podrán acceder a las informaciones, reportajes, entrevistas y opiniones, todas ellas en exclusiva. El cobro por los contenidos no empezará hasta el 1 de noviembre, fecha en la que estarán disponibles todos los servicios del periódico.

Además de acceder a la Edición, los suscriptores dispondrán de otras ventajas exclusivas. Para empezar, no tienen límite en su navegación por la web, al contrario que el resto de usuarios, quienes solo podrán ver 25 enlaces al mes. Solo aquellos que se suscriban a EL ESPAÑOL podrán participar activamente en los contenidos a través del Blog del Suscriptor, con un máximo de dos artículos publicados por persona a la semana. Por último, los suscriptores gozarán de todas las ventajas de la Zona Ñ, como participar en sorteos para acudir a eventos deportivos en el Santiago Bernabéu, el Vicente Calderón y el Palacio de los Deportes, así como a actos culturales en el Teatro Real, el Teatro Español, los teatros de Canal y salas de cine. Sin olvidar, además, descuentos para asistir a restaurantes y hoteles.[/su_box]

El Corte Inglés expulsa a los accionistas críticos y consagra el blindaje del jeque catarí

En la primera Junta de Accionistas sin Isidoro Álvarez, El Corte Inglés aprueba las condiciones del jeque catarí para convertirse en socio minoritario del grupo y el cese fulminante de su consejo de la familia Areces Galán por revelar información confidencial y sus críticas en público a la operación. El segundo mayor grupo de distribución da el visto bueno a sus cuentas de 2014, y explora tanto su internacionalización como su posible salida a bolsa.

También en EL ESPAÑOL:

¿En qué va a invertir los 1.000 millones cataríes El Corte Inglés?
Choque dinástico entre las familias de El Corte Inglés

En la imagen Dimas Gimeno-Álvarez, presidente de El Corte Inglés. / MOEH ATITAR

Dimas Gimeno-Álvarez, presidente de El Corte Inglés./MOEH ATITAR

Una inversión sin ningún cabo suelto. La entrada de Hamad Bin Jassim (HBJ) Bin Jaber Al Thani, ex primer ministro de Catar, en el capital de El Corte Inglés está protegida llueva o truene. No perderá su inversión aunque el consumo vuelva a desplomarse o se desmonte el núcleo duro de accionistas. Una operación que, además, ha provocado un cisma inédito en la compañía.

Ayer, su junta anual expulsó del consejo de administración a Corporación Ceslar, controlada por una de las familias fundadoras, por criticar la entrada del jeque que, consideran, minusvalora la empresa. El resto de consejeros votó a favor de su cese por entender que la familia Areces Galán, que tiene alrededor del 9% del capital, ha incumplido sus deberes de “lealtad y secreto” al dar difusión a “informaciones, datos, informes o antecedentes a los que ha tenido acceso en el desempeño de su cargo y sobre los que debía guardar reserva”.

La caja de los truenos se abrió el 14 de julio cuando la compañía anunció la inversión de HBJ. Entonces, aseguró que se trataba, simplemente, de vender el 10% del capital que tenía en autocartera en forma de préstamo convertible en acciones a tres años. Una operación bastante habitual. A cambio, El Corte Inglés recibirá 1.000 millones de euros, que inyectará directamente en la empresa para reducir su deuda bancaria, afrontar su anhelada expansión internacional y situar el valor de la compañía en 10.000 millones.

Las mismas críticas que han llevado a la expulsión de Ceslar (que impugnará tanto la junta de accionistas como su cese del consejo) han tenido como efecto rebote que la compañía se haya visto obligada a rectificar en público su propia versión de los hechos y a explicar con detalle una operación mucho más compleja de lo anunciado en un principio. La entrada del nuevo inversor está repleta de condicionantes y ha creado un cisma accionarial y familiar entre los herederos del grupo de distribución.

Como compensación a su préstamo, realizado a través de la sociedad Primefin, HBJ recibirá un interés anual del 5,25% (52,5 millones de euros). Además, de entrada y sin ningún condicionante, dentro de tres años recibirá otro 2,25% del capital social, con lo que, seguro, elevará su participación hasta el 12,25%.

El jeque siempre gana: así es su blindaje

Se reforzará así como tercer socio de referencia, por detrás de la Fundación Ramón Areces (37,39%) y Cartera de Valores IASA –la sociedad de Isidoro Álvarez que han heredado sus hijas Marta y Cristina Álvarez Guil y su sobrino Dimas Gimeno, actual presidente de la empresa– con el 22,18% de las acciones. Pero, según El Corte Inglés, ese 2,25% no llegará a manos de HBJ ya que éste se reserva una opción de venta a la propia compañía, aunque no explica si esta posibilidad de vender está condicionada de algún modo.

A partir de ahí, la operación del jeque está vinculada a la evolución del negocio de los grandes almacenes y a que ningún gran accionista abandone el barco. El grupo ha diseñado un plan de negocio hasta 2020 que debe cumplir, obligatoriamente, durante los próximos tres años y que contempla un crecimiento del Ebitda (resultado de explotación bruto) del 12% anual.

Si este plan de negocio sólo se consigue en parte, tendrá que compensar al catarí. En concreto, si sólo logra cumplir entre el 69% y el 95% de su objetivo de crecimiento de Ebitda, tendrá que entregar al jeque otro 1% del capital. Eso pasaría, por ejemplo, si el consumo vuelve a pinchar en España, donde tiene 87 de sus 89 grandes almacenes –los otros dos están en Portugal– y donde no ve opciones de nuevas aperturas.

El otro gran condicionante que demuestra que HBJ no ha realizado su operación a ciegas es que recibirá otro 2% adicional en caso de que el valor de la sociedad se deteriore y caiga por debajo de los 10.000 millones de euros, con un tope mínimo de 8.333 millones. Este escenario podría producirse por lo que denomina “eventos de liquidez”, como es la venta de acciones por parte de los accionistas mayoritarios de El Corte Inglés o del propio inversor árabe. Este blindaje ante posibles movimientos accionariales entrará en vigor dentro de cuatro años y medio y estará abierto por cinco ejercicios más. Es decir, hasta 2025.

Con todas estas garantías, en el peor de los escenarios posibles para El Corte Inglés, el jeque se aseguraría una participación superior al 15%. Pero, según la empresa, esa tormenta perfecta no tiene visos de producirse porque su plan de negocio es conservador y porque ni los accionistas de referencia –la Fundación Areces e IASA– tienen intención de vender ni HBJ, a priori, tampoco.

Posible salida a bolsa

Otros accionistas, como Corporación Ceslar o Cartera Mancor, sí podrían tener en mente desinvertir y hacer caja, sobre todo, si en algún momento se produce la salida a bolsa del grupo que, según fuentes próximas a la negociación con el jeque, sí se ha planteado. A día de hoy, en caso de que un accionista de El Corte Inglés quiera vender su participación, la primera opción es que ésta sea recomprada por la propia compañía, como ya ha sucedido en el pasado. Dado el conflicto interno que mantienen las familias accionistas, la opción de acudir al parqué podría ser un vehículo para encauzar las diferencias.

HBJ exigirá resultados pero sin pisar España. No será formalmente accionista hasta dentro de tres años y, tampoco, estará físicamente en el consejo. Sí que lo estará su mano derecha y quien ha llevado la batuta en las negociaciones: Shahzad Shahbaz. De perfil financiero, ha trabajado durante 25 años para Bank of America y, según la agencia Bloomberg, ha sido presidente y consejero delegado de la firma saudí QInvest y principal directivo de NBD Capital, con sede en Emiratos.

Shahbaz será el primer consejero ajeno al núcleo accionarial o a la gestión de los grandes almacenes, exceptuando al ex presidente de Endesa Manuel Pizarro, que llegó al consejo en 2014 de la mano del fallecido Isidoro Álvarez y que hoy está relegado a un segundo plano.

El nuevo inversor también supone un antes y después, porque la compañía tiene que cambiar sus estatutos para permitir que alguien que no sea accionista se siente en el consejo y, además, dar pasos incipientes en materia de buen gobierno corporativo, como la creación de una comisión de auditoría y otra de nombramientos y retribuciones.

Al vender parte de su capital, la empresa también se ha puesto precio a sí misma: en torno a 11 – 14 veces su Ebitda (826,39 millones en 2014). Es decir, entre 9.090,3 y 11.569,7 millones de euros, lejos de los 18.000 millones en lo que fueron valorados sólo sus inmuebles en 2013. El grupo también va a modificar su estructura accionarial. Desdoblará los 200.896 títulos que tienen un nominal de 60 euros para que todos tengan un nominal de 6 euros y facilitar, así, su compraventa.

[su_box title=”Una mujer por cada 21 directivos “]
El desembarco del catarí coincide con la presentación de los resultados de El Corte Inglés en 2014, en los que se percibe la recuperación del consumo pero mantiene a la baja su rentabilidad. Su cifra de negocios creció un 2,6% en el ejercicio, cerrado el 28 de febrero, situándose en 14.592 millones de euros. Mientras, su beneficio neto se recortó un 32% (115,2 millones) lo que atribuye a la falta de extraordinarios (en 2013 vendió el 51% de su división financiera a Banco Santander) y a mayores costes financieros (los cuantifica en 341,9 millones) por la renegociación de su deuda con los bancos. No todas las divisiones gozan de la misma salud.

Los grandes almacenes crecen un 3,6% en ingresos (8.768 millones de euros) pero caen en beneficio un 32,3% (186,2 millones) y siguen siendo el eje esencial de su negocio. El que más sufre es el formato híper, un concepto dañado por la crisis, el cambio en las costumbres de compra de los consumidores y que además se encuentra en pleno proceso de transformación. Hipercor sólo aportó 5,28 millones al resultado del grupo.

evo_eci_resultados

El beneficio de otras divisiones crece a ritmo de dos dígitos, como Sfera (10%), Seguros (10,3%) o Informática El Corte Inglés (18,1%). La memoria anual de la compañía desvela que su resultado antes de impuestos es de 14,8 millones de euros (un año antes era 14,9 millones) y que gracias al cambio del Impuesto de Sociedades de 2014, el grupo se ha apuntado un ingreso de 58,72 millones de euros en base a la valoración de impuestos diferidos.

También que su plantilla total se ha situado en 91.437 personas (un 1,9% menos que en 2013) y que, a pesar de que el 63% de sus empleados son mujeres, muy pocas llegan a la alta dirección. El grupo sólo tiene una directiva por cada 21 directivos. En total, 175 hombres ocupan cargos de dirección o gerencia, frente a 8 mujeres. Mientras, cuenta con 46.622 mujeres comerciales, frente a 18.494 hombres. El pasado año, la compañía asumió que tenía un problema en materia de igualdad y aseguró que, de aquí a 2020, al menos el 50% de los puestos de responsabilidad que cree serán ocupados por mujeres.

En la junta de este domingo, además de aprobar las cuentas, la operación del jeque, el cese de Ceslar y el cambio en sus estatutos, se dio el visto bueno a una nueva emisión de valores de renta fija (deuda) de hasta 2.000 millones a cinco años. Según la empresa, la entrada del jeque le permitirá reducir su deuda bancaria hasta 2.089 millones de euros. Con esta reducción del endeudamiento, afirma estar en condiciones de diseñar su inconcluso salto exterior. Pero para salir fuera, antes tendrá que arreglar lo que ocurre dentro de casa.[/su_box]

También en EL ESPAÑOL:

Choque dinástico en El Corte Inglés

De izquierda a derecha: HBJ junto a Dimas Gimeno, Marta Álvarez y Cristina Álvarez

El desencuentro entre las dinastías fundadoras de El Corte Inglés (Areces, González, Álvarez, Rodríguez…) se ha reavivado a cuento del cambio accionarial que ha supuesto la entrada del jeque catarí Hamad Bin Jassim. Este será uno de los puntos de fricción en la Junta de Accionistas que se celebrará este próximo domingo. 

En la imagen, HBJ junto a Dimas Gimeno, Marta Álvarez y Cristina Álvarez 

De izquierda a derecha: HBJ junto a Dimas Gimeno, Marta Álvarez y Cristina Álvarez
De izquierda a derecha: HBJ junto a Dimas Gimeno, Marta Álvarez y Cristina Álvarez

Este domingo 30 de agosto, El Corte Inglés presenta sus resultados anuales de 2014 y celebrará la Junta General de Accionistas (JGA), la más decisiva y polémica de los últimos años y la primera de Dimas Gimeno en la presidencia. La compañía de distribución afronta esta cita anual con el telón de fondo de un enfrentamiento, hasta hace unas semanas soterrado, entre sus principales accionistas de referencia y herederos de los fundadores. Además, encara un delicado momento financiero, a pesar de haber renegociado su deuda en los últimos meses; y la entrada de un socio extranjero que amenaza con cambiarlo todo y que ha abierto la caja de los truenos.

El desencuentro entre las dinastías fundadoras (Areces, González, Álvarez, Rodríguez…) se ha reavivado a cuento de un cambio accionarial que será uno de los puntos de fricción de la junta de socios. El motivo es simple: romperá el equilibrio que mantenían los herederos de los Ramón Areces, César Rodríguez o Isidoro Álvarez, entre otros.

El protagonista es el jeque catarí Hamad Bin Jassim (HBJ) Bin Jaber Al Thani, ex primer ministro del pequeño y multimillonario estado árabe. Ha puesto sobre la mesa 1.000 millones de euros, a través de su fondo Primefin, en forma de préstamo convertible en acciones de El Corte Inglés en un plazo de tres años. A cambio, percibirá un interés anual que oscila entre el 5,25% y 7,5%, es decir, entre 52 y 75 millones de euros ‘en acciones’ procedentes de la autocartera, uno de los tesoros del grupo de grandes almacenes. Se trata de una operación más compleja de lo contado inicialmente por la empresa el 14 de julio.

Entre 2007 y 2010, El Corte Inglés ha construido una despensa de acciones propias equivalente al 10% del grupo -que la Junta de Accionistas debe permitir vender- tras comprar varios paquetes a accionistas minoritarios como la familia González Delgado o César Areces Fuentes. Al Thani será el segundo mayor socio del grupo tras la Fundación Ramón Areces, que mantiene algo más del 35% de las acciones y que en los últimos años ha permanecido completamente alineada con los intereses de la empresa de distribución.

Pero todavía no está claro el peso que tendrá el inversor árabe. Oscila entre el 10%, según la versión del equipo directivo, y el 15%, según Ceslar, una sociedad que agrupa los intereses de la familia Areces Galán. Esta variación, según los accionistas disidentes -entre los que también está la familia García Miranda- se explica porque el contrato con el catarí está condicionado a la evolución de los resultados del grupo: Al Thani se quedará con el 10% del capital si la compañía obtiene un crecimiento de su resultado bruto de explotación (Ebitda) del 12% anualizado durante los próximos cinco años, algo complicado a no ser que el consumo vuelva a las mejores cifras anteriores a la crisis. Si no consigue ese objetivo, lo que a día de hoy es lo más probable, su porcentaje llegaría al 15% y será, aún más si cabe, una figura clave en la gestión del grupo, ya que alcanzaría la participación conjunta de las dos hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina Álvarez Guil.

Bandos enfrentados

Al Thani llega alineado con Gimeno, sucesor de Isidoro Álvarez, fallecido el 14 de septiembre de 2014 y rector del grupo desde finales de los 80. Su pérdida ha fragmentado el 22% de El Corte Inglés en tres paquetes individuales a nombre de su sobrino Dimas y sus dos hijas. Las sociedades Mancor (García Miranda) y Ceslar (Areces Galán) tienen sendos paquetes del 10% cada una de ellas. No obstante, la composición del accionariado no es pública, ni ha sido confirmada en ningún momento por la empresa, lo que añade aún más intriga a la batalla accionarial en la que se ha visto inmersa desde hace unas semanas.

Los disidentes, encargados de revelar las condiciones del trato con el catarí, han denunciado públicamente que no están conformes con la llegada del multimillonario inversor. Carlota Areces, sobrina del fundador de la compañía Ramón Areces, dio un paso inusitado en la historia de la compañía: concedió varias entrevistas. Según Carlota Areces, la entrada del inversor supone minusvalorar la compañía: si Al Thani compró el 10% del capital por 1.000 millones de euros, El Corte Inglés valdría 10.000 millones. La cifra es inferior a los 14.700 millones de 2007, cuando el grupo compró la participación de la familia González o la alcanzada en 2013, cuando Tinsa valoró solo sus inmuebles en 18.000 millones de euros. Ante estas discrepancias, la solución podría pasar por solicitar una nueva valoración independiente que determine cuánto vale la sociedad.

negocio-corte-ingles

Además, Ceslar y Mancor consideran que la llegada del catarí supondrá blindar a la actual dirección. Las negociaciones con Al Thani comenzaron con Isidoro Álvarez en la presidencia con el objetivo de buscar un socio exterior que permitiese su anhelada expansión internacional. Sin embargo, los accionistas discrepantes critican que la identidad del inversor se desveló por sorpresa en el consejo de administración celebrado el 10 de julio. En él, afirman, se presentó al catarí como única opción, sin permitir a los actuales accionistas de referencia a optar a la compra de la autocartera o a una nueva ampliación de capital que inyectara fondos. Además, critican la existencia de una opaca comisión para facilitar la llegada del jeque, que ascendería a 17 millones de euros.

A esta situación se suma que, tras el fallecimiento de Isidoro Álvarez, la presidencia de la Fundación Ramón Areces, está ocupada, por primera vez, por alguien ajeno a la familia. Se trata de Florencio Lasaga, considerado mano derecha del expresidente. También lo eran Carlos Martínez Echavarría y Juan Hermoso Armada, consejeros del grupo. Así, la dirección está dividida entre los históricos de la compañía y la nueva hornada, Gimeno y las dos hijas de Álvarez, una de ellas, Marta, ya en el consejo. A ellos, se suma Manuel Pizarro que llegó a la compañía sólo unos meses antes del fallecimiento de Álvarez con el objetivo de dar un mayor perfil inversor; y Hamad Al Thani, que también tiene un puesto en el consejo de dirección.

La pérdida de valor del grupo

Este no es el primer enfrentamiento interno de la compañía, pero sí el más relevante. Hace cerca de diez años, César Areces Fuentes, sobrino del fundador del grupo, inició una cruzada para vender sus acciones en El Corte Inglés. Su deseo no era compartido por el resto de sus hermanos, también socios del grupo, pero él se enfrentó a todos para vender al mejor precio. En 2007 logró el respaldo de un juez que tasó oficialmente su 0,69% de la compañía en 98 millones de euros y valoró al mayor grupo de distribución en 14.700 millones. Hasta dos años más tarde no se cerró la operación -previo dictamen del Supremo-, si bien no se hicieron públicas las cantidades de aquel acuerdo extrajudicial que contó con la participación de expertos de la talla del exsecretario de Estado, José Manuel Campa.

En la próxima Junta de Accionistas, además de la venta de la autocartera, se aprobarán las cuentas del grupo de su último ejercicio fiscal, concluido el pasado 28 de febrero y en los que se verá si la compañía percibe atisbos de recuperación del consumo. Desde 2007 a 2013, la cifra de negocio de El Corte Inglés se ha reducido en un 20%, hasta 14.291 millones. Sus beneficios han caído un 75% en el mismo periodo, hasta 174 millones. No le han ido bien las cosas al que fuera mayor grupo de distribución en España, que se ha visto superado en facturación por otras empresas como Inditex (textil) o Mercadona (alimentación). Se enfrenta también al desembarco en España de actores que se han posicionado en nichos de mercado que, hace unos años, eran copados por El Corte Inglés, como Ikea en muebles y decoración y MediaMarkt en tecnología. Sin olvidar, el impacto del comercio online y, sobre todo, de Amazon.

Por el camino, el grupo de grandes almacenes disparó su endeudamiento con la banca hasta los 5.000 millones de euros, por lo que tuvo que tomar medidas drásticas. Primero negoció con los acreedores para refinanciar y alargar los tiempos de devolución. Después tuvo que vender a Banco Santander el 51% de su filial de créditos al consumo, la mayor entidad de su sector en España, para sacar de su balance la deuda del negocio y realizó dos emisiones de bonos, en la bolsa de Irlanda, por valor conjunto de 1.200 millones de euros.

La llegada de los 1.000 millones de euros cataríes aliviará como nada en el mundo la posición de tesorería del grupo y permite pensar en una probable expansión internacional. También en futuros planes de salida a bolsa, que acabarían por completo con los actuales roces entre los accionistas de El Corte Inglés al aportar liquidez a los títulos y nuevas posibilidades de financiación. Algunos minoritarios ya han manifestado, en privado, que estarían dispuestos a vender, pero el problema, como casi todo, estaría en el precio.

Abril-Martorell, el rey de los despidos

Es experto en ejecutar el trabajo sucio en tiempos de crisis. Lo mismo cierra un negocio, vende una filial, pilota una salida a bolsa o refinancia un conjunto de créditos. Pero su especialidad es reestructurar, despedir y poner patas arriba a empresas de gran tamaño para salvarlas de su desaparición o quiebra. Nadie, probablemente, tiene un historial como el suyo.

En la imagen, Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Es experto en ejecutar el trabajo sucio en tiempos de crisis. Lo mismo cierra un negocio, vende una filial, pilota una salida a bolsa o refinancia un conjunto de créditos. Pero su especialidad es reestructurar, limpiar, despedir y poner patas arriba a empresas de gran tamaño para salvarlas de su desaparición o quiebra. No hay un historial como el suyo.

Fernando Abril-Martorell, de 53 años, va camino de firmar como ejecutivo un récord difícil de valorar: 14.000 despidos en tres empresas distintas (Telefónica, Prisa, Indra) en los últimos quince años. Justo ahora, afronta su tercer plan de bajas masivo al frente de Indra, la multinacional española de defensa y tecnologías de la información que tiene cerca de 40.000 empleados en todo el mundo.

Hijo del que fuera vicepresidente económico con Adolfo Suárez, Abril-Martorell es un banquero de inversión de larga trayectoria que comenzó su carrera en JPMorgan y ha liderado también la filial en España del suizo Credit Suisse. Es el hombre de confianza de la gran banca y de algunas de las mayores fortunas españolas cuando tienen grandes problemas que solucionar.

Un accionista: “No eche a nadie a la calle”

“Señor presidente, permítame que le dé mi opinión: no eche a nadie a la calle. Salvemos entre todos esta sociedad, tanto los administradores, la plantilla y los accionistas. Porque la congoja que tendrán 1.500 familias debe ser gorda. Yo le pido a ustedes que, posiblemente con ese 20% que va a disminuir (la retribución) del consejo y a los trabajadores, que lo analicen y que a veces merece la pena ganar menos con tal de que nadie se vaya a la calle”. Abril-Martorell sabe que no va a ser posible, por eso ni pestañeó ante las palabras de Ángel Cereceda, un veterano y habitual protagonista en las juntas de otras empresas del Ibex 35 (Mapfre, Enagás, Bankinter…).

Inauguró el turno de intervenciones en la pasada Junta General de Accionistas del 25 de junio, que fue copada por los sindicatos. Todavía falta negociar con los representantes sindicales, pero el máximo responsable de Indra ha puesto sobre la mesa una plan de bajas para 1.850 empleados solo en España, la mayoría del área de consultoría y en sus sedes centrales en Madrid. Es el 8,5% del equipo en el país (21.800 trabajadores), que supone a su vez casi la mitad de su plantilla global.

Sus grandes reestructuraciones

Sin embargo, el de Indra será el menor de sus tres grandes trabajos como reestructurador. Hasta 2013 fue consejero delegado de Grupo Prisa. El grupo de medios de comunicación acumuló una deuda de 5.000 millones de euros tras la compra de Sogecable y estuvo al borde de la quiebra. Abril-Martorell aterrizó allí de la mano de los acreedores de la mayor parte de ese dinero (Telefónica, Santander, Caixa, HSBC…) para salvar el barco. Entre las medidas que planteó estuvo la venta de Canal+ a Telefónica, de Santillana a Pearson, la refinanciación de la deuda de 5.000 millones, la conversión de parte de esos préstamos en acciones de la sociedad… y el temido ERE.

Hoy la empresa sigue en pie, pero se ha quedado irreconocible. Antes de su plan, las familias fundadoras Polanco y Pérez controlaban el 70% del grupo. Ahora apenas tiene un 10% de la empresa. También tuvo que despedir a más de 2.000 empleados, en su mayoría periodistas  de El País, Cadena Ser, As o Cinco Días.

No ha sido la primera, ni la última vez que había recibido esa clase de encargo. El ex banquero de JPMorgan y Credit Suisse también realizó esa labor para empresas terceras como, por ejemplo, en el ERE de Deoleo (SOS Cuétara) tras la crisis provocada por sus anteriores dueños (los hermanos Salazar) y antes de su venta al fondo de capital riesgo CVC. La banca, una vez más, volvió a recurrir a Abril-Martorell para salvar la actividad de una empresa al borde del abismo.

Stocks options’ y el ERE de Telefónica

Con Prisa e Indra, Abril-Martorell vuelve a repetir el trabajo del ‘Señor Lobo’, ese personaje que en Pulp Fiction encarna Harvey Keitel y que sabe en todo momento lo que hay que hacer, aunque no sea apto para todos. Su ‘gran trabajo’ en la sombra se produjo en Telefónica entre finales de los años 90 y principios de los 2000. Entonces se registró el que está considerado como el mayor ERE (Expediente de Regulación de Empleo) de la historia en España. Fueron 10.000 empleados los que salieron de la operadora entre jubilaciones anticipadas, bajas voluntarias y despidos.

Abril-Martorell -contaba entonces  38 años- comenzó a diseñar aquel plan como director general financiero de Telefónica a las órdenes de Juan Villalonga, el entonces presidente de la mayor empresa española. Después lideró una de las filiales en su salida a bolsa (TPI), pero dimitió de su cargo poco tiempo antes del cese de Villalonga. Su sucesor, César Alierta, volvió a llamar a la puerta de Abril-Martorell (junio de 2000) para terminar el trabajo iniciado desde la posición de consejero delegado de Telefónica (2000-2003).

De nuevo, el encargo fue reestructurar, vender y sanear, en este caso, la herencia que había dejado Villalonga en Telefónica. La compañía firmó unas pérdidas récord de 5.600 millones de euros en 2002 por las desorbitadas inversiones que se habían realizado en Terra Lycos o las licencias móviles en Europa. Fue además uno de los cerebros -como máximo responsable del área financiera- detrás de las famosas ‘stock options‘ de Telefónica, que trascendieron a los círculos económicos por la cuantía de las mismas. También para aquello hubo que buscar soluciones. Y Fernando volvió a ser  el solucionador.

Conviértete en Suscriptor Fundador de EL ESPAÑOL con un 40% de descuento

Junta2

Pedro J. Ramírez lo anunció este sábado en nuestra junta de accionistas: todas las personas que se quedaron con las ganas de ser accionistas tienen ahora una segunda oportunidad. Desde hoy y sólo durante el mes de julio se podrá reservar una suscripción anual con un 40% de descuento: 72 € al año, es decir 6 € al mes. Quienes lo hagan serán Suscriptores Fundadores del periódico. Los amigos de los accionistas que quieran unirse al proyecto tendrán un descuento del 50%.

Junta2

Tal y como anunció Pedro J. Ramírez este sábado en la Junta Extraordinaria de Accionistas, todas las personas que se quedaron con las ganas de ser accionistas tienen ahora una segunda oportunidad de sumarse a nuestro proyecto. A partir del hoy 30 de junio y sólo durante el mes de julio se podrá reservar una suscripción anual con un 40% de descuento: 72€ al año, es decir sólo 6 € al mes. Los que así lo hagan serán Suscriptores Fundadores del periódico.

Los amigos de los accionistas de EL ESPAÑOL también disponen de una promoción especial: todos nuestros accionistas han recibido un e-mail este fin de semana que contiene un código que podrán reenviar a amigos y familiares y con el que podrán compartir la ventaja en cuanto al precio de la suscripción: 50 % de descuento sobre el precio tarifa, es decir 60 euros al año y acceso ilimitado a todas nuestras publicaciones.

¿Qué ventajas tengo siendo Suscriptor Fundador?

Los Suscriptores Fundadores:

  1. Tendrán acceso a la Edición (equivalente a las que se distribuyen a través de Orbyt o Kiosko y Más) que se publicará todas las noches con los mejores contenidos del día siguiente.
  2. Podrán navegar por nuestra web en todos los soportes sin el límite de 25 historias al mes que afectará a los demás usuarios.
  3. Podrán disfrutar de las ventajas de nuestra exclusiva Zona Ñ, un jardín de las delicias que ya incluye el acceso a los palcos de EL ESPAÑOL en el estadio Santiago Bernábeu, en el Vicente Calderón, en el Palacio de los Deportes de la Comunidad para asistir a los partidos de baloncesto del Real Madrid, en el Teatro Real, en el Teatro Español y en los Teatros del Canal. También obtendrán descuentos en restaurantes y hoteles, descargas de libros a través de Amazon y la oportunidad de participar en encuentros exclusivos con nuestro director Pedro J. Ramírez.
  4. Podrán publicar en Blog de Suscriptor cualquier contenido que ellos consideren de interés. Solo habrá tres requisitos: los textos no podrán superar las 800 palabras, deberán estar correctamente escrito y deberán estar exentos de expresiones injuriosas o groseras. Cualquier suscriptor podrá publicar un máximo de dos veces por semana. La redacción supervisará estos textos y podrá publicar los más interesantes en la propia edición de EL ESPAÑOL, en ese caso de forma remunerada.
  5. Por supuesto, el departamento de atención al accionista estará siempre a la disposición de los Suscriptores Fundadores para escuchar sus ideas, reclamaciones o propuestas.

¿Cómo me registro como Suscriptor Fundador?

Todas las personas que quieren ser Suscriptores Fundadores de EL ESPAÑOL deberán completar este formulario.

¿Cuándo podré disfrutar de EL ESPAÑOL?

El periódico nacerá en septiembre. ¡Cuándo despidamos el verano, nos veremos en EL ESPAÑOL!

Urbi et orbi

FM

No será hasta después del verano cuando EL ESPAÑOL se asome a las pantallas. Sin embargo, quien haya seguido el desarrollo de su primera Junta General se habrá hecho una idea bastante aproximada de lo que a partir de entonces se encontrará en su teléfono móvil o en su terminal. Y es difícil que, tras caer el telón, no se sienta seducido por lo que anticipan las vísperas.

La impresionante puesta en escena de EL ESPAÑOL, en la que ha sido su presentación Urbi et orbi (había que ver cómo los tuits echaban chispas), nos ratifica a muchos en la convicción de que asistimos al alumbramiento del proyecto periodístico más ambicioso que jamás se ha llevado a cabo en España. Y lo es por varias razones. Por el momento en el que surge: en medio de la mayor crisis que ha vivido la prensa en su historia. Por la difícil encrucijada que afronta el país: necesitado de nuevos referentes que ayuden a transitar en la dirección correcta. Por la fórmula elegida para dar vida al periódico: la suscripción popular (el tal crowdfunding), garantía de independencia ante el poder político y económico. Y por la revolución que las nuevas tecnologías traen al mundo de la comunicación, ésas que anuncian ya con su vendaval olas infranqueables para quienes no tengan a punto las naves, pero que prometen tierras feraces a aquellos capaces de surcarlas.

Eso explica por qué, quienes hemos sido elegidos para subir a bordo de EL ESPAÑOL, del primero al último, nos sentimos como los argonautas: llamados a encontrar el vellocino de oro -o sea, el periodismo del siglo XXI-, convocados a un viaje arriesgado, difícil, apasionante, que marcará nuestras vidas; una aventura que, tal vez, quede para la historia. Esa sensación se palpó en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid: se presentía la épica. Algo parecido debieron experimentar nuestros grandes navegantes en los días del avituallamiento previos a la partida hacia el Nuevo Mundo.

En el vídeo que recoge las cerca de cinco horas que duró la Junta hay momentos mágicos, pero como las cámaras siempre apuntan al escenario, esta vez nos ocultaron lo mejor: la euforia que recorría el salón de actos y que subía escaleras arriba para desbordar a raudales las puertas de acceso y anunciar algo, trending topic incluido, a la ciudad y al mundo: Ha vuelto Pedro J. Llega EL ESPAÑOL.

Pedro J. Ramírez ratificado como director de EL ESPAÑOL

Pedro J. Ramírez ha sido ratificado este sábado como director de EL ESPAÑOL por la primera Junta General Extraordinaria de accionistas de No Hace Falta Papel. Además, el equipo fundacional de EL ESPAÑOL ha aprovechado la junta para presentar en sociedad el león como emblema y símbolo del periódico, y la banda sonora que acompañará desde su nacimiento a nuestro periódico.

Pedro J. Ramírez ha sido ratificado este sábado, por unanimidad, como director de EL ESPAÑOL por la primera Junta General Extraordinaria de accionistas de No Hace Falta Papel S.A.

Además, el equipo fundacional del nuevo medio que nacerá en otoño ha aprovechado la junta para presentar en sociedad el león como emblema y símbolo del periódico, y también la banda sonora -serás el primer medio de comunicación que la tenga- que acompañará desde su nacimiento al periódico. Un evento, al que han acudido más de 1.500 accionistas (representando al 83% del capital)  y que supone el punto de arranque de uno de los proyectos periodísticos más esperados de los últimos tiempos.

“EL ESPAÑOL será un medio de comunicación independiente que contribuirá a la regeneración de la democracia y a la mejora de la calidad del periodismo en España”, ha señalado Pedro J. Ramírez, quien ha añadido que el periódico que dirigirá, como el león, “merodeará de día y rugirá de noche”.

Junta2

El ya director de EL ESPAÑOL se ha comprometido a hacer “el proyecto más innovador de la historia del periodismo español; seremos indomables y antepondremos la búsqueda de la verdad a cualquier otra consideración. Que abandone toda esperanza quien quiera restringirlo. Para nosotros no habrá instituciones, figuras ni grandes empresas intocables”

Entre las novedades más relevantes, cabe destacar el logo elegido, un imponente león en actitud vigilante y firme. Durante la presentación se proyectó un vídeo explicativo sobre la nueva imagen: “De la misma manera que el gallo fue el símbolo de ‘El Sol’ cuando lo fundó Ortega, el león será el símbolo de EL ESPAÑOL, vigilando cada día desde su portada y rugiendo siempre que haga falta”.

Pedro J. Ramírez, y la consejera delegada, Eva Fernández han presidido esta Junta General y con ellos el resto del Consejo de Administración de la compañía: Víctor Gómez Frías, Francisco Moreno, Andrés Rodríguez, María Ramírez, Antonio Camuñas, Nieves Segovia, Javier Gómez de Liaño, Cruz Sánchez de Lara y Enrique Dans; actuando Javier Cremades como secretario.

“‘El Español’ será un medio de comunicación independiente que contribuirá a la regeneración de la democracia y a la mejora de la calidad del periodismo en España. Y al servicio de estos grandes objetivos pondremos cada día lo mejor de nosotros mismos para hacerlo también rentable”, ha apuntado Pedro J. Ramírez

En este sentido, defenderá la renovación de la democracia a través de propuestas concretas como la reforma electoral, la separación de poderes, la independencia judicial o la democratización de los partidos. “Somos conscientes de que vamos a nacer en medio de una grave crisis política. Estaremos al mismo tiempo contra el inmovilismo y contra la quiebra revolucionaria”, ha añadido Ramírez.

Junta3

Un equipo líder, al frente de EL ESPAÑOL

La Junta de Accionistas ha servido para que Pedro J. Ramírez presentara en sociedad al responsable de diseño del proyecto y a una parte significativa de la redacción de EL ESPAÑOL.

En primer lugar a Alfredo Treviño quién, al frente del estudio londinense de diseño Audacity Partners, es el encargado de dar forma al proyecto periodístico en todos los aspectos. Después, a Salugral Adriana y David Domínguez responsables respectivamente de Diseño y Laboratorio ya en la redacción de Madrid. Y finalmente, al resto de los miembros del equipo: profesionales con una amplia trayectoria, pese a la juventud de la mayoría, en el mundo de los medios de comunicación.

Entre ellos, Fernando Baeta, periodista con más de 30 años de experiencia, y que ostenta el cargo de vicedirector. Baeta ha trasladado a los accionistas, el firme compromiso del nuevo periódico de “abrir todas las puertas y ventanas”,  y aseguró que el equipo de redacción será “incómodo y molesto para los poderes económico o político”. También añadió  que en EL ESPAÑOL no se despedirá a nadie por publicar una noticia incómoda. Y como ejemplo ha puesto la revelación de los mensajes privados entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y Luis Bárcenas: “Probalemente la publicación de esa historia en El Mundo, con Pedro J. de director, es lo que nos ha llevado hasta aquí. Si es así: muchas gracias, señor presidente”.

Por su parte, María Ramírez y Eduardo Suárez desempeñan la función de subdirectores de este medio, que cuenta con María Peral y Ana Romero como directoras adjuntas y con Vicente Ferrer-Molina como responsable de Opinión y Rubén Lapetra, de Economía. Daniel Basteiro, Jordi Pérez Colomé, Ana I. Gracia, Daniél Montero, Antonio Delgado, María Torrens, Maria Angela Paone y Julia Tena son algunos de los nombres importantes de la redacción de EL ESPAÑOL, a los que que muy pronto se unirá el de Esteban Urreiztieta, uno de los grandes periodistas de investigación del país. Para Ramírez “el delantero centro que necesitábamos. Esteban es la inteligencia aplicada a la búsqueda de la verdad”.

La vocación de ‘EL ESPAÑOL es convertirse en un medio informativo líder a partir de una fuerte apuesta por la tecnología y la innovación, un área que encabeza Mabel Cobos. Para reflejar este objetivo, durante la Junta participaron representantes de tres empresas que han sido protagonistas de la revolución digital y social.

Especialmente interesante fueron las conversaciones que la cofundadora y subdirectora de EL ESPAÑOL María Ramírez  y Jordi Pérez Colomé mantuvieron con Torsten Schuppe, jefe de marketing de Google  para Europa, y  con David Núñez, director de relaciones con los medios de Twitter, quién puso a EL ESPAÑOL como ejemplo de buen uso de su red social.

Para Pedro J. Ramírez, “la mejor tecnología es la que sabe sacar partido de los avances de los demás actores y el mejor proyecto informativo el que es capaz de multiplicarse más a través de los buscadores y redes sociales”.

go
Un momento de la conversación de María Ramírez y Jordi Pérez Colomé con Torsten Schuppe, de Google.

Y Baranowski pondrá música al diario

Asimismo, cabe destacar otro aspecto que diferenciará a EL ESPAÑOL del resto de medios. Será el primer diario que cuente con una banda sonora propia. En concreto, la nueva cabecera se apoyará en una pieza musical elaborada por el compositor británico Alex Baranowski que variará en función de las secciones y piezas del medio. “El objetivo es que la transición entre secciones se sienta como algo natural”, explica Baranowski.

Otra de las protagonistas de la nueva cabecera es su consejera delegada, Eva Fernández, que ha hecho hincapié en que el periódico “se convertirá en el medio más importante del mundo en español”. Para este cometido contarán con socios internacionales que les ayuden a expandirse.

Mediante un novedoso modelo que incluirá una parte de suscripción para acceder a la información, EL ESPAÑOL compite contra medios impresos de pago y medios digitales de acceso gratuito, entre otros. A pesar de la coyuntura, Fernández explicó que se prevé que “en los próximos años un 22% de los españoles paguen por la información online”, un porcentaje que actualmente se sitúa en el 8,5%.

El 1 de enero de 2015, el perfil de EL ESPAÑOL en Twitter anuncia la creación de este nuevo medio, superando los 45.000 seguidores en menos de 24 horas. Cinco días después, el 6 de enero, comenzó su andadura el blog de ‘El Español’. Tras estos primeros pasos, el crecimiento de ‘El Español’ ha estado marcado por varios hitos, entre los que destacan, por encima del resto, el récord de recaudación a través de crowdfunding o micromecenazgo, una campaña que comenzó el 10 de enero.

Eva
Pedro J y Eva Fernández.

La cabecera consiguió más de un millón de euros en menos de tres semanas, y superó el récord mundial de crowdfunding en periodismo a los 27 días de su lanzamiento, cuando alcanzó los 1,7 millones. Al finalizar la campaña de crowdfunding, ‘El Español’ había recaudado 3,6 millones gracias a la inversión de 5.624 accionistas de una veintena de países, lo que le sitúa como la empresa de medios española con mayor número de accionistas. En España, la cabecera cuenta con accionistas de las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas.

En total, No Hace Falta Papel cuenta con un capital superior a los 18 millones. Además de los 3,6 millones aportados por los accionistas a través de crowdfunding, el medio dispone de una inversión inicial de Pedro J. Ramírez de 5,6 millones. El resto de inversores institucionales han contribuido con 9 millones.

 

 

 

 

Por qué el león es el emblema de EL ESPAÑOL

Pedro J. Ramírez desveló en la primera Junta General de Accionistas de EL ESPAÑOL la imagen que será emblema del nuevo medio que nacerá en el otoño de 2015. ¿Por qué un león? En el siguiente vídeo podrás descubrir las razones de la elección.

Pedro J. Ramírez desveló en la primera Junta General de Accionistas de EL ESPAÑOL la imagen que será emblema del nuevo medio que nacerá en el otoño de 2015. ¿Por qué un león? En el siguiente vídeo podrás descubrir las razones de la elección.

El rugido del león

arponero_junta_parallaxok

Han pasado sólo unas horas desde el final de la primera Junta General de EL ESPAÑOL y es inevitable escribir bajo el impacto emocional de lo ocurrido en el Palacio de Congresos de Ifema, en Madrid. Ha sido el segundo gran hito de la previda de nuestro diario. Si el primer trimestre del año se cerró con el éxito de la campaña en la que batimos con creces el récord del mundo de crowdfunding periodístico, el segundo trimestre concluye ahora con la mayor Junta General de la historia de los medios de comunicación en España.

Han pasado sólo unas horas desde el final de la primera Junta General de EL ESPAÑOL y es inevitable escribir bajo el impacto emocional de lo ocurrido en el Palacio de Congresos de Ifema, en Madrid. Ha sido el segundo gran hito de la previda de nuestro diario. Si el primer trimestre del año se cerró con el éxito de la campaña en la que batimos con creces el récord del mundo de crowdfunding periodístico, el segundo trimestre concluye ahora con la mayor Junta General de la historia de los medios de comunicación en España. Ojala lleguemos a tiempo para que el tercer trimestre termine con EL ESPAÑOL ya en todos los teléfonos móviles, tabletas y ordenadores.

Ante una multitudinaria y efervescente concurrencia que representaba más del 83% del capital en manos de nuestros 5.624 accionistas hemos cumplido los requisitos de la Ley de Sociedades Anónimas dando cuenta de nuestra próspera situación económica, hemos presentado al equipo periodístico y de gestión y hemos destapado algunas de las principales bazas de la que será nuestra estrategia editorial. Ahora hablaré de ellas.

Personalmente me siento muy orgulloso y feliz de haber sido ratificado por la Junta General como director del periódico. Hemos querido que fuera así para subrayar que EL ESPAÑOL sólo se debe a sus accionistas y nunca se someterá a ningún otro poder. Justo cuando se acaban de cumplir 35 años de mi nombramiento como director de Diario 16 y al cabo de un cuarto de siglo al frente de El Mundo, afronto el reto como una especie de tercera salida de Don Quijote. No en vano decía Alfred de Vigny que “una gran vida, una vida plena es aquella que culmina con la defensa en la madurez de los ideales de la juventud”.

Somos conscientes de las expectativas que EL ESPAÑOL está despertando. Por algo las escuelas de negocios nos presentan ya como un caso de éxito, nuestros periodistas son invitados a los grandes foros internacionales, los gigantes del sector nos piden relaciones y hasta la Columbia Journalism Review, oráculo de Delfos del periodismo mundial, nos presenta como ejemplo de lo que está cambiando para bien en España.

Para hacer frente a esas expectativas estamos formando el mejor equipo editorial y de gestión de la prensa española. Nuestros accionistas han conocido a sus miembros y han podido conversar con ellos. Desde el vicedirector a la becaria. Una redacción que cuenta con un periodista integral como Fernando Baeta, una especialista en tribunales cuyo rigor y tenacidad sirve de ejemplo a los jóvenes como María Peral, una narradora y analista de la talla de Ana Romero -recomiendo vivamente su best seller Final de Partida-; una subdirectora como María Ramírez -atención a ella- que vuelve a España tras una brillante carrera como corresponsal; un ganador del premio García Márquez -el Pulitzer en castellano- como Eduardo Suárez, al frente de un equipo de reporteros de su talla; un jefe de Opinión de la solvencia de Vicente Ferrer-Molina; un jefe de Ilustración como este Javier Muñoz que todos los domingos -y hoy no podía ser menos- nos deslumbra con su magia y con su épica; un especialista en el periodismo de investigación con importantes éxitos en su haber como Daniel Montero; un responsable del área económica tan reputado como Rubén Lapetra; diseñadores del talento de David Domínguez y Salugral Adriana; jóvenes periodistas con experiencia de la proyección  de Pablo Romero, Jordi Pérez Colomé, Daniel Basteiro o Ana I. Gracia, a la que la Asociación de la Prensa acaba de premiar como la mejor de su generación… Una redacción así está elegida para la gloria. Es decir para servir a los ciudadanos devolviendo al periodismo la dignidad y la trascendencia que los gobernantes y sus aliados plutocráticos han tratado de arrebatarle al pairo de la crisis del sector. Si han logrado a veces poner al periodismo de rodillas, ahora volveremos a estar de pie.

Ilustración: Javier Muñoz
Ilustración: Javier Muñoz

Quedan nombres muy importantes por incorporar. Alguno de ellos ha trascendido en las últimas horas. Es el caso de la gran especialista en Grecia María Angela Paone, del reportero internacional Nacho Carretero, del mejor especialista español en periodismo de datos Antonio Delgado, o sobre todo de mi querido Esteban Urreiztieta el hombre cabal, inteligente, minucioso y valiente que, en compañía de Eduardo Inda, destapó la corrupción en Baleares y cambió el rumbo de la vida nacional con los casos Urdangarín y Pujol. Durante meses he soñado día y noche con su fichaje y muy pronto estará con nosotros, proporcionándonos tardes memorables.

Será un equipo de leyenda que acelerará la transición del viejo periodismo al nuevo periodismo. No destinaremos ni un euro a pagar a la industria papelera, los impresores o los transportistas puesto que todos los recursos se aplicarán a la búsqueda de la excelencia en los contenidos. Ese será nuestro obsesivo empeño acorde con la propia razón social de No Hace Falta Papel S.A.

Contamos para afrontarlo con un gran departamento de tecnología encabezado por Mabel Cobos, a la que hemos dedicado muy justas alabanzas, y de un fantástico equipo de marketing liderado por Leticia Lombardero, interlocutora habitual de accionistas y suscriptores. Pero sería imposible afrontar un desafío de tanta magnitud sin la fuerza y el carisma de nuestra consejera delegada Eva Fernández -ya he dicho que nunca he conocido a nadie de su nivel en el sector- y del que será nuestro Vicepresidente y responsable comercial Alejandro de Vicente, cuando pueda incorporarse a la compañía la próxima semana. Con ellos estarán también los mejores en el desarrollo del negocio. Alejandro y yo ya fuimos compañeros de fatigas tanto en Diario 16 como en El Mundo y pocas garantías hay en el sector como su prestigio y su capacidad de entender la evolución constante de nuestra actividad.

Según Arthur Miller “un buen periódico es una sociedad hablando consigo misma”. La tecnología permite que esta metáfora se haga ahora realidad. En la Junta General hemos desvelado el funcionamiento del Botón del Accionista como instrumento de participación colectiva en el proceso de toma de decisiones. Cada uno de los 5.624 accionistas podrá evaluar de 1 a 5 puntos cada historia o artículo de opinión y en la redacción conoceremos en tiempo real sus opiniones. Vamos a poner en marcha, además, el llamado Blog del Suscriptor que proporcionará a cualquiera que se sume a nuestro proyecto la oportunidad de intervenir en el debate articulado de la actualidad.

EL ESPAÑOL desarrollará un modelo de negocio mixto basado tanto en los ingresos por publicidad como por suscripciones. Cualquiera podrá acceder gratuitamente a través de nuestra web al menos a 25 contenidos al mes pero los suscriptores no solo tendrán barra libre ilimitada, sino que recibirán cada noche una edición de EL ESPAÑOL, equivalente a las que se distribuyen a través de Orbyt o Kiosko y Mas. Además, y esto será suculento, tendrán acceso a las ventajas de lo que llamaremos Zona Ñ: entradas para el palco de EL ESPAÑOL en el Bernabéu, en el Calderón, en el pabellón de baloncesto donde juega el Real Madrid o en el Teatro Real; entradas para otros estadios y coliseos, películas de estreno gratuitas, descuentos especiales en Amazon… en fin todo un jardín de las delicias para los escogidos –“oh you, happy few…”–  que formen parte del club.

Nuestros accionistas tendrán derecho de por vida a un descuento del 50%  en el precio de la suscripción que de forma excepcional podrán hacer extensivo a familiares y amigos. Casi idéntico -un 40%- será el ahorro de quienes antes del nacimiento de EL ESPAÑOL se conviertan en Suscriptores Fundadores: deben apuntarse ahora pero no empezarán a pagar -6 euros al mes- hasta que no nazca el periódico.

Pretendemos en definitiva formar una comunidad de españoles motivados y unidos por los ideales regeneracionistas de EL ESPAÑOL. Defenderemos cambios rotundos en las reglas del juego pero estaremos a la vez contra el inmovilismo y la revolución. EL ESPAÑOL será un periódico indomable que velará vigilante por los derechos de los ciudadanos y la prosperidad de la Nación. Aportará razones y argumentos como buen merodeador intelectual; pero no dudará en rugir cada noche para denunciar lo inaceptable. Con estos atributos es fácil comprender que hayamos elegido y presentado como emblema del periódico -ha sido el momento culminante de la Junta- al más antiguo símbolo de los españoles: el león español.

Cualquiera que visite el Museo Arqueológico lo encontrará, siempre alerta, con sus fauces abiertas en el monumento funerario -del siglo cuarto antes de Cristo- hallado en Pozo Moro; estuvo presente en la España romana; dio su nombre al Reino de Leon y formó parte enseguida del escudo de la Monarquía; sirvió de mascarón de proa a los galeones que viajaban a las Indias; representó al pueblo en la Revolución liberal, en la Primera República y en la Restauración; acompañó siempre a la Niña Bonita durante la Segunda República -tengo un original maravilloso del 31 que colgará en mi nuevo despacho- y hoy simboliza el orden constitucional. No dejéis de ver el formidable video recopilatorio producido por 93 metros -seis minutos resumen veinticinco siglos- que hemos presentado ante la Junta.

El león de EL ESPAÑOL acompañará a nuestra cabecera y definirá nuestra identidad corporativa: ha sido creado por el diseñador bielorruso Sergey Kovalenko bajo la batuta de Audacity Partners, el estudio londinense del gran Alfredo Triviño al que encargamos la definición del diseño e imagen del periódico. Nuestro león aparecerá acompañado de un tema musical -seremos el primer diario de la historia que patentará su banda sonora-, creado expresamente por el joven compositor Alex Baranovsky, ganador de un premio “Tony”. También él ha grabado su experiencia: “El león representa algo digno de confianza pero que a la vez va contra el sistema”. Por eso ha recurrido como elemento dominante al cuerno francés, “un hermoso instrumento, exuberante y dulce, que es como el rey de la selva y al que nada en la orquesta puede hacerle sombra”

Solo quienes se fijen atentamente y amplíen la imagen en un dispositivo electrónico podrán identificar la inscripción latina, grabada justo encima del cuarto anterior derecho del león de EL ESPAÑOL: Defensor Civitatis. Fue el título otorgado por el emperador Valentiniano a los funcionarios romanos considerados antecesores de los actuales “ombudsmen” o defensores del pueblo. Uno de sus decretos datado el 27 de abril del año 364 reza literalmente: “Hemos dispuesto que todos los plebeyos de la Iliria sean protegidos contra las injurias de los poderosos mediante el ministerio de los defensores”. ¿Cabe mejor tarea para un diario que servirle de escudo al pueblo frente a los abusos de cualquier poder?

Así fue la Junta General de Accionistas de EL ESPAÑOL

Reviva la primera Junta General de Accionistas de EL ESPAÑOL, en la que Pedro J. Ramírez ha presentado al equipo que compone el medio, ha desvelado alguna de las claves de su lanzamiento este otoño y ha presentado su imagen definitiva.

Además: Vea la Junta General de Accionistas completa

Reviva la primera Junta General de Accionistas de EL ESPAÑOL, en la que Pedro J. Ramírez ha presentado al equipo que compone el medio, ha desvelado alguna de las claves de su lanzamiento este otoño y ha presentado su imagen definitiva.

Además: Vea la Junta General de Accionistas completa