Radiografía de un gran fiasco

degea3

No le bastó al Real Madrid con el fracaso en la incorporación de David de Gea. El club blanco se enzarzó en un cruce de comunicados con el Manchester United que resaltó aún más el fiasco del 31 de agosto. No funcionó el Sistema de Correlación de Transferencias. No funcionó el reloj. Al menos los blancos se ahorraron 30 millones, pues el portero queda libre en 10 meses y aún podría fichar gratis de cara a la temporada que viene.

La imagen imposible del fiasco del 31 de agosto.

¿Qué es mejor para el Real Madrid: el despilfarro o el ridículo? Cuando muchos se preguntaban qué necesidad habría de gastar 30 millones de euros, por muy bueno que sea De Gea, en un portero que queda libre (y gratis) dentro de diez meses, el club recuperó una de las tácticas predilectas de la ‘era Florentino’: esperar al último día del mercado para apresurar un fichaje estrella, aunque ello no abarate siempre el precio del jugador.

El Madrid y el Manchester tuvieron durante todo el día a miles de periodistas apretando el F5 en sus ordenadores, ansiosos por cerrar el ‘culebrón’ del verano y marcharse a su casa. Muchos miles más de aficionados merengues confiaban en conjurar definitivamente el mal de ojo que aqueja a la portería blanca desde aquel día de diciembre de 2012 en que José Mourinho decidió dejar a Casillas en el banquillo de La Rosaleda.

A las once de la noche del 31 de agosto, 60 minutos antes del cierre del plazo, unos pocos empezaron a escamarse. No había aún confirmación oficial. Pero nadie imaginó que la noticia deportiva del día iba a verse frustrada por un fax y por las idas y venidas de un portal informático de la FIFA, el célebre Sistema de Correlación de Transferencias (TMS, por sus siglas en inglés). A la mañana siguiente, el diario deportivo más vendido en lengua española abrió con una sola palabra: “Ridículo”. Su principal competidor, con otra: “Florentinada”.

Del presidente del Real Madrid se ha puesto en duda su compromiso con los valores tradicionales del club blanco o su empeño en actuar también como director deportivo, pero jamás su capacidad como hombre de negocios: que un sistema informático bloquease puntualmente a las 00:00 el registro de nuevas contrataciones y dejara a los dos clubes más ricos del mundo con un palmo de narices por unos minutos de retraso desluce su historial como gestor.

El Madrid culpa al Manchester por haber tardado ocho horas en devolver el contrato firmado, aunque cabe recordar que el mercado se había abierto el 1 de julio y el ubicuo agente del futbolista, Jorge Mendes, había negociado ya con el club blanco bastante antes de esa fecha. De acuerdo al comunicado emitido por el Real Madrid, eran las 21.43 cuando el conjunto blanco recibió el contrato de David de Gea (con algunas modificaciones) y las 23.53 cuando llegó el de Keylor Navas para que éste lo firmase. Los principales medios internacionales, ajenos al absurdo que se cocía en Concha Espina, habían confirmado ya la noticia horas antes.

Quedaban siete minutos para rubricar el segundo acuerdo, pero el procedimiento de la UEFA exige además el registro informático de los contratos para que sean válidos. Según el Real Madrid, el Manchester United nunca incluyó la información sobre Navas y, además, devolvió el último contrato firmado a las 00:02 del martes. Al parecer, nadie del club blanco informó tampoco a la Liga de Fútbol Profesional de que el acuerdo existía y se estaba ultimando.

https://twitter.com/DeporVito/status/638737946250711040/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw

¿Realmente tardó ocho horas el United en enviar los documentos?, se preguntaba la BBC después del alegato madridista. ¿No será otra ‘jugada maestra’ de Pérez?, aventuraban los más conspiranoicos… Acepte cada cual la versión que más le guste, porque tanto los blancos como los red devils tienen la suya propia. Y la cuentan minuto a minuto en sendos comunicados.

La versión blanca

“A pesar de las dificultades que entrañaba realizar una operación de estas características en el último día de inscripción, (el Real Madrid) aceptó iniciar estas conversaciones”. Así, ambos clubes “llegan a un rápido acuerdo sobre las transferencias de ambos jugadores”. Desde aquí, el minutaje :

  • 13.39 hora española – “Tras la redacción de los correspondientes documentos contractuales necesarios y a fin de proceder con tiempo suficiente para tramitar tanto el Transfer Matching System de FIFA (TMS) como su inscripción en la Liga de Fútbol Profesional, el Real Madrid remite al Manchester United los contratos”.
  • 21.43 hora española – “El Manchester United remitió sus comentarios a dichos contratos ocho horas más tarde incluyendo pequeñas modificaciones”.
  • 23.32 hora española – “El Real Madrid, tras obtener las firmas de los jugadores De Gea y Keylor Navas, remitió al club inglés los citados contratos firmados”.
  • 23.53 hora española – “El Manchester United alcanzó el acuerdo final con los representantes de Keylor Navas y es a esa hora cuando se remiten los contratos al jugador para que sean firmados”.
  • 00.00 hora española – “El Manchester United introdujo en el TMS los datos de la operación de David de Gea, no así los de Keylor Navas, remitiendo simultáneamente al Real Madrid los contratos de transferencia firmados“.
  • 00.02 hora española – “El Real Madrid recibe esa documentación completa e intenta acceder al TMS pero este ya se encontraba cerrado”.
  • 00.26 hora española – “El sistema informático del TMS de FIFA hace una invitación al Real Madrid para que cumplimente los datos del jugador David de Gea, dado que el plazo de inscripción en Inglaterra continúa abierto hasta hoy (1 de septiembre). El Real Madrid, ante la posible eventualidad de un recorrido contencioso de la transferencia del jugador, decide remitir los contratos a la Liga de Fútbol Profesional, aun a sabiendas de que los plazos habían expirado”.

Y concluye: “En definitiva, el Real Madrid ha hecho todo lo necesario, y en todo momento, para llevar a término estas dos transferencias”.

La versión roja

“El Manchester United no buscó contactar con el Real Madrid para la venta de David (de Gea). Es una pieza fundamental de nuestro equipo y nuestra preferencia era no vender”. Además, “no recibimos ninguna oferta por David hasta ayer (31 de agosto). […] Durante el almuerzo, el Real Madrid realizó su primera oferta para comprar a David”. Su minutaje particular:

  • 21.42 hora española – “El Manchester United envió la documentación de ambos jugadores al Real Madrid”.
  • 23.32 hora española – “La documentación de David fue devuelta al Manchester United sin firmar”.
  • 23.40 hora española – “Minutos antes de la hora límite, llegaron varios cambios importantes al Manchester United, lo que puso en riesgo los acuerdos”.
  • 23.55 hora española – “Sólo a esta hora el Manchester United recibió del Real Madrid los documentos necesarios para cancelar el contrato de David”. “En este punto, la documentación de Navas aún no había sido devuelta por el Real Madrid”.
  • 23.58 hora española – “El acuerdo de traspaso fue devuelto por el Manchester United, subido al TMS y aceptado. Todo ello antes de la hora límite”.

“Entendemos que el acuerdo no se produjo por las siguientes causas: a) el Real Madrid no subió la documentación de David al TMS a tiempo (el Manchester United sí lo hizo); b) el Real Madrid no subió la documentación de David a la Liga española a tiempo -según informaciones lo realizó 28 minutos después de la hora límite-“. Y sentencia: “El Manchester United actuó apropiadamente y con efectividad en sus obligaciones en el traspaso”.

https://twitter.com/Eurosport_UK/status/638705119614345216/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw

Un esperpento innecesario al cierre del mercado. Y también al día siguiente, cuando la atención de las redes sociales se dedicó a reírse (sobre todo) del Real Madrid y a esclarecer quién sale peor parado. ¿El propio club blanco? ¿El Manchester, que no ha alineado a su mejor portero durante mes y medio y está obligado ahora a gestionar el enfado de Van Gaal con el jugador o a dejarle de suplente de un dubitativo Sergio Romero? ¿El propio De Gea, que se quedó sin su gran sueño en un minuto y encima deberá volver con su novia Edurne a Manchester, “una ciudad nada bonita” (como le recordaban con humor desde Inglaterra)? ¿O el discreto Keylor Navas, que ha querido ser vendido por la directiva de su club y ocupará la portería más escrutada del mundo cuando, según su padre, “la prensa quiere a un español como portero del Real Madrid”?

Lucas Silva, un fichaje inexplicable

silva1

El Real Madrid ha cedido a Lucas Silva al Olympique de Marsella de Michel. Pero la gran pregunta es por qué fichó en enero a este jugador brasileño. Silva nunca estuvo ni ha estado, según sus datos en el Cruzeiro confirmados en sus meses en España, a la altura de un equipo que aspira a ser el mejor del mundo. Ahora se va con la certeza generalizada de que este fichaje inexplicable no volverá a vestir, casi con toda seguridad, la camiseta blanca.

silva1

Cuando la sombra de la sospecha se posó en el Bernabéu en forma de una posible sanción de la FIFA el pasado otoño, el club blanco reaccionó rápido. Jugadores de futuro, esa fue la orden, entre ellos un mediocentro que pudiese aportar rendimiento inmediato. En el Real Madrid ya no se creía en Khedira y el club entendía que no se podía contar con Illarramendi en los momentos importantes. Debido a la normativa UEFA que no permite a los jugadores disputar la Champions con dos equipos en la misma temporada, el Real Madrid miró a Sudamérica, donde Lucas Silva fue el elegido. Pero, ¿quién era Lucas Silva?LucasSilva1(Pie de foto: En el gráfico se visualizan los parámetros más importantes para un mediocentro. Los parámetros ‘negativos’ (ser regateado, faltas cometidas, y veces que el jugador fue desposeído del balón) están visualizados inversamente, de tal forma que un circulo perfecto haría un jugador completo en esta demarcación. La puntuación va en consecuencia de los jugadores de la propia liga, donde la visualización perfecta constaría de una desviación típica por encima en ese parámetro. Producción medida por 90 minutos de juego. Datos vía Opta Sports.)

Parco en cualquier cualidad ofensiva, lo cierto es que tampoco era su cometido. Con buen juego con el balón, estaba por debajo de la media de su propia liga en cuanto a recuperar posesiones, intercepciones y entradas al rival que acaben en recuperación. Pero nadie se fijó en los más de 2.000 minutos esparcidos en 28 partidos en los que participó con el Cruzeiro antes de llegar a Madrid. Con la corazonada de que un jugador que forma parte del 11 ideal del Brasileirao tiene un buen nivel, nadie se paró a observar que al igual que Lucas Silva había otros 4 jugadores más del Cruzeiro campeón en ese equipo ideal. También pasó desapercibido el hecho de que nunca había sido internacional absoluto con la canarinha.

Bancado por muchos de los grandes medios españoles días antes del fichaje, Lucas Silva aterrizó a finales del pasado mes de enero previo pago de 14 millones de euros al Cruzeiro. El Real Madrid también cerró por esas fechas a otros dos jugadores de futuro, Martin Odegaard y Marco Asensio, ambos por menos de 4 millones de euros cada uno. Aclamado por la prensa como el gran fichaje que venía a hacerse con el centro del campo del conjunto blanco, Silva debutaría unos días después de su llegada en Champions League.

Se estrenó como titular frente al Schalke 04 y disputó los 90 minutos en Gelsenkirchen. Después de un partido con más de una docena fallos posicionales*, la página de análisis de rendimiento WhoScored le dio al jugador una nota de 6.8 sobre 10, la nota más baja de todos los titulares aquella noche. Lo mismo ocurrió en Squawka, otra página conocida por actualizar sus puntuaciones de los jugadores en directo: 1.5 sobre 5.

Pero en España la reacción fue todo lo contrario a pesar de lo evidente. La prensa recalcaba su gran debut, su seguridad y su gran futuro, además de puntualizar que en su éxito estaba la derrota de Illarramendi, su gran rival por el puesto en el 11. Días más tarde, piezas sobre su vida fuera de los terrenos de juego empezaron a brotar, desde aquellas que hacían referencia a la consultora de fútbol que tenía a su disposición para mejorar su rendimiento hasta las que detallaban su trayecto desde su casa hasta la ciudad deportiva. No volvió a jugar en Champions.

En Liga su rendimiento tampoco fue muy allá: menos de 400 minutos en 8 partidos con una producción muy similar a la de su última campaña en Brasil.LucasSilva2(Pie de foto: En el gráfico se visualizan los parámetros más importantes para un mediocentro. Los parámetros ‘negativos’ (ser regateado, faltas cometidas, y veces que el jugador fue desposeído del balón) están visualizados inversamente, de tal forma que un circulo perfecto haría un jugador completo en esta demarcación. La puntuación va en consecuencia de los jugadores de la propia liga, donde la visualización perfecta constaría de una desviación típica por encima en ese parámetro. Datos por 90 minutos vía Opta Sports.)

Pero más allá de un apoyo mediático generalizado, las preguntas son quién y por qué se fichó a Lucas Silva. Un año antes del título del Cruzeiro, Lucas Silva era incluso más desconocido en Europa y rindió mejor (ver gráfico) siendo más joven.Screen Shot 2015-08-28 at 5.18.19 PM(Pie de foto: En el gráfico se representa a todos los jugadores del Brasileirao de las temporadas 2013 y 2014. En el eje x (horizontal) se observa la contribución defensiva (recuperaciones vía tackling/entradas más intercepciones de balón) por 90 minutos de juego. En el eje y (vertical) se observa la creación de oportunidades ofensivas (asistencias más pases clave**) por 90 minutos de juego. Datos vía Opta Sports.)

El brasileño mejorará con esta cesión al Olympique de Marsella de Michel, ya que jugará más minutos que le ayudarán a adaptarse a ligas tan competitivas como las europeas. Pero también es cierto que el jugador no tenía nivel para jugar con el Madrid ni antes ni durante su estancia en el club blanco a la vista de los datos. Ahora queda la incógnita de si Lucas Silva sale cedido por el problema real que su pasaporte extracomunitario acarrea o por su falta de competencia. ¿Hubiesen recomprado a Casemiro si Lucas Silva hubiese jugado como se presuponía?

*Fallos posicionales consisten en fallos sin balón a la hora de posicionarse frente acciones de importancia. Datos vía Opta Sports.

**Pases clave son asistencias de disparos en las que el balón no termina en gol.

Casillas: 25 años, 25 momentos

Más de 500 partidos de Liga y 150 en Champions League con el Real Madrid se lleva Iker Casillas en su mochila.  Es historia viva del club blanco que ahora defenderá la portería del Oporto portugués. En el momento de la despedida hay que recordar en 25 momentos, tantos como años defendió el escudo madridista, el camino que le ha llevado a ser considerado en cinco ocasiones el mejor cancerbero del planeta.

Iker Casillas ya no es jugador del Real Madrid. La vida del mostoleño, con 25 de sus 34 años dedicados al equipo blanco, ha dejado una carrera de ensueño, que le ha servido para convertirse en una leyenda para los aficionados madridistas. Con 723 partidos jugados con su club es el segundo futbolista que más veces ha vestido la camiseta blanca, tras su antecesor como capitán, Raúl González, que disputó 741 encuentros. Más de 500 partidos de Liga y 150 en Champions League que desgastan a cualquier jugador y que, como en toda trayectoria, tiene sus altibajos. Pero si Casillas se ha convertido en historia viva del Real Madrid es por sus buenos momentos, entre los que destacan los 19 títulos levantados. Es el momento de la despedida y de recordar en 25 momentos el camino desde su debut a su  proclamación como mejor portero del mundo, para acabar con su marcha al Oporto.

c

1.     Llegada al Real Madrid

En 1990, con nueve años, Iker se encontraba en un campo de Móstoles parando unos disparos que lanzaba su padre. Un amigo suyo había leído que el Real Madrid estaba haciendo pruebas y sugirió a Casillas que participase. Entró como prebenjamin y pasó 9 años en las categorías inferiores hasta llegar al Real Madrid C.

2.     1997: Primera convocatoria

El director de su instituto le sacó de clase porque Jupp Heynckes le había convocado para ir a Noruega a jugar contra el Rosenborg. Era noviembre de 1997 y las bajas de Illgner y Contreras propiciaron que estuviese en la expedición blanca, aunque fue Cañizares quien ocupó la portería. Aun así, el joven portero comentaba en declaraciones que aún no se lo creía y que “pensaba que era una broma”.

3.     1999: Debut

Dos años más tarde llegó el momento que había estado esperando, el que califica como el más importante. El escenario fue el viejo San Mamés, donde John Toshack le dio su primera oportunidad. En aquel partido contra el Athletic, que acabó con empate a dos, acaparó los primeros elogios por su actuación.

4.     Primer partido con la selección

Su otro debut, el de la selección absoluta, fue en junio del año 2000, en un partido previo a la Eurocopa. El partido en Gotemburgo contra Suecia, con resultado de empate a uno, fue el primero de una larga lista que le han llevado a ser el español con más internacionalidades. Fue un amistoso aunque su estreno oficial sería pocos meses más tarde ante Bosnia.

5.     “Trofeo Bravo”

Ya desde mi joven empezó a ganar premios, también individuales. El más significativo de sus primeros años fue en el año 2000 cuando se le otorgó el Trofeo Bravo como mejor jugador menor de 21 años en Europa.

https://www.youtube.com/watch?v=4p4Y5kyyGvU

6.     Champions League 2002

Los madridistas recuerdan la final de Glasgow por dos hechos principales: el gol de Zidane y las paradas de Casillas. Hollywood podía haber sido la cuna para el guion de la noche de la novena Copa de Europa blanca. Vicente Del Bosque le había dado rol de suplente pero durante el partido contra el Bayer Leverkusen, César se lesionó y salió Iker. Tres intervenciones en los minutos finales para salvar el resultado, además de la alegría del joven guardameta, están todavía en la retina de los aficionados.

7.     Mundial 2002

Fue en el torneo disputado en Korea y Japón donde se le empezó a conocer como ‘El Santo’, debido a sus intervenciones. Era  convocado a  su primer Mundial por Camacho y un accidente de Cañizares con un frasco de colonia, permitió que fuese titular, puesto que ha mantenido durante más de diez años.

14 Mar 2000:  Iker Casillas of Real Madrid marshalls his defence during the UEFA Champions League match against Dynamo Kiev at the Bernabeu Stadium in Madrid, Spain.  The match was drawn 2-2.  Mandatory Credit: Clive Brunskill /Allsport
1

8.     Su mejor partido

Fue en 2008. Y precisamente frente al equipo contra el que debutó Iker Casillas. Su actuación en el Bernabéu contra el Athletic de Bilbao, con un penalti detenido a Garmendia incluido, dejaba ver que el mostoleño estaba en su mejor momento.  El resultado de 3-0 fue engañoso gracias a sus sobresalientes intervenciones.

9.     Renovación

También en 2008 Ramón Calderón firmó dos renovaciones para los capitanes blancos en aquel momento. Raúl firmaba hasta 2011 y Casillas hacía lo propio hasta 2017, contrato que se ha mantenido hasta el momento. Vinculaciones a largo plazo que no terminaron cumpliéndose. La cláusula del portero era y seguía siendo de 113 millones de euros.

10.  Zamora

Esa misma temporada Casillas ganaba el único trofeo Zamora de su palmarés. 32 goles recibidos en 36 partidos. Un título individual que sumó a su segunda liga consecutiva, con Capello y Schuster como entrenadores.

casillas3

11.  Eurocopa 2008

Tras varias décadas de fracasos continuados, la selección española volvía a ganar un título y fue Casillas como capitán el encargado de levantarlo. Su actuación en cuartos frente a Italia con dos paradas durante el choque y dos penaltis detenidos en la tanda, le encumbraron a héroe nacional.

mundi

12.  Mejor portero del mundo

Ese mismo año (2008) fue nombrado por primera vez mejor portero del mundo. Repetiría ese galardón cuatro veces más, haciéndose un hueco entre los arqueros más laureados de la historia de este deporte. Solo Manuel Neuer, las dos últimas temporadas, ha conseguido sacarle del primer puesto.

13.  Humillación frente al Barcelona

En una carrera tan prolongada se viven también momentos duros. Uno de ellos fue sin duda el 2-6 recibido contra el Barcelona en 2009, un partido en el que Casillas sin embargo fue protagonista deteniendo otra media docena de ocasiones. Años más tarde, el 5-0 contra el eterno rival en territorio rival, tampoco fue fácil de digerir.

14.  Capitán madridista

Con la marcha de Raúl en 2010 y la llegada de Mourinho, Casillas se convirtió en capitán del primer equipo. Ya había sustituido al delantero encabezando la selección. Una presión que le ha supuesto una responsabilidad añadida.

15.  Campeón del Mundo en 2010

Durante el torneo de Sudáfrica fue doble protagonista: objetivo de las críticas al comienzo  y elogio generalizado al final. La lupa se puso tras él y su relación con la periodista Sara Carbonero, después de una jugada fortuita que supuso el gol y la derrota de España ante Suiza en el primer partido. Sus actuaciones durante el resto del torneo taparon cualquier incógnita y su milagrosa parada a Robben en la final consiguió poder, tras el gol de Iniesta, ver a un español levantando la Copa del Mundo de Fútbol por primera vez en la historia.

16.  Su mejor parada

Casillas es un portero que hace paradas al alcance de muy pocos. La más recordada por los aficionados es la que hizo en 2011 ante el Sevilla contra el argentino Perotti en la capital hispalense. Cuando tras un pase de la muerte la afición sevillista ya cantaba el gol, apareció Iker.  Porque aquello fue una auténtica aparición. “Fue una cuestión de fe”, aseguró el portero tras el partido. Años más tarde repitió la hazaña en una jugada muy similar contra Agüero, en un choque frente al Manchester City.

17.  Llamada a Xavi

Una de las acciones más polémicas de Iker Casillas como capitán blanco fue la llamada que realizó a Xavi para rebajar la tensión producida por los enfrentamientos -hasta cuatro en pocas semanas- entre el Real Madrid y el Barcelona. Se han contado varias versiones de aquella conversación pero él defiende que no fue una disculpa sino de reproche mutuo, tratando de cambiar la imagen que se estaba dando. Aseguran que Jose Mourinho, entonces entrenador blanco, jamás le perdonó esta llamada.

18.  El comienzo de su suplencia

En diciembre de 2012, el citado Mourinho decidió dar la titularidad en un partido de Liga contra el Málaga a Antonio Adán, lo que sorprendió a todo el mundo. El entrenador portugués había criticado durante el comienzo de temporada las acciones a balón parado de los suyos y parecía buscar una solución. Aunque también se achacó a problemas personales entre ambos y el intento del portugués de buscar un culpable.

19.  Su lesión

Tras recuperar la titularidad, una acción con Álvaro Arbeloa frente al Valencia acabó con una fractura en la base del primer metacarpiano de su mano izquierda. Una baja de varios meses sin jugar ante la que Florentino Pérez reaccionó fichando a Diego López en el mercado invernal. El también canterano blanco dejó a Iker de suplente durante el resto del año, y aunque Casillas se había recuperado, no se hizo merecedor, según su cuerpo técnico, del “alta competitiva”.

21.  La alternancia de Ancelotti

Una nueva etapa comenzó con el técnico italiano. Ante la duda de quién sería el portero titular, el nuevo entrenador decidió repartir competiciones, jugando Casillas Champions y Copa. Una decisión que parecía mediadora y que no dejaba claro quién era el portero titular. Durante toda la campaña se pudo ver a un Iker Casillas que mostraba un nivel muy estable a pesar de no contar con regularidad.

22. Champions 2014

Doce años después de la última final el Real Madrid volvía a disputar una final, y en esta ocasión con Casillas como titular. Aunque no fue la noche soñada, ya que un error suyo provocó un gol en contra del Atlético, al final hubo remontada y el capitán madridista pudo levantar la décima Copa de Europa. Y rendir pleitesía a la Cibeles.

23.  Mundial 2014

Mucho menos triunfal fue su paso por Brasil para repetir título. Tras haber ganado consecutivamente dos Eurocopas y un Mundial, la selección aspiraba a levantar la Copa del Mundo por segunda vez. EL mazazo inicial llegó con la derrota frente a Holanda por 1-5 y la eliminación en primera fase se completó tras caer también ante Chile con 0-2. Ya se empezaba a hablar de relevo en la selección, con De Gea en el horizonte.

24.  Último año

La pasada temporada, a pesar de comenzar con Supercopa de Europa y Mundialito, acabó sin ningún trofeo importante. Diego López se había ido y Keylor Navas apareció como suplente de Casillas que jugaba Liga y Champions. La afición madridista se mostraba cada vez más dividida y fue pitado en su propio estadio en grandes ocasiones. En una de ellas, el mostoleño acabó respondiendo con un mal gesto. Su último partido en la que ha sido su casa durante 25 años fue ante el Getafe y acabó con goleada blanca: 7-3.

25.  Camino de Oporto

Tras varios años en los que se barajaba su posible salida, ahora se ha confirmado su salida al Oporto. La intención del Real Madrid es la de sustituirle David De Gea y acabar con la polémica que ha rodeado la portería del club blanco. Para ello han facilitado la salida del capitán. El equipo dirigido por Lopetegui tendrá en su plantilla al jugador mejor pagado de Portugal. El capitán dice adiós al club de toda su vida, y empieza la nueva etapa de su carrera.

 

 

 

 

El declive de Iker Casillas en datos

casillas1

Iker Casillas, blanco desde hace 25 años, ya no es jugador del Real Madrid. El Oporto es su nuevo equipo. Y aunque la actualidad parezca indicar otra cosa, el problema que ha provocado su salida es, en su mayor parte y con los datos en la mano, exclusivamente deportivo.

Iker Casillas, blanco desde hace 25 años, ya no es jugador del Real Madrid. El Oporto es su nuevo equipo. Y aunque la actualidad parezca indicar otra cosa, el problema que ha provocado su salida es, en su mayor parte y con los datos en la mano, exclusivamente deportivo.

Analizar el rendimiento y las habilidades de un portero siempre es difícil. Hay muchas estadísticas para analizar a los guardametas, ninguna de ellas hasta ahora muy clarividente a la hora de descifrar lo que dejan o no dejan de hacer. Juzgar a un portero por los goles encajados es bastante injusto debido al efecto que una buena o mala defensa pueda causar en esta cifra. Tampoco se puede pontificar en base al número de penaltis atajados o de goles por partido, estadísticas que vienen muy relacionadas de nuevo con la defensa y no solo con el arquero.

Hace no mucho me llegó un set de datos que arrojaba mucha más luz sobre el rendimiento de los porteros: el porcentaje de paradas de tiros entre palos. Después de analizar los datos, el porcentaje de paradas de tiros entre palos es lo más cercano a la perfección a la hora de analizar al jugador, especialmente cuando se tienen más de 50 disparos registrados por temporada.

Sin duda mejor que el ojo humano o cualquier cifra de goles encajados, el porcentaje de paradas entre palos tiene en cuenta los disparos que recibe un portero y la eficacia de este en atajar dichos lanzamientos. Además, se puede ajustar la calidad de los tiros basándose en los más de 7000 tiros que hay registrados de las últimas 7 temporadas en las ligas europeas, teniendo en cuenta la localización del disparo, minuto y resultado del partido, y pase o asistencia (si lo hay) que precede al tiro a puerta.

Si vemos los datos la Liga española de esta última temporada se puede apreciar claramente un bajón en el rendimiento de Casillas en relación a lo que él ha sido y al comportamiento de los otros guardametas de la propia Liga. La siguiente imagen muestra el porcentaje de paradas entre los tres palos, excluyendo penaltis, de aquellos que han recibido más de 50 disparos y que han disputado más de 1500 minutos en la Liga 2014-15:

Imagen LIGA

 

Casillas, que ocupa el décimo lugar de este ‘ranking’ entre los porteros de la Liga española durante la pasada temporada, está justo por debajo del 70% en paradas entre palos, que es justo donde se acaba una desviación estándar y empieza la siguiente si tenemos en cuenta el nivel de porteros en toda Europa.

Por poner estos datos en contexto europeo, en el siguiente gráfico metemos a todos los guardametas de las cuatro grandes ligas del viejo continente que participaron en competiciones europeas esta pasada temporada, con la única inclusión, vía wild card, de David De Gea, por aquello de que puede recalar en el Real Madrid; en ésta clasificación, Casillas ocupa la decimonovena posición y el guardameta del United, la décima:

 

Imagen EUROPA

Solo se conocen datos históricos avanzados de la Liga española en cuanto a porteros desde la temporada 2008-2009. Los datos permiten visualizar claramente la caída de la eficacia de Casillas durante los últimos años:

Casillas solo(La temporada 2012-13 Casillas es sustituido por Diego López después de tocar su fondo más histórico. La temporada 2013-14 no está contabilizada por no haber llegado al número mínimo de partidos y minutos jugados.)

 

Después de muchos años con temporadas de nivel sobresaliente, el legado de Casillas se ve afectado por un bajón natural: el de la edad y el tiempo. Por poner su progresión también en contexto con otros grandes guardametas de distintas ligas europeas de la generación de Casillas, el siguiente gráfico muestra los últimos años de la camada de grandes porteros que nació entre 1978 y 1986; Casillas en España, Neuer en Alemania, Buffon en Italia y Cech en Inglaterra:

Casillas Europa

 

Con el avión ya en pista y con destino a Oporto, Iker Casillas tendrá dos temporadas –como mínimo– para resarcirse en sus últimos años como profesional. En una competición menor como la liga de Portugal –tan menor que no hay datos avanzados al no televisarse todos los partidos– deberíamos de ver a un buen Casillas, alejado ya de la presión mediática que conlleva ser portero del Real Madrid.

Salvador Carmona ha trabajado para ESPN Deportes Radio, IMG College y la NBA entre otros. Ahora es un Venture Lab Fellow en la IE Business School y edita el blog www.scarmona.org.

 

Arda Turan: una operación y tres vencedores

arda

Arda Turan se convirtió el pasado lunes en el segundo fichaje del nuevo Barcelona. En términos oficiales, se trata de una petición del legitimado Luis Enrique. El jugador llega tras triunfar sin paliativos en el Atlético de Madrid, si bien su salida podría acabar implicando incluso un plus para el equipo de Simeone.

arda2

Arda Turan se convirtió el pasado lunes en el segundo fichaje del nuevo Barcelona. En términos oficiales, se trata de una petición del legitimado Luis Enrique. El jugador llega tras triunfar sin paliativos en el Atlético de Madrid, si bien su salida podría acabar implicando incluso un plus para el equipo de Simeone.

Turan forma parte del gremio más selecto del fútbol, el de los genios. Dentro del mismo, existen dos categorías. La superior está compuesta por los futbolistas que dominan los partidos, lo cual incluye al balón, a sus compañeros y a sus rivales. Hombres así hay pocos y el turco no es uno de ellos. Él no domina ni a los suyos ni a los otros, él domina el balón. Sólo el balón.

Que no es poca cosa, y lo hace de maravilla. Lo controla como si fuese su quinta extremidad, es casi imposible arrebatárselo si él se empeña en protegerlo. Para sus entrenadores, contar con ello resulta excitante, aumenta su margen de maniobra hasta puntos elevadísimos. Luego, cada cual lo utiliza a su manera según el estilo que elija y las necesidades que le asolen.

En el Vicente Calderón

El Atlético de Madrid se cimienta sobre cuatro principios fundamentales: la defensa organizada, los pelotazos al delantero, la voluntad contragolpeadora y el balón parado. Siendo claros y concisos, Arda Turan no destaca en ninguno de ellos. Sin embargo, el Cholo se las apañó para convertirlo en una estrella.

Su tarea más importante consistió en colorear el proyecto. En el fútbol no solo constan la táctica, la técnica y el físico, de hecho ni siquiera son las magnitudes preponderantes. Como en cualquier actividad creativa que se nos ocurra, la fuerza motriz reside en lo emocional.

Arda fue un chute de felicidad para el Vicente Calderón. El Cholismo conecta con la grada a partir del esfuerzo, lo cual está muy bien, pero la gente no va al estadio sólo para ganar, sino también para divertirse. La magia de Arda cumplió con esa función en un contexto poco dado al espectáculo. Emocionalmente, completó la experiencia. Él se reía, y desde el sentido más pragmático posible, reírse fue clave. Ayudó a crear ese ambiente positivo, por momentos inspirador, que originó la ola del río Manzanares.

En el equipo de Simeone

No obstante, su aportación tangible no ha sido tan grande como pueda parecer, ni estadística ni futbolísticamente. Pese a tratarse del tercer jugador más ofensivo del once titular, en las dos últimas Ligas ha promediado 3,5 goles y 3,5 asistencias. Es el detalle que descubre de primeras lo que se observa cuando se le analiza con lupa: se trata de un jugador bastante incompleto.

“El balón es su quinta extremidad” para lo bueno y para lo malo. Cuando se separa de su cuerpo, no le sirve para nada. Sus pases carecen de intención y ruedan con cierta pesadez. Eso le convierte en un asistente discreto y en un lanzador de contras anodino. Para más inri, sus chuts no son nada del otro mundo. En conjunto, como instrumento atacante, aunque choque, Turan es una herramienta bastante limitada.

Astuto, Simeone dio a su fútbol un carácter defensivo. El turco fue, ante todo, un administrador de ventajas, su juego explotaba tras el primer gol del Atleti. Se pegaba a la banda, escondía el balón y desesperaba al rival. Sus escapismos protegían tanto como los despejes de Godín; si la tarea se reducía a mantener la posesión, Turan garantizaba el triunfo. De ahí su éxito en la temporada 2013/14, cuando Diego Costa casi siempre abría el marcador.

El año pasado no sucedió lo mismo. El gol tardaba en llegar, o no llegaba, o el oponente se adelantaba, y obligado a desequilibrar, Arda no respondió.

Su marcha permitirá a Simeone apostar por un futbolista verdaderamente ofensivo, alguien que dé asistencias, que meta goles y que sea un activo importante a la hora de contraatacar, ya sea lanzando la transición, conduciéndola o irrumpiendo en el área. Sería lo más coherente.

Arda en el Vicente Calderón ha sido una historia preciosa, pero también algo forzada. Separados, las dos partes están en disposición de dar un salto de calidad. El Atlético sólo necesita una excusa para seguir sonriendo. Por su parte, Turan deberá adaptarse al siempre complejo FC Barcelona. Contará con Luis Enrique, que le facilitará la misión.

En la idea de Luis Enrique

El Barça ha cambiado. Durante años utilizó un modelo táctico llamado “Juego de Posición” (aquí se profundiza en él)  enriquecido por un estilo personal basado en la posesión del balón. Ambas cosas, modelo y estilo, eran innegociables. Como resultado, el Barça era como una orquesta: cada uno tocaba su instrumento, pero todos leían la misma partitura.

Pep Guardiola, uno de los pensadores más prolíficos de la escuela, afirmaba lo siguiente: “El juego de posición es muy difícil […] Tienes que aceptar no intervenir […] Este es un proceso muy largo […] Cuando trabajas solo el ataque posicional y lo haces con jugadores que ya lo han ganado todo, y que lo han hecho en otros clubes con un modelo diferente al posicional, pueden surgir problemas”.

Turan debutará a pocos días de cumplir los 29 años y nunca se ha desenvuelto en un juego de posición. Su adaptación a un Barça natural generaría serias dudas. Eso en lo referente al modelo.

En cuanto al estilo, Xavi Hernández esgrimía lo que prosigue en una entrevista concedida a “El Mundo” en febrero de 2008: “No es lo mismo un rondo con Oleguer, con Iniesta o conmigo que con los brasileños, que pisan la pelota. Con nosotros, el balón ni lo ves. Una maravilla. A veces, Rexach estaba de espaldas y nos gritaba ‘¡bien, bien!’. ‘¡Pero si no lo ha visto!’, decíamos. ‘Pero escucho el balón y sé que va bien’, contestaba”.

Como antes se señaló, Arda no destaca por su manera de soltar la pelota; él brilla por lo mismo que apuntaba Xavi sobre los brasileños: por cómo la pisa, por cómo la guarda. No cuadraría.

Pero el Barça ha cambiado con Luis Enrique, decíamos. Hoy es algo igual de efectivo pero más impersonal, más flexible, lo cual beneficia a Turan. Sus futbolistas no forman parte de un todo comprendido e inalterable; cada uno aporta su don y entre los ajustes de Luis Enrique y la interpretación de Leo Messi se va dotando de equilibrio al equipo como tal. De hecho, no existe mayor prueba del cambio que el particular rol del propio Xavi en su última campaña como culé.

Antaño, Xavi fue el epicentro de una posesión estudiada y predefinida cuyo objetivo era ir eliminando con paciencia líneas de presión del rival; siempre manteniendo ocupadas de manera fija las posiciones estipuladas por el sistema. Nadie interpretó esa partitura como el genio de Tarrasa. Con Luis Enrique, sin embargo, Xavi saltaba al campo para dormir el partido, para hacer las cuatro esquinas, para perder tiempo. Sólo para eso, a modo de recurso defensivo, como Turan en el Atlético de Madrid. Así pues, las piezas empiezan a encajar.

ivan1

En el sistema de Messi

Arda escondió el balón entre la hierba jugando en un equipo que jugaba por el aire. En el Barça, la pelota rueda todo el rato, más rápido, con más precisión y más intención. Se la pasarán mejor. Brillará aún más.

Dicho efecto podría acabar convirtiéndolo en aquello que no es: un interior apropiado para un 4-3-3. En condiciones normales, sus escasas aptitudes defensivas se lo acabarían imposibilitando.

El Barça es la excepción en la regla por un motivo muy sencillo: casi siempre tiene la pelota. Con independencia de que Luis Enrique dé menos importancia que otros a la posesión del balón, sus futbolistas poseen tal nivel técnico y talento asociativo que terminan por inercia llevando la iniciativa. Eso protegería a Arda, como protege a Iniesta o protegió a Xavi. En el Camp Nou se defiende menos. Es simple.

Aceptado el truco, toca analizar en cuál de los dos interiores se asentaría el recién llegado. Y aquí parte con una ventaja: a él le da igual. Tanto en la izquierda como en la derecha exhibe su virtuosismo sin resentirse un ápice. En base a esto, se situará en un perfil u otro dependiendo de quién sea el lateral derecho escogido. Vayamos al por qué.

Cuando Messi ejerce de extremo derecho, necesita a su vera un tipo que pare la pelota y otro que corra al espacio; alguien con quien asociarse en corto y alguien que se desmarque hacia adelante para abrir el campo y crear espacios. En 2009, Xavi se le acercaba y el joven Alves se le alejaba; en 2015, Rakitic se le alejó y el viejo Alves se le acercó. No importa quién desarrolle cada tarea, si el interior o el lateral; lo importante radica en que cada uno cumpla una función diferente.

En este sentido, Aleix Vidal representa al lateral profundo y Dani Alves, al lateral asociativo. Cuando juegue el español, Arda servirá mejor como apoyo de Messi; si en cambio juega el brasileño, Arda convendrá más en el otro lado, con Rakitic en la derecha corriendo como demostró. Recordemos que Luis Enrique fue el único entrenador de la carrera de Xavi que lo situó en el perfil zurdo. En parte, se debió a esta causa.

Para concluir, procede mencionar dos valores inmateriales que Turan ofrecerá al Barcelona como ofreció al Atlético de Madrid. En primer lugar, si rodeado por compañeros físicos abrumaba a los contrarios con su fantasía, imaginemos qué tipo de efecto no podrá causar una coreografía que una al turco con, por ejemplo, Neymar JR. Y en segundo y último término, ponderemos que estamos ante un futbolista experto y acostumbrado a competir contra los mejores que tiene un vacío en su carrera que reconoce a boca llena: necesita ganar una Copa de Europa. Como competidor, será perfecto.

Cuatro condiciones para reeditar el póker

balon4

Lo que distingue a los mejores no es llegar, sino quedarse. Y si un equipo consigue mantener las bases que le han llevado a ganarlo todo en el baloncesto español y europeo, tiene mucho camino recorrido. Cuatro han sido los títulos levantados y cuatro deben ser los elementos a tener en cuenta en el Real Madrid de baloncesto 2015-2016.

“Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino seguir subiendo”.  La frase, de Walt Disney, está grabada a fuego en la cabeza del entrenador del Real Madrid de baloncesto, Pablo Laso. Tras pasar, en tan sólo un año, de salir expulsado y en silla de ruedas del Palau Blaugrana a conquistar el cuarto título en el campo del gran rival, es muy consciente de la dificultad que ha supuesto alcanzar la temporada perfecta, tocar el cielo… Y lo difícil que va a ser mantenerse allá arriba. Porque lo que distingue a los mejores no es llegar, sino quedarse. Y si su equipo consigue mantener las bases que le han llevado a conquistar el póquer, tiene mucho camino recorrido. Cuatro han sido los títulos levantados y cuatro deben ser los elementos a tener en cuenta en el Real Madrid 2016:

1/ Hambre

Hambre o lo que es igual: intensidad competitiva. Es muy común que tras verse ganador de todo, los jugadores cambien la mentalidad. Andrés Nocioni, vital en la final de la Euroliga y en el último partido contra el Barça, comentaba tras ganar la final de la Liga ACB: “Hemos ganado todos los títulos porque hemos salido a ganarlos todos”. Dicho así, parece que habían hecho historia porque habían querido hacerla, porque así lo habían decidido. Y esa forma de pensar y de actuar, que hace salir a los partidos con una actitud ganadora, como si fuera el último partido de sus vidas, es muy complicada de prolongar tras las últimas conquistas realizadas.

Interiormente los jugadores pierden motivación de forma natural. Es cierto que también ofrece confianza a los miembros de la plantilla, lo cual es un buen añadido siempre que no sea excesiva. Y también es verdad que hay hombres dentro del equipo que nunca se cansan de querer más y más. Ellos serán el ejemplo para sus compañeros. En ellos se fijará Laso para transmitir a sus chicos que el objetivo de repetir triunfos puede ser incluso más importante que el de vencer por primera vez.

Precisamente actitud no ha faltado durante la temporada. Es lo que se buscó a comienzos de curso con las incorporaciones y lo que se ha ido viendo en los rostros de los protagonistas en la pista: tanto en el juego desplegado como en mentalidad ganadora de todos y cada uno de los miembros de la plantilla. El mismo Nocioni protagonizó una celebración en el último partido contra el Barcelona que reflejaba esa extra-emotividad, aunque provocó una cierta y lógica polémica. Mantener esa emotividad extra, el buen ambiente y las ganas de seguir ganando será determinante para ver de lo que son capaces de hacer el curso que viene los actuales campeones de todo.

Las directrices que se han seguido para lograr los cuatro títulos responden a un esquema que va de arriba abajo y vuelve a subir. Este año la cantera también ha brillado y el Real Madrid ha sido campeón nacional en todas las categorías: desde infantil al primer equipo. E incluso ha habido tiempo para la aparición de una promesa como es Luka Doncic, que con 16 años debutó en la ACB con un triple a los pocos segundos de saltar a la pista en el choque contra Unicaja. Lo que viene también apunta maneras para seguir triunfando. Y tienen el apetito necesario. Más hambre.

La fotografía -que salió en todos medios al día siguiente de ganar la Liga- que mejor escenifica ese hambre que deben seguir teniendo los jugadores del Real Madrid es la de todos los miembros de la plantilla blanca celebrando el titulo liguero sobre el escudo del Barça en el centro de la pista del Palau. Esa imagen, que Florentino Pérez no deja de mirar,  mostraba algo más que la alegría por una victoria deportiva.

2/Fichajes y relevos

Que se haya ganado todo no significa que no se pueda mejorar la plantilla. O, si como parece, el éxito conlleva que algunos de los mejores pájaros abandonen el nido y se les tenga que sustituir. Ya antes de la final de Liga Endesa, y tras hacer la mejor temporada de su vida con el equipo blanco, Sergio Llull empezaba a escuchar la llamada de la NBA. Y el balear lo tiene mejor que nunca para marcharse allí, ya que se encuentra en el momento más álgido de su carrera. El premio a mejor jugador de los playoff de la Liga, sumado al de la Supercopa, es una muestra conmemorativa de ello. Sin embargo, todo parece indicar que se va a quedar en Madrid.

El otro Sergio, Rodríguez, también suena con fuerza para ir a Estados Unidos, aunque es casi seguro que prefiera España al país norteamericano. En el caso del `Chacho`, sería su retorno tras las cinco temporadas que pasó allí entre Portland Trail Blazers, Sacramento Kings y New York Knicks. La del canario y la de Llull, de producirse, serían bajas sensibles, ya que son pilares básicos en el dibujo que utiliza Laso, pero existen alternativas. Y en cada equipo prima una famosa máxima que consiste en renovarse o morir.

Los nombres que se barajan para suplantar al base balear, si finalmente viajara a EEUU aunque todo parece indicar que no va a ser así, son los de Jeremy Pargo, Sam Van Rossom y Dontaye Drapper, que viviría su segunda etapa de blanco, y llegaría gratis. El belga Van Rossom es el que más gusta y el Real Madrid podría pagar la cláusula de 700.000 euros al Valencia Basquet por su incorporación. Tendrá el listón alto. Y a priori no parece fácil sustituir a Llull, en caso de que hubiera que sustituirle.

Todo lo que se hizo el verano pasado bajo la dirección de Juan Carlos Sánchez y Alberto Herreros tuvo sentido, para ofrecer experiencia, polivalencia y carácter ganador. Los elegidos fueron KC Rivers, Gustavo Ayón, Nocioni y Campazzo. Este próximo curso, esa experiencia ya se tiene y quizá haga falta gente que venga con ganas de aportar cosas nuevas, que no hayan vivido el empacho de esta temporada y aspiren a sufrirlo personalmente.

laso

3/Confianza absoluta en el proyecto

En el baloncesto europeo solo Mobilgirgi Varese, en 1970, y Olimpia de Milán, en 1987, habían logrado cuatro trofeos en una temporada. Y los dos prolongaron su etapa victoria con éxitos en los años siguientes. De hecho el conocido actualmente como Pallacanestro Varese reeditó los cuatro títulos, con Copa Intercontinental en lugar de Supercopa, en 1973. El Real Madrid podría incluso logran un quinto título para el repóquer si vencen ese mismo trofeo al Bauru brasileño, galardón al que opta como campeón de Europa. Pero para llegar a ello ha sido necesario mucho trabajo previo y un confianza plena en lo que se estaba haciendo.

“No se resume en un jugador, se resume en un equipo”. Así simplificaba Laso al terminar el encuentro contra el Barcelona lo que ha sido la triunfal campaña de su equipo. Afirmando que él tiene 13 estrellas y desviando los elogios personalizados para ensalzar el colectivo. Y echando un vistazo a los números es difícil rebatirle. Los 53 puntos de su banquillo en el tercer partido contra el Barça frente a los 20 del rival son bastante clarificadores. Los suplentes llegaron a dobles dígitos y ese uso de una gran plantilla ha sido una de las grandes bazas blancas durante la fase decisiva del año. Precisamente lo que había faltado doce meses antes  -además del palo anímico que supuso la derrota en la final de la Euroliga-, y que se buscó solucionar con fichajes que han resultado clave para el éxito.

Pero que esta idea pudiese florecer necesitó tiempo. Es llamativo recordar que el verano pasado se daba por destituido a Laso -declarado ahora mejor coach de la Euroliga que ha ganado su equipo- y sus ayudantes llegaron a no ser renovados. También en diciembre se habló de una más que probable salida del vitoriano tras perder cuatro encuentros consecutivos. Se necesitó de un proceso de adaptación para lograr la transición de jugar bien a ganar jugando bien. De coleccionar finales, a conquistarlas.

Para ello hacía falta algo de ‘mala leche’, de ser menos espectacular en favor de la eficacia, pero sin perder el estilo. Fue fundamental mantener las bases del año anterior y corregir lo necesario, sin perder la fe en el proyecto. En vez de arrancar la hoja del cuaderno que estaban escribiendo, usaron goma de borrar intentando corregir los errores y mejorar lo que ya había sin tener que empezar de cero. Potenciando virtudes y limando las imperfecciones. Eso es lo que se debe hacer igualmente ahora mirando al futuro. Reformas sin revoluciones para dar más variantes pero sin cambiar la base.

Real-Madrid-F.C.-Barcelona-700x394

4/Potencia física

Igual que en la campaña anterior se buscó experiencia, en la próxima se tiene que intentar llegar a un término medio, a un punto justo de madurez que no lastre como consecuencia de las condiciones físicas. Las incorporaciones mencionadas, al igual que las de la cantera y sobre todo una preparación adecuada pueden ayudar a maximizar el rendimiento e intentar solventar los problemas de índole física. Estos pueden deberse a acciones concretas en un partido o entrenamiento o en algunos casos a la edad.

Aunque precisamente los años no son un problema para el capitán, Felipe Reyes, que acaba de renovar con su club. El caso del nombrado mejor jugador de la liga regular es digno de estudio, porque a sus 35 años sigue añadiendo aspectos a su juego, matices,  que van mejorando su baloncesto. Aunque es Nocioni, un año mayor, el más veterano de la plantilla.

Pero como en cualquier ámbito deportivo el mayor temor son las lesiones. Las mismas que por ejemplo han lastrado a Rudy Fernández, con problemas en la espalda. En el global de la temporada, sin embargo, no han tenido gran incidencia y así esperan en el banquillo blanco que vuelva a suceder. Existe un factor suerte innegable pero también el hecho de tener hombres polivalentes puede ayudar a cubrir las bajas que puedan suceder.

Juan Trapero, preparador físico del equipo madridista,  destaca siempre que lo importante, también para los jóvenes, es la continuidad. Una de las claves será tener a los jugadores a punto en los momentos decisivos de la temporada. De nada vale destacar el resto del año si luego se falla cuando de verdad cuenta para sumar trofeos a las vitrinas. Eso es lo que ocurrió en la anterior temporada y lo que se ha corregido ésta para que Real Madrid haya pasado a la historia.

 

Rafa Benítez, el nuevo impulso

2-NAPOLI-BENITEZFINE-FOTOCUOMO-2

Rafa Benítez vuelve a casa. Se fue hace 20 años de la vieja Ciudad Deportiva en busca de gloria y fortuna y ahora regresa al puesto que siempre soñó. Este miércoles será presentado como nuevo entrenador del Real Madrid. Regresa después de haberse situado entre los mejores entrenadores del mundo. Valencia, Liverpool, Inter, Chelsea y Nápoles figuran en su carné de baile. Pero el Madrid es otra historia. De entrada, su juego no gusta a los aficionados y ninguna encuesta le daba como el deseado para el puesto.

benitt

Tras dos décadas de travesía por el desierto de distintos equipos de España y el resto de Europa, Rafael Benítez (Madrid, 1960) conquista por fin a su Tierra Prometida. Vuelve a casa. Hace 20 años que salió del Real Madrid, la escuela donde recibió las primeras lecciones; 20 años que le han servido para hacerse un hueco entre los mejores entrenadores del mundo; también como uno de los más completos para los estudiosos de un deporte, el fútbol, en el que no todo es posible estudiarlo, en el que los intangibles que en muchas ocasiones determinan la marcha de un partido, de un equipo, de una temporada poco tienen que ver ni con la lógica ni con el método.

Al nuevo inquilino del Santiago Bernabéu le acusan habitualmente de algo y al mismo tiempo de lo contrario: de defensivo y de demasiado vistoso, en función del país donde juega, de la idiosincracia futbolística del mismo y de la crítica a la que se enfrente. Por ejemplo, no es lo mismo hablar de fútbol de ataque en la filosofía del Calcio que hacerlo en la Liga. Esta personalidad, para muchos camaleónica, del nuevo entrenador del Real Madrid es lo que han buscado los rectores del club para devolverle la personalidad a un equipo que acabó la temporada sin fuelle y sin rumbo. Florentino Pérez lo ha llamado impulso, el nuevo impulso.

Una apuesta arriesgada porque, de entrada, el juego de sus equipos no gusta a los aficionados y ninguna de las encuestas publicadas estos pasados días le daba como el deseado para el puesto; una apuesta que puede salirle mal al mandatario de Concha Espina, si finalmente los más pesimistas acaban teniendo razón. Los títulos cosechados por Benítez en cada club desde que entrenó al Valencia son sus mejores cartas; el club español, Liverpool, Inter, Chelsea y por último Nápoles pudieron verle levantando trofeos.

¿Cómo será el nuevo Real Madrid?

Él mismo es el primero que asegura, o aseguraba antes de llegar a su nuevo club, que lo importante no es ganar a toda costa y que prefiere hacerlo jugando bien, aunque nadie se ponga de acuerdo respecto a lo que esto significa. Pero lo cierto es que llega a una forma de vida en la que se le va a exigir, desde el el primer día, no sólo jugar bien sino también ganar.

¿Cómo será el Real Madrid de Rafa Benítez y qué cambiará respecto al visto en los últimos años?  De entrada, el fichaje de Benítez traerá consigo a todo su equipo de trabajo. Antonio Gómez como analista; Paco de Miguel como preparador físico; Xavi Valero como preparador de porteros, e incluso su propio encargado de comunicación: Juanfran Sánchez.  Él trabaja siempre con los suyos como lo suelen hacer todos los entrenadores de élite. En contraposición, sí que contará con un segundo entrenador nuevo, todavía por decidir. Este cargo lo decide en función del club, ya que suele ser un hombre con experiencia dentro de la casa.

En esa dirección se ha hablado sobre todo de Fernando Morientes, ex del Real Madrid, delantero de Benítez en el Liverpool y  que ahora ejerce de entrenador. El que fuera también jugador del Mónaco y Valencia ha hablado de cómo se comporta Rafa con los jugadores: “Puede ser algo pesado, pero al final, en los partidos, te das cuenta de que todo tiene su sentido. Pensabas que había terminado el entrenamiento y era cuando empezaba el trabajo físico”.

No es el único que se ha referido a su llegada en los últimos días. Vicente Del Bosque, con el que ya trabajó cuando coincidieron en el Real Madrid en los años noventa, le avala: “La llegada de Benítez me parece muy bien y una buena solución, puesto que es un hombre preparado que intentará hacer un Real Madrid mejor. Yo lo conocí hace años, tenía la idea de dedicarse al fútbol profesional y para eso se preparó, y se ha preparado bien”.

Algunos de sus futuros rivales en los banquillos, como Ernesto Valverde en el Athletic, o Marcelino en el Villarreal, le consideran una referencia. Mucho tiene que ver el haber sido pionero en triunfar fuera de España, antes incluso que Guardiola. Valverde destaca “su metodología de trabajo y capacidad de organización”. Benítez se ganó el reconocimiento y el respeto de los técnicos españoles tras los éxitos -dos Ligas y una Copa de la UEFA- logrados con el Valencia.

Un estudioso hasta el agotamiento

Hay varios aspectos que son indiscutibles cuando se analiza un equipo de Benítez. El técnico es un auténtico estudioso de la materia: analiza los datos de su equipo y de los rivales hasta el agotamiento. Antes de pasar por el verde hay muchas horas de metódico y casi obsesivo trabajo de laboratorio. Todo para sacar la máxima eficacia y dejar lo mínimo posible al azar. Un claro ejemplo de esto es el uso de rotaciones en las que Benítez es el rey. Y esta será sin duda una de las grandes diferencias con el Madrid de este año en los que hubo un reparto de minutos totalmente desequilibrado.

Otro de los temas que ha condicionado y mucho a la hora de decidirse por un cambio en la dirección deportiva del equipo ha sido el de la búsqueda de una preparación, de una cultura física muy superior a la evidenciada con el entrenador italiano recientemente despedido. El equipo acabó, como ya termino en 2014 pese a la Campions, fundido. Consideran los rectores del Real Madrid que es un tema que ha lastrado a la plantilla en las últimas semanas de competición de las dos últimas temporadas, y que les ha hecho perder, quien sabe, dos campeonatos nacionales de Liga.

brm

Un equipo, insisten, del que se podía haber obtenido un rendimiento físico muy superior al conseguido bajo la tutela de Carlo Ancelotti. Creen sus valedores en la Junta Directiva que con Benítez esto va a cambiar. Y mucho. Un análisis físico detallado de cada jugador y entrenamientos personalizados desde el primer día, tratarán de evitar que esto vuelva a ser un problema. “Entrenamiento duro, éxito seguro” es una de las máximas en las que se basa el trabajo del nuevo entrenador.

En los últimos años en el Santiago Bernabéu se ha vivido un cambio en el juego de Real: se ha buscado el contragolpe en detrimento de la posesión. El entrenador madrileño es un apasionado del control, sin que ello signifique que no pueda buscar la portería usando la línea recta. Benítez es considerado en España por su etapa en Valencia como un entrenador defensivo y que prioriza la búsqueda de la velocidad para aprovechar los errores del rival. En Italia, sin embargo, se le considera ofensivo y mirando las cifras goleadores del Nápoles es difícil discutirlo. Nadie se pone de acuerdo en cuánto a su manera de jugar. Esto conlleva que sus equipos tengan variantes, muchas variantes que aumentan en función de la calidad de la plantilla a sus órdenes.

En ese sentido llama también la atención que su referencia sea el Milan de Arrigo Sacchi, que admire el juego de los equipos de Pep Guardiola y que critique a Jose Mourinho por su juego aburrido. De lo que él y su cuerpo técnico presumen es de saber adaptarse a las plantillas que tienen a su disposición. Y también a las de sus rivales. Algo que ofrecerá un plan B al su nuevo equipo, aunque es consciente de que como primera opción siempre se le exigirá ser el protagonista del partido. El Real Madrid siempre tiene que salir a mandar. Ahora dispondrá de diferentes variantes técnicas y de distintos camino para llegar y mancillar la portería rival. Lo suyo dicen que es el fútbol total y que cada rival merece un planteamiento distinto.

Orden para que el talento funcione

Lo que en los blancos será incuestionable la temporada que viene será el orden y ese fútbol total. A él le gusta decir que cuando hay talento hace falta orden para que todo funcione mejor. En defensa, sus equipos están muy trabajados y ejercen de maravilla en labores de estrategia. Será un conjunto firme y sólido, sin apenas fisuras.

Pero ese orden también se verá en ataque. No se dejará tanto margen para la inspiración de las estrellas, que formarán parte de un plan mayor. Se tratará de un sacrificio que está por ver cómo afecta a unos jugadores que han gozado de mucha libertad. Ryan Babel, ex pupilo de Benítez en el Liverpool ya ha vaticinado que convertirá a Cristiano Ronaldo en un gran defensa. Se detecta cierto resentimiento en sus palabras hacia un técnico que en su carrera ha acumulado muy buenas palabras de sus jugadores, pero también algunas como las de Babel.

SAMPDORIA-NAPOLI-BENITEZ--FOTOCUOMO-7

Los partidos de fútbol se deciden por pequeños detalles y esos los trabaja el técnico sin descanso. Entrenadores como Maradona o jugadores como Fernando Torres coinciden en destacar lo minucioso que es Rafa Benítez y cómo se fija en pequeñas cosas que acaban resultando importantes. El delantero del Atlético de Madrid también habla de que le enseñó a “no relajarse y exigirse el máximo cada día”. Lo que hace Benítez es enseñarle una y otra vez al jugador lo que quiere de él, para que lo comprenda y así convencerle y hacerle partícipe de lo que se hace y por qué se hace.

Sus futbolistas siempre contarán con ayudas y no se verá a un conjunto tan largo y con tantas distancias entre líneas. El 4-2-3-1 es el sistema más utilizado por Benítez, pudiendo variar a un 4-4-2. Y cada una de esas piezas tiene unas características comunes en función del equipo. Quiere laterales ofensivos, dos hombres por banda,  y dos mediocentro creadores con uno de ellos ayudando también en labores defensivas. A esto hay que sumar un mediapunta con llegada y un delantero centro con capacidad rematadora y que trabaje la presión sobre la salida del balón del equipo contrario.

Algunos de esos elementos los tiene en la plantilla actual. Los jugadores que le faltan para aplicar ese sistema eran ya previsibles fichajes. Tanto el mediocentro que pueda servir de equilibrio  como el delantero parecen los principales puntos a reforzar. Aunque no sería el primer entrenador al que Benzema, el `nueve’ actual, acaba convenciendo. La recuperación de Illarramendi de centrocampista se maneja también como opción.

Nombres propios del nuevo Madrid

Asunto espinoso seguirá siendo el de la portería. Al recién salido del Nápoles le gusta que los porteros participen en el juego como uno más, buscando siempre el mejor pase posible. Que sean el último defensor y el primer jugador ofensivo. Esas no son las mejores virtudes de Casillas, que podría volver a vivir más partidos en el banquillo de los que le gustaría. La temporada para el capitán blanco será sin duda objeto de debate y cómo maneje Benítez el asunto vendrá marcada en gran medida por su gestión de un vestuario en el que cuenta la meritocracia.

La cuestión es que ni Keylor Navas ni David De Gea, si llegara, son guardametas que se adaptan a las características que le complacen al nuevo entrenador. Ninguno de ellos destaca por su intervención en el juego colectivo. Bernd Leno, portero alemán del Bayer Leverkusen que también ha sonado como fichaje, se acerca más a ese perfil.

Para completar la plantilla habrá nuevas incorporaciones. Forma parte del ADN de Florentino Pérez la llegada anual de algún jugador especialmente mediático. Segura es ya la incorporación de Danilo, lateral derecho brasileño procedente del Oporto que quizás provoque la salida de Arbeloa. Ricardo Rodríguez ha sonado para el lateral izquierdo y Coentrao podría marcharse, pero también quedarse. En el medio campo habrá variaciones con la salida Khedira y la posible venta o cesión de alguno de los actuales. La vuelta de Oporto de Casemiro es una de las opciones además de pensarse en el italiano Verrati o el chileno Vidal más que en el francés Pogba.

Se desconoce todavía si para llevar a cabo la planificación de incorporaciones contará o no con un director deportivo o tomará las decisiones junto al presidente y José Ángel Sánchez. En el Liverpool él desempeñaba esa función en solitario, pero en el resto de equipos siempre ha colaborado con alguien de su confianza y con quien tuviera sintonía. Esto le supuso problemas en el Valencia y no hay que descartar que también los pueda tener en Madrid, dada su fuerte personalidad a la hora de ser él quien elija a sus jugadores.

A diferencia de los entrenadores que han recalado en el Real Madrid desde hace más de diez años, Rafa Benítez no tendrá en el cogote la presión de la Décima. Pero tras la destitución de Carlo Ancelotti también tendrá muy claro que en su nuevo equipo no hay margen de error y que no vale fallar.

No se trata de una sorpresa para él. Conoce bien cómo funciona el Real Madrid. Y conoce mucho mejor todavía como se mueve su entorno, ese ente que rodea y desgasta hasta la saciedad a los habitantes del banquillo blanco. Y también en el club le conocen a él. Y en el vestuario ya empiezan a saber de él, de su pizarra y de su enciclopedia futbolística. De hecho durante las últimas semanas Álvaro Arbeloa, con el que Benítez coincidió en el Liverpool, no para de responder a las preguntas de algunos de sus compañeros que quieren saber si el nuevo mister están fiero como lo pintan.

Y lo es. Porque exprimirles todo el jugo para hacer el mejor zumo posible será desde ahora la meta de Rafa Benítez en su vuelta a casa.