Triunfa la Europa de la fortaleza frente a la crisis de los refugiados

A Hungarian policeman looks at migrants, as they wait to enter Hungary near the village of Horgos, Serbia, September 14, 2015. Hungary has closed off a railway track used by tens of thousands of migrants to enter the European Union on foot, launching a crackdown promised by the right-wing government to tackle Europe's worst refugee crisis in two decades.  REUTERS/Marko Djurica

La UE ha vuelto a cambiar el rumbo en su respuesta a la crisis de refugiados. La prioridad ya no es el reparto entre los estados miembros de los demandantes de asilo, que volvió a fracasar este lunes en la reunión extraordinaria debido al bloqueo de los países del este, sino reforzar las fronteras exteriores y acelerar las repatriaciones de inmigrantes irregulares. España acogerá, en total, 35.000 refugiados este año.

Foto: REUTERS / Marko Djurica

 

Un policía húngaro vigila, este lunes, la llegada de refugiados en la frontera de su país con Serbia. REUTERS / Marko Djurica

La Unión Europea ha vuelto a cambiar el rumbo en su respuesta a la crisis de refugiados. La prioridad ahora ya no es el reparto entre los estados miembros de los demandantes de asilo, que volvió a fracasar en la reunión extraordinaria de ministros del Interior celebrada este lunes debido al bloqueo de los países del este, sino reforzar las fronteras exteriores y acelerar las repatriaciones de inmigrantes irregulares. La UE quiere además que Italia y Grecia pongan en marcha cuanto antes centros de registro en los que los refugiados podrían quedar retenidos a la espera de ser identificados.

El volantazo lo ha vuelto a marcar Alemania con su decisión de reintroducir el 13 de septiembre los controles fronterizos con Austria tras varias semanas dejando entrar a los refugiados. Es la primera vez que se cierran las fronteras en la UE por motivos migratorios desde la puesta en marcha del espacio Schengen en 1995. Le ha seguido la propia Austria y otros países como República Checa, Eslovaquia y Holanda reforzarán los controles. El ministro de Asilo e Inmigración belga, Theo Francken, ha avisado de un “efecto dominó” que podría poner en riesgo la libre circulación de personas, una de las principales conquistas de la UE.

Los 28 estados miembros coinciden en que “es imperativo un control fronterizo eficaz para la gestión de los flujos migratorios”, según figura en las conclusiones adoptadas por la presidencia luxemburguesa de la UE tras la reunión del lunes. “Francia y Alemania consideran que no se puede garantizar la sostenibilidad en la acogida de refugiados sin un dispositivo organizado, poderoso y eficaz de control de las fronteras exteriores de la UE”, ha subrayado el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve. Para ello, los estados miembros quieren reforzar la Agencia Europea de Protección de Fronteras (Frontex) y encomendarle la tarea de “organizar la repatriación a los países de origen de los inmigrantes económicos irregulares”.

“Decir que se cierran las fronteras y se deja a todo el mundo fuera es poco realista, populista y simplemente imposible. Decir que se abren las fronteras y se deja entrar a todo el mundo tampoco es realista porque dañaría seriamente el modelo social europeo”, ha admitido el vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans.

Centros de retención de inmigrantes en Italia y Grecia

Italia y Grecia deberán montar de inmediato en sus territorios centros de registro de inmigrantes (‘hot spots’, en la jerga comunitaria), cuya función será identificar, registrar y tomar las huellas dactilares de las personas que llegan. Se trata de diferenciar entre los que necesitan protección internacional y los inmigrantes económicos, que serán repatriados a sus países de origen. En estos campos de registro se aplicarán “medidas de detención” a los refugiados si es necesario, señalan explícitamente las conclusiones.

“Un mecanismo de solidaridad permanente no puede ponerse en marcha hasta que se creen los centros de registro”, ha avisado el ministro del Interior francés. París y Berlín reclaman además destinar fondos comunitarios a los campos de Turquía, Jordania y Líbano con el fin de que los refugiados se queden allí y no traten de llegar a territorio europeo.

De hecho, los ministros aspiran a poner en marcha nuevos centros de refugiados en los países de tránsito, por ejemplo en África, para evitar que estas personas viajen a Europa. “Se debe empezar a aplicar una estrategia a medio plazo basada en este enfoque integrado, con el objetivo de desarrollar capacidades de recepción seguras y sostenibles en las regiones afectadas y proporcionando perspectivas duraderas y procedimientos adecuados para los refugiados y sus familias hasta que sea posible el retorno a su país de origen”, señalan las conclusiones.

División entre este y oeste

Si la crisis del euro agravó las divisiones entre la Europa del sur y la del norte, la de los refugiados ha mostrado una nueva fractura entre el este y el oeste. Los ministros del Interior de la UE han fracasado este lunes en su intento de repartir a 120.000 demandantes de asilo llegados a Grecia, Italia y Hungría, tal y como había propuesto la Comisión Europea. República Checa, Eslovaquia, Polonia, Letonia, Rumanía y la propia Hungría han sido los países que han bloqueado el plan de Bruselas, según han desvelado dos fuentes diplomáticas a EL ESPAÑOL. “Es verdad que el mensaje que se lanza a la opinión pública europea no es el que desearíamos”, ha admitido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al término de esta nueva reunión fallida.

“Las cuotas no resuelven el problema”, alegaba el ministro del Interior eslovaco, Robert Kalinak. En su opinión, los demandantes de asilo “no quieren quedarse” en Eslovaquia, Hungría o ni siquiera en Austria y “no se les puede obligar a la fuerza”. “Al cabo de dos días sabemos que se irán a Alemania o Suecia”, ha dicho. Los países del este culpan a Berlín de haber desencadenado la última oleada de refugiados al anunciar que aceptaría a todos los demandantes de asilo sirios que llegaran a su territorio. Y apuestan por el cierre de fronteras. El caso más extremo es el de Hungría, que ha construido una valla en su frontera con Serbia y rechaza incluso ser beneficiaria del plan de Bruselas. Y es que la Comisión proponía repartir entre el resto de estados miembros 54.000 refugiados llegados a Hungría, 50.400 de Grecia y 15.600 de Italia.

Los países que creen que las cuotas son parte de la solución tampoco ahorran reproches para los socios del este. “Desde hace muchos años hemos sido muy solidarios con los países del este”, ha resaltado el ministro belga, “y para mi está claro que ahora ellos deben ser solidarios también”. Por su parte, el luxemburgués Jean Asselborn reclamaba a Hungría “ser parte de la solución y no parte del problema”.

El ministro alemán, Thomàs de Maizière, y el francés Cazeneuve, presentaron durante el encuentro una posición común de máxima dureza contra la inmigración irregular en un intento final de convencer a los países del este. Pero su alianza fue esta vez contraproducente. Los dos ministros anunciaron a media tarde, en rueda de prensa conjunta, que ya había un principio de acuerdo sobre el reparto de los 120.000 inmigrantes, lo que acabó de enfadar a los más reticentes. Esta comparecencia prematura “no ayudó” a fraguar el compromiso, ha explicado un diplomático europeo.

Al tratarse de un acuerdo político, se necesitaba el apoyo unánime de los estados miembros para aprobarlo. El veto de los países del este obligó a que las conclusiones quedaran plasmadas en un texto firmado únicamente por la presidencia luxemburguesa, que no tiene carácter vinculante. El plan ahora es aprobar el reparto en la próxima reunión de ministros del Interior que se celebra el 8 de octubre en Luxemburgo por mayoría cualificada, dejando en minoría a los socios del este. De momento se descarta convocar una cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno. Pero no está claro que estos países vayan a aceptar unas cuotas aprobadas contra su voluntad y vayan a acoger efectivamente a estos refugiados.

España acogerá a 35.000 refugiados en 2015

A diferencia de lo que ocurrió en el anterior encuentro del 20 de julio, España no ha puesto esta vez “ningún problema” y ha aceptado sin discutir la cuota de casi 15.000 refugiados que le ha adjudicado Bruselas. A esta cifra hay que sumar los 2.800 que ya admitió en el anterior reparto de julio (de los 5.800 que le pedía Bruselas). Aparte de las cuotas de la UE, el Gobierno de Mariano Rajoy prevé tramitar este año 17.000 solicitudes de asilo. Así que en total, España acogerá a 35.000 refugiados en 2015. “Es un esfuerzo importante para España. Lo hacemos con gusto porque somos un país solidario y somos conscientes del drama humanitario”, ha asegurado Fernández Díaz. Sin embargo, España tampoco se plantea aceptar ahora a los 3.000 refugiados que rechazó en el reparto de julio.

Por qué la crisis de los refugiados paraliza y enfrenta a la UE

Refugiados sirios y afganos llegan a la isla de Lesbos. / REUTERS / Dimitris Michalakis

En lugar de solidaridad y acogida, el agravamiento de la crisis de los refugiados este verano ha provocado parálisis y enfrentamientos entre los estados miembros de la UE, que no se ponen de acuerdo sobre un sistema de cuotas obligatorias para repartirse a los demandantes de asilo. A continuación explico las claves de esa parálisis y de lo que puede ocurrir a partir de ahora. 

En la imagen, refugiados sirios y afganos llegan a la isla de Lesbos. / REUTERS / Dimitris Michalakis

Gráficos de Patricia López

La foto de la vergüenza de Europa / La muerte, en alejandrinos

“Por favor, no vengan”. Es el mensaje que ha lanzado desde Bruselas a los refugiados que tratan de llegar a Europa el primer ministro húngaro, Viktor Orbán. Ha sido su respuesta a la foto del niño sirio ahogado en una playa de Turquía. En lugar de solidaridad y acogida, el agravamiento de la crisis de los refugiados este verano ha provocado parálisis y enfrentamientos entre los estados miembros, que no se ponen de acuerdo sobre un sistema de cuotas obligatorias para repartirse a los demandantes de asilo.

El crecimiento de partidos populistas y de ultraderecha en muchos países europeos dificulta cualquier solución. Está además en riesgo uno de los principales logros de la UE, la libre circulación de personas en el espacio Schengen ya que países como Austria empiezan a reintroducir controles fronterizos. Para el 14 de septiembre se ha convocado una reunión extraordinaria de los ministros del Interior de los 28 en un intento de desbloquear la situación.

¿Por qué aumenta la llegada de refugiados a la UE?

Unos 340.000 inmigrantes y demandantes de asilo han sido detectados en las fronteras de la UE tratando de entrar de forma irregular entre enero y julio de este año, una cifra que casi triplica la registrada en el mismo periodo de 2014: 123.500 personas en los siete primeros meses y 280.000 en el total del año, según los datos de la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex). Pese al fuerte aumento, esta cifra apenas representa el 0,06% de la población de la UE. Pero el incremento ha provocado una “presión sin precedentes” para las autoridades de control fronterizo de Grecia, Italia y Hungría, según admite la propia agencia.

La guerra civil en Siria, que ha entrado ya en su quinto año, el caos en Libia tras la intervención de la OTAN, el avance del Estado Islámico, la inestabilidad en Irak o Afganistán o los regímenes represivos en países africanos como Eritrea son las principales causas que explican el constante agravamiento de la crisis de refugiados.

Refugiados sirios y afganos llegan a la isla de Lesbos. / REUTERS / Dimitris Michalakis
Refugiados sirios y afganos llegan a la isla de Lesbos. / REUTERS / Dimitris Michalakis

¿Cuáles son las principales rutas de entrada?

Los inmigrantes y los traficantes de personas van ajustando las rutas en función de las dificultades y controles que encuentran en cada punto. En estos momentos, la principal ruta de entrada a la UE es la del Mediterráneo oriental, por donde han llegado 132.000 personas en los siete primeros meses del año. Se trata sobre todo de sirios y afganos que acceden a Grecia por mar desde Turquía. Por Hungría han entrado, a través de los Balcanes, más de 100.000 refugiados que vienen de Afganistán y Siria pero también de Kosovo. En tercer lugar, está Italia, que en lo que va de año ha recibido a 90.000 inmigrantes, en su mayoría de Eritrea y Nigeria, que realizan la peligrosa ruta por mar desde Libia. En contraste, a España sólo han llegado este año alrededor de 7.000 inmigrantes, sobre todo por Ceuta y Melilla, según Frontex.

En estos viajes para llegar a Europa, los refugiados se juegan la vida. En lo que va de año, alrededor de 2.400 inmigrantes han muerto en el mar al tratar de llegar a las costas europeas, según los cálculos de la Organización Internacional para las Migraciones. El último ejemplo, el niño ahogado encontrado en una playa de Turquía. A ello hay que sumar casos como el de los más de 70 inmigrantes hallados muertos en un camión en Austria.

Refugiados sirios rezan al llegar a la isla griega de Lesbos. / REUTERS / Dimitris Michalakis
Refugiados sirios rezan al llegar a la isla griega de Lesbos. / REUTERS / Dimitris Michalakis

¿Cuál ha sido la respuesta de la UE hasta ahora?

La política europea en materia de inmigración y asilo sólo ha avanzado a golpe de crisis y tragedias migratorias. Y ello por las diferencias entre los países con frontera exterior, sobre todo los del sur (que viven el problema directamente) y los del centro y este (que hasta ahora no lo han considerado urgente).

La crisis de los cayucos en España en 2006 fue el primer impulso para empezar a reforzar Frontex en su función de coordinar patrullas de vigilancia marítima de varios países de la UE, aunque el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ya experimentó las dificultades para concretar la solidaridad de los demás estados miembros. El naufragio de una barcaza procedente de Libia cerca de la isla italiana de Lampedusa en octubre de 2013 provocó la muerte de 366 inmigrantes y movilizó a los líderes europeos. Pero el impacto de la tragedia apenas se tradujo en medidas concretas.

Un nuevo naufragio en Lampedusa de una embarcación con 700 inmigrantes en abril de este año forzó a los jefes de Estado y de Gobierno a explorar nuevas soluciones. Los líderes acordaron triplicar el presupuesto y los barcos y aviones de las patrullas de Frontex por el Mediterráneo con el fin de detectar y asistir a las embarcaciones de inmigrantes en peligro.

En los siete primeros meses del año, 95.000 inmigrantes han sido rescatados en el Mediterráneo central. La UE también ha decidido lanzar una misión militar para destruir las embarcaciones que utilizan los traficantes de inmigrantes. De momento, los expertos de la UE se limitan a reunir información sobre las mafias porque todavía no cuentan con una resolución de Naciones Unidas que les autorice a actuar en territorio libio.

refugiados

Gráficos de Patricia López

¿Por qué han fracasado las cuotas de Bruselas?

La medida más novedosa propuesta la Comisión de Jean-Claude Juncker en abril fue un plan para repartir a 60.000 refugiados entre los Estados miembros con dos componentes. En primer lugar, Bruselas pretendía redistribuir, mediante un sistema de cuotas obligatorias, a 40.000 demandantes de asilo llegados a Italia y Grecia con el objetivo de aliviar la presión que sufren los dos países (lo que en la jerga europea se denomina reubicación). A ellos se sumarían otros 20.000 refugiados que se traerían a la UE desde el norte de África y Oriente Medio para abrir canales legales de inmigración y evitar que estas personas tengan que lanzarse al mar (reasentamiento). A diferencia del primero, este segundo componente tendría un carácter voluntario. Los criterios de reparto eran cuatro: la población de cada país (que contaba un 40%), su nivel de riqueza (40%), la tasa de paro (10%) y las peticiones de asilo tramitadas en el pasado (10%). A España le correspondía acoger en total a 5.837 refugiados. Al final sólo aceptó acoger a 2.749.

El plan, que contaba con el respaldo de Francia y sobre todo Alemania, quedó descafeinado en la última reunión de los ministros del Interior de los 28 celebrada el 20 de julio por la oposición de España, Reino Unido y los socios del este. Estos países lograron, en primer lugar, que el reparto no fuera en ningún caso obligatorio ni impuesto por Bruselas. Después ofrecieron cuotas muy inferiores a las sugeridas por la Comisión. El caso más extremo es precisamente el de Hungría, que se ha negado a participar. El resultado es que de momento los países de la UE sólo acogerán a 32.000 solicitantes de asilo procedentes de Italia y Grecia en lugar de 40.000. En contraste, sí que se ha logrado alcanzar la cifra de 20.000 refugiados reasentados.

Captura de pantalla 2015-09-03 a las 15.57.54

¿Por qué España no acepta más refugiados?

 El elevado paro, la posibilidad de que se genere un efecto llamada o los esfuerzos que hace España para controlar sus fronteras y frenar la inmigración irregular son algunos de los argumentos que ha esgrimido el Gobierno de Mariano Rajoy para justificar su negativa a las cuotas propuestas desde Bruselas. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha alegado en una entrevista al periódico alemán Die Welt que la tasa de paro y los esfuerzos en inmigración “no se tienen en cuenta de forma suficiente” a la hora de calcular el reparto. “Con una tasa de paro tan alta como la de España, del 22%, no se puede ofrecer a la gente una oportunidad justa de integración”, ha dicho.

Para el Gobierno de Mariano Rajoy, la UE debería ir a la raíz del problema y reforzar la cooperación con los países de origen y tránsito de inmigrantes y refugiados, como hace España con Mauritania y Senegal.

Pese a que España ha sufrido varias crisis migratorias en los últimos años, en particular en las islas Canarias y en Ceuta y Melilla, sigue siendo uno de los países de la UE que tramita y acepta menos solicitudes de asilo. Durante el primer trimestre de 2015, España registró únicamente 2.035 demandas de asilo, el 1,1% del total en la UE, cuando su población es alrededor del 9% del total. En 2014 sólo concedió protección a 1.600 personas: el 0,8% de decisiones positivas en la UE.

Un grupo de refugiados protesta en la estación de tren de Bicske (Hungría). / REUTERS / Bernadett Szabo
Un grupo de refugiados protesta en la estación de tren de Bicske (Hungría). / REUTERS / Bernadett Szabo

¿Cuál ha sido el papel de Alemania?

Alemania ha tenido que asumir de nuevo, junto con la Comisión, el liderazgo en la crisis de los inmigrantes. La canciller, Angela Merkel, ha admitido que se trata de un “desafío mayor” que la crisis de Grecia y está multiplicando los llamamientos a la solidaridad, sobre todo los dirigidos a los países del este. Pero también ha avisado de que “si no se logra un reparto justo de refugiados dentro de Europa, entonces algunas personas querrán poner [el espacio sin fronteras] Schengen en la agenda”. Berlín prevé recibir este año 800.000 solicitudes de asilo y ha dicho que acogerá a todos los refugiados sirios que lleguen a su territorio.

Pero los vecinos de Alemania, en particular Hungría y Austria, se quejan de que estos anuncios están provocando un efecto llamada que está destrozando a sus propios países. El premier húngaro Orban ha llegado a decir que la crisis de refugiados es un “problema alemán” porque es allí donde quieren dirigirse todos los demandantes de asilo.

Por lo demás, la crisis ha provocado también cruces de reproches entre Francia y Reino Unido a cuenta de los inmigrantes que se acumulan en Calais (a la entrada del canal de la Mancha) o entre Francia e Italia por los que están en la ciudad fronteriza de Ventimiglia. El Gobierno francés ha criticado también la construcción por parte de Hungría de una valla en su frontera con Serbia.

¿Qué medidas prepara la Comisión? 

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, tiene previsto anunciar el próximo 9 de septiembre una nueva batería de medidas para hacer frente a la crisis migratoria. En primer lugar, Juncker planteará repartir entre los países de la UE a otros 120.000 inmigrantes llegados a Italia, Grecia y esta vez también Hungría, según ha adelantado el periódico italiano La Reppublica. Para evitar que los países del este o España bloqueen de nuevo el reparto, permitirá no obstante que los estados miembros que no deseen participar se excluyan, aunque tendrán que dar explicaciones a sus socios y opiniones públicas. El Ejecutivo comunitario pretende además poner sobre la mesa un sistema permanente de reparto que se activaría de forma automática cuando se superen determinados umbrales de llegada de refugiados.

La Comisión plantea también acelerar la puesta en marcha de centros de registro de inmigrantes y refugiados en Grecia e Italia y elaborar una lista de países seguros para facilitar la deportación de aquellos inmigrantes irregulares que se considera que no corren ningún riesgo en su país de origen. Esta lista es una petición de Alemania, que se ve desbordada por solicitudes de asilo de inmigrantes procedentes de los Balcanes. Las deniega casi todas pero su tramitación consume muchos recursos. Otra pista en la que se trabaja es la creación de un fondo para ayudar a los países de origen.

No está claro si esta nueva batería de medidas podrá salir adelante. Mariano Rajoy se ha mostrado dispuesto a reconsiderar su cuota de refugiados pero mantiene muchas reservas y los países del este (en particular Polonia, Hungría, Eslovaquia y República Checa) se han propuesto reforzar su alianza contra las cuotas. Pero la creciente presión de Alemania y de la opinión pública podría obligarles a flexibilizar su posición. 

Los cinco gráficos que Rajoy no quiere que veas

El crecimiento del PIB

Mariano Rajoy presentó este viernes ocho gráficos para demostrar hasta qué punto la economía había mejorado durante su mandato. La mayoría estaban mal dibujados, omitían detalles relevantes o destacaban datos erróneos. A continuación presentamos los datos del presidente bien presentados, acompañados de contexto y despojados de la propaganda oficial.

Mariano Rajoy presentó este viernes ocho gráficos para demostrar hasta qué punto la economía había mejorado durante su mandato. La mayoría estaban mal dibujados, omitían detalles relevantes o destacaban datos erróneos. A continuación presentamos los datos del presidente bien presentados, acompañados de contexto y despojados de la propaganda oficial.

1. Las exportaciones. 

¿Se han triplicado las exportaciones en España desde 2011? Así lo sugiere este gráfico del Gobierno español, que trunca el eje vertical en el 27% y presenta una subida mínima  como un aumento notable.

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 19.09.03

La realidad es más compleja de lo que sugiere el gráfico del presidente del Gobierno. Las exportaciones españolas empezaron a subir durante el mandato de Zapatero y su crecimiento se ha frenado durante el mandato de Rajoy.

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 17.09.20

2. El déficit.

El gráfico elaborado por La Moncloa sugiere que el Gobierno ha reducido el déficit público poco a poco desde 2011 e incluye un año que no ha terminado (2015) y tres que ni siquiera han empezado (2016, 2017 y 2018).

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 19.22.25

La clave está en la letra pequeña del gráfico, que indica que sus cifras excluyen el impacto del rescate bancario de junio de 2012. Esas cifras sí están incluidas en este otro gráfico, que ofrece una visión más fiable de la realidad.

deficit b

3. El crecimiento.

El Gobierno destaca en este gráfico la previsión de crecimiento de varios estados desarrollados para 2015 y presenta a España como el país que más crecerá. La fuente de  estas cifras es la OCDE.

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 19.29.15

Este otro gráfico ofrece más información sobre la evolución de la economía española desde el principio de la crisis. España está un 5% por debajo del PIB de 2007. La economía de otros países (salvo la de Italia) ha evolucionado mejor que la nuestra: Alemania ha ganado un 5% y Estados Unidos, un 8%. España no ha alcanzado el nivel de renta que tenía al principio del mandato de Mariano Rajoy.

El crecimiento del PIB

4. El gasto social. 

El Gobierno destaca que el gasto social supone un 53% de los presupuestos de 2016. Esa cifra la presenta sin desglosar el gasto en las pensiones y en la prestación por desempleo en esta tarta tridimensional.

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 19.44.11

Este otro gráfico refleja la evolución del gasto social del Gobierno español desde 1980 y de la tasa de paro desde 1987. En este caso, el gasto social se expresa como un tanto por ciento del PIB y proviene del agregado de la OCDEAquí se aprecia la relación entre ambas variables durante la crisis de los años 90 y durante la recesión actual. El gasto social sube sobre todo porque sube el número de ciudadanos que solicitan la prestación por desempleo. 

El gráfico refleja además que el gasto social se ha mantenido estable desde el principio de la crisis y no ha aumentado desde que llegó al poder el Partido Popular.

grafico-gastosocial-paro1

5. La evolución del PIB. 

Este gráfico enfatiza que España ha encadenado ocho trimestres consecutivos de crecimiento desde julio de 2013.

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 19.46.02

Este otro gráfico presenta la evolución del PIB español desde 1996. España encadenó 50 trimestres de crecimiento antes de la crisis durante los mandatos de José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. evolucion-pib-trimestral

También en EL ESPAÑOL: 

Pensiones que pagan bombas saudíes

IMG_4250

La empresa alemana Rheinmetall está respaldada por inversores occidentales como los fondos de jubilación de Noruega o el estado de Nueva York. Sus bombas, fabricadas y exportadas desde Europa, cruzan el Mediterráneo desde Italia y son arrojadas sobre Yemen por la coalición liderada por Arabia Saudí.

La empresa alemana Rheinmetall está respaldada por inversores occidentales como los fondos de jubilación de Noruega o el estado de Nueva York. Sus bombas, fabricadas y exportadas desde Europa, cruzan el Mediterráneo desde Italia y son arrojadas sobre Yemen por la coalición liderada por Arabia Saudí.

Una investigación exclusiva del medio digital reported.ly ha rastreado la fabricación y el envío de componentes de bombas desde la Unión Europea a los Emiratos Árabes Unidos. Esta investigación ha descubierto que bombas construidas por fabricantes europeos han sido utilizadas por la coalición liderada por Arabia Saudí en sus ataques en Yemen, donde han sido documentadas muertes de civiles que podrían ser ilegales de acuerdo con el Derecho internacional.

El fabricante de componentes de bombas es la empresa alemana Rheinmetall AG: una empresa que cotiza en Bolsa y entre cuyos principales accionistas se cuentan firmas financieras de Wall Street. También el fondo de pensiones del estado de Nueva York, el programa de ahorros de la Universidad de Virginia y el fondo noruego de pensiones, el mayor fondo soberano del mundo.

A través de sus inversiones en Rheinmetall, estas instituciones se están beneficiando de la venta de las bombas que ahora están cayendo en Yemen.

Documentos y telegramas diplomáticos filtrados por un grupo que se hace llamar Ejército Cibernético de Yemen y que fueron enviados a reported.ly rastrean los envíos más recientes de componentes de bombas desde el puerto italiano de Génova a Jeddah (Arabia Saudí). Esos componentes continúan hasta el puerto Jebel Ali en Dubai y llegan luego por tierra a una planta de montaje de bombas en Abu Dhabi.

Fabricadas por RWM Italia (la filial de Rheinmetall en la pintoresca isla de Cerdeña), las bombas en cuestión se conocen como MK82 y MK84. Después del largo viaje desde Génova, los componentes para estas municiones los monta la empresa Burkan Munitions Systems para el Ejército de los Emiratos Árabes Unidos, uno de los que ha bombardeado Yemen desde marzo como parte de la coalición liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutíes.

Además de los recientes envíos de componentes de bomba de clase MK82/MK84, reported.ly también ha confirmado la exportación de otra bomba fabricada por RWM Italia (la MK83) entre 2012 y 2014. La relación entre esta bomba y la campaña de Yemen la ha establecido Ole Solvang, un investigador de Human Rights Watch que ha fotografiado este modelo con la marca de RWM Italia en Yemen en mayo de este año.

Diseño de las bombas de la serie MK80.

Artefactos sin explotar

Los metadatos GPS en las fotografías de Solvang muestran cómo las bombas sin explotar alcanzaron varios puntos de un complejo gubernamental en Sa’dah, una fortaleza hutí en el norte de Yemen. Reported.ly ha verificado de manera independiente la ubicación del ataque cruzando referencias con un vídeo que subió un usuario de YouTube de Sa’dah y que muestra el bombardeo de la fortaleza en el mes de abril.

Entre los documentos obtenidos por reported.ly hay una carta del 21 de abril del 2015 de la empresa Burkan Munitions Systems. Esta carta pide a las fuerzas armadas de los Emiratos Árabes Unidos que organicen un permiso de tránsito para que las municiones puedan pasar en mayo por el puerto de Jeddah en Arabia Saudí. La sede militar mandó esta carta a la embajada de los Emiratos Árabes en Riad, que pidió “permiso diplomático para facilitar procedimientos de entrada [en el puerto de Jeddah] al barco Jolly Cobalto, contratado por las fuerzas armadas de los Emiratos Árabes Unidos”.

Marcado como “muy urgente”, el comunicado fue enviado por el Ministro de Exteriores a varios ministros. También al rey Salman, al príncipe heredero y al ministro de Transporte, que también es el presidente de la autoridad portuaria general en Arabia Saudí.

El barco en cuestión, Jolly Cobalto, es el carguero más grande del mundo. Salió de Génova el 12 de mayo y llegó a Dubai el 5 de junio, según los archivos de  MarineTraffic.com y los documentos de embarque del propietario italiano del buque, el grupo Messina.

Ruta que siguió el carguero ‘Jolly Cobalto’ en mayo de 2015 de Génova a Jeddah y Emiratos Árabes Unidos.

La lista de embalaje para el envío enumera seis contenedores de 12 metros que contenían los componentes de las bombas MK82 y MK84 y que había fabricado RWM Italia. El comunicado señala que el buque contenía componentes de bomba y no explosivos.

La empresa Burkan Munitions Systems presenta su serie de bombas MK80 (que incluye las bombas MK82, 83 y 84) como “perfectas para situaciones donde se requiere una máxima explosión”. Las bombas MK83 que han aparecido en Yemen pesan 453 kilos y están “diseñadas para infligir daño, muerte y heridas graves a través de la explosión y el efecto de fragmentación”, según dice el experto Mark Hiznay de Human Rights Watch. Los artefactos se pueden lanzar en caída libre o equipados con un paquete de orientación para mejorar la precisión. La bomba MK84, que aparece en el documento filtrado del envío, pesa aproximadamente 907 kilos, dependiendo de la espoleta y de la configuración de la aleta.

“En Sa’dah documentamos varios ataques que creemos que son ilegales”, dice Ole Solvang de Human Rights Watch. “Casas residenciales y mercados fueron destruidos y murieron decenas de civiles”.

“Es bastante probable que la coalición liderada por los saudíes esté utilizando bombas similares en áreas donde han muerto civiles”, continúa Solvang. “Sin embargo, no podemos confirmarlo”. Human Rights Watch también ha documentado el uso ilegal de bombas de racimo en Yemen.
[aesop_gallery id=”5916″]

Miles de exportaciones 

Reported.ly ha revisado licencias de exportación italianas que valen más de 100 millones de euros y que se han concedido a RWM Italia desde 2012 para vender bombas MK82/83/84 y otras municiones. Armas que cuestan millones de euros fueron enviadas a Australia y Arabia Saudí en 2012.

Los documentos filtrados a reported.ly establecen una línea de suministro con los Emiratos Árabes Unidos. Italia concedió licencias de exportación en 2013 y 2014 para componentes de la bomba MK83 que incluían un contrato de 62 millones de euros por 3.650 bombas. Pero el destino de esas municiones no está previsto en las licencias de 2013 y 2014.

La empresa Burkan Munitions Systems era propiedad de Rheinmetall hasta que fue transferida a los Emiratos Árabes. Pero Burkan sigue “dependiendo de la tecnología europea para montar bombas”, según Pieter Wezeman, un investigador de armas en el Stockholm International Peace Research Institute.

“Burkan depende de componentes extranjeros para montar bombas”, explica Wezeman. “Se ensamblan en los Emiratos Árabes y se llenan con explosivos. De dónde sacan los explosivos, eso no lo sé, pero dudo que los hagan en los Emiratos. Yo creo que los hacen en Europa y los mandan de una manera u otra”.

IMG_4256

¿Un negocio legal?

Más allá de las cuestiones morales que suscita la fabricación de armas, los Emiratos Árabes Unidos y la empresa Burkan Munitions Systems parecen estar operando dentro de las normas internacionales, explica el experto Pieter Wezeman, que lo describe como “un buen ejemplo de cómo el país está implementando un sistema organizado de importación y exportación de armas en acuerdo con los estándares internacionales. De lo contrario, el riesgo es más grande que las armas se desvíen hacia la esfera ilegal”.

Dicho esto, la concesión de licencias por el gobierno italiano plantea importantes cuestiones. Los miembros de la Unión Europea tienen que seguir ciertas normas en lo referente a la exportación de armas, según explica el investigador de Amnistía Internacional Patrick Wilcken: “[Los tratados internacionales obligan a Italia a realizar una evaluación rigurosa caso por caso sobre el riesgo de cada proposición de transferencia de armas para determinar si hay un riesgo sustancial de que las armas se utilicen para cometer o facilitar violaciones serias de los derechos humanos. Si hay un riesgo sustancial, Italia debe negar la licencia de exportación”.

En colaboración con Giorgio Beretta, un analista del Permanent Observatory on Small Arms (OPAL), reported.ly revisó todas las licencias de exportación expedidas a RWM Italia por el Gobierno italiano en 2012, 2013 y 2014. Reported.ly descubrió que el Gobierno italiano sólo expidió una licencia de exportación para componentes MK82/84 en 2012 como parte de una compra de 8.5 millones de euros realizada por Arabia Saudí. ¿Se exportaron correctamente los componentes de las bombas MK82/84 del envío de mayo y los restos de las bombas MK83 que se encontraron en Yemen esta primavera?

Es posible que la licencia de exportación del envío de mayo sea tan nueva que todavía no haya salido o que las bombas fueran exportadas como parte de un acuerdo bilateral y no estuviesen incluidos en los comunicados oficiales. Reported.ly ha preguntado por este asunto al Gobierno italiano pero aún no ha recibido respuesta.

La empresa alemana

Rheinmetall AG, con sede en Alemania, opera la filial italiana que fabrica los componentes de las bombas. La empresa tuvo unos beneficios modestos en 2013 y 2014. Pero Bloomberg augura que este año tendrá unos beneficios de 130 millones de euros: seis veces más que en el ejercicio anterior.

El negocio general de Rheinmetall está divido en dos sectores: defensa y automotor. El informe anual de la empresa en 2014 documentó más de 2.200 millones de euros en ventas relacionadas con defensa en 2014, casi la mitad de las ventas totales para ese año. Según un análisis de JP Morgan, Rheinmetall cuenta con una cartera de pedidos de más de 6.500 millones de euros en pedidos de defensa. Unas cifras que seguramente aumentarán su valor en bolsa.

JP Morgan Chase & Co era hasta hace poco uno de los mayores inversores en Rheinmetall, según uno de los informes de accionistas de Rheinmetall y según los datos reunidos por Bloomberg.

El foco de atención durante la junta anual de Rheinmetall fueron los 120 millones de euros de reclamo de compensación que la empresa había presentado ante el Gobierno alemán por haber perdido un contrato con Rusia debido a los embargos relacionados con Ucrania. Activistas contra las armas han criticado la reubicación de la producción de la empresa en países como Sudáfrica, Indonesia y Arabia Saudí, donde dicen que la actividad empresarial es cada vez más difícil de regular. Rheinmetall fue multada con 37 millones de euros en diciembre de 2014 por los sobornos pagados por una de sus filiales en Grecia.

Rheinmetall también ha despertado polémica por su relación con el Gobierno de Bahréin, donde los derechos civiles son reprimidos. A través de activistas locales, John Horne y la ONG Bahrain Watch han documentado muchas veces el uso de gases lacrimógenos que fueron fabricados por Rheinmetall Denel, una filial de la empresa con base en Sudáfrica. En una declaración al medio alemán Deutsche Welle, Rheinmetall ha dicho que no ha ofrecido ni suministrado cartuchos de gas lacrimógenos al Gobierno de Bahréin.

IMG_4250

En la guerra de Yemen

JP Morgan no es la única institución financiera que ha invertido en Rheinmetall en los últimos años. Allianz, Hartford, BlackRock, Dimensional Fund Advisors LP y HSBC son algunas de las casi 200 instituciones financieras y fondos que han invertido en la empresa alemana durante este año. Estas inversiones se agrupan en fondos y bonos que se incluyen en fondos de pensiones.

Un fondo soberano (el fondo noruego de pensiones) también se ha beneficiado de Rheinmetall. A finales de 2014 era propietario de 1.87% de la empresa, cuando el valor de su participación era 243,5 millones de coronas noruegas, unos 27 millones de euros. El fondo noruego de pensiones estuvo presente y ejerció su derecho a voto en la última junta de accionistas de Rheinmetall, que se celebró en el mes de mayo.

JP Morgan era hasta hace poco un importante accionista de Rheinmetall, pero en las últimas semanas se ha reducido su participación en la empresa. Activistas en Alemania han iniciado una campaña que pide a otros accionistas de Rheinmetall que salgan del capital de la empresa y que el Gobierno federal retire el permiso para las exportaciones a Indonesia, Qatar y Arabia Saudí.

Detrás de los documentos

Los documentos obtenidos por reported.ly fueron filtrados por un grupo que se denomina a sí mismo como el Ejército Cibernético de Yemen y que asegura haber hackeado al Gobierno saudí. Este grupo apoya a los rebeldes hutíes de Yemen.

Los hackers subieron una muestra de documentos para probar su ataque y declararon que “los documentos y correos electrónicos secretos” se irán publicando gradualmente. El grupo también dijo que había hackeado los ministerios de Defensa y de Interior saudíes y que haría pública la información.

Wikileaks publicó unos documentos que podrían ser los telegramas diplomáticos obtenidos por el Ejército Cibernético de Yemen. En el momento de escribir este artículo, no parece que los documentos examinados aquí estuviesen incluidos en el tramo inicial de las filtraciones de Wikileaks. El Ejército Cibernético de Yemen publicó el 28 de mayo que los documentos se mandaron a Wikileaks “como copia de seguridad”. Wikileaks no ha relevado la fuente de sus documentos. Otros documentos a los que reported.ly ha tenido acceso coinciden con los que Wikileaks ha publicado, lo que sugiere que las filtraciones son las mismas.

La conclusión 

No es una sorpresa que bombas fabricadas por una empresa alemana se envíen a fuerzas armadas de todo el mundo: ésa es la naturaleza del comercio de armas. Lo interesante aquí es que se han revelado filtraciones sobre la cadena de suministros de armas: desde su fabricación en Europa a su envío a países que se encuentran envueltos en algún tipo de conflicto.

Es importante que quienes tienen sus ahorros en un plan de pensiones o en un fondo de inversión que incluye acciones de Rheinmetall sepan si  se están beneficiando involuntariamente del comercio de armas.

Las autoridades italianas aún tienen que contestar quién otorgó licencias de exportación a RWM Italia. Diputados italianos pueden presentar preguntas parlamentarias y tenemos la intención de presentarlas con la ayuda de Giorgio Beretta.

Reported.ly seguirá investigando a Rheinmetall: su impacto en el conflicto de Yemen y las entidades que invierten en esta empresa. Como hemos señalado, Wikileaks ha publicado un tramo inicial de filtraciones obtenidas por el Ejército Cibernético de Yemen. Nuestra intención es analizar estas filtraciones para conseguir más información que pueda iluminar otros aspectos de esta historia. También publicaremos actualizaciones a medida que recibamos respuesta de las empresas que invierten en Rheinmetall.

________________

Editado por Andy Carvin y traducido por Julia Tena.

Muchas gracias a John Horne, Bahrain Watch; Margot Williams, investigadora de The Intercept, Ole Solvang, HRW; Mark Hiznay, HRW; Pieter Wezeman, SIPRI; Giorgio Beretta, OPAL; Patrick Wilcken, Amnistía Internacional; analista financiero anónimo.

Muchas gracias también a Marina Petrillo de reported.ly, al igual que a Conor Fortune  y a la División del Golfo de Amnistía Internacional por su asistencia con las traducciones. Gracias también a Jenny Hauser y a nuestros traductores de árabe voluntarios que prefieren seguir en la anonimidad por su propia seguridad. Por último gracias a Polish Seaman en YouTube, quien proporcionó imágenes de vídeo del puerto de Génova.

Respuestas de las empresas

Hemos contactado con Rheinmetall, JP Morgan Chase, Credit Suisse, The Hartford, Capital Group y Dimensional para que comenten nuestro informe. Todos han admitido haber recibido nuestras preguntas, pero ninguno ha comentado nada. 

Reported.ly también ha contactado por e-mail y por teléfono a la empresa Burkan para pedir un comentario pero no hemos recibido respuesta. 

El Banco de Noruega, representando al fondo noruego de pensiones, contestó: “La inversión responsable es una parte integrada de la gestión de los fondos de pensiones. De acuerdo con las directrices, el fondo no podrá invertir en empresas que produzcan o cuyas filiales produzcan armas que violan principios humanitarios fundamentales a través de su uso”. El Banco de Noruega nos refirió entonces al consejo de ética para preguntas relacionadas con el supuesto incumplimiento de estas directrices.

BlackRock dijo que “los valores de esta compañía se tienen/mantienen en nombre de los clientes y la mayoría son fondos pasivos que replican índices, cuya composición (o cartera) está determinada por el proveedor del índice, que es quien fija y refleja los índices de referencia que nuestros clientes buscan analizar/seguir”.

HSBC y el estado de Nueva York, que gestiona el Fondo de Retiro del Estado de Nueva York, no han respondido en el momento de la publicación de este artículo.

Allianz dio una respuesta detallada que hemos incluido aquí debajo:

Allianz aplica una política de exclusión en inversiones en armas prohibidas. Esto incluye bombas de racimo, minas antipersona y armas químicas y biológicas de acuerdo con las convenciones internacionales.

La exposición de la que habla el artículo puede estar relacionada con inversiones en nombre de un tercero. En esos casos es nuestro deber fiduciario seguir los requerimientos de inversión de nuestros clientes. La capacidad de aplicar esta política de exclusión varía en algunos tipos de inversiones cuando: 

-las empresas restringidas están incluidas en grandes índices bursátiles y pueden ser parte de otros productos financieros. 

-Allianz invierte en fondos de inversión que ya existen y donde las inversiones se llevan a cabo de acuerdo con el prospecto de cada fondo. 

-Allianz usa temporalmente activos registrados para establecer un fondo para terceros y la composición del fondo está basada en requerimientos específicos de esos clientes. 

Estamos conversando con nuestros proveedores para integrar esos criterios en nuestros productos financieros, que hemos desarrollado con varias ONG en 2012 y 2013 y que aplicamos desde enero de 2014. Más detalles aquí.

Pánico en Europa por el cerrojazo bancario de Grecia

parthenon

Con la instauración de un corralito, el Gobierno griego toma el control temporal de una base de depósitos de más de 120.000 millones de euros que pertenecen a las familias y a las empresas del país. ¿Puede el Gobierno usar esos depósitos? No. ¿Puede convertirlos? Sí. Aquí todas las claves.

También en El ESPAÑOL:

El corralito en Grecia ha comenzado. ¿Pero qué es exactamente un corralito? Supone, precisamente, la creación de una serie de vallas en sus flujos financieros, comerciales y bancarios para restringir la libre circulación de dinero. Sin embargo, el Gobierno de Alexis Tsipras (Syriza) ha ido más allá con un cierre patronal de los bancos y bolsas durante seis días laborables con una limitación de 60 euros diarios por cliente y día en las retiradas de efectivo en los cajeros automáticos. Según Mastercard, uno de los principales intermediarios de pagos, esta limitación solo afecta a las tarjetas emitidas por bancos griegos y no toca, de momento, a los turistas extranjeras visitan el país. La drástica medida llega después del fin de semana de pánico entre los griegos y las largas colas en las máquinas expendedoras de dinero.

El objetivo de Tsipras es evitar un colapso financiero antes de que se celebre un referéndum el próximo 5 de julio para votar una hipotética aceptación del rescate del Eurogrupo. No obstante, las negociaciones se han roto y no se sabe todavía cuál es la pregunta puesto que no hay propuesta formal sobre la mesa. Grecia busca a toda costa una reesctructuración y quita (descuento, perdón o rebaja) del volumen global de su deuda de 320.000 millones de euros, agigantada en los últimos años por la crisis y el colapso de su economía en forma de desempleo y caída del PIB (-30% desde 2007).

Los depósitos, en riesgo

Célebre desde la crisis de deuda de Argentina en 2001, el corralito supuso entonces restricciones iniciales en la retirada de efectivo o en la realización de transferencias para más tarde acabar en una pesificación de su economía tras el abandono de la paridad del peso argentino con el dólar. El Estado intervino los depósitos y pagó a los ahorradores en bonos de deuda canjeables a lo largo de los años. Para la mayoría de los argentinos, aquello fue la ruina.

Con la instauración de un corralito, el Gobierno griego toma el control temporal sobre una base de depósitos de más de 120.000 millones de euros que pertenecen a las familias y empresas del país.

¿Puede el Gobierno usar esos depósitos? No ¿Puede convertirlos? Sí. En el caso de Grecia abandone la zona del euro y comience a usar una nueva moneda, los depósitos pasarían a estar denominados en esa moneda que podría recuperar el nombre de dracma. También su deuda. En ambos casos se vería rebajado su valor. Tsipras lanzó un mensaje de tranquilidad el domingo que apenas ha servido.

A la espera del cortafuegos

Países como España o Italia se pueden ver severamente afectados por la caída de Grecia. Con los mercados griegos cerrados, las bolsas española e italiana se han colocado en el punto de mira de los inversores, que han comenzado a vender a manos llenas. Unos motivados por el miedo y para reducir la exposición a estas bolsas. Otros haciendo su agosto con las posiciones cortas o bajistas, que se benefician de la caída del precio de un activo.

Al cierre, las caídas fueron de órdago. El Ibex 35 cayó un 4,56%, hasta los 10.853 puntos. Llegó a caer cerca del 5% en los primeros compases de la sesión. Fue el tercer índice de referencia que más cedió, solo superado por el portugués PSI 20 (-5,2%) y el MIB italiano (-5,17%). Aunque no mucho más que el resto de sus homólogos europeos (Cac francés, Dax Alemán, Mib italiano), que cedieron más del 3,5%. Los mayores movimientos, sin embargo, se dieron en las primas de riesgo. La española -que mide su diferencial con la deuda alemana- se dispara un 40% hasta los 158 puntos. La italiana se mueve hasta cotas similares y la de Portugal sube hasta los 238 puntos. El euro llegó a caer hasta los 1,101 dólares, pero terminó el día por encima de 1,12.

Pese a los bruscos movimientos de las pantallas, el terremoto financiero griego no coge por sorpresa a la eurozona, que desde hace un par de semanas contempla una crisis como la actual y la adopción de medidas cortafuegos que protejan a los países rescatados (Irlanda, Portugal, España) de un empeoramiento de sus condiciones financieras. Todos ellos tienen abultadas deudas públicas y problemas para pagarlas.

También en El ESPAÑOL:

‘Default’, Grexit y un cortafuegos para España, Portugal e Italia

10167498536_d1510e5932_k

Grecia afronta una vez más sus días más difíciles, otra vez. Ocurre desde que hace cinco años estallara la crisis de deuda soberana en Europa. Su economía no soporta la estructura de gasto público creada en los tiempos de bonanza. Pero lo peor para los griegos parece estar por venir.

Grecia afronta una vez más sus días más difíciles. Ocurre de nuevo desde que hace cinco años estallara la crisis de deuda soberana en Europa. Su economía no soporta la estructura de gasto público creada en los tiempos de bonanza. Pero lo peor para los griegos parece estar por venir. Las posiciones negociadoras del Gobierno Tsipras y la troika europea se repelen como imanes desde hace semanas. El recorte de las pensiones públicas griegas o una subida del IVA son los puntos del desencuentro que han desenterrado el temido default -impago de parte o la totalidad deuda-. Si no hay acuerdo, Grecia dejará de recibir 7.200 millones de euros por parte de las autoridades europeas, cantidad fundamental para que el país pueda ponerse al día con sus obligaciones. El asunto ya está sobre la mesa de negociación de todos los europeos.

Será el 30 junio, fecha en la que Grecia debe afrontar la devolución de varios préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI) por valor de 1.600 millones de euros. Pero también ese día, el Estado tiene que transferir pagos públicos (nóminas y pensiones a los propios griegos) por otros 2.500 millones de euros, según estimaciones de los analistas del banco RBS. Sin lo uno, no habrá lo otro. El evento puede causar un accidente financiero de grandes dimensiones. Son cifras pequeñas comparadas con los 320.000 millones (180% del PIB) que suma la deuda pública griega, pero suficientes -en caso de impago- como para llevarse por delante a la economía griega y a su sistema financiero.

Riesgo de corralito

Los principales bancos helenos están en modo pánico desde el lunes. Cada día que pasa se hace más visible la salida de depósitos con cifras que oscilan entre 500 y 1.000 millones de euros diarios, según datos de Reuters y la prensa griega. En abril la cifra global de depósitos se redujo un 3,9% mensual, hasta 133.000 millones. Es el último dato oficial del Banco Central de Grecia. Desde que Syriza (Alexis Tsipras) ganó las elecciones a finales de 2014, la fuga supera los 30.000 millones. Supone cerca del 20% de la base de capital que todavía queda en los bancos griegos.

La escapada de dinero se ha acelerado ante la posibilidad de que se impongan controles de capital este fin de semana. Sin depósitos, lógicamente no hay crédito, ni hay solvencia. El Banco Central Europeo (BCE) que dirige Mario Draghi es la última bombona de oxígeno que mantiene a la banca griega con una línea de liquidez de emergencia (ELA) que alcanza los 83.000 millones. Esa asistencia permite que los depositantes puedan todavía sacar su dinero o traspasarlo a otro banco. Pero eso cambiará por completo con un control de capital -restricciones en transferencias o de retirada de efectivos en cajeros- previo a un potencial default.

Pese a todo, los grandes fondos de inversión y una mayoría de economistas todavía confían en una salvación para Grecia, bajo la tesis de un acuerdo de última hora que evite su entrada en default el próximo 30 de junio. No obstante, puede que no sea definitivo. Grecia puede mantenerse a flote hasta una segunda fecha (20 de julio) cuando vence -y hay que devolver- otro tramo de ayuda por parte del eurosistema de 3.500 millones. Solo entonces será técnicamente oficial el impago y la quiebra de las obligaciones griegas. Será en ese momento cuando se abra la caja de los truenos: la posible salida de Grecia del euro y todas sus previsibles consecuencias para el país como un colapso comercial, carestía de productos importados o la pérdida de ahorros. Pero sus efectos serán importantes para otros países en posición vulnerable de la zona euro. España e Italia entrarán en el disparadero.

El recuerdo de Lehman

En la noche del 14 al 15 de septiembre de 2008 cayeron a la vez dos grandes bancos de inversión de Wall Street. Uno de sobra conocido (Lehman Brothers) y otro que no trascendió como quiebra, sino como rescate. Fue Merrill Lynch, vendido a Bank of America a cambio de importantes saneamientos El Tesoro y el banco central Fed de EEUU y Bank of America) levantó esa noche un cortafuegos financiero para proteger al resto de entidades. Aquello se tradujo en amplias líneas de liquidez, la creación de un fondo de rescate o cambios inmediatos de la legislación para permitir que Morgan Stanley o Goldman Sachs pudiesen captar depósitos. Lehman provocó un terremoto bancario en todo el mundo y una gran recesión que aún colea en forma de crisis de deuda pública y paro masivo en Europa.

Pero la caída de Lehman permitió sobrevivir al resto del sistema. Su perímetro financiero ascendía a más de 600.000 millones de dólares con ramificaciones por todo el mundo, tanto en entidades públicas como privadas. Salvando las distancias (uno era un banco privado y el otro es un estado), el pasivo de Grecia es poco más de la mitad, pero los acreedores se concentran en Europa y en las entidades supranacionales como el Banco Central Europeo (BCE), Banco Europeo de Inversiones (BEI), MEDE (fondo de rescate) y el FMI. Un tercio sigue en manos 100% privadas.

El impacto de una quiebra total parece contenido aquí. Europa y sus contribuyentes serán quienes vuelvan a pagar. La presidenta de la Fed de EEUU, Janet Yellen, aseguró ayer que su país tiene una limitada exposición a Grecia, pero es previsible que pueda provocar grandes turbulencias en los mercados y, por tanto, afecte también a EEUU. Dos tercios de la deuda griega (320.000 millones) está en manos de acreedores públicos y supranacionales como son el resto de países miembros, el MEDE (fondo de rescate), el BCE y el FMI.

Cortafuegos financiero

La primas de riesgo española -diferencia entre la rentabilidad de su deuda frente a la de Alemania- está disparada en los últimas semanas. Desde marzo, el indicador se ha elevado más del 60%, hasta los 160 puntos. Lo mismo ha sucedido con la prima italiana, que se mueve al unísono la española. El efecto griego es indiscutible, aunque se ha acelerado tras las elecciones del 24M con la llegada al poder en grandes municipios (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza…) de partidos en sintonía con la tesis de Syriza, el partido en el Gobierno de Atenas.

Un salida de Grecia debe estar acompañada de una reacción por parte de la Eurozona para proteger a otros miembros como España, que viene de ver su prima de riesgo por encima de los 600 puntos a finales de 2012 y lleva dos años observando cómo se reduce a niveles asumibles: de 400 a 230 (en 2013) y de 230 a 120 (en 2014). Este diferencial no solo marca el pago de los intereses de la deuda, sino también la capacidad de emisión y el apetito inversor por las nuevas emisiones. Países como España no pueden permitirse una prima desorbitada, sobre todo, porque la deuda pública es mucho mayor. Desde 2011 (69% del PIB o 700.000 millones) se ha pasado al 98% o más de 1 Billón de euros en el arranque de 2015. Por mucho que los tipos de interés en zona cero gracias al BCE, la prima de riesgo país marcará un sobrecoste insalvable para la financiación de la mayoría de empresas. También será un sobreesfuerzo adicional para las finanzas públicas, que ya paga en promedio, un 3,4% por el total de su deuda viva. Son más de 35.000 millones de euros anuales solo en intereses.

Foto: GUE/NGL (Flickr)

Contador, a emular a Induráin

Contador2

Alberto Contador quiere conquistar el Giro -que arranca este sábado- y posteriormente el Tour para entrar a formar parte del club más exclusivo: aquél que integran los que han conseguido el doblete el mismo año. En cien años sólo siete nombres: Induráin, su gran espejo, Coppi, Anquetil, Merckx, Hinault, Roche y Pantani. Una proeza más de héroes que de ciclistas.

Alberto Contador quiere conquistar el Giro y luego el Tour para entrar a formar parte del club más exclusivo: aquél que integran los que han conseguido el doblete durante el mismo año. En 100 años sólo siete nombres: Induráin, su gran espejo, Coppi, Anquetil, Merckx, Hinault, Roche y Pantani. Una proeza más de héroes que de ciclistas.


 

Si para madurar hay que recibir golpes, a Alberto Contador le cayeron 20 años de pronto bajando el Col du Petit Ballon en julio pasado. El día en que tenía que empezar a remontarle el Tour de Francia 2014 a Vincenzo Nibali, terminó en la cama de un hospital y con la tibia hecha pedazos. Son las normas del ciclismo, un deporte que valida el tópico que dice que todo se puede perder en un instante. Y pocos conocen mejor que Contador las reglas del juego que impone la bicicleta.

Con 21 años un cavernoma le provocó convulsiones en plena competición y le llevó directo al quirófano para una cirugía en el cerebro. En 2007, con 24, ganó el Tour de Francia; con 25 la organización prohibió que su equipo (Astana, protagonista de dos positivos en el año anterior) participara en la ronda gala; en 2010, con 27, conquistó el Tour por tercera vez (el año anterior había logrado el segundo) pero un control delató que se había dopado con clembuterol. Desde entonces, aunque lo ha intentado, el ciclista madrileño no ha estado cerca de volver a ganar la carrera más importante del mundo.

Sin embargo, ya con 32 años en el DNI, Alberto Contador (Pinto, 1982)  toma la salida del Giro de Italia en San Remo como un ciclista tranquilo. “Preparando esta carrera ha disfrutado de una calma que no tenía en otras ocasiones”, dice su hermano, Francisco Contador, desplazado hasta Italia para el inicio del reto deportivo más difícil de la carrera del ciclista español: ganar Giro y Tour en la misma temporada, algo que en cien años solo han hecho Fausto Coppi, Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Stephen Roche,  Miguel Induráin y Marco Pantani (el último, en 1998). Leyendas todos de la bicicleta.

El histórico y lejano doblete le emparentaría directamente con Induráin, que lo consiguió en 1992 y 1993. “En el hotel, le preguntaban cómo aguantaba en el Giro y Miguel decía: ‘yo solo hago lo posible por estar bien y llego hasta donde llego’”, cuenta José Luis de Santos, gregario de Induráin en el Giro ’93 y seleccionador de España –y de Contador– entre 2009 y 2012. “Pero claro, es que nadie llegaba tan alto como Induráin”. Si conquista este Giro, Contador le igualaría en victorias en grandes vueltas (siete), pero solo se ganaría una comparación con ‘Miguelón’ si lo acompañase con el Tour.

El madrileño ya intentó el doblete en 2011, aunque en medio de la marejada posterior a su positivo y con la extrañísima situación de estar corriendo a la espera de ser sancionado, como si cualquier carrera pudiera ser la última. Ganó el Giro, fue 5º en el Tour y ambos resultados fueron anulados unos meses después. Su otra experiencia en el Giro (2008) también le llevó a lo más alto del podio, aunque aquel año Italia fue un refugio inevitable al no poder participar en el Tour por la citada sanción al Astana. Esta vez es la primera en la que Contador, a igualdad de condiciones entre las tres grandes vueltas del ciclismo, elige el Giro.

Escalador frente a contrarrelojista

“Se siente muy querido en Italia”, dice su hermano; una razón que encaja con la sospecha improbable de que la caída del Petit Ballon haya convertido a Contador en una especie de hedonista de la bicicleta. Tan eléctrico en las carreras como retrata su pedaleo, el madrileño es el polo opuesto a Induráin, el escalador frente al contrarrelojista. “Induráin tenía un estilo mucho más tranquilo”, certifica De Santos, que cuenta que en todo el Giro nunca vio a su líder tan preocupado como cuando se dejó olvidadas unas zapatillas en un set de televisión tras una etapa.

La búsqueda del doblete tiene un aspecto pragmático que explica Francisco Contador: “Muchas veces hipotecas toda la temporada a un objetivo como el Tour, y entran en juego caídas y enfermedades que pueden hacer que se vaya al traste lo que has hecho. Si vas al Giro y haces un buen papel, a lo mejor puedes ir más tranquilo al Tour”. Pero aun así, el alimento del doblete es la épica de hacer lo que solo han conseguido un puñado de elegidos.

Para Contador este Giro es un riesgo con la vista puesta en el Tour. Vincenzo Nibali, Chris Froome y Nairo Quintana, sus grandes rivales en la carrera francesa, llegarán más frescos que él al mes de julio. Además cumplirá 33 años en diciembre y hace unos meses declaró que no se veía corriendo más allá de 2016, lo que significa que no le quedan muchas oportunidades para ganar otro Tour. Si quería probar a ganar dos grandes en el mismo año, podría haberlo intentado con la Vuelta a España –la única grande que ha ganado desde su sanción– y así no condicionar su preparación para el Tour. En cambio, a Contador le han podido la magia del Giro –muy superior en prestigio a la Vuelta– y el desafío ante una proeza más de héroes que de ciclistas.

“Contador tiene la capacidad física para ganar las dos”, dice Pedro Delgado, que venció en su único Tour de Francia, unas semanas después de haber sido séptimo en el Giro de 1988. “Yo llegué a Italia a ver qué pasaba; ahora las cosas son distintas”. Contador correrá el Giro después de haber pasado tres semanas concentrado en el Teide, preparando en Canarias la carrera tras recuperarse de una caída menor en la Volta a Cataluña.

Allí fue superado por Richie Porte, su principal adversario en Italia, que suma nueve victorias en 2015 por solo una del madrileño y que además cuenta con la contrarreloj de la 14ª etapa, de 59 kilómetros, a su favor. Pero su hermano cree que Contador está en muy buena forma, Pedro Delgado no ve a ningún rival a su altura y las casas de apuestas colocan al español como amplio favorito a la victoria. En la colección de etapas de alta montaña de la semana final, que incluyen puertos durísimos como el Mortirolo y el Finestre, tiene Contador a su mayor aliado.

El colombiano Rigoberto Urán y el joven local Fabio Aru son los otros dos grandes nombres de una carrera que Televisión Española emitirá de forma casi insólita con la intervención directa de Contador. “Todo pasaba por que el Giro se televisara”, explica su hermano. “Estuvimos mediando, para que así fuera, con la organización del Giro y TVE, y muy pronto todos nos pusimos de acuerdo”. Contador siempre ha proclamado que corre para dar espectáculo y crear afición. Y la búsqueda de la admiración le ha llevado a países y conquistarlos.

Camilleri & Montalbano

Andrea Camilleri

Un filo de luz es la última novela del escritor italiano que ha llegado a nuestras librerías. Como las anteriores, nos transporta a ese universo mágico nacido de la imaginación de su creador y de una Sicilia etérea, profunda y literaria, romántica y brutal al mismo tiempo…

Todas las grandes historias de Salvo Montalbano, como ‘Un filo de luz’ que acaba de llegar a las librerías, arrancan al amanecer y concluyen doscientas y pico páginas después.

Y desde el alba a las últimas líneas Andrea Camilleri (Porto Empedocle, Sicilia, 1925) dibuja como pocos el misterio de su tierra. Lo hace jugando con grandes trazos y pequeños matices. Se vale para ello de un comisario de policía llamado Montalbano; de un pueblo imaginario situado al sur de la isla que responde al nombre de Vigata; de un Mediterráneo que lo envuelve todo; de un sol exterminador y de una tierra yerma y rota por demasiados años de abandono, miseria, odios y miedos ancestrales. Una tierra que parece diluirse en polvo, y donde por no agarrar no agarran ni la vida ni la muerte. A todo esto hay que añadir un buen plato de pasta con sabor a mar y a orégano y un reparto de personajes que delimitan la geografía áspera de este universo invisible, en el sentido más calviniano del término, pero que más que un universo es un estado de ánimo.

La ironía y el humor son también parte fundamental de este fresco siciliano. Y no como un mero divertimento dentro de la trama, sino como un elemento quirúrgico necesario para llegar al núcleo de lo que en cada momento nos quiere contar Camilleri. “Leonardo Sciascia decía, y estoy de acuerdo con él, que para describir ambientes sórdidos como los que yo describo en mis libros hay que hacerlo desde la ironía y el humor”, declaró el pasado año tras recoger en Barcelona el Premio Pepe Carvalho 2014. “Es la perspectiva indispensable para afrontar circunstancias difíciles. Y los sicilianos tenemos esa lección bien aprendida, porque en nuestra historia demasiadas veces nos hemos tropezado con situaciones muy jodidas.”

Con todo esto, Camilleri cocina historias a fuego lento; fabrica puzles con piezas que surgiendo de la nada acaban configurando un mosaico completo y lúcido. Todo parece carecer de importancia cuando realmente todo es importante. Lo insignificante se vuelve determinante y lo efímero, permanente. Sus historias nacen de la nada hasta alcanzar la plenitud. Vigata no existe pero es tan real como todos sus protagonistas imaginarios.

La pasión que destilan Camilleri & Montalbano hay que buscarla no sólo en la brillantez y el ingenio con el que resuelven todos los crímenes que pasan por sus manos, sino fundamentalmente en la atmósfera que historia tras historia nos arrastra a través de un escenario etéreo que lo acaba engullendo todo. Un mundo paralelo que parece habitar más allá del espacio y del tiempo. Un universo mágico nacido a caballo de la imaginación de su creador y de los contornos geométricos de la Sicilia más profunda y literaria, más romántica y brutal al mismo tiempo, donde reír o llorar es una simple cuestión de método.

Una Vigata, llamémosle Sicilia, donde el sobrentendido no es una suposición sino una certeza; donde el juego de los equívocos no es un juego sino una ciencia; donde el claroscuro recoge toda la paleta de colores; donde las apariencias, las miradas y la gestualidad de sus habitantes nos dirán mucho más de ellos que aquello que creemos verdades incontestables. Un lugar donde el matiz es la clave.

Esto no va de la mafia

Una Sicilia, llamémosle Vigata, donde no es necesario llamar a casi nada por su nombre; donde no es imprescindible ni tan siquiera pronunciar la palabra mafia para ser plenamente conscientes de su omnipresencia desde las primeras luces hasta la palabra FIN. Una mafia que está sin estar, que se diluye en la cotidianidad, que ni tan siquiera parece excesivamente violenta, que todo lo empapa, que narcotiza, que domina sin ostentaciones. Una verdadera mafia, vamos, con la que Montalbano se ve obligado a convivir sin inclinar jamás la cabeza: a veces, ignorándola; a veces, eludiéndola; a veces, sirviéndose de ella, pero siempre sin mentarla por su nombre. En reiteradas ocasiones el escritor ha manifestado públicamente que no quiere hablar de ella porque si lo hiciera la “ennoblecería”.

Pero las historias de Montalbano, aviso, no van de la mafia. Para nada. Y si me apuran, tampoco son negras. Camilleri sólo se sirve del delito para radiografiarnos una sociedad; aún más: una forma de vida. Ese asesinato, robo, secuestro, chantaje, ese pizzo o protección que pagan los comerciantes… no son más que una mera coartada para que recorramos con ambos esa forma de vida. Imagínense ese sempiterno documental de naturaleza… y esa cámara fija colocada en el corazón de cualquier selva africana y ante la que desfilan día tras día toda la fauna de lugar mostrándonos su quehacer diario. Esa cámara es Camilleri. Esa selva es Vigata, llamémosle Sicilia.

“Escribo -dice el creador de Montalbano- bajo la imperiosa necesidad de contar una historia; la historia es lo único importante; primero la construyo en mi cabeza y cuando la tengo completamente articulada la paso al papel. Y la historia nace siempre igual: gracias a una frase real que he oído en alguna parte o que he leído en las crónicas de sucesos que ojeo habitualmente”.

Un filo de luz es el decimonoveno libro de los de doscientas y pico páginas protagonizado por Montalbano que llega a las librerías españolas. El 20, si contamos Por la boca muere el pez, escrito, vía postal entre Camilleri y Carlo Lucarelli para unir en la resolución de un caso a la inspectora Grazia Negro con Montalbano. Y el 24 si sumamos los cuatro de relatos cortos publicados hasta el momento.  Hay otros dos libros que ya están editados en Italia, Una voce di notte y Un covo di vispere, y que vendrán a continuación del que ahora aterriza en España. Y hasta tenemos el título de la que será la última aventura del policía siciliano: Riccardino, que sólo verá la luz tras la muerte de Camilleri.

Salvo Montalbano nació en 1994 a la edad de 43 años. Vio la luz en La forma del agua. “Mi investigador”, ha escrito Andrea Camilleri, “se perfiló enseguida no como un detective privado o un ‘husmeabraguetas’, como lo llaman los americanos, sino como un policía institucional, como un inspector o un comisario. ¿Por qué no un oficial o suboficial de los carabinieri? Durante mucho tiempo estuve tentado de elegir como protagonista a un subteniente de ese cuerpo pero al final me decidí por un comisario porque me pareció que estaba menos obligado a someterse a determinadas reglas de las que los carabinieri no pueden prescindir”.

La relación entre ambos ha pasado por algunos altibajos. Después de muchos años de felicidad compartida han llegado las dificultades típicas de toda pareja. “A veces veo a Montalbano como alguien que me chantajea, -dijo Camilleri en una entrevista con El Cultural- alguien del que no me puedo liberar; alguien que aunque ya no escriba más historias de él, siempre está ahí, con las reediciones, con la televisión… De hecho, como escritura, Montalbano para mi está terminado. No voy a escribir más historias que las que ya tengo escritas, aunque él seguirá vivo eternamente.”

Actores secundarios

Camilleri, que quería un policía que además de encontrar al asesino hallara la verdad y que estuviera mucho más cerca de la Justicia que de la Ley, definió a Montalbano en la primera aventura de ambos como un hombre que “cuando quería entender una cosa, la entendía”. Inteligente, fiel a su palabra, contrario a los heroísmos inútiles, culto, buen lector, mejor gastrónomo, que razona con sosiego y que carece de prejuicios; un policía que, según su inventor, hoy no podría seguir siendo policía. “Pero un hombre, a fin de cuentas, al que siempre se pudiera invitar tranquilamente a una cena familiar”.

Porque lo de la gastronomía es algo muy serio en boca de Camilleri. Montalbano se pierde entre los pucheros de la cocina siciliana, que acaba convirtiéndose en otra protagonista determinante de sus historias. Entre los entrantes y platos contundentes de La Hostería de San Calogero, primero, y la Trattoria de Enzo, después, sin olvidarnos de su asistenta Adelina, el comisario ha ascendido en más de una ocasión al cielo y ha llegado a la solución de no pocas investigaciones terrenales.

Siempre se ha inspirado mucho mejor comiendo arancinis, pappanozza, caponatina; o la pasta con ajo y aceite o con erizos, o a la ‘scasciata con su puntito justo de gratinado; o el arroz con alcachofas y guisantes, el conejo a la cazadora, el atún con salsa de tomate; o las albóndigas de nunnato, el guiso de habas con pulso asado hinojo silvestre; o los salmonetes fritos, los pulpitos… sin olvidarnos del remate final, de los cannoli, el postre preferido del policía; se inspira infinitamente mejor entre estos platos que parecen nacidos de las entrañas del Mediterráneo, o paseando hasta el final del muelle para hacer la digestión en compañía de algunos cangrejos sospechosamente comunicativos, que entre las paredes de su Comisaría que siempre parecen destilar un tufo a pérdida y derrota.

Los actores secundarios que acompañan al comisario no han variado excesivamente desde la primera aventura: Livia, la novia de toda la vida que trabaja en Génova y con la que se reúne, aquí o allá, lo justo para que el amor y la pasión no acaben en desamor y bronca; Mimì Augello, su segundo, un donjuán profesional, lo más parecido al mejor amigo de Montalbano y con el que más enfrentamientos tiene; el inspector Fazio y sus interminables datos del registro civil que tanto joden a su superior; Bonneti-Alderighi el jefe siempre empalagoso, inútil y cobarde pero políticamente correcto, paradigma del aspirante permanente a lameculos oficial; el fiscal Tommaseo, un auténtico obseso sexual; Pasquano, el forense que respira gracias a mala hostia que emana de sus entrañas; y por último, el agente Catarella, en persona personalmente, uno de los grandes protagonistas de este retablo siciliano, un diccionario para locos cada vez que abre la boca, un trabalenguas andante que protagoniza, libro tras libro, los momentos más hilarantes de cada una de las historias.

(-Catarè, ¿el ataúd está lleno o vacío?

-Dottori, el citado ataúd se encuentra con la tapa puesta y en consecuente consecuencia su ‘continido’ resulta invisible.

-Pero, ¿no lo has levantado?

-No, ‘siñor dottori’, en tanto en cuando hace falta una orden ex profeso para el levantamiento de la tapa. Si usía me ordena que lo abra, yo lo abro. Pero será un acto inútil.

-¿Por qué?

-Porque el ataúd no está vacío.

-¿Cómo lo sabes?

-Lo sé porque el campesino, que resulta que es el propietario del tirreno donde se encuentra el citado ataúd y que se llama Anibale Lococo, hijo de Giuseppe, y que está aquí a mi lado, ha levantado la tapa lo necesario para ver que el ataúd está ocupado.

-¿Ocupado por quién?

-Por un cadáver de muerto, dottori.)

En Un filo de luz, Montalbano -que debe su nombre a la gran amistad del autor con el desaparecido Manuel Vázquez Montalbán y su Pepe Carvalho- ha superado ya los 60. Y la edad empieza a hacer mella en él de manera implacable. (Su carácter había sufrido un cambio a causa de la edad. No podía negarlo: ahora acusaba mucho más a menudo y más profundamente la soledad, el cansancio de la soledad, la amargura de la soledad…  Era del todo consciente de que, si algunas noches se quedaba horas y horas en el porche fumando y bebiendo whisky, no era por falta de sueño, sino porque le pesaba mucho tener que dormir solo… Cada vez más melancólico, cada vez con una sensación más intensa de haberlo hecho todo mal en la vida).

Las piezas del rompecabezas

La historia arranca, también como en otras ocasiones, con una pesadilla que al final resultará trágicamente premonitoria para Montalbano. (En un sueño de este tipo, cada una de las particularidades, todos y cada uno de los detalles, se presentan de tal modo que hacen que todo parezca más real. De forma que los límites entre el sueño y la realidad acaban por hacerse demasiado finos, prácticamente invisibles.) Una pesadilla que acompañará durante todo el libro al protagonista como ese caracol del que habla el coronel Kurtz, en Apocalipse Now, que se arrastra, que se desliza por todo el filo de una navaja de afeitar extremadamente sensible sin saber si finalmente logrará sobrevivir.

Al margen de pedirse reiteradamente cuentas a sí mismo, el comisario se tendrá que emplear a fondo para encajar todas las piezas del rompecabezas que se van acumulando en su cabeza; y como sucede en todas sus historias, hechos aparentemente inconexos acaban relacionándose. Por un lado, ese sueño desestabilizador que quiere decirle algo que todavía no sabe lo que es; por otro, la joven y bella esposa del dueño de un supermercado que es víctima de un atracador… cuyo cadáver aparecerá días después; una tercera pieza: dos tunecinos que trabajan en una gran propiedad y que desaparecen en medio de lo que parece ser un asunto de tráfico de armas; y por su fuera poco, y de rebote, una operación delictiva de altos vuelos que parece haber puesto sus ojos en Vigata. Y al fondo del paisaje, otra vez esa pesadilla, esa puta pesadilla que no se le quita de la cabeza, ese caracol que sigue avanzando muy lentamente.

Además, Montalbano se echa en los brazos de Marian De Rosa, una bella milanesa que acaba de abrir una galería de arte en Vigata. (Lo había arrastrado un ciclón; una auténtica tormenta por la que había sido maravilloso dejarse devastar, y que al final lo había dejado sin fuerzas y sin aliento, como un náufrago que llega a la orilla después de haber nadado desesperadamente durante horas.) El comisario cae rendido a las primeras de cambio sin oponer resistencia alguna. Recupera pasiones que creía perdidas, sabiendo que no es un capricho de una noche, como ha sucedido en otras ocasiones, sino algo mucho más profundo que puede hacer temblar su eterna relación con Livia. Ésta pasa a ser una voz al otro lado del teléfono, una voz cada vez más apagada y triste, tremendamente triste sin saber exactamente el motivo de tamaña amargura, y él un desconocido que no es lo suficientemente hombre como para abordar abiertamente la cuestión. (Cada mentira que le decía caía sobre él como una capa de suciedad…)

Como en toda la literatura de Montalbano, Un filo de luz  vuelve a destacar por el sentido profundamente humano, casi podíamos decir enternecedor, con el que Camilleri impregna todos sus argumentos. Deseos y debilidades derrapan por las páginas del libro. Unos inconfesados y otras inconfesables. Y viajando a caballo de los deseos y las debilidades nos encontraremos con un Montalbano a quien el paso de los libros ha hecho cada vez más vulnerable, más deshilachado, más fácil, más viejo. Un hombre que se hace ya demasiadas preguntas que no está en posición de contestar sin dejarse algo de sí mismo en las respuestas. Un hombre que parece abocado a una meta que no desea cruzar, a un desenlace que no quiere alcanzar.

Gloría tardía

Camilleri alcanzó el éxito a los 69 años, edad en la que otros escritores ya no tienen nada que escribir. En 1994 publicó la primera aventura de Montalbano sin imaginarse lo que le venía encima. Y lo hizo, palabra de escritor siciliano, para enfrentase a un desafío: “¿Era capaz de escribir una novela empezando por el primer capítulo y siguiendo el hilo, sin saltos temporales ni lógicos, hasta el último? Me contesté que quizá lo sería si lograba adentrarme en una estructura narrativa lo bastante sólida. Llegado a este punto, me vino a la cabeza un texto de Leonardo Sciascia sobre la novela negra, sobre las reglas que debe respetar un autor policiaco. Al mismo tiempo recordé una afirmación de Ítalo Calvino, según la cual era imposible ambientar una novela negra en Sicilia. Y de este modo decidí aceptar un doble reto: contra mí mismo y contra el iluso de Calvino”.

Camilleri y Luca Zingaretti, el Montalbano televisivo.
Camilleri y Luca Zingaretti, el Montalbano televisivo.

Aunque la gloria le ha llegado tardía, Andrea Camilleri ha vivido permanentemente rodeado de palabras, y siempre se ha considerado a sí mismo “un simple y mortal empleado de la escritura”. Sólo eso. Escritor desde que recuerda, cuentista y poeta en sus ratos libres; guionista para la televisión italiana de las novelas de Maigret; adaptador para el teatro de obras de Pirandelo, Ionesco, Elliot y Beckett, entre otros; profesor de la Escuela de Cinematografía. Escribió libros, alguno de ellos sobresalientes, que no leía nadie, como el mismo reconoce, hasta que llegó Montalbano.

Y con él, la locura: Camilleri se ha convertido en el escritor más querido para los italianos y también el que más libros vende; todas las historias del comisario acaban inexorablemente encabezando las listas en el país trasalpino; la RAI ha batido récords de audiencia llevando sus historias a la pequeña pantalla y con Luca Zingaretti en la piel del comisario de Vigata, papel para el que fue elegido personalmente por Camilleri que lo tuvo como alumno en la Escuela de Cinematografía. Ha sido traducido a 35 idiomas y ha vendido más de 30 millones de ejemplares en todo el mundo.

En Porto Empedocle, su lugar de nacimiento y lógicamente su Vigata literario, han erigido una estatura en honor al comisario más famoso de Italia, una estatua a la que no tiene empacho en saludar cada vez que pasa a su lado: “Y no sólo yo, todos los habitantes de Porto Empedoche le han saludado alguna vez; yo, desde luego, en más de una ocasión; me gusta esa estatua porque parece una persona normal, muy normal y corriente que descansa y piensa apoyada en una farola.”

Este viejo comunista del PCI, que el 6 de septiembre cumplirá los 90 años en plena actividad creativa, sigue escribiendo todos los días. Se levanta, se ducha, se afeita, se viste correctamente, desayuna, enciente su primer cigarrillo multifiltro y se pone a trabajar… a las 7 de la mañana, prácticamente a la hora que despiertan sus historias montalbanianas. Nunca escribe una sola línea sin estar correctamente vestido por respeto a sus lectores. “No sabría escribir en pijama y zapatillas”, dice. Además, nunca da una cuartilla por buena hasta que no la lee en voz alta: “Sólo de esta manera soy capaz de reconocer si la prosa es buena y se puede leer con facilidad”.

Todas las historias que arrancan al amanecer concluyen cuando Andrea Camilleri ha leído en voz muy alta esas doscientas y pico cuartillas… que en el caso de Un filo de luz coincide con el descubrimiento una vez más de la cuadratura del círculo, a la manera de Montalbano, claro está, y fundamentalmente con la aparente certeza de que el comisario sabe al fin lo que debe hacer con su vida.

 

[su_box title=”Todos los casos de Montalbano”]

Andrea Camilleri
Andrea Camilleri

La forma del agua (1994). El perro de Terracota (1996). El ladrón de meriendas (1996). La voz del violín (1997). La excursión a Tindari (2000). El olor de la noche (2001). Un giro decisivo (2003). La paciencia de la araña (2004). La luna de papel (2005). Ardores de agosto (2006). Las alas de la esfinge (2006). La pista de arena (2007). El campo del alfarero (2008). La edad de la duda (2008). La danza de la gaviota (2009). La búsqueda del tesoro (2010). La sonrisa de Angélica (2010). Juego de espejos (2012). Un filo de luz (2012). Una voce di notte (2012)*. Un covo di vipere (2013)*.

En 2010 se publicó Por la boca muere el pez, escrito a medias entre Camilleri y Carlo Lucarelli. También ha escrito cuatro libros de relatos cortos: Un mes con Montalbano (1998). La Nochevieja de Montalbano (1999). El miedo de Montalbano (2002) y El primer caso de Montalbano (2004).

Todas las historias de Montalbano ha sido editadas en España por Salamandra, excepto Por la boca muere el pez, que es obra de Ediciones Papel de liar.

(*) Una voce di notte y Un covo de vipere, no han llegado todavía a las librerías españolas. Serán editadas también por Salamandra.[/su_box]