Piqué, el protegido

Gerard Piqué, durante un entrenamiento con la selección española.

¿Tan malo es el tirón de la selección que ya no llena estadios? ¿O todo será la relación -de todo menos idílica- entre la RFEF y el Real Madrid?  Porque la federación no sería capaz de cambiar la sede de un amistoso contra Inglaterra para proteger a Piqué. ¿O sí? Todo podría ser, aunque lo evidente es que la corriente de opinión mayoritaria señala la tercera opción y eso, después de la pitada al himno y al Rey en la final de Copa, tendría unas connotaciones especialmente serias.

Gerard Piqué, durante un entrenamiento con la selección española.“Hemos tenido claro desde el principio que no queremos jugar en Madrid”. La cita, de Adrian Bevington, director de comunicaciones de la FA inglesa, no vive en el presente. Se remonta a 2008, cuando Fabio Capello dirigía el banquillo de Inglaterra y el racismo de un sector de la afición española estaba en entredicho. Ahora, ya en 2015, no ha hecho falta que desde las islas soliciten obviar el Santiago Bernabéu. La censura ha llegado desde dentro, desde la propia Federación Española de fútbol (RFEF), que ha optado por cambiar la sede del amistoso del próximo 13 de octubre ante la selección inglesa de la capital a Alicante.

“Me enerva, me pone de mala leche”. Cuesta escuchar a Vicente del Bosque fuera de su registro calmado y tranquilo. Y eso que el tema le saca cada vez más los colores. Gerard Piqué se creció en la celebración del pasado título de Liga con el Barça (“Gracias Kevin Roldan, contigo empezó todo”), justificó la pitada al himno y al Rey en la final de la Copa del Rey (“La gente se expresa libremente”) y opinó sobre las pitadas a Iker Casillas con el Real Madrid (“Es igual que lo del himno”). La trinidad del enfado.

Primera estación en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, parada en León con ocasión del encuentro frente a Costa Rica en el mes de junio y destino final (por ahora) en el Carlos Tartiere de Oviedo en el trascendental choque ante Eslovaquia. Tres lugares, tres aficiones, tres motivos. Los mismos pitos.

Defiende Del Bosque como si continuara en activo, ayudan Sergio Ramos, Jordi Alba y cualquier jugador al que se le pregunte. Hasta el ministro Méndez de Vigo sale al corte. Hace piña el equipo ante uno de los pilares deportivos, básico en el esquema ante la diferencia sustancial ahora mismo respecto a cualquiera de los posibles sustitutos (Bartra, Javi Martínez, Albiol, Etxeita, Coke o San José). Nadie se plantea siquiera la posibilidad de una selección sin Piqué en el centro de la zaga. ¿O sí?

¿Por qué ha cambiado la RFEF la sede del partido cuando estaba decidida tiempo atrás? Las opciones son varias y variadas. Desde el enfado que pueda mantener el ente federativo con el Real Madrid por no ofrecer su estadio para la final de la Copa del Rey a los huecos que se veían en el Tartiere y la dificultad que implicaría llenar las 81.000 localidades del Santiago Bernabéu. Y, por supuesto, la opción Piqué. Otras tres opciones y muchas más preguntas.

  • ¿Es posible que la RFEF, que llevó la final de Copa al Camp Nou consciente de que la intensidad de la pitada al himno y al Rey sería aún mayor que en Mestalla o en cualquier otro campo, cambie la sede de un partido internacional para proteger a un único jugador?
  • ¿Tan mala es la relación con Florentino Pérez y el Real Madrid con la federación como para cambiar un partido programado -aunque nunca llegase a ser oficial- junto a Adidas para la presentación de la nueva equipación de España?
  • ¿Ha bajado tanto el tirón de la selección que necesita acudir a estadios de menor capacidad para colgar el cartel de ‘no hay billetes’?

Dudas razonables que la RFEF, siempre hermética, debería plantearse aclarar públicamente para definir si es capaz (y por qué) de proteger a un solo jugador pero no a la figura del Rey, que otorga su nombre a la principal competición dependiente de la federación, y, en consecuencia, descargar a Gerard Piqué de una presión añadida a la que encontrará en Alicante, ciudad tradicionalmente madridista.

Radiografía de un gran fiasco

degea3

No le bastó al Real Madrid con el fracaso en la incorporación de David de Gea. El club blanco se enzarzó en un cruce de comunicados con el Manchester United que resaltó aún más el fiasco del 31 de agosto. No funcionó el Sistema de Correlación de Transferencias. No funcionó el reloj. Al menos los blancos se ahorraron 30 millones, pues el portero queda libre en 10 meses y aún podría fichar gratis de cara a la temporada que viene.

La imagen imposible del fiasco del 31 de agosto.

¿Qué es mejor para el Real Madrid: el despilfarro o el ridículo? Cuando muchos se preguntaban qué necesidad habría de gastar 30 millones de euros, por muy bueno que sea De Gea, en un portero que queda libre (y gratis) dentro de diez meses, el club recuperó una de las tácticas predilectas de la ‘era Florentino’: esperar al último día del mercado para apresurar un fichaje estrella, aunque ello no abarate siempre el precio del jugador.

El Madrid y el Manchester tuvieron durante todo el día a miles de periodistas apretando el F5 en sus ordenadores, ansiosos por cerrar el ‘culebrón’ del verano y marcharse a su casa. Muchos miles más de aficionados merengues confiaban en conjurar definitivamente el mal de ojo que aqueja a la portería blanca desde aquel día de diciembre de 2012 en que José Mourinho decidió dejar a Casillas en el banquillo de La Rosaleda.

A las once de la noche del 31 de agosto, 60 minutos antes del cierre del plazo, unos pocos empezaron a escamarse. No había aún confirmación oficial. Pero nadie imaginó que la noticia deportiva del día iba a verse frustrada por un fax y por las idas y venidas de un portal informático de la FIFA, el célebre Sistema de Correlación de Transferencias (TMS, por sus siglas en inglés). A la mañana siguiente, el diario deportivo más vendido en lengua española abrió con una sola palabra: “Ridículo”. Su principal competidor, con otra: “Florentinada”.

Del presidente del Real Madrid se ha puesto en duda su compromiso con los valores tradicionales del club blanco o su empeño en actuar también como director deportivo, pero jamás su capacidad como hombre de negocios: que un sistema informático bloquease puntualmente a las 00:00 el registro de nuevas contrataciones y dejara a los dos clubes más ricos del mundo con un palmo de narices por unos minutos de retraso desluce su historial como gestor.

El Madrid culpa al Manchester por haber tardado ocho horas en devolver el contrato firmado, aunque cabe recordar que el mercado se había abierto el 1 de julio y el ubicuo agente del futbolista, Jorge Mendes, había negociado ya con el club blanco bastante antes de esa fecha. De acuerdo al comunicado emitido por el Real Madrid, eran las 21.43 cuando el conjunto blanco recibió el contrato de David de Gea (con algunas modificaciones) y las 23.53 cuando llegó el de Keylor Navas para que éste lo firmase. Los principales medios internacionales, ajenos al absurdo que se cocía en Concha Espina, habían confirmado ya la noticia horas antes.

Quedaban siete minutos para rubricar el segundo acuerdo, pero el procedimiento de la UEFA exige además el registro informático de los contratos para que sean válidos. Según el Real Madrid, el Manchester United nunca incluyó la información sobre Navas y, además, devolvió el último contrato firmado a las 00:02 del martes. Al parecer, nadie del club blanco informó tampoco a la Liga de Fútbol Profesional de que el acuerdo existía y se estaba ultimando.

https://twitter.com/DeporVito/status/638737946250711040/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw

¿Realmente tardó ocho horas el United en enviar los documentos?, se preguntaba la BBC después del alegato madridista. ¿No será otra ‘jugada maestra’ de Pérez?, aventuraban los más conspiranoicos… Acepte cada cual la versión que más le guste, porque tanto los blancos como los red devils tienen la suya propia. Y la cuentan minuto a minuto en sendos comunicados.

La versión blanca

“A pesar de las dificultades que entrañaba realizar una operación de estas características en el último día de inscripción, (el Real Madrid) aceptó iniciar estas conversaciones”. Así, ambos clubes “llegan a un rápido acuerdo sobre las transferencias de ambos jugadores”. Desde aquí, el minutaje :

  • 13.39 hora española – “Tras la redacción de los correspondientes documentos contractuales necesarios y a fin de proceder con tiempo suficiente para tramitar tanto el Transfer Matching System de FIFA (TMS) como su inscripción en la Liga de Fútbol Profesional, el Real Madrid remite al Manchester United los contratos”.
  • 21.43 hora española – “El Manchester United remitió sus comentarios a dichos contratos ocho horas más tarde incluyendo pequeñas modificaciones”.
  • 23.32 hora española – “El Real Madrid, tras obtener las firmas de los jugadores De Gea y Keylor Navas, remitió al club inglés los citados contratos firmados”.
  • 23.53 hora española – “El Manchester United alcanzó el acuerdo final con los representantes de Keylor Navas y es a esa hora cuando se remiten los contratos al jugador para que sean firmados”.
  • 00.00 hora española – “El Manchester United introdujo en el TMS los datos de la operación de David de Gea, no así los de Keylor Navas, remitiendo simultáneamente al Real Madrid los contratos de transferencia firmados“.
  • 00.02 hora española – “El Real Madrid recibe esa documentación completa e intenta acceder al TMS pero este ya se encontraba cerrado”.
  • 00.26 hora española – “El sistema informático del TMS de FIFA hace una invitación al Real Madrid para que cumplimente los datos del jugador David de Gea, dado que el plazo de inscripción en Inglaterra continúa abierto hasta hoy (1 de septiembre). El Real Madrid, ante la posible eventualidad de un recorrido contencioso de la transferencia del jugador, decide remitir los contratos a la Liga de Fútbol Profesional, aun a sabiendas de que los plazos habían expirado”.

Y concluye: “En definitiva, el Real Madrid ha hecho todo lo necesario, y en todo momento, para llevar a término estas dos transferencias”.

La versión roja

“El Manchester United no buscó contactar con el Real Madrid para la venta de David (de Gea). Es una pieza fundamental de nuestro equipo y nuestra preferencia era no vender”. Además, “no recibimos ninguna oferta por David hasta ayer (31 de agosto). […] Durante el almuerzo, el Real Madrid realizó su primera oferta para comprar a David”. Su minutaje particular:

  • 21.42 hora española – “El Manchester United envió la documentación de ambos jugadores al Real Madrid”.
  • 23.32 hora española – “La documentación de David fue devuelta al Manchester United sin firmar”.
  • 23.40 hora española – “Minutos antes de la hora límite, llegaron varios cambios importantes al Manchester United, lo que puso en riesgo los acuerdos”.
  • 23.55 hora española – “Sólo a esta hora el Manchester United recibió del Real Madrid los documentos necesarios para cancelar el contrato de David”. “En este punto, la documentación de Navas aún no había sido devuelta por el Real Madrid”.
  • 23.58 hora española – “El acuerdo de traspaso fue devuelto por el Manchester United, subido al TMS y aceptado. Todo ello antes de la hora límite”.

“Entendemos que el acuerdo no se produjo por las siguientes causas: a) el Real Madrid no subió la documentación de David al TMS a tiempo (el Manchester United sí lo hizo); b) el Real Madrid no subió la documentación de David a la Liga española a tiempo -según informaciones lo realizó 28 minutos después de la hora límite-“. Y sentencia: “El Manchester United actuó apropiadamente y con efectividad en sus obligaciones en el traspaso”.

https://twitter.com/Eurosport_UK/status/638705119614345216/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw

Un esperpento innecesario al cierre del mercado. Y también al día siguiente, cuando la atención de las redes sociales se dedicó a reírse (sobre todo) del Real Madrid y a esclarecer quién sale peor parado. ¿El propio club blanco? ¿El Manchester, que no ha alineado a su mejor portero durante mes y medio y está obligado ahora a gestionar el enfado de Van Gaal con el jugador o a dejarle de suplente de un dubitativo Sergio Romero? ¿El propio De Gea, que se quedó sin su gran sueño en un minuto y encima deberá volver con su novia Edurne a Manchester, “una ciudad nada bonita” (como le recordaban con humor desde Inglaterra)? ¿O el discreto Keylor Navas, que ha querido ser vendido por la directiva de su club y ocupará la portería más escrutada del mundo cuando, según su padre, “la prensa quiere a un español como portero del Real Madrid”?

¿Vale Sergio Ramos 10 millones de euros?

ramos1

“Sergio, te necesitamos más que nunca”, declaraba Florentino Pérez en el acto que tuvo lugar en el palco de honor del Santiago Bernabéu donde se rubricó la renovación del central sevillano por el Real Madrid hasta 2020. Ahora, Ramos pasará a ganar 10 millones netos por temporada, lo que le convierte en el defensa mejor pagado de la Liga y alimenta el debate sobre el sueldo de un central: ¿vale Sergio Ramos 10 millones de euros?

“Sergio, te necesitamos más que nunca”, declaraba Florentino Pérez en el acto que tuvo lugar en el palco de honor del Santiago Bernabéu donde se rubricó la renovación del central sevillano por el Real Madrid hasta 2020. Ahora, Ramos pasará a ganar 10 millones netos por temporada, lo que le convierte en el defensa mejor pagado de la Liga y alimenta el debate sobre el sueldo de un central: ¿vale Sergio Ramos 10 millones de euros?

A principios de verano la continuidad de Sergio Ramos en el Real Madrid no estaba ni mucho menos clara. La razón yacía en el sueldo del jugador, 6 millones netos al año con contrato hasta 2017, cantidad que Ramos y su séquito consideraban insuficiente para un defensa de su dimensión. El debate se zanjó con el acuerdo entre Ramos y el Real Madrid por el cual continuará en la casa blanca cinco temporadas más a razón de 10 millones de euros netos por año.

Cuando los rumores sobre el descontento de Ramos empezaron a circular en el tramo final de la pasada campaña, desde el club se apresuraron a afirmar que una ficha tan elevada no se corresponde con un defensa de 29 años, recalcando su edad. Ahora, el nuevo acuerdo liga al central con el Real Madrid hasta pasados los 34 años, aunque la edad de un central de élite no es necesariamente razón de peso para no ser merecedor de un gran contrato antes de los 30; históricos como Maldini, Puyol o John Terry han rendido a un alto nivel pasada la treintena.

Una razón para la no mejora de contrato podría haber sido la falta de partidos disputados por Ramos. El propio John Terry -de 34- jugó todos los partidos de la Premier League de la pasada temporada en la que el Chelsea ganó el título. Ramos, sin embargo, juega relativamente poco pese a no tener lesiones de gravedad. Esta última campaña, el sevillano disputó 27 de los 38 partidos de Liga, y en las últimas tres temporadas ha disputado menos de un 75% de partidos (85 de 114 posibles). De hecho, Ramos no juega más del 90% de partidos en Liga desde la temporada 2011-12, aunque este dato se obvió cuando ambas partes debatían sobre la continuidad del defensa.

Observando la producción defensiva por cada 90 minutos de juego -despejes en zona de peligro, centros bloqueados, duelos aéreos y balones recuperados-, Sergio Ramos aparece más a la izquierda que algunos de sus compañeros por su menor número de apariciones en Liga, pese a tener una contribución considerada de élite:

Screen Shot 2015-08-18 at 7.53.24 PMPie de foto: En el eje x (horizontal) aparece el número de partidos empezados de inicio. En el eje y (vertical) aparece el coeficiente defensivo previamente mencionado. Datos de La Liga 2014-15, mínimo 1000 minutos disputados. 

Lo cierto es que después de un verano convulso, el ya veterano defensa pasa a formar parte del olimpo de los defensas mejor retribuidos de Europa, solamente por detrás de Thiago Silva en el PSG y por delante de Gerard Piqué. Su contribución por partido en ataque es mayor que la mayoría de defensas, especialmente en jugadas a balón parado. En un deporte en el que la diferencia entre fichar a Ivan Rakitic por 18 millones es una gran operación y contratar a Lucas Silva por 14 es una ruina, solo el tiempo dirá si el nuevo contrato de Sergio Ramos mereció la pena al club.

Ramos RNK

Pie de foto: Producción defensiva -tackles que acaban en recuperación, intercepciones, despejes de balones contrarios en area de peligro y disparos bloqueados por partido- de centrales en Europa en las últimas cuatro temporadas. 

Salvador Carmona analiza la actualidad deportiva para El Español.

Rafa Benítez, el nuevo impulso

2-NAPOLI-BENITEZFINE-FOTOCUOMO-2

Rafa Benítez vuelve a casa. Se fue hace 20 años de la vieja Ciudad Deportiva en busca de gloria y fortuna y ahora regresa al puesto que siempre soñó. Este miércoles será presentado como nuevo entrenador del Real Madrid. Regresa después de haberse situado entre los mejores entrenadores del mundo. Valencia, Liverpool, Inter, Chelsea y Nápoles figuran en su carné de baile. Pero el Madrid es otra historia. De entrada, su juego no gusta a los aficionados y ninguna encuesta le daba como el deseado para el puesto.

benitt

Tras dos décadas de travesía por el desierto de distintos equipos de España y el resto de Europa, Rafael Benítez (Madrid, 1960) conquista por fin a su Tierra Prometida. Vuelve a casa. Hace 20 años que salió del Real Madrid, la escuela donde recibió las primeras lecciones; 20 años que le han servido para hacerse un hueco entre los mejores entrenadores del mundo; también como uno de los más completos para los estudiosos de un deporte, el fútbol, en el que no todo es posible estudiarlo, en el que los intangibles que en muchas ocasiones determinan la marcha de un partido, de un equipo, de una temporada poco tienen que ver ni con la lógica ni con el método.

Al nuevo inquilino del Santiago Bernabéu le acusan habitualmente de algo y al mismo tiempo de lo contrario: de defensivo y de demasiado vistoso, en función del país donde juega, de la idiosincracia futbolística del mismo y de la crítica a la que se enfrente. Por ejemplo, no es lo mismo hablar de fútbol de ataque en la filosofía del Calcio que hacerlo en la Liga. Esta personalidad, para muchos camaleónica, del nuevo entrenador del Real Madrid es lo que han buscado los rectores del club para devolverle la personalidad a un equipo que acabó la temporada sin fuelle y sin rumbo. Florentino Pérez lo ha llamado impulso, el nuevo impulso.

Una apuesta arriesgada porque, de entrada, el juego de sus equipos no gusta a los aficionados y ninguna de las encuestas publicadas estos pasados días le daba como el deseado para el puesto; una apuesta que puede salirle mal al mandatario de Concha Espina, si finalmente los más pesimistas acaban teniendo razón. Los títulos cosechados por Benítez en cada club desde que entrenó al Valencia son sus mejores cartas; el club español, Liverpool, Inter, Chelsea y por último Nápoles pudieron verle levantando trofeos.

¿Cómo será el nuevo Real Madrid?

Él mismo es el primero que asegura, o aseguraba antes de llegar a su nuevo club, que lo importante no es ganar a toda costa y que prefiere hacerlo jugando bien, aunque nadie se ponga de acuerdo respecto a lo que esto significa. Pero lo cierto es que llega a una forma de vida en la que se le va a exigir, desde el el primer día, no sólo jugar bien sino también ganar.

¿Cómo será el Real Madrid de Rafa Benítez y qué cambiará respecto al visto en los últimos años?  De entrada, el fichaje de Benítez traerá consigo a todo su equipo de trabajo. Antonio Gómez como analista; Paco de Miguel como preparador físico; Xavi Valero como preparador de porteros, e incluso su propio encargado de comunicación: Juanfran Sánchez.  Él trabaja siempre con los suyos como lo suelen hacer todos los entrenadores de élite. En contraposición, sí que contará con un segundo entrenador nuevo, todavía por decidir. Este cargo lo decide en función del club, ya que suele ser un hombre con experiencia dentro de la casa.

En esa dirección se ha hablado sobre todo de Fernando Morientes, ex del Real Madrid, delantero de Benítez en el Liverpool y  que ahora ejerce de entrenador. El que fuera también jugador del Mónaco y Valencia ha hablado de cómo se comporta Rafa con los jugadores: “Puede ser algo pesado, pero al final, en los partidos, te das cuenta de que todo tiene su sentido. Pensabas que había terminado el entrenamiento y era cuando empezaba el trabajo físico”.

No es el único que se ha referido a su llegada en los últimos días. Vicente Del Bosque, con el que ya trabajó cuando coincidieron en el Real Madrid en los años noventa, le avala: “La llegada de Benítez me parece muy bien y una buena solución, puesto que es un hombre preparado que intentará hacer un Real Madrid mejor. Yo lo conocí hace años, tenía la idea de dedicarse al fútbol profesional y para eso se preparó, y se ha preparado bien”.

Algunos de sus futuros rivales en los banquillos, como Ernesto Valverde en el Athletic, o Marcelino en el Villarreal, le consideran una referencia. Mucho tiene que ver el haber sido pionero en triunfar fuera de España, antes incluso que Guardiola. Valverde destaca “su metodología de trabajo y capacidad de organización”. Benítez se ganó el reconocimiento y el respeto de los técnicos españoles tras los éxitos -dos Ligas y una Copa de la UEFA- logrados con el Valencia.

Un estudioso hasta el agotamiento

Hay varios aspectos que son indiscutibles cuando se analiza un equipo de Benítez. El técnico es un auténtico estudioso de la materia: analiza los datos de su equipo y de los rivales hasta el agotamiento. Antes de pasar por el verde hay muchas horas de metódico y casi obsesivo trabajo de laboratorio. Todo para sacar la máxima eficacia y dejar lo mínimo posible al azar. Un claro ejemplo de esto es el uso de rotaciones en las que Benítez es el rey. Y esta será sin duda una de las grandes diferencias con el Madrid de este año en los que hubo un reparto de minutos totalmente desequilibrado.

Otro de los temas que ha condicionado y mucho a la hora de decidirse por un cambio en la dirección deportiva del equipo ha sido el de la búsqueda de una preparación, de una cultura física muy superior a la evidenciada con el entrenador italiano recientemente despedido. El equipo acabó, como ya termino en 2014 pese a la Campions, fundido. Consideran los rectores del Real Madrid que es un tema que ha lastrado a la plantilla en las últimas semanas de competición de las dos últimas temporadas, y que les ha hecho perder, quien sabe, dos campeonatos nacionales de Liga.

brm

Un equipo, insisten, del que se podía haber obtenido un rendimiento físico muy superior al conseguido bajo la tutela de Carlo Ancelotti. Creen sus valedores en la Junta Directiva que con Benítez esto va a cambiar. Y mucho. Un análisis físico detallado de cada jugador y entrenamientos personalizados desde el primer día, tratarán de evitar que esto vuelva a ser un problema. “Entrenamiento duro, éxito seguro” es una de las máximas en las que se basa el trabajo del nuevo entrenador.

En los últimos años en el Santiago Bernabéu se ha vivido un cambio en el juego de Real: se ha buscado el contragolpe en detrimento de la posesión. El entrenador madrileño es un apasionado del control, sin que ello signifique que no pueda buscar la portería usando la línea recta. Benítez es considerado en España por su etapa en Valencia como un entrenador defensivo y que prioriza la búsqueda de la velocidad para aprovechar los errores del rival. En Italia, sin embargo, se le considera ofensivo y mirando las cifras goleadores del Nápoles es difícil discutirlo. Nadie se pone de acuerdo en cuánto a su manera de jugar. Esto conlleva que sus equipos tengan variantes, muchas variantes que aumentan en función de la calidad de la plantilla a sus órdenes.

En ese sentido llama también la atención que su referencia sea el Milan de Arrigo Sacchi, que admire el juego de los equipos de Pep Guardiola y que critique a Jose Mourinho por su juego aburrido. De lo que él y su cuerpo técnico presumen es de saber adaptarse a las plantillas que tienen a su disposición. Y también a las de sus rivales. Algo que ofrecerá un plan B al su nuevo equipo, aunque es consciente de que como primera opción siempre se le exigirá ser el protagonista del partido. El Real Madrid siempre tiene que salir a mandar. Ahora dispondrá de diferentes variantes técnicas y de distintos camino para llegar y mancillar la portería rival. Lo suyo dicen que es el fútbol total y que cada rival merece un planteamiento distinto.

Orden para que el talento funcione

Lo que en los blancos será incuestionable la temporada que viene será el orden y ese fútbol total. A él le gusta decir que cuando hay talento hace falta orden para que todo funcione mejor. En defensa, sus equipos están muy trabajados y ejercen de maravilla en labores de estrategia. Será un conjunto firme y sólido, sin apenas fisuras.

Pero ese orden también se verá en ataque. No se dejará tanto margen para la inspiración de las estrellas, que formarán parte de un plan mayor. Se tratará de un sacrificio que está por ver cómo afecta a unos jugadores que han gozado de mucha libertad. Ryan Babel, ex pupilo de Benítez en el Liverpool ya ha vaticinado que convertirá a Cristiano Ronaldo en un gran defensa. Se detecta cierto resentimiento en sus palabras hacia un técnico que en su carrera ha acumulado muy buenas palabras de sus jugadores, pero también algunas como las de Babel.

SAMPDORIA-NAPOLI-BENITEZ--FOTOCUOMO-7

Los partidos de fútbol se deciden por pequeños detalles y esos los trabaja el técnico sin descanso. Entrenadores como Maradona o jugadores como Fernando Torres coinciden en destacar lo minucioso que es Rafa Benítez y cómo se fija en pequeñas cosas que acaban resultando importantes. El delantero del Atlético de Madrid también habla de que le enseñó a “no relajarse y exigirse el máximo cada día”. Lo que hace Benítez es enseñarle una y otra vez al jugador lo que quiere de él, para que lo comprenda y así convencerle y hacerle partícipe de lo que se hace y por qué se hace.

Sus futbolistas siempre contarán con ayudas y no se verá a un conjunto tan largo y con tantas distancias entre líneas. El 4-2-3-1 es el sistema más utilizado por Benítez, pudiendo variar a un 4-4-2. Y cada una de esas piezas tiene unas características comunes en función del equipo. Quiere laterales ofensivos, dos hombres por banda,  y dos mediocentro creadores con uno de ellos ayudando también en labores defensivas. A esto hay que sumar un mediapunta con llegada y un delantero centro con capacidad rematadora y que trabaje la presión sobre la salida del balón del equipo contrario.

Algunos de esos elementos los tiene en la plantilla actual. Los jugadores que le faltan para aplicar ese sistema eran ya previsibles fichajes. Tanto el mediocentro que pueda servir de equilibrio  como el delantero parecen los principales puntos a reforzar. Aunque no sería el primer entrenador al que Benzema, el `nueve’ actual, acaba convenciendo. La recuperación de Illarramendi de centrocampista se maneja también como opción.

Nombres propios del nuevo Madrid

Asunto espinoso seguirá siendo el de la portería. Al recién salido del Nápoles le gusta que los porteros participen en el juego como uno más, buscando siempre el mejor pase posible. Que sean el último defensor y el primer jugador ofensivo. Esas no son las mejores virtudes de Casillas, que podría volver a vivir más partidos en el banquillo de los que le gustaría. La temporada para el capitán blanco será sin duda objeto de debate y cómo maneje Benítez el asunto vendrá marcada en gran medida por su gestión de un vestuario en el que cuenta la meritocracia.

La cuestión es que ni Keylor Navas ni David De Gea, si llegara, son guardametas que se adaptan a las características que le complacen al nuevo entrenador. Ninguno de ellos destaca por su intervención en el juego colectivo. Bernd Leno, portero alemán del Bayer Leverkusen que también ha sonado como fichaje, se acerca más a ese perfil.

Para completar la plantilla habrá nuevas incorporaciones. Forma parte del ADN de Florentino Pérez la llegada anual de algún jugador especialmente mediático. Segura es ya la incorporación de Danilo, lateral derecho brasileño procedente del Oporto que quizás provoque la salida de Arbeloa. Ricardo Rodríguez ha sonado para el lateral izquierdo y Coentrao podría marcharse, pero también quedarse. En el medio campo habrá variaciones con la salida Khedira y la posible venta o cesión de alguno de los actuales. La vuelta de Oporto de Casemiro es una de las opciones además de pensarse en el italiano Verrati o el chileno Vidal más que en el francés Pogba.

Se desconoce todavía si para llevar a cabo la planificación de incorporaciones contará o no con un director deportivo o tomará las decisiones junto al presidente y José Ángel Sánchez. En el Liverpool él desempeñaba esa función en solitario, pero en el resto de equipos siempre ha colaborado con alguien de su confianza y con quien tuviera sintonía. Esto le supuso problemas en el Valencia y no hay que descartar que también los pueda tener en Madrid, dada su fuerte personalidad a la hora de ser él quien elija a sus jugadores.

A diferencia de los entrenadores que han recalado en el Real Madrid desde hace más de diez años, Rafa Benítez no tendrá en el cogote la presión de la Décima. Pero tras la destitución de Carlo Ancelotti también tendrá muy claro que en su nuevo equipo no hay margen de error y que no vale fallar.

No se trata de una sorpresa para él. Conoce bien cómo funciona el Real Madrid. Y conoce mucho mejor todavía como se mueve su entorno, ese ente que rodea y desgasta hasta la saciedad a los habitantes del banquillo blanco. Y también en el club le conocen a él. Y en el vestuario ya empiezan a saber de él, de su pizarra y de su enciclopedia futbolística. De hecho durante las últimas semanas Álvaro Arbeloa, con el que Benítez coincidió en el Liverpool, no para de responder a las preguntas de algunos de sus compañeros que quieren saber si el nuevo mister están fiero como lo pintan.

Y lo es. Porque exprimirles todo el jugo para hacer el mejor zumo posible será desde ahora la meta de Rafa Benítez en su vuelta a casa.