La campaña catalana, en cinco despropósitos

iceta

Todo es posible en las campañas electorales. Los candidatos participan en tantos actos, dan tantas entrevistas y son ayudados (o eso creen ellos) por sus respectivos partidos políticos en tantas ocasiones, que cualquier desliz puede darle un vuelco a sus expectativas electorales.

Todo es posible en las campañas electorales. Los candidatos participan en tantos actos, dan tantas entrevistas y son ayudados (o eso creen ellos) por sus respectivos partidos políticos en tantas ocasiones, que cualquier desliz puede darle un vuelco a sus expectativas electorales.

Eso es lo que esperaban y temían Junts pel Sí como el PP cuando acordaron un debate electoral entre Oriol Junqueras, número 5 de la candidatura independentista, y José Manuel García-Margallo, ministro de Exteriores. Y, sin embargo, no hubo daños colaterales y se convirtió en uno de esos debates que faltaban en una campaña llena de exabruptos.

1.- “Pues, eh… ¿y la europea?”

https://www.youtube.com/watch?v=OHebSDdmdW8

El periodista Carlos Alsina se convertía, muy a su pesar, en un icono de parte del independentismo, que celebró la manera en la que descolocó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con un sencillo recordatorio de la legislación vigente.

Al recordarle que el Código Civil (que desarrolla la Constitución) prevé que un ciudadano español de origen pueda conservar su nacionalidad si así lo desea, Rajoy titubeó y dio alas al independentismo. “Han mentido sobre tu nacionalidad. Las otras amenazas también son falsas”, reza un vídeo de Junts pel Sí en el que la candidatura reproduce el vídeo de la entrevista como una pretendida cesión de espacio electoral al PP.

La reacción en las redes sociales fue masiva. Para muestra, este tuit:

2.- “Coleta morada” y los indios reservistas

“Grandes jefes PP, PSOE, Podemos, venir reserva catalana. Decir indígenas qué conviene votar”, dijo Artur Mas en Tortosa. “Indígenes decir jefes Madrid PP, PSOE, Podemos, gran corte de manga, que en el lenguaje de la reserva, se dice gran butifarra”.

Su frase provocó una espiral de imitadores.

https://twitter.com/pnique/status/646072210331959297?ref_src=twsrc%5Etfw

“Yo no hablar comanche, hablar serio. Mas nos ha estafado”, dijo por su parte Miquel Iceta.

3.- Las frases fuera de tono

“Gilipollas”, dijo Meritxell Genao, candidata de Catalunya si que es pot, a una persona que en realidad la animaba en un mitin. Se acabó disculpando.

Pablo Iglesias llamó “tonto” a Mariano Rajoy por decir que “un vaso es un vaso y un plato es un plato”.

Son muchas las voces que han clamado contra el encasillamiento de la campaña catalana. Para empezar, por la dinámica de bloques planteada por Junts pel Sí en la que se convocaban unas elecciones plebiscitarias. Además, varios partidos, como Ciudadanos, Catalunya si que es pot o el PSC, han pedido que Artur Mas diese la cara y respondiese por su gestión. O que se hablase de temas que no fuesen la independencia de Cataluña.

4.- La bandera catalana

Es la última polémica de la camapaña. El portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, desplegó una bandera catalana en el balcón del consistorio durante el acto institucional de las fiestas de la Mercè.

Acto seguido, el portavoz del PP, Alberto Fernández, hizo lo propio con la bandera española, ante los pitos de los asistentes.

https://twitter.com/electrofraude/status/647202487892635648?ref_src=twsrc%5Etfw

Alfred Bosch ha pedido perdón, Ada Colau ha lamentado el uso electoralista de las banderas (en un Ayuntamiento que en sus primeros compases ha retirado un busto del rey Juan Carlos) y la polémica no ha ido a más.

5.- El baile de Iceta

¿Fue espontáneo? ¿Fue preparado? De lo que no cabe duda es de que el baile del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, fue una de las gotas de humor de la campaña electoral.

Era la puesta de largo de la campaña. A su lado, Pedro Sánchez sonreía, entre incrédulo y divertido. Y su baile se hizo viral. Después empezaron las teorizaciones. ¿Debe bailar un candidato a presidente de la Generalitat? Desde el PP criticaron que no era serio una demostración de entusiasmo público tan apasionada. “Con lo que está cayendo, sobra”, dijo Xavier García Albiol.

Otros, como Romeva, trataron de emularlo, quizás con más ritmo. O no.

Y finalmente el propio Iceta, considerado en su partido como uno de los cerebros más brillantes, acabó por quitarle hierro al asunto.

La resaca electoral, en directo

Consulta todos los resultados en nuestra aplicación

Captura de pantalla 2015-09-28 a las 0.49.42

La lista conjunta de Junts pel Sí gana las elecciones con 62 escaños, pero se queda a seis de la mayoría absoluta: el independentismo gana en escaños pero no en votos. Ciudadanos pasa de tener nueve representantes en el Parlamento de Cataluña a 25, mientras sus principales adversarios políticos descienden en escaños: El PSC pierde cuatro y el PP ocho. Cataluña sí que es Pot se estrena con 11 diputados.

    Consulta todos los resultados en nuestra aplicación

    Captura de pantalla 2015-09-28 a las 0.49.42

    La lista conjunta de Junts pel Sí gana las elecciones con 62 escaños, pero se queda a seis de la mayoría absoluta: el independentismo gana en escaños pero no en votos. Ciudadanos pasa de tener nueve representantes en el Parlamento de Cataluña a 25, mientras sus principales adversarios políticos descienden en escaños: El PSC pierde cuatro y el PP ocho. Cataluña sí que es Pot se estrena con 11 diputados.


    Las cinco lecciones de la campaña

    635788070734404372w

    Acaba de terminar la campaña más importante para Cataluña desde 1980. Aquí van cinco lecciones de dos semanas de mítines, debates y momentazos.

    ¿Cómo votarán los catalanes? Una predicción del 27S a partir de las encuestas

    seats

    El próximo domingo se celebran unas elecciones transcendentales en Cataluña y muchas preguntas permanecen abiertas: ¿logrará Junts pel Sí una mayoría absoluta? ¿Quién será la segunda fuerza? Aquí Kiko Llaneras aborda esas preguntas usando un modelo estadístico de predicción. 

    También en EL ESPAÑOL:

    El promedio de las encuestas. El primer paso para la predicción hecha en este artículo.

    Así son los catalanes que votarán el 27S: una radiografía en cinco gráficos. Una radiografía de los votantes del 27S según su edad, su origen, su nivel de estudios o su renta.

    Radiografía de los votantes españoles (I). Donde María Ramos y yo analizamos la edad, profesión, nivel de estudios y la clase social de los votantes del PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos.

    Radiografía de los votantes españoles (II). Una radiografía similar a la anterior pero que responde otra pregunta: ¿cómo es la ideología de los votantes de cada partido?

    Acaba de terminar la campaña más importante para Cataluña desde 1980. Aquí van cinco lecciones de dos semanas de mítines, debates y momentazos.

    1. Los ‘shows’ cuentan.

    El icono de la campaña será Miquel Iceta. Empezó bailando y acabó bailando. Son detalles a veces inocuos pero que han dado un foco a Iceta que, por ejemplo, Ramon Espadaler de Unió no ha logrado. Otros partidos criticaron su banalidad, pero vieron rápido que sonaban gruñones. ¿Hubo un asesor que pidió a Iceta que bailara? Probablemente no. La naturalidad fue su victoria: Iceta baila y cuando baila lo da todo. El mitin de final de campaña del PSC tenía el eslogan de “Ven a bailar con Iceta” y el hashtag #Icetalopeta.

    Hubo también lenguaje de indios: “Grandes jefes venir reserva catalana para decir a indígenas lo que conviene votar”, dijo Artur Mas. Se refería a los líderes de PP, PSOE y Podemos y pedía para ellos “un corte de mangas”. Pablo Iglesias le respondió con una parrafada en indio. Sus mejores metáforas fueron “coleta morada”, “gran jefe plasma” y “pájaro naranja”. Las bromas llegaron a twitter.

    Puede ser que algún mote quede. Pablo Iglesias no se conformó con este lenguaje. También se lanzó a versionar a Krahe. El baile de Iceta tuvo más éxito.

    El tercer show fue el más serio. En la fiesta de la Mercè en el Ayuntamiento de Barcelona hubo una pelea de banderas. Aquí se cuenta bien qué pasó. Todos acabaron por pedir disculpas. Hay shows tan ridículos que pueden ser arriesgados. Pero la lección no es ésa sino esta otra: los votos se ganan de maneras muy distintas.

    GRA487. BARCELONA, 23/09/2015.-El candidato a la presidencia de la Generalitat por la CUP, Antonio Baños, interviene en el acto político que se celebra esta noche en Cornellà de Llobregat (Barcelona), de cara a las elecciones del 27S. EFFE/Toni Albir
    EFE/Toni Albir

    2. Algunos líderes mueven (aún) pasiones.

    Miquel Iceta destacó por su baile. Luego en los debates fue serio, pero era uno más. Si hubo alguien que destacó en la dialéctica fue Antoni Baños, de la CUP. Baños tiene ese aspecto de yo pasaba por ahí. Como si estar en la tele rodeado de famosos no fuera con él. Excepto los equilibrios sobre la investidura, ha hablado con poco control. Baños bromea con los periodistas (recuerda que lo fue) y coleguea con todos. Es difícil que Baños caiga fatal y que (más allá de ideologías) no se piense que es el tipo más normal. Si la CUP mejora aún más sus perspectivas, su candidato habrá tenido un peso.

    Los otros líderes fueron resultones pero ninguno logró destacar con consistencia.

    8926

    3. Los líderes no autonómicos también mueven votos.

    Ciudadanos y Catalunya Sí que es Pot han jugado con dos equipos. Los titulares (Inés Arrimadas y Lluís Rabell) han tenido unos sustitutos que han jugado casi más: Albert Rivera y Pablo Iglesias. El objetivo obvio de ambos es que sus votantes identifiquen a sus partidos con ellos.

    Todos los candidatos de estas elecciones eran nuevos. Pero la marca previa de Ciudadanos y Podemos luce de momento más que la otras siglas tradicionales. El mejor modo de recordarlo a los votantes es que sus lideres estuvieran en todas partes. Eso explica su ubicuidad.

    4. Las preguntas importantes siguen sin respuesta.

    La lista que logrará más votos (Junts pel Sí) dio a estas elecciones un tono épico: “El voto de tu vida”. Veníamos de lemas como “ahora o nunca” o “ha llegado la hora”. Si Cataluña puede independizarse el día 28 de septiembre de repente, los ciudadanos que dudan debían tener más respuestas: ¿seguirían siendo españoles y europeos? ¿El euro sería aún la moneda y los bancos no tendrían problemas? ¿Las pensiones estarían garantizadas? ¿La liga sería solo catalana? Las preguntas no son aún sobre la calidad del “país nuevo” sino sobre la viabilidad de una transición.

    [su_divider top=”no”]

    El problema catalán en 21 fichas 

    [su_divider top=”no”]

    Las preguntas, al menos, han empezado a debatirse. Las disputas han sido cada vez más concretas y serias y culminaron en el debate entre Oriol Junqueras y el ministro García Margallo. Pero sigue sin saberse nada con certeza total. Unos insisten en que es obvio que irá bien porque no puede ir de otro modo y que sería absurdo poner trabas en el siglo XXI. Otros insisten que todo irá mal porque a quién se le ocurre levantar fronteras en el siglo XXI. Pero no hay nada pactado. La comunidad internacional no asumirá un cambio inmediato, definitivo pero con alfileres el 28 de septiembre.

    A pesar de la épica y con una metáfora que usó Maiol Roger, de El País, en una charla en la radio, ahora “estamos en cuartos de final”. Quien gane pasará a semifinales. Las preguntas aún abiertas necesitan respuestas. Las respuestas necesitan que los votantes las reflexionen. La campaña electoral de las generales no será un momento de pausa para hablar, pero quizá luego sí. Sólo quizá. El año 2015 prometía sacudidas. Pronto todos tendremos ganas de que termine.

    GRA444. OLOT (GIRONA), 14/09/2015.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, asiste a un acto de campaña de Junts pel Sí en Olot. EFE/Robin Townsend
    Robin Townsend / EFE

    5. El ‘president’ más probable no ha bajado del bus.

    Estas elecciones tenían un tema principal y no era la gestión del último Gobierno. Se ha comentado mucho la jugada maestra de Mas para seguir si las encuestas aciertan como president sin tener que hablar mucho de recortes, corrupción o deuda. La lista de Junts pel Sí se mueve con otros códigos, llenos de deseos y emoción, pero lejos de políticas públicas específicas. No les que tocaba ahora, ha sido el argumento.

    En junio el partido de Mas caía en las encuestas. La gestación de esta lista fue difícil. Hubo unos días en julio en los que la “lista sin políticos” ganó peso y Mas dudó si dejar que hicieran la lista sin él, como cuenta este magnífico reportaje de Crític. Al final se impuso y es probable que le salga bien su jugada: seguir de presidente. Si sólo le hubiera interesado la presidencia, la lista de la sociedad civil tenía mejores perspectivas electorales.

    Si optó por este camino es porque no quería sacrificarse aún. Como dijo en una entrevista a Mónica Terribas, “después de todo lo que he hecho puedo pedir una reflexión” y tengo “el pequeño derecho de hacer propuestas”. Su propuesta fue usar a ERC, la Assemblea Nacional de Catalunya y Òmnium. Si no aceptaban, no había elecciones el 27 de septiembre.

    También en EL ESPAÑOL:

    Lee la serie ‘Espejos de Cataluña’:

    El rey de los ‘castells’ / El decano de la Boqueria / La sobretituladora del Liceu / El retratista de la Rambla / El exportador de cava

    9341buena

    Diccionario satírico burlesco (y XV)

     

    Anna Grau concluye su particular diccionario satírico burlesco catalán con un apéndice en el que incluye algunas de las palabras que más repercusión han tenido en la campaña electoral, como es el caso de Botifarra o Corralet.

    Borrell

    Cuando era ministro y secretario de Estado de Hacienda, el catalán José/Pepe Borrell, según la confianza y los gustos, salía abundantemente en TVC. No siempre por el lado bueno, pero salía. Ha bastado que se siente a escribir un libro (Las cuentas y los cuentos de la independencia, Catarata) haciendo números de lo que costaría de verdad la secesión de Cataluña de España para que pase a ser inentrevistable, innombrable y hasta impensable. Vamos, es que ni en Blanquerna, la librería de la Generalitat en Madrid, le han dejado presentar el libro. (En confianza, yo también quería presentar uno ahí y me pusieron tantas pegas que desistí… ¿será la agenda el moderno índice de lecturas prohibidas?). En su estudio, Borrell tritura la fantasía de que una Cataluña que se va de casa se iría con 16.000 millones de euros extra. Qué va. Como mucho sacaría 3.000 millones y se tendría que gastar el triple para empezar a hablar de dotarse de los servicios normales que normalmente paga el Estado, desde el Ejército hasta Correos pasando por embajadas de las de verdad, con embajadores que presentan credenciales y todo… Eso sin contar el delicado tema de qué pasa con los pensionistas que han cotizado toda su vida en Cataluña pero al jubilarse e irse a su pueblo de origen han empezado a cobrar la pensión fuera… O con la deuda pública acumulada… ¿No les parece extraordinario que TVC considere que todos estos no son temas de interés durante la campaña electoral que nos ocupa? ¿Cuándo habría que hablar de ellos, entonces, y dónde? ¿El verano que viene en las fiestas de Sigüenza?

    Botifarra

    Embutido muy popular en Cataluña, sobre todo en los restaurantes de cocina étnica después de que Artur Mas desvelara sorpresivamente su ascendencia india. Para que luego digan que el mestizaje es un obstáculo que impide acceder a la presidencia de la Generalitat: pues los catalanes hemos tenido presidentes nacidos en Córdoba, y ahora uno que resulta que es medio Pocahontas. No se le notaba nada: la inmersión lingüística hace milagros. Uno de los más interesantes es explicar por qué la expresión castellana “corte de mangas” se traduce por “botifarra” en indio algonquín y en catalán. Sin duda la etimología catalana prefiere poner el énfasis en la mitad de la manga que, al cortarse, queda desafiantemente erecta. ¿Ven? Basta con una cucharadita de bilingüismo para hacer mucho más divertido cualquier tipo de órdago.

    Corralet

    Salen las entidades bancarias y de ahorro más serias de Cataluña y de España a decir que poca coña con esto de la secesión, que hay experimentos que ni con gaseosa (refresco barato, pero que tampoco se vende exacta ni completamente gratis…); sale el Banco de España a avisar del peligro de corralito a la catalana, de corralet, si alguien confunde la zona euro con un cajero automático en Bangladesh; y salen los que llevan tiempo viviendo de la mamandurria de la subvención o del tres per cent a decir que imposible y a poner el grito en el cielo. ¿A quién creería usted? Por cierto, ¿saben que ya ha habido corralet en Andorra? ¿Adivinan por culpa de quién? Fue poco después de que la Banca Privada d’Andorra resultase intervenida por orden del Tesoro de Estados Unidos a raíz de su entusiasmo blanqueador de capitales…

    DUI

    No es dispositivo intrauterino (DIU) mal escrito, pretende ser una manera compacta, informal y guay de referirse a la Declaración Unilateral de Independencia. Esa que todo el mundo coincide en que no tendría otro efecto jurídico que el de marear la perdiz, ni otro efecto político que el de marear la perdiz. Pues sí, por partida doble. Ganen o pierdan las elecciones los partidarios de declarar eso, no se va a notar mucho la diferencia, porque en cualquier caso podrán ampararse en el recurso de que no les dejan hacer lo que les da la gana como a ellos les da la gana, para ni hacerlo de una p… vez (y a ver qué pasa de verdad, qué pasa en serio) ni para admitir de una p… vez que no puede hacerse. Amagar y no dar… siempre unilateralmente, claro. Faltaría.

    Margallo vs Junqueras

    Combate, más que debate, del año. Vuelven los pesos pesados a bailar en la lona. En el PP catalán están de los nervios (pero allí siempre han sido carne de Prozac, para qué nos vamos a engañar) y hasta en Madrid cunden los despistados que creen que el ministro Margallo se metería en un jardín así (como aquel otro ministro que se reunió en su ministerio con Rodrigo Rato…) sin que Mariano Rajoy como mínimo diga: venga. Que igual no significa lo mismo que vale, pero incluso para un gallego se le parece mucho. Lástima que este tipo de debates sólo suelen calar en los ya convencidos. Todos los demás ven la tele, piensan y votan a balón parado. Pero sólo con que algún indeciso se quitara aquel día de la peli o del fútbol, podría quedar agradablemente sorprendido al ver dos de las mentes menos trilladas que se interesan por este conflicto frente a frente, moderadas por el periodista Josep Cuní en la televisión del conde de Godó, que a este paso se va a zampar con patatas lo que queda de TVC…

    Cinco lecciones del debate entre Margallo y Junqueras

    635786466881048782w

    El ministro de Asuntos Exteriores, Jose Manuel García Margallo, y el presidente de Esquerra Republicana y número cinco de la lista de Junts pel Sí, Oriol Junqueras, han debatido sobre una posible Cataluña independiente en la televisión privada catalana 8TV. Estas son las cinco lecciones principales del encuentro.

    El ministro de Asuntos Exteriores, Jose Manuel García Margallo, y el presidente de Esquerra Republicana y número cinco de la lista de Junts pel Sí, Oriol Junqueras, han debatido sobre una posible Cataluña independiente en la televisión privada catalana 8TV. Estas son las cinco lecciones principales del encuentro.

    1. Siempre tendrás una declaración a tu favor.

    La futura presunta nacionalidad de los catalanes ha sido el tema inaugural. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no supo aclarar el martes si los catalanes seguirían siendo españoles y europeos en un hipotético estado nuevo.

    Margallo ha recordado la ironía de querer ser un Estado nuevo para mantener los beneficios que daba la nacionalidad antigua: “Quieren salirse de España, pero quieren conservar la nacionalidad española, la pertenencia al mercado español, quieren salirse conservándolo todo. ¿De qué independencia estamos hablando?”. Ha puesto el ejemplo de Argelia, que fue un Departamento francés hasta su independencia. Junqueras ha agradecido “el ejemplo colonial” y ha citado a Albert Camus, que siguió siendo francés a pesar de haber nacido en Argelia. Pero no todos eran como Camus, ha respondido Margallo.

    Era sólo una del puñado de citas enciclopédicas del debate. Margallo se ha agarrado a la declaración del presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, sobre la autoexclusión de Cataluña si se independiza –que luego no era tan clara por “un error interno”. Junqueras insistía que en había jurisprudencia de La Haya que decía lo contrario. Se iba el debate por el camino de la confusión. Josep Cuní, el presentador, les ha dicho que entraban en “un bucle”.

    2. Katanga y los buques rusos.

    “La viabilidad de una Cataluña como estado necesita de Naciones Unidas y la Unión Europea”, ha dicho Margallo. Si no es un Estado reconocido por Naciones Unidas, no podrá formar parte de la Unión Europea. Ha recordado que se necesitan nueve votos de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, cinco de los cuales tienen derecho a veto. Maragllo cree que tendría a esos cinco de su parte. “¡Acabo de estar con Obama! Sé perfectamente lo que piensa de este tema”, ha añadido.

    Margallo ha puesto ejemplos de presuntos estados sin reconocimiento completo: Palestina, la República Saharaui, Osetia del Sur, Abjasia y hasta Katanga, que fue una parte independiente de la República del Congo entre 1960 y 1963.

    Junqueras no quería ir tan lejos: “Póngame ejemplos europeos”, ha pedido. Toda esa retahíla internacional no le servía porque Cataluña nunca iba a salir de la UE. Por si acaso, ha recordado que durante una temporada no dirán nada de Gibraltar y permiten a buques rusos de guerra repostar en puertos españoles. ¿El motivo? No mosquear a miembros con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

    3. ¡El paro más alto del mundo!

    Las consecuencias económicas y comerciales para Cataluña si se independiza implicarán, según Margallo, un paro de 689.000 personas, “siete veces la población de Girona”. El paro se dispararía “hasta el 37% y sería el más alto del mundo”, ha añadido. La causa sería el “efecto frontera”, según Margallo: los estados nuevos pierden comercio con el exterior en los años siguientes a su independencia.

    Junqueras ha llamado las hipótesis de Margallo “un cuento de la lechera a la inversa” y “profecías apocalípticas”. No tenía sentido, ha dicho, comparar el siglo XXI con lo que ocurrió en las repúblicas ex soviéticas porque “España no es la URSS ni Rajoy es Gorbachov”. Junqueras ha recordado que una Cataluña independiente debería parecerse más a Dinamarca y a Holanda, “que es el principal suministrador de Alemania”. El efecto frontera no se produciría, ha dicho Junqueras, porque nadie pondría nuevos aranceles porque a nadie le interesa: “España no tiene ningún interés en que haya aranceles y nosotros tampoco”.

    Junqueras recordó que Cataluña había hecho récords recientes en inversión extranjera y exportación. Habían sido dentro de España, respondió Margallo.

    4. Junqueras quiere amor y Margallo ofrece un piropo.

    Las metáforas de Margallo sobre la independencia habían sido sobre todo negativas: “Si un amigo va a tirarse de un puente”, “si un vecino quema todo el edificio”, “dinamitar”. Junqueras se lo ha reprochado: “Use verbos propositivos”. Margallo ha aceptado y ha dicho “concordia”, “unidad” y ha lanzado una propuesta de amor: “¿No crees que yo quiero a Cataluña?”. Junqueras ha dudado: “No se ha notado mucho su amor”.

    Han vuelto los momentos duros: alguien de Junts pel Sí que comparó a los catalanes con los negros de Alabama, se ha quejado Margallo, y por tanto a España con un Estado esclavista. También ha salido la acusación de llevar a jugadores del Barça a la selección para españolizarles. Junqueras ha respondido que iba en las dos direcciones: “Hubo un ministro [Wert] que quiso hacer una reforma educativa para españolizar a los alumnos catalanes”.

    Margallo ha querido cerrarlo con un “yo lo que quiero es catalanizar España por este espíritu emprendedor, abierto” y, más al final, ha clamado “se os quiere, es muy antiguo, no lo rompamos”. Junqueras quería sentirse más querido. Margallo ha guardado un piropo pra el final: “Aquí el que manda es Oriol”, ha dicho en referencia a Junqueras, que no lo ha negado ni ha hecho ademán de responder. 

    5. Ha habido pocos debates así.

    El debate Margallo-Junqueras ha sido a ratos académico, intelectual, aburrido. Pero hasta ahora había sido difícil tratar cuestiones de peso en horario de máxima audiencia. Las conclusiones definitivas para los votantes quizá sean difíciles de sacar por el grosor del debate -“si hay algún ciudadano que tenga una duda puede consultar la jurisprudencia“, ha dicho Junqueras sin bromear-, pero seguro que hay más argumentos.

    El debate sobre la nacionalidad de españoles en Cataluña, en cinco claves

    PLENO COMPARECENCIA MARGALLO

    ¿Se verán los ciudadanos de una Cataluña independiente privados automáticamente de la nacionalidad española? Resumimos qué dice la Constitución, el Código Civil y los expertos. 

    El problema catalán en 21 preguntas

    ¿Se verán los ciudadanos de una Cataluña independiente privados automáticamente de la nacionalidad española? En declaraciones a los medios, José Manuel García-Margallo ha explicado que “cuando uno se sale de un país es obvio que abandona todos los atributos que le da la pertenencia a ese país”.

    Lo dijo este miércoles, horas antes de debatir con Oriol Junqueras, líder de ERC y número cinco de Junts pel Sí, en un insólito encuentro en televisión que destacados dirigentes del Partido Popular han criticado como inoportuno por los mismos motivos: someter a debate las consecuencias internacionales de una efectiva independencia de Cataluña y que el interlocutor del Gobierno sea nada menos que el titular de Exteriores.

    Este martes, Mariano Rajoy titubeó sobre el asunto, pero siempre prestándose a hacer hipótesis sobre cómo sería vivir en una Cataluña independiente. En una entrevista en Onda Cero, el periodista Carlos Alsina le trasladó como afirmación retórica que los ciudadanos de una Cataluña independiente conservarían la nacionalidad. “Ah, no lo sé. ¿Por qué no la perderían? ¿Y la europea tampoco?”, replicó el jefe del Ejecutivo.

    1.- ¿Dónde se regula la pérdida de nacionalidad?

    Para empezar, en la Constitución. La norma básica lo incluye en su título primero, el relativo a los derechos fundamentales. El número 11 especifica que “ningún español de origen podrá ser privado de su nacionalidad”.

    Pero una cosa es “ser privado”, como dice el artículo, y otra perderla. El mismo artículo de la Carta Magna prevé la adquisición, mantenimiento y pérdida del derecho y remite el desarrollo a otras leyes. La Constitución también prevé la doble nacionalidad con países “iberoamericanos” o que tengan “una particular vinculación con España”, pero siempre por acuerdo y siempre de manera bilateral con cada país concreto.

    2.- ¿Cómo se pierde la nacionalidad?

    Hay varios supuestos. El Código Civil, en su artículo 24, prevé que la pierdan los españoles que residan “habitualmente en el extranjero, adquieran voluntariamente otra nacionalidad o utilicen exclusivamente la nacionalidad extranjera”. Esa pérdida no es inmediata, sino que se demora tres años y puede evitarse si se pide explícitamente.

    Por si fuera poco, esta norma no se aplica a “países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal” por los especiales lazos con España.

    3.- ¿Y en caso de conflicto?

    Los juristas consultados por EL ESPAÑOL coinciden en que la secesión de un territoritorio no está prevista, ni en la Constitución ni en las leyes que desarrollan el artículo 11.

    Sin embargo, el Código Civil tiene un apartado significativamente esclarecedor en el artículo que regula la pérdida de la nacionalidad. “No se pierde la nacionalidad española, en virtud de lo dispuesto en este precepto, si España se hallare en guerra”. Es decir, ni aún en caso de conflicto bélico abierto y declarado, por ejemplo una guerra civil, los que se situasen en un hipotético bando catalán perderían la protección de las leyes españolas.

    4.- ¿Quiere Junts pel Sí despojar a los catalanes de la nacionalidad española?

    No. Es más, esbozan una Cataluña en la que los ciudadanos que así lo deseen mantengan una doble nacionalidad. El propio presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado estar “convencido de que la mayoría de los catalanes conservarán las dos nacionalidades, la catalana y la española”, según ha declarado a la agencia AFP. Cuando es preguntado por su decisión personal, la respuesta es otra pregunta: “¿Por qué no?”. En realidad, según Mas, la convivencia de las nacionalidades no es un problema ya que el objetivo principal, el de la independencia, habrá sido ya alcanzado.

    5.-¿Qué dicen los expertos?

    Entre los juristas y magistrados hay opiniones para todos los gustos. Todas comienzan por la advertencia de que el supuesto de independencia no ha sido previsto y, por lo tanto, no hay respuesta jurídica definitiva. Elementos como un posible acuerdo entre el Estado catalán en ciernes y el español o un nulo reconocimiento internacional de una república catalana alterarían el debate que Margallo ve ya zanjado.

    No hay ciudadanos sin nacionalidad. Las leyes españolas contemplan la pérdida de nacionalidad en caso de que se adquiera otra, por lo que el reconocimiento de la UE y el resto del mundo la declaración de secesión sería un factor importante.

    La nacionalidad no puede otorgarse y retirarse “por decreto”. Es una decisión “personalísima” que no puede hacerse “en masa” y de forma indiscriminada sino caso a caso, según fuentes jurídicas. En muchos países, incluido España, la concesión de nacionalidad a extranjeros comporta exámenes y hasta un acto solemne de aceptación de la Constitución y los símbolos nacionales.

    Otros juristas coinciden con Margallo y argumentan que, del mismo modo que los ciudadanos de un nuevo Estado no serían españoles para pagar impuestos, tampoco tendrían por qué serlo a efectos de nacionalidad. Un posible precedente comentado en este debate es el de los ciudadanos del Sahara Occidental, durante años españoles de pleno derecho, que dejaron automáticamente de serlo, aunque se les permitió optar de nuevo a la nacionalidad española.

    Foto: EFE/Alberto Martín

    El problema catalán en 21 preguntas

    Las cinco claves del primer debate de las primarias republicanas

    Captura de pantalla 2015-08-06 a las 21.30.48
    Fue una noche alucinógena y salpicada de duelos insólitos en la que defraudaron los favoritos y destacaron aspirantes que hasta ahora no habían brillado en el firmamento conservador. A continuación explico lo más destacado del primer debate de las primarias republicanas.

    Además, en EL ESPANOL: Todo lo que debes saber sobre el primer debate republicano

    Ni siquiera hubo que esperar un minuto para escuchar el titular del primer debate republicano de la campaña presidencial de 2016. Lo arrancó el periodista Bret Baier, que animó a los candidatos a prometer que apoyarían fuera quien fuera al ganador de las primarias republicanas y que no lanzarían  por su cuenta una campaña presidencial. Quien no asumiera el compromiso debía levantar la mano. Sólo levantó la mano Donald Trump.

    Fue el momento álgido de una noche alucinógena y salpicada de duelos insólitos en la que defraudaron los favoritos y destacaron aspirantes que hasta ahora no habían brillado en el firmamento conservador. A continuación explico lo más destacado del primer debate de las primarias republicanas. Hasta mediados de marzo se celebrarán otros diez cuyas fechas puedes consultar aquí.

    1. El show de Trump. 

    Todos los ojos estaban puestos en las salidas de tono del magnate neoyorquino y no defraudó: proclamó que los políticos eran “estúpidos”, espetó que la presidencia de George W. Bush había sido “una catástrofe” delante de su hermano y se rio cuando la periodista Megyn Kelly le recordó que su perfil de Twitter estaba lleno de insultos machistas. “No tengo tiempo para la corrección política y este país tampoco”, dijo desafiante después de admitir que había llamado “cerda” a la actriz Rosie O’Donnell, que enseguida le respondió con este tuit.

    El momento más dañino para el millonario neoyorquino fue la pregunta inicial, que le granjeó los abucheos del público antes incluso de empezar a hablar. Trump levantó la mano y se encogió de hombros. Luego dijo con sorna que se comprometía a apoyar al candidato republicano siempre que fuera él.

    Su insolencia situó a Trump en la estela del legendario Ross Perot, que logró el 19% de los votos como candidato independiente y propició la derrota de Bush padre en las presidenciales de 1992. ¿Se atreverá Trump a hacer lo mismo y presentarse por libre si no gana las primarias republicanas? Nadie lo sabe. Pero si lo hiciera dividiría el voto republicano y facilitaría el triunfo de Hillary Clinton, que anoche se hizo esta foto con Kim Kardashian durante el debate presidencial.

    Clinton fue la protagonista de uno de los pasajes más divertidos de la velada:  el momento en el que Trump explicó por qué había donado dinero a su campaña al Senado en el año 2000: “Yo era un hombre de negocios y le daba dinero a todo el mundo. Cuando llamaban, les daba. ¿Y sabes qué? Cuando necesitaba algo de ellos, dos o tres años después, les llamaba y me ayudaban y es un sistema podrido. A Hillary Clinton le dije que viniera a mi boda y vino. ¿Por qué? No tenía otra elección porque le había dado dinero”.

    Por supuesto, los usuarios de las redes sociales enseguida desempolvaron las fotos del enlace, que se celebró en Palm Beach.

    https://twitter.com/polly/status/629470365136367616

    2. Un mal día para los favoritos. 

    Ni Scott Walker ni Jeb Bush destacaron en el debate de Cleveland. Ambos cuentan con experiencia ejecutiva como gobernadores de Wisconsin y Florida y tienen posibilidades reales de lograr la candidatura republicana en 2016. Pero este jueves no cumplieron las expectativas y sembraron dudas sobre su capacidad para despegar.

    Captura de pantalla 2015-08-06 a las 19.56.04

    Bush fue el más titubeante de los dos. Sobre todo a la hora de responder sobre sus propuestas educativas y sobre inmigración. Mejor fue su respuesta sobre el peso de su dinastía: “Me siento orgulloso de mi padre y de mi hermano pero en Florida me llaman Jeb porque me lo he ganado”.

    Walker ofreció algún fogonazo pero se mostró casi siempre plano y se limitó a repetir las frases de sus asesores cuando le preguntaron por detalles de política exterior. Su ventaja sigue siendo la misma que cuando presentó su candidatura: tres triunfos electorales en cuatro años en un estado junto a Iowa que vota por los demócratas en la carrera presidencial. Pero su futuro pasa por erigirse en una alternativa a Bush y atraer recursos del establishment. El debate de Cleveland no le ayudará.

    3. El retorno de Rubio.

    Periodistas tan influyentes como Ezra Klein o Nate Silver presentaban anoche al senador hispano como uno de los ganadores del debate.

    https://twitter.com/ezraklein/status/629487254977642496

    Rubio esquivó con oficio las preguntas sobre inmigración y economía y presentó sus orígenes humildes como la garantía de que debe ser el candidato republicano en 2016: “Si soy vuestro candidato, ¿cómo me puede dar lecciones Hillary Clinton sobre vivir nómina a nómina? ¡Yo me crié así durante muchos años!”.

    El senador hispano se disparó en los sondeos en abril unos días después de presentar su candidatura y muchos le situaron como uno de los republicanos con más posibilidades de ganar. Desde entonces su campaña se fue desinflando poco a poco por la llegada de otros candidatos y sobre todo por la irrupción de Donald Trump. Su éxito en el debate podría invertir esa tendencia y devolverle ahora al pelotón de cabeza de la carrera presidencial.

    Rubio fue demasiado cauto al hablar de inmigración y se hizo el loco cuando le recordaron que se había pronunciado a favor del aborto en los casos de incesto y violación. Pero se las arregló para ser amable con los demás aspirantes y esquivó sendas encerronas de los presentadores, que le empujaron sin éxito a criticar a Trump y a su mentor Jeb Bush.

    La actitud del senador se resume lo que dijo cuando le preguntaron sobre su relación con Dios. Otros pronunciaron sermones. Rubio optó por una frase afilada dirigida a los Clinton: “Dios ha bendecido al partido republicano con algunos candidatos muy buenos. Los demócratas ni siquiera pueden encontrar uno”.

    4. La ventaja de jugar en casa.

    El otro triunfador de la noche fue John Kasich, que debutaba en un debate presidencial. El gobernador de Ohio recibió las ovaciones más sonoras de la noche y golpeó por encima del peso que hoy por hoy tiene en los sondeos y en las tablas de recaudación.

    Kasich se presentó como un hombre con experiencia en el sector privado y recogió la bandera del conservadurismo compasivo, aquella etiqueta ideológica que nació durante la primera campaña presidencial de George W. Bush. Disertó sobre la necesidad de tratar a los enfermos mentales y sobre la lucha contra la pobreza y arrancó los aplausos del público en uno de los asuntos más difíciles de la noche: el matrimonio homosexual. “Acabo de ir a la boda de un amigo mío que es gay”, relató. “Que alguien no piense como yo no significa que no me preocupe por él o que no lo quiera. Por supuesto que quiero a esa persona y que la acepto porque es lo que nos enseñan a quienes tenemos una fe sólida”.

    5. La triunfadora inesperada. 

    El debate incluyó momentos tan divertidos como el enconado duelo entre Rand Paul y Chris Christie, que degeneró en este sopapo dialéctico de Donald Trump.

    Ninguno de los tres tuvo una noche brillante. Tampoco el pastor Mike Huckabee o el neurocirujano Ben Carson, que estuvo espeso o desaparecido durante la primera parte del debate y sólo destacó con su discurso final. Ted Cruz no fue el mejor pero brilló al contar la historia de su padre, que abandonó el alcohol y volvió con su mujer después de convertirse al cristianismo militante.

    Captura de pantalla 2015-08-06 a las 19.23.22

    Ninguno de ellos lo hizo tan bien como Carly Fiorina, relegada por los responsables de Fox News al debate de perdedores que se celebró cuatro horas antes sin público en el mismo pabellón. La ejecutiva californiana arrasó en las cifras de búsquedas de Google y en los elogios de los analistas. Incluidos los de la presentadora Megyn Kelly, que llegó a decir a los 10 candidatos del debate importante que tenían suerte de no tener delante a Carly Fiorina. Un comentario que generó este pico de curiosidad.

    Todo lo que debes saber sobre el primer debate republicano

    4185957888_403f95c5c4_o

    La cita reúne a 10 aspirantes en el pabellón donde se celebrará la convención republicana y donde juegan los Cavaliers de LeBron James. A priori todos los ojos estarán puestos en Donald Trump. Pero el duelo de Cleveland es una buena oportunidad para medir las fuerzas de sus rivales seis meses antes de la primera cita electoral.

    En la imagen, Pamela Anderson, Donald Trump y la esposa de éste Melania Trump.

    Se podría decir que las primarias republicanas arrancan este jueves con el primer debate televisivo, que reúne a 10 aspirantes en el pabellón donde se celebrará la convención republicana y donde juegan los Cavaliers de LeBron James.

    A priori todos los ojos estarán puestos en Donald Trump, que se ha erigido en el líder inesperado de la carrera. Pero el duelo de Cleveland es una buena oportunidad para medir las fuerzas de sus rivales seis meses antes de la primera cita electoral. A continuación explico las claves del debate, que durará dos horas y que empezará a las tres de la madrugada según el reloj peninsular.

    ¿Por qué un debate a 10?

    El motivo lo explica aquí la cadena Fox News, que organiza la cita de Cleveland y es la responsable última de la decisión. Con los 17 aspirantes sobre el escenario, el debate habría degenerado en una serie de monólogos sucesivos de los candidatos y habría sido difícil de gestionar. Aun así el duelo durará 120 minutos y cada candidato apenas tendrá 12 minutos para brillar.

    ¿Cómo se decidió quién quedaba fuera? 

    Los responsables de la cadena anunciaron en mayo que escogerían a los 10 candidatos mejor situados en las cinco encuestas que se hubieran publicado en los días previos al 4 de agosto. A priori parecía un criterio diáfano pero no lo fue, según explica esta pieza de Danielle Kurtzleben.

    El margen de error de los sondeos elegidos rondaba el 3,7% y hacía muy arbitraria la decisión. John Kasich fue uno de los elegidos a expensas de Rick Perry. Pero el respaldo de ambos se encuentra dentro del mismo margen de error.

    Por si fuera poco, Fox News ni siquiera ponderó los sondeos según el número de entrevistas y mezcló peras con manzanas: sondeos que preguntaban a quienes estaban dispuestos a votar con otros que entrevistaban a meros simpatizantes republicanos.

    ¿Qué candidatos no estarán? 

    Siete. Algunos inesperados y otros que parecían condenados desde el principio.

    • Rick Perry, ex gobernador de Texas e icono de la derecha religiosa.
    • Rick Santorum, ex senador por Pensilvania y finalista en las primarias de 2012.
    • Bobby JIndal, gobernador de Luisiana y defensor de la libertad educativa.
    • Carly Fiorina, que se presenta como la respuesta republicana a Hillary Clinton y como ex consejera delegada de Hewlett-Packard (pese a su polémica gestión).
    • Lindsay Graham, halcón republicano y senador por Carolina del Sur.
    • George Pataki, político moderado y ex gobernador de Nueva York.
    • Jim Gilmore, que ejerció como gobernador de Virginia entre 1998 y 2002.

    Fox News ha habilitado para ellos un foro que se emitirá a las cinco de la tarde: demasiado pronto como para que les preste atención la inmensa mayoría de la población.

    ¿Quiénes son los 10 elegidos?

    Cinco gobernadores, tres senadores, un neurocirujano y Donald Trump. A continuación la lista completa con algún enlace de interés:

    John Kasich. Ejerció como congresista durante 18 años en Washington y es el gobernador de Ohio desde enero de 2011. Fue uno de los últimos aspirantes en lanzar su candidatura. Le avalan su experiencia ejecutiva y sus orígenes: Ohio es uno de los estados que decide la carrera presidencial.

    Chris Christie. Admirador de Bruce Springsteen y Toni Soprano, Christie logró la proeza de ganar por dos veces en un estado que suele votar por los demócratas en la carrera presidencial. Pero desde entonces su estrella se ha apagado entre los republicanos más conservadores, que le reprochan sus escándalos y su ayuda a Barack Obama durante el huracán Sandy unos días antes de su reelección.

    Rand Paul. Hijo del líder libertario más célebre de Estados Unidos, Paul es un político más pragmático que su padre pero no ha renunciado a sus ideas aislacionistas, que lo convierten en un candidato sin muchas posibilidades de ganar. Es uno de los aspirantes que han puesto más empeño en acercarse a las mujeres y a los afroamericanos: dos grupos donde los demócratas suelen construir su ventaja electoral.

    FullSizeRender

    Marco Rubio. Elegido senador contra pronóstico en noviembre de 2010, Rubio tiene dos puntos a favor: su frescura y su formidable historia personal. Sólo Jeb Bush y Ted Cruz han recaudado más dinero durante la campaña. Pero sus cifras se han ido desinflando a medida que despegaba el fenómeno de Donald Trump. Este miércoles reunió a unas 500 personas en un pub de Cleveland cuyo propietario hace campaña para legalizar la marihuana en el estado. Su entorno negó cualquier conexión con la iniciativa.

    Ted Cruz. Su triunfo en Texas fue una de las sorpresas de 2012 y le convirtió en uno de los favoritos de la derecha republicana, que lo venera por su oratoria durante la cruzada legislativa que causó el cierre del Gobierno federal en octubre de 2013. Nació en Canadá pero eso no le cierra el camino hacia la presidencia, como explican muy bien aquí. Su recaudación le ayudará durante su campaña pero los expertos no creen que tenga muchas posibilidades de ganar.

    Ben Carson. Junto a Trump, es el único candidato sin experiencia política. Su infancia en un hogar roto de Detroit no le impidió graduarse en Yale y llegar a ser uno de los neurocirujanos más prestigiosos de EEUU. No estaría en el debate si no fuera por este discurso en el desayuno nacional de la oración, que lo convirtió en un icono conservador.

    Mike Huckabee. No es la primera vez que emprende la carrera por la Casa Blanca. Lo hizo en 2008 y llegó a ganar los caucus de Iowa. Pero sucumbió   luego ante el ascenso del moderado John McCain. Esta vez lo tiene aún más difícil que entonces pero tiene a su favor su condición de ex gobernador de Arkansas (1996-2007) y una popularidad que ha cultivado en su programa de televisión.

    Scott Walker. Ha ganado tres elecciones en cuatro años en un estado donde los demócratas ganan en las elecciones presidenciales. Un detalle que convierte al gobernador de Wisconsin en un aspirante atractivo para el establishment y para las bases del partido, que valoran su cruzada contra los sindicatos del sector público. Hoy por hoy es el favorito para ganar los caucus de Iowa, que se celebrarán a principios de febrero de 2016.

    18164823711_281932b113_k

    Jeb Bush. El peso de la dinastía es el gran problema de Bush, que por lo demás cumple todos los requisitos para ser un buen candidato. A su favor pueden jugar su experiencia como gobernador y su cercanía a los hispanos: su esposa es mexicana y habla muy bien español. Ni siquiera Hillary Clinton ha recaudado tanto dinero. Unos 120 millones de dólares durante el primer semestre de 2015: tres veces más que Rubio, seis veces más Walker y nueve veces más que Rand Paul.

    Donald Trump. Ha amagado con presentarse tantas veces que esta vez nadie creía que fuera a hacerlo. Hijo de un promotor neoyorquino, ha construido una fortuna que Bloomberg sitúa en torno a los 4.000 millones de dólares. Muchos han comparado su campaña con un reality show y han augurado que sus excesos verbales le harían caer en los sondeos. Y sin embargo Trump desafía por ahora la ley de la gravedad y se mantiene como líder en los sondeos.

    ¿Qué ocurrirá con Trump? 

    Es difícil saberlo. En cualquier otra campaña, los candidatos se lanzarían a la yugular de quien va por delante en los sondeos. Pero atacar a Trump puede ser peligroso para sus rivales, que aspiran a ganar el favor de quienes ahora le apoyan y temen sufrir el azote de su lengua viperina. El multimillonario ya ha cargado contra Jeb Bush, Rick Perry y Scott Walker y amenaza con poner en la diana a quien vaya esta noche contra él. Nuestros colegas del Independent Journal Review han lanzado este vídeo que encadena 10 horas de insultos del candidato: entre otros contra los inmigrantes mexicanos, contra Barack Obama y contra John McCain.

    ¿Por qué Trump va por delante? 

    No todos se ponen de acuerdo. Muchos creen que su explosión es el fruto del hartazgo que los ciudadanos sienten por los políticos americanos. Sobre todo a la luz de la inacción de los congresistas, maniatados por la polarización ideológica que hace muy difícil negociar un acuerdo con el partido rival. Trump exhibe su condición de outsider sin descanso y por ahora le funciona. Nadie sabe qué ocurrirá cuando le toque presentar propuestas concretas. Entre otras cosas porque sus ideas están a la izquierda del partido en ámbitos como el aborto, los impuestos o la Sanidad.

    Hay analistas como Nate Silver que niegan la mayor y aseguran que el liderazgo de Trump en los sondeos no es más que un espejismo fruto de su popularidad. La hipótesis es sencilla: es agosto y casi nadie se ha tomado el esfuerzo de seguir con lupa a los candidatos. Ese es el único motivo que impulsa a Trump, cuya popularidad procede de sus intervenciones televisivas y no de oscuros debates ideológicos sobre Obamacare. 

    ¿Sobre qué girará el debate? 

    El debate estará moderado por los tres periodistas estrella de Fox News: Bret Baier, Chris Wallace y Megyn Kelly, que han advertido que abordarán entre ocho y 10 asuntos de actualidad. Los candidatos apenas tendrán un minuto para responder cada pregunta y no podrán tener chuletas sobre el escenario.

    A lo largo del debate, se abordará el acuerdo con Irán y el debate en torno a la reforma migratoria. También sobre la amenaza del grupo Estado Islámico, sobre los problemas de la clase media y sobre la polémica en torno a la organización Planned Parenthood, que está muy bien explicada aquí.

    ¿Por qué es tan importante? 

    Porque es el primer debate en unas primarias en las que están programados muchos menos debates que en 2012 y porque lo emite Fox News, el canal de referencia para los republicanos más conservadores en cuyas manos puede estar la elección del ganador.

    Al contrario que hace cuatro años, hay varios candidatos con opciones y no se percibe un favorito claro. Bush es el aspirante con más recursos pero suscita dudas por su apellido y por meteduras de pata como ésta. Trump está disparado en los sondeos pero la mayoría lo ve como un fenómeno pasajero y no como el ganador final. Su explosión ha frenado la progresión de líderes más jóvenes como Scott Walker o Marco Rubio, que aspiraban a arrebatarle a Bush el favor de los líderes del partido, que buscan un candidato capaz de derrotar a Hillary Clinton.

    Hoy por hoy ningún otro candidato tiene opciones de ganar. Pero Cleveland puede ser un impulso para un aspirante desgastado como Chris Christie o puede lanzar la carrera de John Kasich, que juega en casa y puede vender experiencia como legislador y como gobernador. La política americana suele ser impredecible.  Más aún si de por medio está Donald Trump.

    Así se siguió en Twitter el debate que coronó a Carmena

    archivo6

    Uno de los puntos álgidos de las pasadas elecciones en Madrid fueron los debates electorales televisados a través de la cadena pública Telemadrid. El momento de mayor impacto de los cuatro celebrados fue el 19 de mayo, el duelo entre Manuela Carmena y Esperanza Aguirre. Explicamos qué sucedió en Twitter durante el mismo.

    El momento de mayor impacto de los cuatro debates celebrados en Telemadrid fue el 19 de mayo, durante el duelo entre Manuela Carmena y Esperanza Aguirre. #debateTM consiguió un pico extraordinario de audiencia del 9,8% de ‘share’ en Telemadrid y ser Trending Topic mundial con más de 500 tuits por minuto.


     

    Uno de los puntos álgidos de las pasadas elecciones en Madrid fueron los debates electorales televisados a través de la cadena pública Telemadrid.

    El formato elegido por la cadena pública para los cuatro espacios de debate “Madrid Decide” fue impuesto por Esperanza Aguirre frente al resto de candidatos, ya que abogó por utilizar el mismo formato de 2011 cuando Aguirre era presidenta de la Comunidad de Madrid. Consiste en debatir por parejas entre los candidatos en debates de 21 minutos de duración divididos en varios bloques.

    El primero de los debates, el 11 de mayo, fue con candidatos a la Comunidad de Madrid mientras que los tres siguientes (18, 19 y 20 de mayo) lo fueron con candidatos a la alcaldía de Madrid. Los programas comenzaron a las 21:30h aunque los días 19 y 20 hubo un programa previo a las 19:15h con el candidato de VOX frente al resto de fuerzas políticas.

    Los debates del 11 y 19 de mayo fueron los que captaron mayor atención tanto en redes sociales como en televisión. El duelo Carmena-Aguirre causó la mayor expectación y llegó a generar 540 tuits por minuto, además de un pico de audiencia histórico en Telemadrid.

    Este ritmo de publicación por minuto en temas políticos en Twitter es muy alto y más siendo un tema local. #debateTM llegó a ser trending topic mundial los días 11 y 19 de mayo. Un trending topic mundial por la mañana en España se puede conseguir con 200 tuits por minuto.

    Entre los usuarios con mayor número de RTs en esa noche se encuentran @iescolar, @ManuelaCarmena, @radiocable, @diostuitero, @PodemosPeriodis y @elespanolcom.

    En este gráfico puedes ver la reacción en Twitter durante la emisión de los debates en televisión. Se muestra el número de tuits publicados con el hashtag #debateTM y la cuota de pantalla de Telemadrid por minuto.

    archivo1-587

    Entre las 22h y las 22:45h se emitieron más de 16.336 tuits con el hashtag #debateTM. El ‘minuto de oro’ en Twitter fue a las 22:25h mientras que en televisión lo fue a las 22:14h con el 9,8% de share.

    Para Javier López, analista en la empresa de comunicación Barlovento, “llegar a un 9,8% de cuota en Telemadrid es algo extraordinario”. La media de Telemadrid en mayo (hasta el 27 de mayo) es del 4,0%, igual cifra si contabilizamos la media anual de 2015. El año pasado, la media de Telemadrid fue del 4,2%.

    En torno a ese momento era el turno de palabra de Carmena, quien recriminó a Aguirre: “Esa actitud tuya de no reconocer el gran mal que has causado a la democracia2. Le contestaba el usuario @SebastianVeraLB con un “Bien Carmena!!!! Dale fuerte!!!” al que nadie hizo caso. Muy diferente fue la repercusión del comentario de @iescolar “Estaría genial que la moderadora del #DebateTM moderase a Esperanza Aguirre. No deja hablar a Carmena. Es terriblemente maleducada”. Este tuit tuvo más de 1.000 RTs.

    archivo2-587

    15.290 usuarios participaron en al menos un debate durante el tiempo de emisión en directo. Esta cantidad se redujo a 2.813 para los que participaron en dos debates y a 860 para los que lo hicieron en tres. Tan solo 172 usuarios tuitearon durante los cuatro debates televisados. Entre ellos destacan un grupo de las bases de Podemos y otro de UpyD.

    En este grafo se puede ver los RTs entre los usuarios más persistentes.

    archivo3-587

    ¿Cuál fue el volumen de retuits?

    Lo habitual en Twitter es que un pequeño porcentaje de usuarios acapare la mayoría de los RTs recibidos. En el siguiente gráfico se puede ver la cantidad de RTs que recogieron los distintos grupos. Los altavoces fueron los más retuiteados. Tan solo siete usuarios del grupo altavoz alto sumaron 23.437 RTs. Los 43 usuarios del grupo altavoz medio consiguieron 33.882 Rts y los 592 usuarios del grupo de altavoz bajo obtuvieron 39.282 Rts.

    archivo4-587

    (Pulsa sobre la imagen para acceder al gráfico interactivo)

    Para ver cómo se distribuyeron los tuits, clasificamos los usuarios según su impacto y forma de tuitear de esta manera:

    – Aislado: no ha realizado ni recibido ningún RT
    Altavoz: el número de RTs recibidos ha sido cuatro veces mayor que el volumen de tuits emitidos. Hay tres grupos: el altavoz alto formado por los usuarios con más impacto que acapararon el 20% de los RTs, los altavoces medios son los siguientes usuarios más retuiteados que obtuvieron un 30% de los RTs y los altavoces bajos el resto
    Networker: con actividad alta y el número de tuis publicados-recibidos está balanceado
    Retuiteador: con actividad alta y con más RTs que tweets propios
    Monologista: actividad por encima de la media y el número de RTs recibidos bajo
    Normal: resto de los usuarios que no cumplen estos patrones de comportamiento

    ¿De dónde vinieron los retuits?

    Los RTs suelen provenir de un porcentaje grande de usuarios pero en los casos especiales de los debates o de generación de hashtags aparece la figura del retuiteador. En este caso 4.878 usuarios de este tipo generaron 74.815 RTs, más de la mitad de todo el volumen de propagación.

    archivo5-587

    (Pulsa sobre la imagen para acceder al gráfico interactivo)

    Teniendo en cuenta todos los tuits del hashtag #debateTM, tanto durante la emisión en TV como en los comentarios posteriores, podemos ver como se distribuyeron los RTS.

    Generalmente el RT circula entre los grupos afines creando comunidades cerradas y distanciadas entre sí. Esto es debido a que son muy pocos los usuarios que hacen RT a más de una opción política. No obstante, se puede observar una mayor cercanía entre las fuerzas de izquierda que en el resto de las opciones.

    En el siguiente grafo de RTs se puede observar todo el movimiento generado en Twitter alrededor del debate.

    archivo6

    Los otros Trending Topic

    Con la excepción de #debateTM, ningún otro hashtag utilizado durante la campaña llegó a los 300 tuits por minuto. Ni siquiera #DesmontandoACiudadanos, #EspañaPideCambio, #HagamosHistoria24M o #VotaPP. Incluso un Trending Topic tan sonados en los últimos meses como “león come gamba” generó un máximo 200 tuits por minuto en horario de prime time en un programa de televisión nacional.

    El único hashtag con mayor impacto fue #eleccion2015 utilizado por partidos políticos, medios y usuarios de Twitter la noche electoral. Este hashtag generó medio millón de mensajes y llegó a un máximo de 1.251 tuits por minuto a las 10:53 de la noche, cuando el escrutino rondaba más del 90% en muchos municipios.


     

    Metodología: La captura de datos se ha hecho con API REST de Twitter con el método GET/search/tweets. Este método no proporciona la totalidad de los tuits pero si da una muestra representativa sin sesgo. Los datos se han elaborado con herramientas de t-hoarder para medir las frecuencias de tuits por minuto y la generación del grafo de RT. Los nodos del grafo corresponden a los usuarios que hicieron al menos un RT de los tuits del hashtag #debateTM. Los arcos son los RT de un nodo A a un nodo B. El tamaño de las etiquetas de los nodos es proporcional al número de mensajes retransmitidos.

    Ciudadanos lograría 19 diputados y daría la puntilla al bipartidismo

    Ciudadanos ha dejado de ser una fuerza testimonial. Según un estudio electoral hecho por Jaime Miquel & Asociados para EL ESPAÑOL, el partido político que lidera Albert Rivera obtendría 19 diputados en el Congreso de los Diputados, más del doble de lo que estimado hace tan solo un mes. El PP y el PSOE sumarían el 44,5% del porcentaje del voto. Podemos se consolida como segunda fuerza, cerca del PP en número de votos.

    Situación electoral marzo 2015Ciudadanos ha dejado de ser una fuerza testimonial en el conjunto de España. Su ascenso es meteórico. Según un estudio electoral elaborado por Jaime Miquel & Asociados para EL ESPAÑOL, el partido que lidera Albert Rivera obtendría 19 escaños en el Congreso de los Diputados, más del doble de lo que estimado hace tan solo un mes, cuando la proyección les otorgaba ocho diputados en la Carrera de San Jerónimo. Ciudadanos, que ahora no tiene ninguno, recibiría el apoyo de 2.307.105 votantes, muy por encima de UPyD, partido con el que guarda semejanza. A la formación de Rosa Díez la votarían 767.450 personas, según el estudio, cuyos datos puedes leer aquí.

    La imagen que se vio este martes en el Congreso, la de un país bipartidista que celebra debates entre el presidente del Gobierno y el jefe de la oposición, es cada vez menos exacta. Sólo votaría al PP y al PSOE el 44,5% del electorado, un porcentaje inédito. Podemos se consolida como segunda fuerza y se acerca mucho al número de votos del PP aunque obtiene 15 escaños menos.

    El PP volvería a ganar las elecciones. Pero sus 114 escaños dejarían a Mariano Rajoy muy lejos de la mayoría absoluta, situada en 176. Los posibles pactos se antojan complicados para los populares: la suma de sus escaños con los de Ciudadanos, donde se fugan 1,4 millones de sus votantes, sigue sin ser suficiente para gobernar.

    Juntos, PP y PSOE gozarían de una amplia mayoría. La alianza de Podemos y PSOE también superaría, aunque con menos holgura, la cifra de 176 escaños.

    El debate, irrelevante

    El debate sobre estado de la nación fue irrelevante en términos demoscópicos. Así lo indican los datos de audiencia de televisión, la peor que se recuerda, con 275.000 espectadores de media. Si se compara con la audiencia del último debate entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en 2011, que obtuvo 561.000 espectadores, llegamos a la conclusión de que este formato de debate hoy interesa a la mitad de la gente que hace cuatro años. Si tenemos en cuenta que la suma de la intención de voto de Podemos y Ciudadanos, sin representación en las Cortes, suma más del 35% en esta estimación y recordamos que la suma de votos del PP y del PSOE, de celebrarse hoy las elecciones, no llegaría al 45% de los votos válidos cuando en 2008 fue del 83%, llegaremos a la conclusión de que lo que pasó en el debate fue irrelevante en términos electorales. Salvo el “patético” error de Rajoy, enseñando lo que no quería, no pasó nada. Pedro Sánchez no supo aprovechar su oportunidad y eso lo confirma el empate según la encuesta específica del CIS.

    Más participación, más actores

    El PP sacaría el 25,9% de los válidos y lograría 114 escaños, siete menos que hace unas semanas. Esto sucede porque Ciudadanos sobrepasa los 2,3 millones de votos e incorpora al sistema a electores antes desmovilizados, lo que reduce las posiciones relativas de todos. Este extremo es ajeno al debate sobre el estado de la nación, lo mismo que la progresión de Amaiur, que logra 300.000 votos y hasta cinco escaños.

    El bipartidismo forma parte del pasado desde mayo de 2010, cuando se desmovilizó en masa el electorado socialista. También forma parte del pasado la preeminencia del PP y el PSOE sobre los demás y esto es así desde septiembre de 2014. La irrupción de Podemos hasta el umbral de los 50 escaños vino a decirnos entonces que el partido de Pablo Iglesias era segundo en lugares como Madrid o la Comunidad Valenciana. Un lugar donde ahora son primeros.

    En febrero de 2015 se confirmó la incorporación de un cuarto partido en el ámbito estatal: Ciudadanos. De un sistema con dos partidos hegemónicos pasaremos a una estructura con cuatro actores principales. UPyD e IU/ICV resultan especialmente damnificados por la irrupción de Ciudadanos. El primero porque disputa el mismo espacio. El segundo, por su retroceso en sus posiciones relativas, que lo sitúa en el umbral del 5% autonómico que necesita en mayo en Madrid o en la Comunidad Valenciana. 

    Ciudadanos se come parte del espacio del PP

    Durante el transcurso de debate, el presidente del Gobierno le vino a decir a la portavoz de UPyD, Rosa Díez, que Albert Rivera se quedaría con su electorado y su espacio político. A Rajoy se le olvidó agregar que Rivera también se quedará con tres de cada 10 votantes del PP de 2011. Por ahora y según las estimaciones de JM&A para El Español, 1,4 millones de electores que votaron a Rajoy en 2011 votarían a Ciudadanos. Una cifra mucho mayor que los 160.000 votantes de UPyD de 2011 que votaran al partido de Rivera.

    Las transferencias de voto entre las generales de 1979 y 1982 definen un movimiento de UCD al PSOE (21,7%) que es equivalente al que hoy se está produciendo del PSOE a Podemos (26,1%). Lo mismo que sucede con el PCE, que perdió entonces el 37,3% de sus votantes en favor del PSOE. Un porcentaje equivalente al que ahora abandona Izquierda Unida para incorporarse a Podemos (40,6%). Tan pronto como la transferencia del PP a Ciudadanos supere el 10%, se intensificará quizá hasta el 20%. Esto puede suceder en el barómetro de abril del CIS, cuyas cifras se conocerán después de las elecciones andaluzas y podrían acentuar el paralelismo entre la situación actual y la de 1982. Aquellas generales marcaron el final de una clase política. Las de este año podrían hacerlo también.

    DOCUMENTO. El estudio de situación electoral de Jaime Miquel.