Yo vi jugar a Pau Gasol

Pau-Gasol-encuentro-Francia-REUTERS_65003500_38248_854x480 Con 35 años y renqueante desde el encuentro ante Grecia, Pau Gasol agiganta su grandeza con 18 de los últimos 28 puntos de España ante Francia para derrotar al anfitrión y actual campeón de Europa, vengar el Mundial de 2014, alcanzar la final del Eurobasket y certificar la clasificación para los JJOO de Río 2016.

Pau-Gasol-encuentro-Francia-REUTERS_65003500_38248_854x480No será este un artículo en primera persona. Ni mucho menos, pero dentro de algunos años -muchos, esperemos- usted, querido lector de EL ESPAÑOL, y yo podremos decir que vimos jugar a Pau Gasol. Será una frase que nos llene de orgullo, de recuerdos imborrables y también, delo por seguro, de nostalgia. Porque Pau Gasol, antes o después, ley de vida, terminará su recorrido con España, dejará de representar nuestra bandera, de regalarnos noches de gloria y sueños que parecían irrealizables. Porque algún día, usted y yo, descubriremos que vivimos un sueño. Tan grande como el de Rafa Nadal, igual de surrealista, igual de increíble. Pero fue verdad, lo vivimos. Usted y yo.

Se escabulle a la memoria su imagen imberbe y espigada, de aquellos tiempos cuando Sasha Djordjevic, entonces su mentor en el Barcelona, el domingo quizás entrenador del rival por el oro continental, abroncaba a Gasol y a su inseparable Juan Carlos Navarro por fumar a escondidas. Retoza en nuestra mente su aspecto de quinceañero con acné cuando David Stern le puso la gorra de los Atlanta Hawks en aquel draft de 2001. Aparece entre brumas su tímido gesto de desafío a Kevin Garnett (mirada abajo, hombro contra hombro) después de ese mate remontando la línea de fondo, botando con la izquierda, hundiéndola a dos manos…

[su_youtube url=” https://www.youtube.com/watch?v=YArxdaTLPu8″] [/su_youtube]

 

40 puntos, 11 rebotes, 11 faltas recibidas y 1 tapón. 52 de valoración. Pau Gasol anotó el 50% de los puntos de España en el Metropole Arena de Lille. 40 de 80, que se dice pronto. Ni los 27.000 franceses que abarrotaban las gradas ni los 100.000 hijos de San Luis habrían podido con el de Sant Boi. Con 35 años y renqueante desde el encuentro de cuartos de final ante Grecia, Pau Gasol anotó 10 de los últimos 14 puntos de España en el último cuarto (los otros cuatro fueron de Sergio Rodríguez) y ocho de los 14 puntos que la selección de Sergio Scariolo -que también tiene su mérito, y mucho- firmó en la prórroga.

La última gesta del sin duda alguna mejor jugador español de todos los tiempos. La última de muchas. Desde jugadas concretas como aquel mate ante Garnett o aquel contrataque, ya con los Lakers, con él dirigiendo la transición como si fuera un base de 1,80 pasándose el balón entre las piernas antes de dar la asistencia mirando al tendido. Desde aquella clasificación histórica de los Memphis Grizzlies para los playoffs de la NBA por primera vez en la historia de la franquicia gracias a él y a nadie más que a él a sus anillos con los Lakers.

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=WjR5go5y8wk”] [/su_youtube]

Desde aquel Mundial de Japón, en 2006, liderando en el parqué y también fuera de él. Sus números ante Argentina en semifinales, lesión incluida. Su capacidad para aglutinar a la selección que se proclamaría campeona del mundo en torno a su figura a pesar de que ni siquiera pudo jugar en aquella final ante Grecia.

Primeros retazos de una grandeza que no encuentra su fin, que no alcanza su cima. Ni siquiera con sus anillos de la NBA, ni siquiera cuando todo el Reedem Team pasó por el banquillo de España para rendir pleitesía al hombre que les mantuvo en jaque en las finales olímpicas de Pekín y Londres. Ni siquiera con su actuación ante Francia en un estadio de fútbol repleto de franceses, ante la actual campeona de Europa y defensora del título. Ni siquiera con una España mermada por las bajas de Calderón, Navarro o Ibaka.

Ni con todos esos condicionantes encuentra techo su grandeza, porque mientras toda España celebraba el pase a la final, la vendetta tras lo sucedido en nuestro Mundial en 2014 y la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río 2016, él, calmado, bajas las pulsaciones y voz serena, respondía a un sencilla pregunta como sólo se puede esperar de él.

– ¿Qué le has dicho a tus compañeros?- Les he dicho enhorabuena, pero ahora queremos el oro.

Hat trick de Cristiano, hat trick de lesiones

IMG_4531

El estreno de Champions del palco de EL ESPAÑOL y AXA en el Santiago Bernabéu vivió el tercer hat trick de Cristiano Ronaldo en la máxima competición continental y vio torcer el gesto a Rafa Benítez tras las lesiones de Bale, Sergio Ramos y Varane.

IMG_4531

El sueño de la Champions comenzaba por el Santiago Bernabéu y el Real Madrid sumó los tres puntos contra un Shakhtar que puso pocos problemas (4-0). Los accionistas y suscriptores de nuestro periódico fueron testigos de excepción de un hat-trick de Cristiano en el palco de EL ESPAÑOL y AXA frente a un conjunto ucraniano muy inferior técnicamente.

No tardaron en llegar las ocasiones para el conjunto blanco. Karim Benzema falló a portería vacía al cuarto de hora del comienzo. Minutos más tarde no volvería a errar. Un fallo del portero ucraniano en la salida dejaron el 1-0 en bandeja del francés. “Yo no le vendía para traer a otro”, exclamaba José Manuel, uno de nuestros accionistas. “Me parece un jugador al que no se valora como se debe”, aseguraba.

Pero la alegría empezó a nublarse bajo una ventisca de lesiones que comenzó con la sustitución de Gareth Bale a la media hora de juego. El conjunto madridista se presentó con las bajas de Danilo y James Rodriguez, pero esta lista puede engrosar en las próximas horas. Jorge, suscriptor de EL ESPAÑOL, como si de una premonición se tratase auguraba que “este partido le puede salir caro” al Real Madrid. Y así fue. Sergio Ramos, Varane y el citado Bale abandonaron el terreno de juego por molestias durante el encuentro. “Estos del Shakhtar no tienen nada que perder”, continuaba Jorge.

“Yo soy más de Mourinho”

Mientras que en el campo el Real Madrid sujetaba al Shakhtar, en la banda Benítez trataba de rellenar el puzzle de las lesiones que venían. La sustitución de Bale dio pie al debut en Champions de Mateo Kovacic. “Este chico tiene un futuro prometedor aquí”, se murmuraba en el palco. De nuevo José Manuel participaba en la mini-tertulia algo resignado cuando se hablaba de Benítez: “Sí, sí me gusta, pero yo soy más de Mourinho”. Y concluía: “En los años de Mourinho y Guardiola el partido se disfrutaba antes, durante y después de los 90 minutos.” No le falta razón. Lo cierto es que Kovacic tardó poco en convencer al respetable: un tiro entre palos arrancó los aplausos de un Bernabéu tímido en esta noche de septiembre.

El que no estuvo nada tímido fue Cristiano Ronaldo: 10 disparos y 3 goles, dos de ellos de penalti. Después del descanso el colegiado expulsó a Stepanenko por doble amarilla y el Madrid se coló por la defensa del conjunto de Donetsk como un puñal. Cristiano no perdonó desde los 11 metros ejecutando las dos penas máximas por el mismo lado. Cuando su fiesta particular parecía acabar, redondeó el casillero con el definitivo 4-0 en el minuto 82.

Hubo poco trabajo para Keylor Navas, que sólo se vio exigido al final del encuentro en un balón bombeado que parecía colarse justo por debajo del larguero. Keylor solventó la faena con una estirada espectacular que confirmaba el KO definitivo al Shakhtar. Adrián, suscriptor y accionista reconocía el nivel del portero actual, pero aún echa de menos a Casillas. “Soy de Mostoles y Casillas es vecino”, exclamaba en tono jocoso. Los aplausos para Keylor no tardaron en llegar.

De lo que no tuvieron dudas nuestros suscriptores es de la expectación que genera el ya cercano 7 de octubre. “¡Qué ganas tenemos de que llegue!”, decían tanto Jesús, que había venido desde Zaragoza con su hijo, como Antonio que vino con su hermana desde Badajoz. “Tenemos mucha fe en el proyecto”. Amén.

El Calderón se rinde a Messi

IMG_5963

El palco de EL ESPAÑOL en el Vicente Calderón se llenó este sábado de colchoneros que admitieron finalmente la merecida victoria del Barcelona. Los azulgrana continúan la senda iniciada la pasada temporada en la que el conjunto de Luis Enrique venció en los cuatro enfrentamientos al conjunto del Cholo Simeone.

 

Pedro J. y Esteban Urreiztieta con algunos accionistas de nuestro periódico, este sábado, en el palco de EL ESPAÑOL del Vicente Caderón.

El Atlético de Madrid puntuó en sus 6 partidos contra el Barcelona durante la estelar temporada 2013-14, pero perdió sus cuatro enfrentamientos directos en la última campaña. La tendencia se está consolidando. El sábado, al comienzo de la segunda parte, pareció regresar el Atleti victorioso: Torres, discutido durante la primera parte, se había reivindicado con otro gol de velocidad (minuto 51) tras un buen pase en profundidad de Tiago y la duda de Ter Stegen, que no salió.

El Barsa, como decía nuestro suscriptor Coqui, “había sido mejor a los puntos en la primera parte”, pero en los primeros diez minutos de la reanudación los anfitriones habían recrudecido la presión. El equipo se había puesto por delante y nadie parecía percatarse de que en la banda calentaba sigilosamente un futbolista menudo, suplente por sus viajes recientes con la selección argentina y su reciente paternidad. Durante tres minutos, hasta el tremendo empate de Neymar en un libre directo, la ribera del Manzanares fue feliz. Justo después entró Leo Messi y pasó el resto del encuentro mascullando entre dientes “qué bueno es este enano”.

El palco de EL ESPAÑOL en el Vicente Calderón se había poblado este sábado de colchoneros y contó incluso con la amable visita de dos accionistas jerezanos, Julia y Manuel, cuyo entusiasmo con los gráficos publicados hasta ahora parece indicar que la sección de Datos camina en buena dirección. La primera parte estuvo sazonada por una conversación acerca de si Fernando Torres es o no un “ex jugador”: nadie aplaudió más que Esteban Urreiztieta el gol del hijo pródigo atlético, que nunca termina de alcanzar aquel desborde de sus inicios pero logró, sin embargo, salir ovacionado del estadio cuando le sustituyó Jackson Martínez.

Con un clásico 4-4-2 y Juanfran muy pendiente de un inspirado Neymar (“el último jugador brasileño”, se comentaba en el palco), el Atleti vivió de los robos de pelota de Griezmann, el caudillaje de Godín y el despliegue de un Óliver Torres que parece haber crecido más de un año durante su temporada en Oporto: se multiplicó en defensa y estuvo lúcido en la creación hasta que fue reemplazado por Carrasco.

El equipo de Luis Enrique, liderado por Iniesta y Neymar, tocaba mucho más y había rozado la perfección en una jugada maradoniana del ‘8’ que Rakitic remató a puerta y Oblak despejó a córner para regocijo del respetable. Suárez había mandado un balón al larguero. Vermaelen había vuelto a lesionarse. Rafinha iba de menos a más. El empate no llegaba a ser injusto.

Al descanso, como bromeaba Pedro J. Ramírez, el único gol había sido la llegada de la newsletter de EL ESPAÑOL. La carta del Arponero Ingenuo circulaba ya por las redes y empezaba a ser leída en los teléfonos móviles. Aficionados de palcos cercanos se sacaban alguna fotografía con el director del periódico.

 

Antes y después del minuto 59

Durante los canapés del entretiempo, sin embargo, también se habló sobre la imprenta de otro suscriptor madrileño, Pablo, y su trabajo para diversas administraciones públicas y juntas electorales. Para él y sus sesenta empleados sí hace falta aún papel, pero su fe (y la de su hermano Álvaro) en el proyecto de EL ESPAÑOL parecía fuera de toda duda. “¿Salimos seguro el 7 de octubre?”, preguntaba María. “Absolutamente seguro”. Coqui ensalzaba a los dos “magníficos” porteros del Calderón y recomendaba a Florentino Pérez que tomase nota.

La segunda mitad el partido se dividió en dos partes: antes y después del minuto 59. Hasta el 59, el Atleti había sido más intenso, aunque la puñalada de Neymar enfriase algo los ánimos. (Fue la única jugada en que no sería pitado). Poco después Messi entró en el campo acompañado de un rumor general. Simeone refrescó al equipo con el portugués Carrasco (bastante aplaudido), pero la ‘Pulga’ se colocó entre líneas, a la espalda de Tiago y Koke, y comenzó a amargar la vida a la afición local.

“Cómo cambia el Barsa con Messi”, se resignaba Urreiztieta. Suárez se peleaba hasta con los árbitros, como sucede muchas veces cuando se está a punto de definir un partido. Minutos después dejó un balón primoroso de primeras a Messi, que fusiló a Oblak en el área y enmudeció al estadio. Había avisado ya varias veces. Leo estaba fresco e imparable; quería dedicarle un gol a su hijo. La delantera del Barsa, vista desde el palco, parecía al final del partido casi un ejemplo de competencia desleal. No había nada que oponer al triunfo culé, reconocían los suscriptores. “¿Seguro que quieren jugar en una Liga catalana?”

Radiografía de un gran fiasco

degea3

No le bastó al Real Madrid con el fracaso en la incorporación de David de Gea. El club blanco se enzarzó en un cruce de comunicados con el Manchester United que resaltó aún más el fiasco del 31 de agosto. No funcionó el Sistema de Correlación de Transferencias. No funcionó el reloj. Al menos los blancos se ahorraron 30 millones, pues el portero queda libre en 10 meses y aún podría fichar gratis de cara a la temporada que viene.

La imagen imposible del fiasco del 31 de agosto.

¿Qué es mejor para el Real Madrid: el despilfarro o el ridículo? Cuando muchos se preguntaban qué necesidad habría de gastar 30 millones de euros, por muy bueno que sea De Gea, en un portero que queda libre (y gratis) dentro de diez meses, el club recuperó una de las tácticas predilectas de la ‘era Florentino’: esperar al último día del mercado para apresurar un fichaje estrella, aunque ello no abarate siempre el precio del jugador.

El Madrid y el Manchester tuvieron durante todo el día a miles de periodistas apretando el F5 en sus ordenadores, ansiosos por cerrar el ‘culebrón’ del verano y marcharse a su casa. Muchos miles más de aficionados merengues confiaban en conjurar definitivamente el mal de ojo que aqueja a la portería blanca desde aquel día de diciembre de 2012 en que José Mourinho decidió dejar a Casillas en el banquillo de La Rosaleda.

A las once de la noche del 31 de agosto, 60 minutos antes del cierre del plazo, unos pocos empezaron a escamarse. No había aún confirmación oficial. Pero nadie imaginó que la noticia deportiva del día iba a verse frustrada por un fax y por las idas y venidas de un portal informático de la FIFA, el célebre Sistema de Correlación de Transferencias (TMS, por sus siglas en inglés). A la mañana siguiente, el diario deportivo más vendido en lengua española abrió con una sola palabra: “Ridículo”. Su principal competidor, con otra: “Florentinada”.

Del presidente del Real Madrid se ha puesto en duda su compromiso con los valores tradicionales del club blanco o su empeño en actuar también como director deportivo, pero jamás su capacidad como hombre de negocios: que un sistema informático bloquease puntualmente a las 00:00 el registro de nuevas contrataciones y dejara a los dos clubes más ricos del mundo con un palmo de narices por unos minutos de retraso desluce su historial como gestor.

El Madrid culpa al Manchester por haber tardado ocho horas en devolver el contrato firmado, aunque cabe recordar que el mercado se había abierto el 1 de julio y el ubicuo agente del futbolista, Jorge Mendes, había negociado ya con el club blanco bastante antes de esa fecha. De acuerdo al comunicado emitido por el Real Madrid, eran las 21.43 cuando el conjunto blanco recibió el contrato de David de Gea (con algunas modificaciones) y las 23.53 cuando llegó el de Keylor Navas para que éste lo firmase. Los principales medios internacionales, ajenos al absurdo que se cocía en Concha Espina, habían confirmado ya la noticia horas antes.

Quedaban siete minutos para rubricar el segundo acuerdo, pero el procedimiento de la UEFA exige además el registro informático de los contratos para que sean válidos. Según el Real Madrid, el Manchester United nunca incluyó la información sobre Navas y, además, devolvió el último contrato firmado a las 00:02 del martes. Al parecer, nadie del club blanco informó tampoco a la Liga de Fútbol Profesional de que el acuerdo existía y se estaba ultimando.

https://twitter.com/DeporVito/status/638737946250711040/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw

¿Realmente tardó ocho horas el United en enviar los documentos?, se preguntaba la BBC después del alegato madridista. ¿No será otra ‘jugada maestra’ de Pérez?, aventuraban los más conspiranoicos… Acepte cada cual la versión que más le guste, porque tanto los blancos como los red devils tienen la suya propia. Y la cuentan minuto a minuto en sendos comunicados.

La versión blanca

“A pesar de las dificultades que entrañaba realizar una operación de estas características en el último día de inscripción, (el Real Madrid) aceptó iniciar estas conversaciones”. Así, ambos clubes “llegan a un rápido acuerdo sobre las transferencias de ambos jugadores”. Desde aquí, el minutaje :

  • 13.39 hora española – “Tras la redacción de los correspondientes documentos contractuales necesarios y a fin de proceder con tiempo suficiente para tramitar tanto el Transfer Matching System de FIFA (TMS) como su inscripción en la Liga de Fútbol Profesional, el Real Madrid remite al Manchester United los contratos”.
  • 21.43 hora española – “El Manchester United remitió sus comentarios a dichos contratos ocho horas más tarde incluyendo pequeñas modificaciones”.
  • 23.32 hora española – “El Real Madrid, tras obtener las firmas de los jugadores De Gea y Keylor Navas, remitió al club inglés los citados contratos firmados”.
  • 23.53 hora española – “El Manchester United alcanzó el acuerdo final con los representantes de Keylor Navas y es a esa hora cuando se remiten los contratos al jugador para que sean firmados”.
  • 00.00 hora española – “El Manchester United introdujo en el TMS los datos de la operación de David de Gea, no así los de Keylor Navas, remitiendo simultáneamente al Real Madrid los contratos de transferencia firmados“.
  • 00.02 hora española – “El Real Madrid recibe esa documentación completa e intenta acceder al TMS pero este ya se encontraba cerrado”.
  • 00.26 hora española – “El sistema informático del TMS de FIFA hace una invitación al Real Madrid para que cumplimente los datos del jugador David de Gea, dado que el plazo de inscripción en Inglaterra continúa abierto hasta hoy (1 de septiembre). El Real Madrid, ante la posible eventualidad de un recorrido contencioso de la transferencia del jugador, decide remitir los contratos a la Liga de Fútbol Profesional, aun a sabiendas de que los plazos habían expirado”.

Y concluye: “En definitiva, el Real Madrid ha hecho todo lo necesario, y en todo momento, para llevar a término estas dos transferencias”.

La versión roja

“El Manchester United no buscó contactar con el Real Madrid para la venta de David (de Gea). Es una pieza fundamental de nuestro equipo y nuestra preferencia era no vender”. Además, “no recibimos ninguna oferta por David hasta ayer (31 de agosto). […] Durante el almuerzo, el Real Madrid realizó su primera oferta para comprar a David”. Su minutaje particular:

  • 21.42 hora española – “El Manchester United envió la documentación de ambos jugadores al Real Madrid”.
  • 23.32 hora española – “La documentación de David fue devuelta al Manchester United sin firmar”.
  • 23.40 hora española – “Minutos antes de la hora límite, llegaron varios cambios importantes al Manchester United, lo que puso en riesgo los acuerdos”.
  • 23.55 hora española – “Sólo a esta hora el Manchester United recibió del Real Madrid los documentos necesarios para cancelar el contrato de David”. “En este punto, la documentación de Navas aún no había sido devuelta por el Real Madrid”.
  • 23.58 hora española – “El acuerdo de traspaso fue devuelto por el Manchester United, subido al TMS y aceptado. Todo ello antes de la hora límite”.

“Entendemos que el acuerdo no se produjo por las siguientes causas: a) el Real Madrid no subió la documentación de David al TMS a tiempo (el Manchester United sí lo hizo); b) el Real Madrid no subió la documentación de David a la Liga española a tiempo -según informaciones lo realizó 28 minutos después de la hora límite-“. Y sentencia: “El Manchester United actuó apropiadamente y con efectividad en sus obligaciones en el traspaso”.

https://twitter.com/Eurosport_UK/status/638705119614345216/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw

Un esperpento innecesario al cierre del mercado. Y también al día siguiente, cuando la atención de las redes sociales se dedicó a reírse (sobre todo) del Real Madrid y a esclarecer quién sale peor parado. ¿El propio club blanco? ¿El Manchester, que no ha alineado a su mejor portero durante mes y medio y está obligado ahora a gestionar el enfado de Van Gaal con el jugador o a dejarle de suplente de un dubitativo Sergio Romero? ¿El propio De Gea, que se quedó sin su gran sueño en un minuto y encima deberá volver con su novia Edurne a Manchester, “una ciudad nada bonita” (como le recordaban con humor desde Inglaterra)? ¿O el discreto Keylor Navas, que ha querido ser vendido por la directiva de su club y ocupará la portería más escrutada del mundo cuando, según su padre, “la prensa quiere a un español como portero del Real Madrid”?

Manita, ovación a Keylor y festival de James

palco

Debutó el Real Madrid ante su público en Liga con una goleada ante el Betis (5-0) y volvió a abrir sus puertas el palco de EL ESPAÑOL y AXA  en el Bernabéu para recibir a 18 de nuestros suscriptores. Todos ellos disfrutaron con la manita, la chilena de James Rodríguez y el penalti parado por Keylor Navas.

palco

Debutó el Real Madrid ante su público en Liga con una goleada ante el Betis (5-0) y volvió a abrir sus puertas el palco de EL ESPAÑOL y AXA para recibir a 18 de nuestros suscriptores. Todos ellos disfrutaron con la chilena de James Rodríguez, la ovación a Keylor Navas y los primeros minutos de Kovacic con la camiseta blanca. ¿Y Benítez? Las quejas sobre su estilo defensivo se tornaron en aplausos al final del encuentro. El Bernabéu quería goles y los tuvo.

Arrancó mejor el Madrid, con un tanto en el minuto 2 de partido: James se la puso a Bale y este metió la cabeza para hacer el 1-0. Con la BBC recuperada para la causa, Benítez dispuso sobre el campo un 4-3-3, con Kroos y Modric formando el doble pivote y James ligeramente adelantado. ¿Resultado? El balón y los goles fueron para los locales. Poco importó que el Betis plantara cara o que intentara salir a la contra, las ocasiones fueron patrimonio de los blancos. Probaron Ronaldo y Benzema desde lejos, pero la más clara fue para Danilo. “Buen fichaje, yo no sé cómo hace el Oporto para comprar tan barato y vender tan caro y bien”, se preguntaba Borja, uno de los más de 9.000 suscriptores de EL ESPAÑOL.

Tomó el control el Madrid y no tardó en llegar el segundo. Esta vez, en una falta lanzada por James que pegó en el palo y se metió dentro de la portería. Brilló el ataque y se dejó ver Keylor Navas bajo palos, rebañando una pelota a Rubén Castro dentro del área. “¿Para qué quiere el Madrid a De Gea?”, se preguntaba Jaime, otro de nuestros accionistas. Y puede que no le falte razón…

Se fue el Madrid enchufado al túnel de vestuarios y regresó en las mismas condiciones. Nada más empezar la segunda mitad, apareció Bale para que Benzema se estrenara esta temporada. Hizo el tercero el francés y el cuarto James, recibiendo solo dentro del área y enganchándola con una chilena marca de la casa.

No murió el conjunto de Pepe Mel a pesar de todo. Con el Madrid aletargado por el peso de los goles, el Betis forzó un penalti, pero el portero costarricense se lo paró a Rubén Castro. “Keylor, Keylor, Keylor…”, gritó el Bernabéu. ¿Y De Gea? Podría llegar esta semana, pero es indudable que el Madrid no necesita a nadie más para tener a salvo su portería, con Kiko Casilla en la retaguardia esperando un contratiempo para dejarse ver.

Remató la faena Bale, con un misil teledirigido desde larga distancia. El galés certificó la manita y dio la primera victoria de la Liga al Real Madrid, que se coloca con cuatro puntos y, sobre todo, mandando un mensaje claro con sus intenciones para esta temporada. Disfrutaron los suscriptores y se lo pasó bien el Bernabéu. ¿Alguien tenía un plan mejor que pasar la noche en el palco de EL ESPAÑOL y AXA viendo al Real Madrid?

Lucas Silva, un fichaje inexplicable

silva1

El Real Madrid ha cedido a Lucas Silva al Olympique de Marsella de Michel. Pero la gran pregunta es por qué fichó en enero a este jugador brasileño. Silva nunca estuvo ni ha estado, según sus datos en el Cruzeiro confirmados en sus meses en España, a la altura de un equipo que aspira a ser el mejor del mundo. Ahora se va con la certeza generalizada de que este fichaje inexplicable no volverá a vestir, casi con toda seguridad, la camiseta blanca.

silva1

Cuando la sombra de la sospecha se posó en el Bernabéu en forma de una posible sanción de la FIFA el pasado otoño, el club blanco reaccionó rápido. Jugadores de futuro, esa fue la orden, entre ellos un mediocentro que pudiese aportar rendimiento inmediato. En el Real Madrid ya no se creía en Khedira y el club entendía que no se podía contar con Illarramendi en los momentos importantes. Debido a la normativa UEFA que no permite a los jugadores disputar la Champions con dos equipos en la misma temporada, el Real Madrid miró a Sudamérica, donde Lucas Silva fue el elegido. Pero, ¿quién era Lucas Silva?LucasSilva1(Pie de foto: En el gráfico se visualizan los parámetros más importantes para un mediocentro. Los parámetros ‘negativos’ (ser regateado, faltas cometidas, y veces que el jugador fue desposeído del balón) están visualizados inversamente, de tal forma que un circulo perfecto haría un jugador completo en esta demarcación. La puntuación va en consecuencia de los jugadores de la propia liga, donde la visualización perfecta constaría de una desviación típica por encima en ese parámetro. Producción medida por 90 minutos de juego. Datos vía Opta Sports.)

Parco en cualquier cualidad ofensiva, lo cierto es que tampoco era su cometido. Con buen juego con el balón, estaba por debajo de la media de su propia liga en cuanto a recuperar posesiones, intercepciones y entradas al rival que acaben en recuperación. Pero nadie se fijó en los más de 2.000 minutos esparcidos en 28 partidos en los que participó con el Cruzeiro antes de llegar a Madrid. Con la corazonada de que un jugador que forma parte del 11 ideal del Brasileirao tiene un buen nivel, nadie se paró a observar que al igual que Lucas Silva había otros 4 jugadores más del Cruzeiro campeón en ese equipo ideal. También pasó desapercibido el hecho de que nunca había sido internacional absoluto con la canarinha.

Bancado por muchos de los grandes medios españoles días antes del fichaje, Lucas Silva aterrizó a finales del pasado mes de enero previo pago de 14 millones de euros al Cruzeiro. El Real Madrid también cerró por esas fechas a otros dos jugadores de futuro, Martin Odegaard y Marco Asensio, ambos por menos de 4 millones de euros cada uno. Aclamado por la prensa como el gran fichaje que venía a hacerse con el centro del campo del conjunto blanco, Silva debutaría unos días después de su llegada en Champions League.

Se estrenó como titular frente al Schalke 04 y disputó los 90 minutos en Gelsenkirchen. Después de un partido con más de una docena fallos posicionales*, la página de análisis de rendimiento WhoScored le dio al jugador una nota de 6.8 sobre 10, la nota más baja de todos los titulares aquella noche. Lo mismo ocurrió en Squawka, otra página conocida por actualizar sus puntuaciones de los jugadores en directo: 1.5 sobre 5.

Pero en España la reacción fue todo lo contrario a pesar de lo evidente. La prensa recalcaba su gran debut, su seguridad y su gran futuro, además de puntualizar que en su éxito estaba la derrota de Illarramendi, su gran rival por el puesto en el 11. Días más tarde, piezas sobre su vida fuera de los terrenos de juego empezaron a brotar, desde aquellas que hacían referencia a la consultora de fútbol que tenía a su disposición para mejorar su rendimiento hasta las que detallaban su trayecto desde su casa hasta la ciudad deportiva. No volvió a jugar en Champions.

En Liga su rendimiento tampoco fue muy allá: menos de 400 minutos en 8 partidos con una producción muy similar a la de su última campaña en Brasil.LucasSilva2(Pie de foto: En el gráfico se visualizan los parámetros más importantes para un mediocentro. Los parámetros ‘negativos’ (ser regateado, faltas cometidas, y veces que el jugador fue desposeído del balón) están visualizados inversamente, de tal forma que un circulo perfecto haría un jugador completo en esta demarcación. La puntuación va en consecuencia de los jugadores de la propia liga, donde la visualización perfecta constaría de una desviación típica por encima en ese parámetro. Datos por 90 minutos vía Opta Sports.)

Pero más allá de un apoyo mediático generalizado, las preguntas son quién y por qué se fichó a Lucas Silva. Un año antes del título del Cruzeiro, Lucas Silva era incluso más desconocido en Europa y rindió mejor (ver gráfico) siendo más joven.Screen Shot 2015-08-28 at 5.18.19 PM(Pie de foto: En el gráfico se representa a todos los jugadores del Brasileirao de las temporadas 2013 y 2014. En el eje x (horizontal) se observa la contribución defensiva (recuperaciones vía tackling/entradas más intercepciones de balón) por 90 minutos de juego. En el eje y (vertical) se observa la creación de oportunidades ofensivas (asistencias más pases clave**) por 90 minutos de juego. Datos vía Opta Sports.)

El brasileño mejorará con esta cesión al Olympique de Marsella de Michel, ya que jugará más minutos que le ayudarán a adaptarse a ligas tan competitivas como las europeas. Pero también es cierto que el jugador no tenía nivel para jugar con el Madrid ni antes ni durante su estancia en el club blanco a la vista de los datos. Ahora queda la incógnita de si Lucas Silva sale cedido por el problema real que su pasaporte extracomunitario acarrea o por su falta de competencia. ¿Hubiesen recomprado a Casemiro si Lucas Silva hubiese jugado como se presuponía?

*Fallos posicionales consisten en fallos sin balón a la hora de posicionarse frente acciones de importancia. Datos vía Opta Sports.

**Pases clave son asistencias de disparos en las que el balón no termina en gol.

Griezmann inaugura el palco de EL ESPAÑOL en el Calderón

Calderon

Un gol de falta del francés, fiel a la “pelota parada” de Simeone, da los tres primeros puntos al Atlético de Madrid, que se impuso a la UD Las Palmas el día en que EL ESPAÑOL inauguraba su palco en el Vicente Calderón con Esteban Urreiztieta, adjunto al director del periódico, como anfitrión.

Calderon

Un gol de falta del francés, fiel a la “pelota parada” de Simeone, da los tres primeros puntos al Atlético de Madrid, que se impuso a la UD Las Palmas el día en que EL ESPAÑOL inauguraba su palco en el Vicente Calderón con Esteban Urreiztieta, adjunto al director del periódico, como anfitrión.

La Liga ya ha cortado la cinta inaugural y el Atlético de Madrid ha dado su primer paso con una victoria frente a la UD Las Palmas (1-0). Testigos de lujo del encuentro fueron los seis accionistas de EL ESPAÑOL que tuvieron la fortuna de inaugurar el palco del Vicente Calderón que nuestros suscriptores podrán disfrutar durante toda la temporada.

Junto a ellos estuvo nuestro Jackson Martínez, una de las flamantes incorporaciones del verano, Esteban Urreiztieta, Adjunto al Director, aunque, eso sí, el futbolista colombiano fue menos eficaz en un partido que Las Palmas, en su regreso a Primera, quiso dormir. Algo no muy prudente cuando enfrente se encuentra un equipo dirigido por Diego Pablo Simeone.

Se trataba del primer partido de los hombres del argentino tras una pretemporada de sensaciones positivas. 27 años hacía que no se veían las caras ambos conjuntos en Primera y el reencuentro se vivió con intensidad en la grada. Precisamente, a la hinchada atlética hicieron referencia Elena Gutiérrez y Martín Sastre, suscriptores, madridistas, pero rendidos ante los cánticos del Calderón. “He estado en el Camp Nou y en el Bernabéu, pero no animan como se anima aquí, ni parecido”, decía Martín.

Carlos Valenciano, suscriptor, también estuvo presente junto a su hijo. Una historia clásica en este campo de relación paterno-filial, pero a la inversa. Fue el hijo, futbolista aficionado, quien hizo a su padre aficionarse. Durante el encuentro aprovechó para compartir fotografías del palco en Twitter. El sitio desde el que observaron cómo el Atlético comenzó el encuentro con la ocasión que materializó la zurda de Antoine Griezmann. El francés lanzó una falta magistral, favorecida tras tocar a un hombre de la barrera, ante la que nada pudo hacer Raúl Lioziaín. ¡Gol! Fiel a la tradición del Atlético, “a pelota parada”, como le  gusta a Simeone.

Era el retorno de Óliver Torres y Filipe Luis al césped del Calderón en partido oficial. Ninguno defraudó. El mediapunta, colocado en banda derecha por Simeone, hace ilusionarse a los aficionados atléticos. Ven cómo su equipo puede dar un paso adelante más, en calidad,  y quién sabe si también en la tabla clasificatoria. También era el regreso al campo de nuestro suscriptor Javier Vicioso, que presenció el partido con su hermano, Jesús. Ambos se declararon “fans” de Pedro J. Ramírez y se animaron a aportar ideas para el proyecto de EL ESPAÑOL.

El conjunto de Paco Herrera regresaba a Primera con las ideas muy claras: juntitos atrás y a dormir la pelota con la posesión. Juan Carlos Valerón, ex rojiblanco, esperó su momento aunque nunca llegó. Había demasiado en juego. “Yo creo que van a bajar”, dijo Carlos Calvo sobre el conjunto canario. “Del único que se espera algo es de Araujo”, resumió Pablo Poza.

Primera jornada y primeros tres puntos para el Atlético de Madrid, que a pesar del pobre partido dejó una sonrisa en la cara de sus aficionados. También en los presentes en el estreno del palco de El ESPAÑOL en el Calderón, que todavía tiene por delante muchas emociones que vivir. Eso sí, “partido a partido”. Próxima cita para nuestros suscriptores, el sábado 12 de septiembre, y frente al FC Barcelona. Casi nada.

Froome y el anhelo del doblete

froome1

La Vuelta 2015 ya está en marcha. Y pese a la chapuza del primer día, el cartel que presenta  es uno de los mejores, sino el mejor,  de su historia. Chris Froome, reciente ganador del Tour, intentará lo que pocos han conseguido: el doblete. O lo que es igual, conquistar dos grandes rondas en la misma temporada. 

froome1

Quién le iba a decir al belga Gustaaf Deloor, primer ganador de la Vuelta allá por 1935, que la carrera española dejaría de ser un simple entremés tras Giro y Tour para convertirse en el postre por antonomasia de la temporada ciclista. La efeméride del 80 aniversario no podía llegar en mejor momento para la prueba, que ostentará en 2015 uno de los mejores carteles de su historia e incluso afrontará la posibilidad de que Chris Froome se sume al exclusivo grupo del doblete en una misma temporada y que no conoce nuevos miembros desde Alberto Contador en 2008, precisamente el campeón del Giro 2015 que fracasó en idéntico intento en el Tour y no defenderá su triunfo en la Vuelta de 2014.

Fausto Coppi, Jacques Anquetil, Bernard Hinault, Eddy Merckx, Giovanni Battaglin, Miguel Indurain, Marco Pantani y Contador. Ocho nombres para la Historia. Sólo ocho nombres a los que Froome sueña con emular, aunque si bien se consiguió en cuatro ocasiones en la década de los 70, tres más en los 80 y otras tres ya en los 90, desde que comenzó el nuevo siglo únicamente lo ha conseguido el pinteño. Aspiración compleja de por sí y que complicará aún más la amplia nómina de favoritos en la salida de Merballe, donde concurrirán el resto de integrantes del podio del último Tour (Nairo Quintana y Alejandro Valverde) y dos de los tres componentes del cajón en el último Giro de Italia (Fabio Aru y Mikel Landa).

1949 – Fausto Coppi – Giro y Tour
1952 – Fausto Coppi – Giro y Tour
1963 – Jacques Anquetil – Tour y Vuelta
1964 – Jacques Anquetil – Giro y Tour
1970 – Eddy Merckx – Tour y Giro
1972 – Eddy Merckx – Tour y Giro
1973 – Eddy Merckx – Giro y Vuelta
1978 – Bernard Hinault – Tour y Vuelta
1981 – Giovanni Battaglin – Giro y Vuelta
1982 – Bernard Hinault – Tour y Giro
1985 – Bernard Hinault – Tour y Giro
1992 – Miguel Induráin – Tour y Giro
1993 – Miguel Indurain – Tour y Giro
1998 – Marco Pantani – Tour y Giro
2008 – Alberto Contador – Giro y Vuelta

Los cinco magníficos

La participación de la plana mayor de la élite del ciclismo mundial, excepción hecha de Contador, es especialmente significativa. A Froome, Quintana y Valverde se unen todo un excampeón de las tres grandes carreras como Vincenzo Nibali y un asiduo de sus podios, Joaquim ‘Purito’ Rodríguez. Entre todos suman 13 victorias de etapa y 10 triunfos en clasificaciones generales durante la presente temporada. Vienen de disputarse el maillot amarillo en Francia con el consiguiente castigo para sus piernas, pero el favoritismo no se lo quita nadie.

Dos equipos pueden ser propensos a la guerra de guerrillas durante la carrera: Movistar y Astana. La situación parece más llevadera en la escuadra española, donde Nairo Quintana y Alejandro Valverde ya demostraron formar un buen tándem durante el pasado Tour. El colombiano quema su último cartucho para no acabar la temporada sin una grande en el zurrón, mientras que el ciclista murciano busca poner el broche ideal a una temporada ya de por sí excelsa y aún con el Mundial de Richmond en el horizonte. La duda de quién será el jefe de filas no parece importar tanto en este caso.

 

 

La verdadera pelea de gallos se presenta entre Nibali, Aru y Landa, todos con galones de líder en el Astana. El equipo dirigido por Alexandre Vinokourov ya adoleció de importantes problemas a este respecto durante el Giro de Italia y la entrada de Nibali en el ‘9’ para La Vuelta podría agravarlos aún más. Aru parece el corredor más fresco de los tres, ya que Nibali fue repescado casi a última hora de sus vacaciones y Landa no llega a la Costa del Sol en su mejor condición física. La brecha entre la jefatura de filas y la servidumbre se presenta realmente ajustada en la formación. Puede que en ella no se viviesen tiempos tan convulsos desde la extraña pareja que formaron Contador y Lance Armstrong durante el Tour 2009.

Además, esta edición de La Vuelta también presenta otros nombres propios a tener en cuenta. Quizá no posean tal grado de favoritismo como los anteriores, pero darán que hablar y mucho hasta mediados de septiembre. Tejay Van Garderen (BMC) es uno de esos grandes tapados tras haber destacado en la alta montaña del Tour, con Rafal Majka (Tinkoff-Saxo) pisándole los talones ante la gran oportunidad para demostrar su valía como líder. Tras ellos, los Samuel Sánchez, Peter Sagan, Joe Dombrowski, Frank Schleck, Dani Moreno o Rubén Plaza, entre otros.

La montaña más exigente

Si el plantel de corredores de esta Vuelta ya asusta, aún lo hace más el recorrido que les espera. De los 3.357 kilómetros que se recorrerán en esta edición, destaca el hecho de que los nueve finales en alto que presenta el recorrido sean inéditos. Dos etapas se llevan la palma entre las 13 que conformarán la montaña: la undécima (Andorra La Vella-Cortals d’Encamp) y la decimosexta (Luarca-Ermita de Alba).

La etapa reina andorrana se va a convertir en una de las más duras de la historia de La Vuelta debido a los 4.600 metros de desnivel que habrá que soportar y la media de metros a ascender por kilómetro: 33,33. El recorrido, calificado de “histórico” por ‘Purito’ Rodríguez, uno de sus diseñadores, promete marcar un antes y un después en la carrera. Los grandes escaladores del pelotón pueden ponerse las botas el 2 de septiembre, aunque tendrán otra buena oportunidad para probarse cinco días más tarde al norte de la Península.

La ascensión a la Ermita de Alba también promete emociones fuertes en forma de triunfos épicos o de pájaras descomunales. El desnivel será idéntico al del día de Andorra, así que sus 138 kilómetros pueden resultar matadores teniendo en cuenta que las dos jornadas previas (Vitoria-Alto Campoo y Comillas-Sotres) también presentarán llegada en alto. Por si esto fuera poco, al día siguiente tocará afrontar otro hipotético momento clave: la única contrarreloj individual de la cita.

La albergará Burgos y constará de cerca de 40 kilómetros, que bien podrían atragantárseles a algunos de los favoritos menos efectivos sobre la ‘cabra’ y beneficiar a corredores como Chris Froome. Todavía podría haber lugar para las sorpresas camino de Madrid por gracia de una de las subidas más desconocidas del libro de ruta de Unipublic, La Quesera: 27 kilómetros de ascenso con desniveles cercanos al 20%. Todo un desafío para los valientes que aún queden en pie entre la terna de favoritos.

Por si fuera poco, La Vuelta de este año ya ha causado una pequeña conmoción antes incluso de arrancar. La pelea por la clasificación general empezará, insólitamente, en la segunda etapa. Todo se debe al descontento de los ciclistas con parte del recorrido de la contrarreloj por equipos inaugural entre Puerto Banús y Marbella, cuyos tiempos no se tendrán en cuenta a nivel individual. Los casi 4 kilómetros de arena prensada por los que tendrán que transitar los corredores han llevado a dar el auténtico pistoletazo de salida a la madre de todas las Vueltas un día más tarde. A pesar de todo, la expectación por saber quién se paseará por La Castellana con el jersey rojo permanecerá intacta.

Liga 15/16: las casas de apuestas dan favorito al Barça

barcelona-01_1

Las casas de apuestas creen que el Barcelona repetirá como campeón de la Liga 2015-2016, que arranca este fin de semana. Tras él, sitúan al nuevo Real Madrid de Rafa Benítez, seguido de Atlético y Sevilla. Las Palmas, Eibar y Sporting son los candidatos de los apostantes para el descenso.

barcelona-01_1

A mediados de los noventa los clubs estadounidenses de béisbol empezaron a rellenar sus secretarias técnicas de expertos en estadística y matemática. Después del éxito de los Oakland Athletics en la MLB, los demás equipos siguieron este modelo hasta que la nueva tendencia salpicó al resto de deportes del país norteamericano. Primero al baloncesto, luego al fútbol americano y años más tarde al hockey sobre hielo. En cambio, hasta hace relativamente poco, la estadística avanzada no llegó al fútbol europeo. Fue principalmente a los clubs anglosajones, donde la mayoría de equipos de la Premier League ya tienen al menos una persona encargada del análisis de su equipo al igual que de tareas de scouting con métodos matemáticos. Sin embargo antes de todo esto, ya existían las casas de apuestas.

Los modelos de predicción que manejan las casas de apuestas ayudan a estas a ajustar las cifras ofrecidas al público de tal forma que hacen muy difícil un éxito global por parte de los usuarios. La mentalidad detrás de la operativa reside en que nadie desde fuera podrá predecir resultados más precisos que desde dentro. De esta forma las apuestas online se han convertido en un negocio tan lucrativo que algunas de las grandes casas patrocinan a muchos de los grandes clubs europeos.

casas de apuestas

En el fútbol, la metodología detrás de las predicciones están basadas en muchas variables con dos modelos que prevalecen en importancia, el Team Rating y el sistema de puntuación Elo. A grandes rasgos, el Team Rating mide los patrones de juego dando prioridad a las jugadas que acaben en un disparo y, a su vez, a los disparos entre los tres palos. Las variables detrás del modelo favorecen la distancia del balón y el ángulo desde la portería, el pase -si lo hay- que precede al disparo, y la velocidad a la que el balón se desplaza antes de acabar la jugada. Por ejemplo, está demostrado que las jugadas precedidas por un pase entrelíneas tienen más de un 30% de materializarse que las que no contienen un pase en profundidad.

El sistema de puntuación Elo origina en el matemático húngaro del mismo nombre que utilizaba este sistema para evaluar el nivel de los ajedrecistas de la época. El algoritmo aplicado al fútbol testa la fuerza de los conjuntos, priorizando los resultados pasados para predecir los futuros y los marcadores finales entre rivales directos. En segundo lugar favorece los cambios en plantilla que beneficien o perjudiquen al equipo según la aportación individual al global del algoritmo. Este sistema de puntuación daba como favorito al Manchester City el día antes de empezar la actual edición de la Premier League, seguido por el Chelsea, corroborando las ‘líneas’ que todas las casas de apuestas ofrecían.

En España las casas de apuestas dan como favorito al Barcelona para revalidar título de Liga en esta campaña que empieza este fin de semana. La contundencia con la que el Barcelona ganó la Liga anterior beneficia al club de la Ciudad Condal a pesar de no poder fichar nuevos refuerzos, y los expertos pronostican una victoria final superando los 90 puntos en el campeonato nacional. A pesar de no haber conseguido la Supercopa nacional y ganar la europea de forma agónica, el Barcelona contará con los refuerzos de Arda Turan y Aleix Vidal a partir del próximo enero.

El Real Madrid es el segundo favorito según los expertos. En un verano con pocos refuerzos en los puestos de ataque que hagan cambiar el 11 de gala, el Real Madrid está pronosticado a romper la barrera de los 90 puntos. Esta predicción -y todas las demás- podrían variar ligeramente hasta el cierre de mercado el próximo día 31 de agosto si los equipos se refuerzan o pierden jugadores. Este podría ser el caso del club de Concha Espina, al cual le acechan los rumores sobre una posible contratación del portero del Manchester United David de Gea.

A Barcelona y Real Madrid le siguen Atlético de Madrid y Sevilla. El club rojiblanco se ha reforzado con Jackson Martinez, que suplirá al ya juventino Mario Mandzukic. Además, el club ha fichado a Vietto, Filipe Luis y repescó a Oliver Torres del Oporto, lo cual sitúa al conjunto rojiblanco cómodamente en la tercera plaza según las casas de apuestas. El Sevilla, vigente campeón de la Europa League, cierra los puestos de Champions. El club de Nervión tiene una baja sensible con la salida de Bacca hacia el Milan, pero ha fichado mejor que bien con las adquisiciones de Immobile y Konoplyanka e incluso podría aumentar sus aspiraciones si finalmente se confirma la cesión de Fernando Llorente, procedente de la Juve.

Por abajo los expertos colocan a dos de los tres recién ascendidos -Las Palmas y Sporting- en la pelea por evitar el descenso hasta el final. En la pomada también estará el Eibar, y observando los números la continuidad de Levante, Granada o Getafe en Primera no es ni mucho menos segura. 

En el gráfico posterior se observan los resultados que la casa de apuestas Pinnacle Sports predice para esta edición de La Liga. Apostando al over/under se observa que el Barcelona es el favorito y le asignan una cifra de 93.5 puntos, seguido por el Real Madrid con 90.5 puntos.Screen Shot 2015-08-22 at 12.30.08 PMDespués de consultar una larga lista de casas de apuestas el orden del top 3 es unánime: Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid. Betfair ofrece la cuota más baja a la victoria en Liga al Barcelona -1.61 euros por euro apostado-, mientras que las demás casas ofrecen 1.67. La consecución del título por parte del Real Madrid se paga a 2.5 por euro apostado, con la excepción de Bwin, que paga a 2.75. Ver al Atleti campeón oscila entre 15 y 23 euros por euro jugado.

Las apuestas por el descenso también están presentes, donde el Eibar es principal candidato a bajar de categoría con los precios oscilando entre 1.8 (Bet365) y 1.57 (Bwin). Los puestos de abajo los completarían Sporting de Gijón y la UD Las Palmas -al igual que en Pinnacle Sports- y se observa un gran salto en las cifras ofrecidas por los apostadores entre estos tres equipos y el siguiente candidato a bajar: el Granada (entre 3.5 y 4 euros).

Casas de apuestas consultadas: Bet365, Bwin, BetFair, Coral, William Hill, PaddyPower, Ladbrokes, SkyBet y TitanBet. Datos del jueves 20 de agosto.

Salvador Carmona analiza la actualidad deportiva para El Español.

 

 

De abrazos, pitos y palcos

palcobernabeu

Con Pedro J. Ramírez a la cabeza, EL ESPAÑOL y AXA estrenaron su palco en el Santiago Bernabéu en la presentación del Real Madrid ante su afición. Una victoria ante el Galatasaray que sirvió para que Sergio Ramos recibiera el visto bueno, Gareth Bale recordara la música de viento y Marcelo maquillase las sensaciones propias de la pretemporada con un precioso eslalon (2-1). 

Reportaje gráfico: Moeh Atitar

Debutó el Real Madrid ante su público y también lo hizo el palco de EL ESPAÑOL y AXA en el Santiago Bernabéu. Con Pedro J. Ramírez a la cabeza y junto a Luis Sáez de Jáuregui, director de área de negocio de particulares, y Josep Alfonso, director de comunicación de AXA, 12 fueron los afortunados accionistas que pudieron disfrutar del eslalon de Marcelo, lo más destacable de una noche sin ritmo en la que el conjunto de Rafa Benítez recuperó la tradición de presentarse ante su afición en el Trofeo Santiago Bernabéu y en el que Sergio Ramos recibió el ok en forma de aplausos y Gareth Bale descubrió que el sonido de viento para él, una temporada después, no ha cambiado.

“Florentino se equivoca con Ramos”, aunque también es verdad que el Real Madrid “no podía permitirse perder a dos capitanes en una misma temporada” y, claro, “Sergio Ramos es el mejor central español”. José Antonio Camacho, el nuestro, el accionista de EL ESPAÑOL, no el técnico de Cieza, es el ejemplo perfecto de la variedad de opiniones, aunque el Bernabéu dictó su sentencia: aplausos en la presentación del central sevillano, más aplausos cuando Benítez decidió sentarle en el carrusel de cambios del tramo final y ovación de gala entre su abrazo con el presidente y el momento de levantar el trofeo. A medias con Marcelo, eso sí, autor el brasileño del 2-1 final con que cayó un honroso Galatasaray y se maquillaron las sensaciones de pretemporada.

A medio camino entre la falta de rodaje, la necesidad de minutos de Danilo para adaptarse a los automatismos, la pólvora mojada de Cristiano y las ausencias (Pepe, Varane y Benzema), el equipo de Benítez dejó muestras de lo que puede ser ya este mismo sábado en Gijón, aunque con el 31 de agosto, fecha del cierre del mercado de fichajes, en el horizonte inmediato, las certezas son escasas.

Se duda de Jesé. “Habría que cederlo, porque seguro que con minutos recuperaría la forma y se le podría recuperar como se ha hecho con Casemiro”, decía Alejandro Boris, otro de los accionistas de EL ESPAÑOL. Hay esperanzas depositadas en Danilo. “Es la primera vez que le veo pero tiene una profundidad y una vocación ofensiva que…”, apuntaba. Pero los clásicos son los clásicos, y más en el Bernabéu.

esta

Aplaudió el estadio a rabiar a Cristiano Ronaldo en la presentación, más incluso que a Sergio Ramos, pero anda el portugués en plena fase de readaptación. Eso sí, a él se le perdona. “Éste es el Ronaldo fallón de muchísimos partidos. Tendría que cambiar algunas cosas y si alguien puede hacer que cambie es Rafa Benítez”, opinaba Sáez de Jáuregui. A quien no se le pasa ni una es a Gareth Bale, que se llevó su ya habitual pitada al ser sustituido. Lo normal, vamos.

Y la portería, claro. Dos intervenciones tuvo Keylor Navas, que parece el titular de Benítez ahora mismo, y en las dos se le apreció el esfuerzo. En la primera con una salida y una despeje (“Eso no se había visto en el Bernabéu desde hace 10 años”, terciaba con el colmillo brillante Alejandro Boris, otro de nuestros accionistas) y, ya en la segunda parte, con una preciosa estirada que levantó a más de uno del asiento. Aplausos que podría prolongarse toda la temporada desde la titularidad o que podrían desaparecer de inmediato si se produce el desembarco de David de Gea.

Detalles de un partido que comenzó con un tanto de cabeza de Nacho en un saque de esquina apenas a los 15 minutos, prosiguió con una fase de sopor, se desperezó con el tanto de un viejo conocido de la casa como Wesley Sneijder para empatar a los 52 y se solucionó con un eslalon de Marcelo desde la misma línea de banda hasta el corazón del área chica. Pocas conclusiones, pero una muy clara. Es de Francisco Ory, también accionista de EL ESPAÑOL: “Queremos un periodismo diferente, en el que se valore la profundidad, que no caduque, que se aprecie que está trabajado”. Parecido a lo que busca Benítez para su Real Madrid desde este sábado en El Molinón.