El Banco de España aflora 1.000 millones de deuda oculta en Cataluña

Artur Mas, the acting head of Catalonia's regional government, speaks during a meeting at the regional government headquarters in Barcelona, Spain, September 29, 2015. Catalonia's Supreme Court has indicted Mas for carrying out a non-binding referendum on independence last November, facing preliminary charges for disobedience, abuse of authority, and usurping authority, according to court documents released on Tuesday. REUTERS/Stringer

Las ‘facturas ocultas’ elevan la deuda pública de Cataluña casi un 2%, por encima de 67.800 millones de euros e imposibilitan al Gobierno cumplir el Programa de Estabilidad.

Foto: REUTERS/Stringer

Artur Mas, the acting head of Catalonia's regional government, speaks during a meeting at the regional government headquarters in Barcelona, Spain, September 29, 2015. Catalonia's Supreme Court has indicted Mas for carrying out a non-binding referendum on independence last November, facing preliminary charges for disobedience, abuse of authority, and usurping authority, according to court documents released on Tuesday. REUTERS/Stringer
Arturo Mas, presidente en funciones de la Generalitat./ REUTERS/Stringer

La pesadilla de las deudas sin contabilizar vuelve a revivirse este año. El Banco de España saca a la luz facturas ocultas del último año en Cataluña por valor de 1.042 millones de euros. Este pasivo no contabilizado hasta ahora procede de deudas de asociaciones público-privadas. En concreto, se refieren a dos grandes bloques de deuda: uno con fecha en diciembre de 2014 y un segundo, de junio de este año, que superan los 1.000 millones de euros. Estas facturas contra el erario público afloran justo cuatro días después de la celebración de las elecciones catalanas, por lo que no han influido en el voto de los ciudadanos.

Dos picos que elevan el pasivo de Cataluña hasta los 67.855 millones de euros, un nivel nunca antes visto, y que llevan la ratio de deuda sobre el PIB de la comunidad hasta el 33,9%. En total, un avance de 1,1 puntos del PIB que deja a Cataluña en el tercer puesto de autonomías más endeudadas, por detrás de la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha.

Ratio deuda/PIB de las comunidades autónomas (%)

Fuente: Banco de España. Datos hasta junio.

Cataluña, que ya era una de las comunidades que tenía más problemas por el volumen de su deuda, empeora su situación de un plumazo. La Comunidad tiene ya el 27% del pasivo de todas las autonomías. En el extremo opuesto se sitúa la Comunidad de Madrid, para la que el Banco de España ha revisado a la baja su volumen total de deuda. En concreto, ha ajustado su pasivo en 29 millones el pasivo de la región, hasta dejarlo en 26.312 millones, lo que supone un 13,3% de su PIB.

Rompe la promesa del Gobierno

Esta desviación de las cuentas de Cataluña, unido a la revisión a la baja del PIB realizada por el INE, hará imposible que España cumpla este año las previsiones de déficit y deuda comprometidas con Europa. Hacienda remitió a Bruselas en abril su Programa de Estabilidad para los años 2015-2018 en el que prometía que el endeudamiento público se quedaría en el 98,9% del PIB y que en ningún caso superaría el 100%.

Estas promesas son ya papel mojado con las nuevas cifras del Banco de España. La actualización de las cuentas financieras ha elevado el endeudamiento público en 1,8 puntos de PIB, hasta el 99,5%. De un plumazo el pasivo de España se ha colocado seis décimas por encima de lo comprometido por el Ejecutivo. En total, en torno a 6.000 millones de euros de desviación sólo hasta el mes de junio que tendrán una solución muy complicada en la segunda mitad del año.

España también tenía muy complicado cumplir el objetivo de déficit para este año marcado por Bruselas, pero con este nuevo pasivo carga sobre sus espaldas, ahora es prácticamente imposible que lo logre. El mandato europeo es cerrar el año con un déficit del 4,2% sobre el PIB y al cierre de julio ya contabiliza un desvío superior al 3%.

Las comunidades autónomas están siendo las más incumplidoras de todas las administraciones públicas. Si antes de esta revisión ya habían superado el límite de déficit para todo el año, ahora el escenario es mucho peor. El Ejecutivo central había marcado un objetivo de desviación máximo del 0,7% sobre el PIB, cifra que ya habían sobrepasado en julio. Con esta actualización del Banco de España, la desviación de las autonomías ya será superior al 0,8% del PIB.

Actualización del PIB

Una buena parte de la revisión al alza de la ratio de endeudamiento se debe a que el Banco de España ha incorporado la revisión a la baja del PIB español realizado por el INE. Esto significa que, como baja el tamaño de la producción española anual, el porcentaje que representa la deuda sobre ésta es mayor.deuda_nueva

El endeudamiento de todas las autonomías ha aumentado tras esta revisión, liderado por el avance de Cataluña, que aumenta 1,1 puntos de PIB. La Comunidad Valenciana ocupa esta dudosa segunda posición, ya que su ratio de endeudamiento aumenta en 0,7 puntos de su PIB y Castilla-La Mancha ocupa el tercer puesto, con un avance de 0,6 puntos.

Montoro prohíbe que Google encuentre la lista de morosos

Hacienda hará pública la ‘famosa’ lista de morosos, pero poco. Google, igual que el resto de motores de búsqueda, no devolverá resultados ligados a la lista si se buscan, por ejemplo, los nombres de los deudores. El BOE establece que los nombres serán públicos sólo durante tres meses y no podrán ser localizados mediante buscadores. 

Foto: Sergio Barrenechea / EFE

Montoro es aplaudido por sus compañeros de filas tras aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2016. Sergio Barrenechea / EFE

Hacienda hará pública la ‘famosa’ lista de morosos, pero poco. Google, igual que el resto de motores de búsqueda, no devolverá resultados ligados a la lista si se buscan, por ejemplo, los nombres de los deudores. La principal puerta de entrada a la información en Internet no los verá. Se la ciega por Ley. Además, incluso aunque se acuda directamente a la dirección de Internet en la que se cuelgue la lista, su contenido desaparecerá a los tres meses de ser publicado. Fundido a negro.

La normativa aparecida esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de reforma de la Ley General Tributaria incluye un párrafo que así lo establece y que muy poco tiene que ver con la intención de “publicidad y transparencia” que se recoge en el preámbulo y con la que tantas veces ha sacado pecho el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Y van unas cuantas veces desde la primera vez que habló de su idea de publicar la lista, allá por diciembre de 2012.

De 100.000 a 1.000.000

Desde entonces a su forma definitiva, la norma se ha ido relajando, pasando de la intención de publicar los nombres de todo el que debiese más de 100.000 euros, al millón de euros fijado finalmente. La pérdida de aristas no ha eliminado sin embargo del BOE todo el léxico de las buenas intenciones. Desde crear “una sociedad democrática avanzada”, al “desarrollo de una auténtica conciencia cívica”, del uso de “instrumentos preventivos y educativos”, “publicidad activa”, “información”…

Lo que dice en concreto el texto definitivo sobre los límites a la publicación de lista de morosos es que “la publicación se efectuará por medios electrónicos”, es decir, estará en la Red, pero “deberán adoptarse las medidas necesarias para impedir la indexación de su contenido a través de motores de búsqueda en Internet”. Además, “los listados dejarán de ser accesibles una vez transcurridos tres meses desde la fecha de publicación”.

Adiós a la posibilidad, por ejemplo, de utilizar las búsquedas para cruzar datos en el futuro de empresas contratadas por administraciones públicas que tuviesen deudas tributarias. La única opción será almacenar los listados.

La explicación que ofrecen desde Hacienda es que, de permanecer el resultado de la búsqueda, podría devolver eternamente como moroso el nombre de alguien que ya hubiese regularizado su situación con las arcas públicas. De momento, los morosos han tenido todo el primer semestre de 2015 para regularizar su situación. Quienes no hayan atendido el requerimiento y siguieran manteniendo la deuda a 31 de julio aparecerán en el primer listado, que se hará público a final de este año. A partir de ese momento, cada nuevo listado, referido al cierre del ejercicio anterior, se publicará en el primer semestre de cada año.

Mucho más allá del “derecho al olvido”

Al margen de que cada lista se referirá a la situación en una fecha concreta y que, de regularizar su situación, el moroso no volverá a aparecer en la siguiente, resulta incoherente con el espíritu protector que demuestra Hacienda que la norma no permita evitar que te saquen en los papeles pagando la deuda cuando te notifiquen que tu nombre va a aparecer en el listado. Esa notificación sólo sirve para “formular alegaciones en el plazo de 10 días contados a partir del día siguiente al de recepción de la comunicación”. Es para aclarar “errores materiales, de hecho o aritméticos” en los datos.

Hacienda va más allá incluso de lo que está protegido hasta ahora dentro de lo que se conoce como “derecho al olvido” en Internet, la posibilidad de que un ciudadano pueda exigir que se hagan opacos para Google resultados que enlacen con páginas en las que aparezca mencionado.

Por el momento no existe una normativa que regule dicho derecho. Europa sigue rigiéndose, en lo que a protección de datos se refiere, por la regulación de 1995, cuando Internet no era ni sombra de lo que es ahora. Lo que existe es una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de mayo de 2014 en la que se reconoció el derecho de un ciudadano español a exigir que Google eliminase de sus resultados las informaciones que le mencionaban, referidas a unas deudas económicas que el aseguraba haber pagado ya. Los artículos siguen estando en la web de La Vanguardia donde aparecieron, pero, al buscar por el nombre de la persona referida, no aparecen en los resultados de la búsqueda.

Cómo evitar que Google te vea

A raíz de la sentencia, Google creó un formulario para acogerse al “derecho al olvido” pero no lo aplica de forma automática. Siguiendo el espíritu de la sentencia, se estudia cada caso concreto y se eliminan aquellas informaciones que se consideran irrelevantes, obsoletas o inapropiadas. Por ejemplo, no se eliminan las referidas a personas con relevancia pública, algo que sí ocurrirá con la no indexación que ha establecido Montoro, puesto que afectará a la totalidad de la lista. Además, con la eliminación del contenido de su lugar original a los tres meses, también se va más allá del simple bloqueo de la búsqueda de un contenido.

Evitar que Google, o cualquier otro motor de búsqueda, detecte un contenido es relativamente sencillo para el gestor de una página en Internet. No hay más que utilizar un archivo robots.txt, que es un protocolo que indica al motor de búsqueda que pase de largo ante esa información. Una de las páginas que mayor uso hace de este tipo de archivos es precisamente el Boletín Oficial del Estado.

Los Reyes celebran en la ópera la absolución de la familia Ortiz

 

reyes

El padre, la tía y la abuela paterna de Doña Letizia han sido absueltos de un delito de insolvencia punible: Y en cinco meses, los Urdangarín también se sentaran en el banquillo.

En la imagen, los Reyes, este martes, en el Teatro Real de Madrid. EFE

Los Reyes, este martes, en el Teatro Real de Madrid. EFE

El Juzgado número dos de lo Penal de Oviedo ha absuelto de un delito de insolvencia punible al padre, de la Reina Letizia, Jesús Ortiz, la tía, Henar Ortiz y a la abuela María del Carmen Álvarez del Valle. La acusación pedía para ellos, dos años y seis meses de prisión, y multa de 10 euros diarios durante 16 meses. Además, pedía que Henar y Jesús Ortiz no pudieran volver a desempeñar ningún cargo de administradores o apoderados en ninguna empresa.

Una noticia que ha dejado más tranquilos a los Reyes, que esta noche han acudido al Teatro Real a la inauguración de la temporada de ópera, dónde han disfrutado de Roberto Devereux, una tragedia lírica que mezcla intrigas palaciegas y afectos en la corte de la reina Isabel I de Inglaterra. Muy identificada se habrá sentido Doña Letizia cuando la protagonista exclama: “No reino, no vivo”. Termina una pesadilla judicial que atormentaba a la familia paterna de la monarca desde hace tres años,y también a la institución monárquica afectada por cualquier escándalo de alguno de sus miembros, aunque sean parientes lejanos.

Todo empezó en febrero de 2012, cuando la artesana Sandra María Ruiz Vázquez decidió denunciar a Henar Ortiz Decoración S.L y ‘Henarmonía, S.C.’, ambas sociedades respondían por la tienda que la tía Henar abrió en la calle González del Valle en Oviedo en noviembre de 2004, con el apoyo de su madre y su hermano Jesús. El negoció de joyas y bolsos que ella misma diseñaba, no marchó como esperaba y cuatro años más tarde, se vio obligada a echar el cierre con deudas pendientes a la Seguridad Social y sin pagar a algunos proveedores. Este es el caso de Sandra, la denunciante a la que adeuda, con los intereses de demora, más de 30.000 euros, de los que la propia Henar aseguró en el juicio haber abonado ya 15.000 euros. Sin embargo, la demandante aseguró haberse quedado en el paro desde entonces y vivir de ayudas.

Jesús Ortiz se desmarca

Jesús Ortiz y su hermana díscola, Henar no mantienen ninguna relación. Apenas cruzaron la mirada y menos aún palabras durante la vista judicial. A los Ortiz, no les ha gustado el protagonismo mediático que la tía adquirió tras el enlace real y menos aún sus manifestaciones anti monárquicas, que nada benefician a su sobrina. Henar es una defensora pública de un referéndum para que el puebla diga sí o no, a la monarquía.

Pero hubo un tiempo en que la familia estaba unida y efectivamente Jesús ayudó a su hermana a montar el negocio. Tanto es así, que ambos pidieron una hipoteca inversa de la casa de la madre, María del Carmen Álvarez del Valle por importe de 239.000 euros. Un producto bancario para mayores de 65 años, que convierte en dinero el valor patrimonial de la vivienda, sin perder la titularidad. La operación crediticia se realizó con la intención de saldar una deuda de 135.000 euros con Banif. La acusación alegando que la familia de la Reina, lo había hecho para evitar que les fueran embargados los bienes tras la denuncia.

El padre de Doña Letizia declaró que sabía que su hermana tenía problemas económicos pero nunca le detalló las deudas exactas: “la administración la llevaba ella. Me decía: ‘Tranquilo, que lo intento controlar’. A mí me entró el nerviosismo cuando llegó un burofax del Banif recordándome que era avalista de un préstamo a mi hermana”, indicó Jesús Ortiz.

Tal y como lo detalló su bufete de abogados en un comunicado previo al juicio: “la empresa Henar Ortiz Decoradora S.L., de la que Jesús Ortiz fue partícipe con un 10%, “no tiene ninguna deuda” con Sandra Ruiz y añade que “no es ni fue nunca participe o parte” de la compañía Henarmonía S.C. que inicialmente contrajo la deuda. Los abogados admiten que Henar Ortiz Decoradora S.L., propiedad de Jesús Ortiz, “sí contrajo una deuda con Dña. Sandra Ruiz de 5.200,12 euros” pero esta “fue abonada” por el propio padre de la Reina “en calidad de socio de esta sociedad antes de la presentación de la querella que dio origen al juicio”. Versión contradicha por la denunciante que aseguró haber intentado llegar a un acuerdo con ambos antes de ir a juicio, pero no obtuvo respuesta.

Esta resolución judicial le cae como un jarro de agua fría a Sandra, cuyo hermano abogado de profesión ejerce su defensa. Durante el juicio el ministerio fiscal pidió el sobreseimiento de la causa al no encontrar pruebas. Hoy tía Henar, según ella arruinada, aunque con un negocio rural en marcha, celebra la resolución. No sabemos si ha llamado a su hermano Jesús Ortiz, el padre de la Reina, que intenta mantener a ralla a la familia. La pobre abuela Menchu, con bolso de Loewe en el banquillo y la casa hipotecada para salvar a la hija díscola, también cenará más tranquila. Doña Letizia aún no puede respirar tranquila, queda el recurso de apelación, que la acusación tiene diez días para presentar. En el Teatro Real se repite… “No reino, no vivo” .

·