La Audiencia Nacional valora reabrir la causa contra Zapata para imputarle por los tuits

ZapataGuillermoLa Sala Penal de la Audiencia Nacional se inclina por reabrir la causa contra el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata por sus polémicos mensajes sobre las víctimas de ETA y de otros delitos.

“Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcaser para que no vaya Irene Villa a por repuestos”. “Rajoy promete resucitar la economía y a Marta del Castillo”. “¿Cómo meterías a 5 millones de judíos en un seiscientos?, en un cenicero”.

Estos tuits pueden ser la causa de que el concejal del Ayuntamiento de la capital Guillermo Zapata (Ahora Madrid) tenga finalmente que acudir a declarar ante el juez Pedraz si la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional concluye -tal como baraja en este momento- que debe dar explicaciones sobre el contenido de esos mensajes y su intención al escribirlos.

La Sección Penal Segunda de la Audiencia Nacional se inclina por estimar el recurso que interpuso la Fiscalía contra la decisión de Pedraz de archivar las diligencias abiertas a Zapata, contra quien la asociación Dignidad y Justicia presentó una querella por el delito del artículo 578 del Código Penal.

Este precepto castiga la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas del terrorismo o de sus familiares. La última reforma penal ha agravado incluso la sanción, que ahora puede llegar hasta tres años de prisión (antes, dos años).

Cierre sin declaración

El pasado 2 de julio, Pedraz dictó una resolución en la que, rectificando su inicial decisión de citar a Zapata a declarar, consideró que el concejal no tuvo el ánimo de ofender a las víctimas ni incurrió en una conducta “especialmente perversa”.

El juez, que sostuvo que hacer declarar a Zapata como imputado “supondría un plus de perjuicio moral para él” debido a la llamada “pena del paseíllo” o “pena del telediario”, apreció que la calificación más apropiada para sus tuits sería la de “chistes de humor negro” y destacaba que así lo había percibido la propia Irene Villa en un escrito dirigido al Juzgado.

La Fiscalía reaccionó de inmediato frente al archivo del caso y fue directamente en apelación a la Sala de lo Penal para reclamar la reapertura de las diligencias. Su posición puede ser acogida por los magistrados, que, según ha podido saber EL ESPAÑOL, comparten el criterio del Ministerio Público de que, una vez abierto el procedimiento, no puede ser cerrado sin ni siquiera recibir declaración al imputado para que explique el sentido de los tuits y el ánimo que tuvo al escribirlos. Una intención que no puede ser determinada sin oírle y sin ver cómo responde al interrogatorio de las partes.

Las fuentes consultadas indicaron que, al igual que ocurre en otros países en los que se sancionan las burlas al holocausto o la homosexualidad, el legislador español ha querido proteger a las víctimas del terrorismo y a sus familiares incluso de los sarcasmos. Es por ello que los tuits de Zapata pudieron afectar a la dignidad de las víctimas de ETA en su conjunto y no sólo a Irene Villa.

Para los magistrados, además, es preciso valorar todos los tuits de Zapata en su conjunto y no individualizar exclusivamente el que hacía referencia a la joven mutilada por ETA.

El Club de Campo que quiere Manuela Carmena

En la carretera de Castilla, muy cerca de la Casa de Campo y del Palacio de la Moncloa, se localiza el Club de Campo, un recinto del tamaño de 180 campos de fútbol, de propiedad municipal reservado para unos pocos. El único movimiento que se ha producido desde el equipo de Manuela Carmena es el nombre de los siete miembros de Ahora Madrid que serán consejeros. Los abonados pueden respirar tranquilos: no se transformará en una granja escuela.. pero se estudia de qué manera los escolares de Madrid puedan hacer deporte en este recinto VIP.

En la carretera de Castilla, muy cerca de la Casa de Campo y del Palacio de la Moncloa, se encuentra el Club de Campo, un recinto del tamaño de 180 campos de fútbol y de propiedad municipal pero reservado para unos pocos. En teoría puede entrar todo el mundo, sea socio o no. Pero las tarifas son tan elevadas para el que no lo es que entran pocas personas no abonadas.

Los 28.000 abonados del Club tienen el miedo en el cuerpo desde que el 24 de mayo Manuela Carmena ganó las elecciones y se filtró que convertiría el recinto en una granja escuela. Los interesados pueden respirar tranquilos: por ahora lo único que se plantea el equipo de Ahora Madrid es aprovechar las instalaciones de lunes a viernes para que alumnos de colegios municipales puedan utilizarlas para hacer deporte. Sin embargo, no hay todavía ninguna decisión cerrada. “Ya iremos viendo de qué forma vamos convirtiendo en realidad esa idea”, confirman fuentes municipales a EL ESPAÑOL.

La iniciativa puede sonar a nueva, pero no lo es. El equipo directivo que todavía dirige el Club cedió las instalaciones el año pasado a cuatro cursos de Educación Infantil y a otros cuatro de Educación Primaria del Colegio Loreto; a dos clases de Primaria del Colegio Obispo Moscoso; a otros tres de Infantil y a cinco de Primaria del Colegio Mater Inmaculata.

El acuerdo, y aquí está la diferencia, es el precio. Hasta ahora, los centros educativos pagaban por reservar el espacio acordado: zona infantil, patinaje y gymkanas. Un lugar que sólo se podía alquilar “entre semana y previa reserva”, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes internas del Club. Para el curso 2015-2016, el colegio Sagrado Corazón ha reservado espacio para tres cursos. El programa electoral de Ahora Madrid recogía en un apartado lo que haría con las instalaciones si la formación liderada por Manuela Carmena ganaba las elecciones: “Los espacios del Club serán accesibles al disfrute de todos”.

El Club, que depende del área municipal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid (propietario del 51% del recinto) no tiene ánimo de lucro, se mantiene con ingresos propios y funciona como una institución privada en suelo público. El otro 49% restante, el minoritario, se reparte entre Patrimonio del Estado (24,5%) y la Real Sociedad Hípica (24,5%).

De momento, el único movimiento que se ha producido desde que el equipo de Manuela Carmena tomara las riendas del Palacio de Cibeles es el decreto del 17 de julio en el que la alcaldesa nombra al representante del Ayuntamiento en el Club y propone a siete miembros de Ahora Madrid para ocupar los puestos de consejeros en la Junta Extraordinaria que previsiblemente se celebrará la semana que viene.

Los nuevos consejeros de Ahora Madrid

Al presidente, José Manuel Berzal, que ocupa desde junio un escaño en la Asamblea de Madrid, lo sustituirá como “representante” y no como presidenta la concejal de Cultura, Celia Mayer. Le acompañarán en el consejo de representación del recinto VIP Inés Sabanés, José Enrique Martín Arahuetes, Francisco Javier Odriozola, Carlos Sánchez Mato, Marta Fernández-Pirla y José Antonio Haro Lozano. Sustituirán al mencionado Berzal, a Patricia Lázaro, Isabel Martínez-Cubells, Luis Miguel Boto, Alberto Merchante, Santiago Ruedas y Jaime Morate. Todos del PP.

La futura representante del Ayuntamiento en el Club y el coordinador general del Consistorio, Luis Cueto, ya se han reunido con el gerente del Club, Alfonso Segovia, para conocer de primera mano cómo funciona el recinto. La primera imposición del nuevo equipo de Gobierno fue eliminar por completo las polémicas tarjetas VIP, pases preferentes que se daban de forma discrecional a políticos, empresarios, deportistas o periodistas, casi todos afines al PP. El revuelo que provocó el escándalo, que salió a la luz gracias a la investigación que UPyD hizo en el Ayuntamiento de Madrid, se zanjó con “la eliminación total” de estos pases VIP, según han confirmado a este diario fuentes del recinto deportivo.

Una concesión por 13 años

Los terrenos de la Casa de Campo sobre los que se ubica el Club los cedió inicialmente el Ayuntamiento de Madrid en los años 60 durante 13 años que se prorrogaron hasta 1984. Entonces era punto de encuentro de la alta sociedad madrileña: 7.000 de sus 20.000 socios eran militares.

Fue el alcalde socialista Tierno Galván quien decidió crear una sociedad anónima, participada con el 49% por la Real Sociedad Hípica Española Club de Campo. Posteriormente, la Dirección General del Patrimonio del Estado compró la mitad de las acciones de la Real Sociedad Hípica. La idea que tenía en la cabeza Tierno Galván era convertirlo en una instalación pública, algo parecido a lo que quiere hacer ahora Carmena. Sin embargo, las elecciones de 1989 las ganó el PP y su sucesor, José María Álvarez del Manzano, prorrogó el estatus de club privado hasta 2026. Alberto Ruiz Gallardón lo volvió a ampliar antes de que acabara el plazo hasta 2034.

 

Mientras Manuela Carmena decide cómo ‘democratizar’ el Club para que todos los madrileños puedan utilizarlo, los 28.000 abonados, que desembolsan una cuota anual de 730 euros, quieren saber cuanto antes las decisiones que tomará la nueva directiva… y saber si deben pagar (o no) la cuota anual.

La derrota le cuesta al PP al menos cinco millones de euros

Es la cifra que podría perder con respecto a las subvenciones que recibió en 2011. Si el partido ha destinado a la campaña menos de lo asignado, recibe ayudas para cubrir esa cifra y las administraciones se ahorran el resto. Podemos y Ciudadanos aparecen, por primera vez, entre los más premiados.

Es la cifra que podría perder con respecto a las subvenciones que recibió en 2011. Si el partido ha destinado a la campaña menos de lo asignado, recibe ayudas para cubrir esa cifra y las administraciones se ahorran el resto. Podemos y Ciudadanos aparecen, por primera vez, entre los más premiados.

El revolcón en autonomías y municipios no sólo ha afectado a la composición de las administraciones públicas sino también al reparto de subvenciones asignadas a cada partido para costear la campaña electoral, vinculadas directamente a los resultados. A más votos y escaños, más euros. Eso sí, siempre se trata de cantidades asignadas. Lo que reciba finalmente cada formación dependerá de cuánto haya gastado en campaña, puesto que el sistema sólo subvenciona los costes reales.

Este sistema provoca que algunos partidos (ocurrió con Podemos en las elecciones europeas) gastan mucho menos de lo que acaban recibiendo y terminan por ahorrarle cientos de miles de euros a las arcas públicas. Otras veces ocurre lo contrario: que el PP gaste 2,5 millones más de lo que recibió en ayudas y el PSOE se pase de la cifra en 1,3 millones y que ambos partidos se endeuden más de la cuenta a la espera de obtener unos resultados que nunca llegan.

Con el escrutinio en una mano y las normas autonómicas y municipal en la otra, he realizado la mejor estimación posible de las cantidades asignadas a los principales partidos políticos. La cifra exacta y final dependerá de distintos aspectos: el gasto que pueda justificar cada uno de ellos, el baile final de cifras con los resultados definitivos (los correspondientes a las municipales han sido extraídos cuando el recuento estaba al 99,48% del escrutinio) y las asignaciones derivadas de algunas coaliciones no asignadas.
1

La caída del PP en los resultados se traduce en una caída en su asignación. En concreto, ha pasado de los más de 21 millones asignados en 2011 a poco más de 16 millones este año, lo que supone una pérdida de cinco millones de euros. Estas cifras representan los cálculos totales por escaño y voto, sumando autonómicas y municipales, no el dinero efectivamente recibido. De hecho, en 2011 el límite en concurrencia (que se marca cuando participan en más de un proceso electoral a la vez) impedía al partido superar los 19,2 millones de gasto, por lo que no podría justificar, en ningún caso, más de esa cifra.

A esto hay que sumarle, tanto entonces como ahora, unos 9 millones para sufragar el envío de propaganda electoral. En total, el reparto electoral les asignaría para 2015, si pueden justificar esos gastos, unos 25 millones de euros.

Según un artículo publicado en El País (la página web del partido no muestra su presupuesto de campaña), el partido había asignado a estas elecciones 20,5 millones de euros. Si ése fuera su gasto final, ahorrarían a las arcas públicas varios millones de euros. Al igual que el resto de los partidos, el PP no dice cuál ha sido su gasto final y por tanto no sabremos si ha gastado más o menos de lo que puede recibir hasta que se publique la fiscalización del Tribunal de Cuentas.

El PSOE también pierde en ayudas con respecto a los comicios de 2011 aunque de una forma menos brusca: pasa de 15,8 millones a los 13,8 consignados tras los resultados de ayer. Una merma que roza los dos millones menos. El partido recibiría además otros nueve millones para sufragar sus papeletas, una cifra muy similar a la del PP. En total, 22,8 milllones. ¿Los cobrará? El partido no informa de cuál es su presupuesto de campaña. Según la misma noticia de El País estaría establecido en 7,8 millones. Una cifra mucho menor que la asignada.

Los nuevos partidos

La aparición de Podemos y Ciudadanos les podría reportar cuantiosas ayudas. El partido liderado por Albert Rivera, que en 2011 sumó menos de 6.000 euros gracias a sus 12 concejales en las municipales, pega el salto y supera los 2,8 millones por escaños y votos en los comicios celebrados ayer. A esa cifra se suman otros 4,7 millones para envío de propaganda electoral, que se deben justificar por separado. Si  ha gastado ese dinero, el partido de Rivera puede llegar a cobrar hasta 7,5 millones de euros. Su presupuesto, según la web del partido, era mucho menor: apenas 1,25 millones de euros.

Podemos podría recibir más de tres millones por escaño y votos y casi millón y medio por envío de papeletas. Aunque el presupuesto de campaña no ha sido establecido, el sistema de microcréditos del partido (que supera por poco el millón de euros) no alcanza ni de lejos la suma de más de cuatro millones y medio que le tocaría en el reparto, por lo que será uno de los partidos que ahorre dinero a las arcas públicas.

El batacazo de UPyD también tiene castigo en euros: pasan del medio millón recibido hace cuatro años a sumar unos 800.000 euros para envío de papeletas; a superar por poco los 50.000 euros y 27.000 para propaganda. De 1.300.000 euros a 77.000.
2

Así se hace el reparto

Para alcanzar estas cifras se utiliza un complejo sistema de cálculo basado en los resultados. En concreto, en las municipales cada concejal vale 270,90 euros y cada voto, siempre que se haya obtenido representación, 0,45 euros tal y como se publicó en el BOE el pasado tres de abril. Las cantidades asignadas a cada formación no pueden superar el límite de gasto establecido en la misma normativa. A todo esto se le suma la ayuda por envío de propaganda electoral, que en 2015 ha sido de 0,22 euros por elector. Para acceder a estas subvenciones es necesario presentarse y obtener representación en la mitad de los municipios de una provincia.

Ésa es la razón por la que la candidatura de Ahora Madrid, centrada únicamente en la capital, se queda fuera de estas ayudas. Eso sí, le corresponden unos 285.000 en la asignación por concejales y votos. Teniendo en cuenta que, según el presupuesto publicado en su página web, prevén haber gastado menos de 160.000, podrían ahorrar más de 120.000 euros a las arcas públicas.

Barcelona en Comú, la candidatura ganadora en las municipales de Barcelona, sí tiene asignada una ayuda para reparto de papeletas (unos 255.000 euros). El motivo es que sus socios de coalición, Entesa e ICV, sí se representan en otros grandes municipios de la provincia. Esta subvención por papeletas se añade a la que reciben por escaños y votos (98.200 euros), lo que les daría un total superior a 350.000 euros. Según su propia página web, su presupuesto ha sido de 160.000 euros, con lo que su prudencia podría significar un ahorro a las administraciones públicas de casi 200.000 euros.

Por otro lado, cada autonomía tiene su particular sistema de distribución de ayudas y establece las cantidades que van desde los más de 20.000 euros por escaño en Madrid y Canarias a los 10.867 de Cantabria o los 10.205 euros de Castilla y León. Además, cada una de ellas marca los límites de gasto y el reparto de ayudas, si los hay, para sufragar el envío de papeletas.

Para poder recibir todas estas ayudas, las formaciones políticas tienen que presentar su contabilidad electoral al Tribunal de Cuentas entre 100 y 125 días después de las elecciones. Es este organismo el que, en su fiscalización, decide qué gastos han estado justificados, cuáles no y cuál es la cantidad que puede recibir cada partido según la asignación oficial.

Puesto que el reparto no llega hasta mucho después de las elecciones, los partidos deben financiar su campaña electoral adelantando el dinero, con préstamos o con sistemas de microcréditos como el de Podemos. Eso sí, las fuerzas políticas que ya han obtenido estas ayudas pueden pedir un adelanto de una parte para la próxima cita electoral del mismo rango.

PD. Gracias a Miguel Ángel Gavilanes por su ayuda con los diferentes sistemas para las autonómicas.

Este artículo fue publicado en el blog ‘El BOE nuestro de cada día’ que puedes seguir aquí.


Consulta la metodología de estos cálculos aquí

13 cosas que quizá no sepas de Manuela Carmena

17768461012_34d58a0288_k

Fue pionera en reclamar la legalización de las drogas, dijo “no” a Pablo Iglesias y no bebe. Te contamos 13 cosas de la próxima alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que asegura que las monjas le inculcaron la conciencia social.

1. No la asesinaron de milagro

“Éramos todos, de verdad, extraordinariamente felices”. Así recuerda Carmena los momentos previos al atentado contra los abogados laboralistas de la calle Atocha. El 23 de enero de 1977, un compañero le pidió para una reunión el despacho que los abogados tenían en el número 55 de la calle Atocha, que estaba a nombre de Carmena. La joven abogada, que también tenía una cita en su agenda, la atendió en el otro local, en el número 49 de la misma calle. “No sabía que se estaba jugando la vida y me estaba salvando la mía”. Su compañero murió junto a otros cuatro abogados por los disparos de la extrema derecha.

2. Pionera en la legalización de las drogas

A finales de los años 80, cuando las drogas acaparaban los titulares, Carmena defendía su legalización. “Es lo único que falta por probar”, decía. “Las medidas represivas, las únicas realizadas, han sido absolutamente ineficaces porque cada vez hay más droga”.

3. Todos los años hace una escapada ciclista

Todos los veranos, con un grupo de amigos, se escapa por España o por el extranjero para pasar unos días pedaleando. La primera escapada fue en 1996 al Canal de Castilla y cada mes de agosto vuelve a la carga. En el grupo de ciclistas hay funcionarios o jueces con los que pone el país patas arriba y debate sobre ideas de cambio. Este agosto no fue una excepción.

4. Las monjas le inculcaron la conciencia social

Carmena fue a un colegio de religiosas francesas. Una de ellas les dijo que los Reyes Magos no visitaban barrios pobres por no manchar sus vestidos preciosos y sus “capas de terciopelo y armiño”. Según cuenta en su libro, Por qué las cosas pueden ser diferentes, el comentario le chocó. En cuarto de bachillerato las llevaron a enseñar el catecismo a niños que vivían en chabolas. Allí prendió “la idea de respuesta. Había que ir más allá, había que movilizarse”, escribe. Según ella, las monjas a las que su madre (“de la burguesía madrileña”) les encomendó la educación de su hija le transmitieron “quizás a su pesar” el espríritu reivindicativo.

Manuela Carmena, en un acto de Ahora Madrid (Foto: Ahora Madrid)
Manuela Carmena, en un acto de Ahora Madrid (Foto: Ahora Madrid)

5. Dijo que no a Pablo Iglesias

Manuela Carmena se negó varias veces a encabezar la lista de Ahora Madrid, la plataforma que reúne a Podemos, Equo y desafectos de IU. Tampoco participó en la elaboración del programa electoral que ahora espera aplicar.

6. No le gusta Podemos como partido

Cree que es “una pena que no se haya encontrado otra manera” de traducir el espíritu del 15-M que a través de “las estructuras de partido”. Cuando puede, lo deja bien claro: “Yo no soy de Podemos”. Su reivindicación de la Transición y la socialdemocracia la alejan de la imagen de Pablo Iglesias o Íñigo Errejón.

7. 20 años rechazando el coche oficial

Cuando fue decana de los jueces de Madrid, lo rechazó. Cuando fue vocal del Consejo General del Poder Judicial, también. Al final, lo aceptó después de ser amenazada por ETA.

8. Se rebeló contra la politización del CGPJ

Fue designada vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los jueces, tras ser propuesta por Izquierda Unida y con el apoyo del PSOE. Aunque los designados suelen votar al presidente y vicepresidente que eligen los partidos, ella se negó. Pidió entrevistarse con los dos candidatos y rechazó al vicepresidente.

Carmena, en un acto de su candidatura (Foto: Ahora Madrid)
Carmena, en un acto de su candidatura (Foto: Ahora Madrid)

9. Presidió el juicio que absolvió a César Alierta

El presidente de Telefónica era ejecutivo de Tabacalera en 1997 e hizo negocios con la compraventa de acciones de la compañía. La sentencia, de 2009, considera que tanto Alierta como su sobrino Luis Javier Placer participaron en el tráfico de información privilegiada, pero los absolvió porque el delito ya había prescrito.

10. Lideró la batalla contra las “astillas”

Como decana de los jueces de Madrid, luchó contra la corrupción en los juzgados.  En concreto contra las “astillas”, pequeños sobornos para acelerar la tramitación de los expedientes. Sufrió un boicot de los funcionarios, que pidieron su cabeza.

11. Lee mucho a Concepción Arenal

“Me encanta”, dice en su libro. La escritora gallega le fascina porque “fue capaz, en sus estudios del Derecho de Gentes (antigua denominación del Derecho Internacional) de afirmar que la guerra siempre era algo ilícito”. Carmena admira la lucha de Arenal por la igualdad entre hombres y mujeres. Entre sus películas favoritas, El exótico hotel Marigold, que habla de la utilidad en la vejez.

12. Se ‘desjubiló’ y fundó Yayos Emprendedores

Primero se jubiló anticipadamente. Después volvió a la actividad profesional para asesorar al Gobierno vasco sobre maltrato policial. Fundó Yayos Emprendedores SL y comenzó a diseñar y fabricar zapatillas junto a reclusas y ex reclusas. Carmena ha pasado muchas tardes en la tienda donde las venden, en la calle Manuela Malasaña.

13. No bebe

Asegura que le da dolor de cabeza. Presume de gustos sencillos: “Me encanta el café con leche, las magdalenas buenas y las pulguitas de jamón serrano, y todo esto es igual de bueno o malo en la sala de autoridades que en las distintas cafeterías de los aeropuertos”.

Vídeo: Javier Álvarez / Adriano Morán (93 metros)

Además, en El Español: Así es Carmena, la futura alcaldesa de Madrid

Los siete mapas que mejor explican la noche electoral

ccaa-anim2015

Las elecciones han dejado un giro a la izquierda, un rosario de ganadores y perdedores y un refuerzo de los nuevos partidos. Estos siete mapas resumen de un vistazo una intensa jornada electoral.

Los comicios de este domingo han arrojado resultados inesperados en muchos lugares de España. Muchas ciudades han girado a la izquierda y nuevas formaciones como Podemos o Ciudadanos han ganado apoyos en distintos puntos de la geografía nacional. Estos siete mapas resumen de un vistazo una intensa jornada electoral.

1. Evolución del poder autonómico desde 2003.

Así ha ido cambiando el mapa político de las autonomías en los últimos 12 años. Esta imagen animada refleja el partido más votado en cada región en las elecciones de 2003, 2007, 2011 y 2015.

ccaa-anim2015

2. El ganador en cada distrito de Madrid.

Este mapa refleja qué candidatura ganó en cada uno de los distritos de la capital. El norte sigue siendo el feudo del PP y el sur es de Ahora Madrid. Lo que más llama la atención el vuelco en el distrito Centro, donde no ganaba la izquierda desde hace mucho tiempo.

3. Más votos en Madrid… pero no en todas partes.

Este mapa refleja los distritos donde la participación subió en la ciudad de Madrid con respecto a 2011. Son cifras provisionales tomadas del avance de participación de las seis de la tarde. Pero ofrecen una idea aproximada de las claves del triunfo de Manuela Carmena: muchos más madrileños fueron a votar en los distritos sureños de Vicálvaro, Vallecas y San Blas.

4. Más votos en Barcelona, Lugo y Valencia.

Este mapa refleja el aumento de la participación en algunos puntos de España con respecto a 2011. Son cifras provisionales tomadas del avance de participación de las seis de la tarde. Pero llama la atención el crecimiento en plazas clave como Barcelona, Madrid o Valencia, frente a descensos en lugares como Sevilla o Navarra.

5. El ganador en cada distrito en Barcelona.

Barcelona vivió un vuelco electoral histórico y tendrá una alcaldesa por primera vez en su historia. Aquí se puede comprobar la división del voto por distritos. El centro y los barrios obreros de la periferia están en manos de Barcelona en Comú mientras la zona alta de la ciudad sigue fuel a CiU.

6. Dónde estaban los nuevos votantes.

El censo incluyó este domingo a más de 386.000 nuevos votantes. En el mapa superior se muestra su distribución geográfica por provincias.

7. Demasiado jóvenes para votar en 2011.

Este mapa muestra la distribución por provincias de los nuevos votantes con respecto a las municipales de 2011. Atención a plazas como Sevilla, Cádiz, Navarra, Badajoz y Baleares, lugares que han experimentado importantes cambios y donde podría haber sido decisivo el voto juvenil.

El PP se hunde, la izquierda revive

"Ha sido David contra Goliat", ha dicho Colau (Barcelona en comú)

Cuatro años. Eso es lo que ha durado la histórica mayoría del Partido Popular, conseguida en la víspera política de las elecciones generales y aniquilando en las urnas a barones socialistas en comunidades como Extremadura, Aragón y Castilla-La Mancha o alcaldías como Sevilla. La noche fue para la izquierda… y para Ciudadanos. Estos son los ganadores y perdedores de estas elecciones. 

Cuatro años. Eso es lo que ha durado la histórica mayoría del Partido Popular. Sus líderes la lograron en la víspera de las elecciones generales de 2011 y aniquilando en las urnas a barones socialistas en ciudades como Sevilla y en comunidades como Extremadura, Castilla-La Mancha o Aragón. Esta vez el PP no sólo ha perdido activos coyunturales. Cambiarán de manos feudos históricos como la ciudad de Valencia, la Comunidad Valenciana o el Ayuntamiento de Madrid.

Fue la noche de una izquierda fragmentada, cabreada y expresada en diversas formas y volúmenes según el lugar. Una izquierda condenada a entenderse para desalojar al PP. Al partido de Mariano Rajoy le queda el consuelo de poder cortejar a Ciudadanos para mantenerse en bastiones clave como Madrid. Pero el partido de Albert Rivera venderá caro su apoyo al tiempo que se consolida como una alternativa clara al PP. En el PSOE, Pedro Sánchez gozará de una cierta paz interna y Susana Díaz cosecha otro triunfo mientras trata de desbloquear su investidura. Pablo Iglesias y Albert Rivera confirman que sus partidos han cambiado el mapa de España. Próximo asalto, las generales.

Los ganadores

Ada Colau. “Esta ha sido la victoria de David contra Goliat”, afirmaba la candidata de Barcelona en Comú, que se hizo famosa por su oposición a los desahucios. Ha ganado por un escaño y casi 20.000 votos a Xavier Trias, hasta ahora alcalde y candidato de CiU. Liderará a un equipo de 11 concejales y será la próxima alcaldesa si logra llegar a pactos con las demás fuerzas de izquierda. La mayoría absoluta está en 21 concejales. ERC ha logrado cinco, el PSC cuatro y la CUP tres. Ciudadanos ha logrado cinco y el PP, tres.

Manuela Carmena. Por primera vez en 26 años, la capital no estará gobernada por la derecha. El tirón de la candidata y la unión en su lista de Podemos, Equo y desafectos de IU dará el bastón de mano a la ex jueza, de 71 años. “Tenemos el gran reto de conseguir que Madrid sea una ciudad decente”, dijo ante unos seguidores en éxtasis. En su victoria ha pesado el hundimiento del PSOE con Antonio Miguel Carmona, que tendrá que apoyar a Ahora Madrid para evitar que gobierne Esperanza Aguirre.

Guillermo Fernández Vara. Después de cuatro años en la oposición por la negativa de IU a apoyarle, el barón socialista regresa a la presidencia de la Junta de Extremadura al imponerse al popular José Antonio Monago.

Emiliano García-Page. Es una de las victorias más dulces del PSOE. Aunque María Dolores de Cospedal se ha impuesto en votos y escaños (16), ha perdido la histórica mayoría absoluta lograda en 2011. Con 14 diputados en las Cortes, necesitará los tres logrados por Podemos, que exigirá contrapartidas, pero odia a Cospedal.

Cifuentes, preparada para gobernar (PP)
Cifuentes, preparada para gobernar (PP)

Cristina Cifuentes. La candidata popular fue la delegada del Gobierno en Madrid con más proyección pública de los últimos años. Ahora ha logrado una victoria notable en su campaña a la Comunidad de Madrid. Necesitará los votos de Ciudadanos para su investidura. Pero su victoria, con 11 escaños de ventaja sobre el socialista Ángel Gabilondo, es incontestable. Entre otras cosas por un dato que tendrá lecturas internas: Cifuentes sacó más votos que su colega Aguirre en el municipio de Madrid.

Ximo Puig. El PSOE ha perdido casi 200.000 votos y 10 escaños en la Comunidad Valenciana. Pero el desplome del PP permitirá a Puig ser el próximo presidente dos décadas después de la llegada de Eduardo Zaplana al poder. El líder socialista necesitará llegar a acuerdos con Compromís y Podemos, cuyo apoyo le asegurarían una holgada mayoría.

Mónica Oltra. La coalición Compromís la logrado un resultado muy superior al previsto. En la Comunidad Valenciana, Oltra liderará a un equipo de 19 diputados, sólo cuatro menos que el PSOE. “Es el triunfo de la gente sencilla y honrada”, dijo la candidata, muy popular. El cabeza de cartel de Compromís en Valencia, Joan Ribó, será probablemente alcalde. 

Miguel Ángel Revilla. Vuelven los taxis y las anchoas a La Moncloa (con permiso de Rajoy o su sucesor). El más carismático de los presidentes cántabros volverá al poder. El PP superó por un escaño al Partido regionalista (PRC) de Revilla. Pero su líder Ignacio Diego ha anunciado que no explorará pactos con las demás fuerzas políticas, ya que la mayoría de la izquierda es muy clara en la región.

Javier Fernández. El presidente del Principado se ha impuesto en Asturias. En el fragmentado espacio político asturiano, el socialista podrá gobernar si llega a pactos con Podemos (sumando a este partido llega a la mayoría absoluta) o con Izquierda Unida.

Javier Lambán. Ex consejero del socialista Marcelino Iglesias, se convertirá con toda probabilidad en nuevo presidente de Aragón siempre que Pablo Echenique le dé su apoyo como se espera. Los dos desbancan a la popular Luisa Fernanda Rudi.

Pedro Antonio Sánchez. El candidato del PP en la Región de Murcia es uno de los pocos presidentes autonómicos que no ha perdido el partido de Mariano Rajoy. Aunque deberá pactar su investidura si quiere gobernar.

Juan Vicente Herrera. El presidente de Castilla León se queda a las puertas de la mayoría absoluta. Pero sus apoyos serán suficientes para gobernar.

Los perdedores

María Dolores de Cospedal. El primer paso es reconocer que tienes un problema. La presidenta de Castilla-La Mancha no lo hizo en la noche electoral. “El PP ha sido la fuerza más votada”, reivindicó. “Queda claro que los ciudadanos nos han dado su confianza mayoritaria”, añadió antes de decir que estaba “muy satisfecha de la campaña” que ha dilapidado la histórica victoria de 2011. Por primera vez en democracia, el PP logró entonces la mayoría absoluta y el Gobierno regional. Esta vez se quedó a un escaño (16) abriendo la puerta a un Gobierno del PSOE (14) con la ayuda de Podemos (3).

Rita Barberá. Un simpatizante la llamó hace unos días “la alcaldesa de España”. El resultado anticipa su adiós después de 24 años con el bastón de mando. En una turbada intervención ante la prensa, reivindicó su orgullo por haber servido “a todos los valencianos”, a quienes dijo que tendrán “el gobierno que han elegido”. En esta ocasión, no la apoyaron en El Cabanyal, el castigado barrio donde siempre ganaba.

Bipartidismo Madrileño

Antonio Miguel Carmona. La debacle del candidato socialista a la alcaldía de Madrid se explica con estos datos. Trinidad Jiménez (2003) cosechó 625.148 votos; Miguel Sebastián (2007), 487.893; Jaime Lissavetzky (2011), 364.600; Carmona, 249.152. Otra comparación letal: en el municipio de Madrid, el candidato socialista a la comunidad, Ángel Gabilondo, cosechó 415.715 votos. Es decir, 166.563 votos más que su colega Carmona.

Luisa Fernanda Rudi. La poderosa presidenta de Aragón ha ganado las elecciones. Pero ni con Ciudadanos ni con el PAR suma más escaños que una coalición de PSOE y Podemos, que se han revelado muy fuertes.

José Ramón Bauzá. “Algo hemos hecho mal para que los ciudadanos nos hayan retirado su apoyo”, ha reconocido el presidente de Baleares después de reconocer el peor resultado para su partido en 35 años de historia. Aunque se mostró abierto a pactos, la pujanza de la izquierda en un parlamento muy fragmentado le hará muy difícil quedarse en el Gobierno.

Esperanza Aguirre. Era la candidata popular con a priori más posibilidades en Madrid, y su victoria por un escaño ante Ahora Madrid sabe a derrota, porque no le garantiza la alcaldía. Aguirre necesitaba ser alcaldesa para sobrevivir políticamente en el PP, donde genera más odios que simpatías, especialmente en el despacho de Mariano Rajoy.

Alberto Fabra. Ha llevado a su partido a una debacle histórica que quizás haga añorar a Francisco Camps, el presidente que logró 55 diputados en 2011. Fabra, que no era querido en su partido y sobre el que Rajoy dudó hasta el último momento, ha hecho retroceder al PP 24 diputados. Valencia tendrá un nuevo presidente, del PSPV.

José Antonio Monago.
José Antonio Monago.

José Antonio Monago. Después de una campaña personalísima y huyendo de las siglas del PP, con raps e himnos pop, Monago ha reconocido su derrota. La coalición liderada por el PSOE ha ganado las elecciones, sacando dos diputados de ventaja al ‘barón rojo’ del PP, que no ha sabido apagar sus propios incendios.

José Ignacio Zoido. El PP ha perdido la mayoría absoluta de manera agridulce. Ha ganado las elecciones, pero una coalición de PSOE (con un escaño menos), Podemos e Izquierda Unida lo desalojarán de la alcaldía, ya que sus escaños no son suficientes ni con Ciudadanos. En un discurso a los militantes, Zoido pidió que le dejaran gobernar por ser la lista más votada. No parece que suceda.

Rosa Díez. Muy “orgullosa”, como repitió varias veces, la líder de UPyD ha presentado su renuncia en diferido, anunciando que no se presentará a la reelección como líder de la formación en el congreso extraordinario de junio. Su negativa a pactar con Ciudadanos y la ausencia de cambios tras la debacle andaluza han sellado el futuro de la que hace más de un lustro pusiera la primera pica en el bipartidismo.

¿Aguirre o Carmena? Una predicción de sus votos y sus alianzas

concejalesPartiendo del promedio de votos de las encuestas, he hecho 10.000 simulaciones en las que he tenido en cuenta los márgenes de error y cierta incertidumbre. El PP rondaría 22 concejales. Ahora Madrid sería el segundo partido.

Los madrileños votarán este domingo para elegir a su alcalde. Según las encuestas, el PP será la primera fuerza pero no alcanzará la mayoría absoluta. Esa circunstancia dispara el interés por el resto de fuerzas políticas: especialmente por Ahora Madrid, Ciudadanos y el PSOE.

Hay dos posibilidades. La primera es que varios partidos sumen la mayoría de concelajes y lleguen a un acuerdo para elegir al alcalde entre sus candidatos. Es casi seguro que el PP y Ciudadanos tendrán esa opción y también la combinación de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos. La segunda posibilidad es que no haya acuerdos de ese tipo. En ese caso, la alcadesa será la candidata más votada.

¿Pero cómo de probable es cada una de estas alternativas? A continuación describo una simulación de las elecciones al Ayuntamiento de Madrid. Los resultados nos servirán para analizar las posibilidades de cada candidato.

Lo que dicen los sondeos

Empecemos revisando las estimaciones de voto. El primer gráfico muestra un promedio de los sondeos que han publicado los institutos SigmaDos, NC Report, MyWord y Metroscopia en el último mes.

encuestas

El gráfico refleja la gran dispersión de las encuestas. Esa dispersión se debe al menos a tres factores: los errores de muestreo, los cambios temporales y las diferencias en los ajustes que hace cada encuestador: lo que conocemos como la cocina.

De los tres factores, el menos problemático es el muestreo porque se reduce al agregar las encuestas. Pero el voto definitivo aún puede desviarse por muchas otras razones: por el voto oculto, por la abstención o por decisiones de última hora. El CIS, Metroscopia, My Word y el resto de las firmas intentan corregir estos efectos pero es imposible corregirlos del todo.

Al agregar varias encuestas, conseguimos dos cosas: reducimos el error de muestreo y hacemos entre todas una cocina de consenso. Eso mejora la predicción pero la incertidumbre no desaparece.

Es posible, por ejemplo, que todas las encuestas se equivoquen en la misma dirección como ocurrió en Reino Unido hace dos semanas. Quizás todas infravaloran el voto oculto o exageran la participación. A esa incógnita hay que añadir el factor tiempo: los votantes pueden cambiar de opinión de aquí al domingo. Por estas y otras razones, es importante asumir cierta incertidumbre al predecir.

Añadiendo incertidumbre

A continuación vamos a usar la media de encuestas para predecir cuántos concejales logrará cada partido. Pero lo haremos asumiendo que esos datos son imprecisos. ¿Pero en qué medida? ¿Cómo puede uno calcular la magnitud de su ignorancia? Una posibilidad sería usar datos históricos. Pero en el inédito contexto actual no está claro que eso sea de mucha utilidad.

Lo que haremos es asumir una incertidumbre hipotética. Partiendo del promedio de votos de las encuestas, haremos 10.000 simulaciones añadiendo varianza según los márgenes de error y cierta incertidumbre. Asumiremos que en cada simulación los votos de cada partido varían con una cierta distribución normal. (Los detalles están al final de este texto y la distribución de votos que resulta puede verse en este gráfico.)

Los resultados de esa simulación sobre el número de concejales se muestran a continuación. El gráfico ilustra la representación que lograría cada uno de los partidos.

concejales

El primer partido sería el PP con alrededor de 22 concejales. Sus resultados pueden oscilar fácilmente entre los 20 y los 23 concejales e incluso alejarse bastante de esa horquilla. Lo que se antoja muy difícil es que Esperanza Aguirre alcance la mayoría absoluta, que está fijada en 29 concejales.

Ahora Madrid tiene una alta probabilidad de convertirse en el segundo partido. Lograría alrededor de 14 representes. El PSOE sería tercero con 11 concejales pero podría ganar dos más con facilidad. Ciudadanos sería cuarto y oscilaría alrededor de los diez ediles.

Es muy probable que Izquierda Unida se quede sin representación. Nuestros cálculos le dan solo un 15% de probabilidades de conseguirlo. (Tiene que superar la barrera del 5% de votos para lograrlo). Las posibilidades de UPyD son casi nulas de acuerdo con las encuestas.

Las posibles mayorías

Según los resultados anteriores, ningún partido logrará la mayoría absoluta. Eso abre la puerta a pactos para nombrar al próximo alcalde de Madrid. ¿Pero qué coaliciones tienen más probabilidades de sumar una mayoría suficiente? Al contar con un modelo de simulación, podemos calcularlo.

En el último gráfico se muestra el número de concejales que suman diferentes fuerzas: el PP con Ciudadanos y Ahora Madrid con PSOE, Ciudadanos e IU. El propósito es estimar hasta qué punto es probable que logren los 29 representantes que necesitan para nombrar al alcalde.

mayorías

El modelo dice que es muy probable que la suma del PP y Ciudadanos superará los 29 concejales. Si llegan a un acuerdo podrían nombrar alcalde a uno de sus candidatos, previsiblemente a Esperanza Aguirre.

Pero es aún más probable que Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos traspasen ese umbral: en un 99% de nuestras simulaciones, la suma de sus concejales iguala o supera los 29 necesarios.

Los acuerdos de Ahora Madrid sin Ciudadanos son menos probables. Sólo un 12% de las simulaciones sitúan a Ahora Madrid, PSOE e IU con un número suficiente para nombrar alcalde a uno de sus candidatos. Sin IU esas posibilidades caen hasta el 8%.

Si ninguno de estos pacto prospera, el alcalde sería el candidato más votado.

Permitidme acabar con una nota de precaución. Es importante recordar que las probabilidades que he calculado se asientan sobre la base de una incertidumbre hipotética. Si las encuestas fallasen por un margen más amplio —por ejemplo si los madrileños cambiasen sus votos en respuesta a las encuestas de estos días—, los resultados del próximo domingo serían distintos. Creo que eso es improbable pero lo único seguro es que es posible: en las urnas no hay ningún voto todavía.


Algunos detalles técnicos. En las 10.000 simulaciones parto de una media de las seis encuestas del último mes. Para generar la variabilidad por muestreo uso una distribución normal de desviación estándar tal que replico los márgenes de error considerando la muestra total (truncada para evitar votos negativos). Los márgenes de error los estimo a partir del porcentaje de voto promedio de cada partido, no usando el peor caso.

A esa variabilidad añado otra que representa la incertidumbre asumida. Esa incertidumbre corresponde con una distribución normal de media cero y desviación estándar 0,25 + 0,15 votos. La distribución de votos que resulta de añadir esta variabilidad por muestreo e incertidumbre puede verse en este gráfico.

En cada una de las 10.000 iteraciones, a partir de los votos calculo el reparto de concejales aplicando la regla D’Hondt y la barrera mínima del 5%.

¿Votarán así los habitantes de Madrid y Barcelona? Una media de los sondeos

mad 2

Este lunes publicaré aquí mi predicción de los resultados electorales en las ciudades de Madrid y Barcelona. Unas horas antes y a modo de aperitivo, publico aquí dos gráficos con una media ponderada de los sondeos que se han publicado durante el último mes. 

Este lunes publicaré aquí mi predicción de los resultados electorales en las ciudades de Madrid y Barcelona. Unas horas antes y a modo de aperitivo, publico dos gráficos con una media de los sondeos que se han publicado durante el último mes.

Los seis sondeos de Madrid llevan la firma de los institutos demoscópicos Sigma Dos (dos), NC Report, Metroscopia (dos) y MyWord. Los cinco de Barcelona los han elaborado Sigma Dos, Metroscopia, GAD3, Feedback y GESOP.

La mayoría de los sondeos auguran un triunfo de Esperanza Aguirre sin mayoría absoluta. Aunque las cifras de Metroscopia indican un auge repentino de Manuela Carmena, aspirante de la coalición izquierdista Ahora Madrid. Pero otro sondeo publicado también ayer por Sigma Dos es más cercano a los de semanas anteriores.

mad 2

Los resultados son aún más inciertos en Barcelona. La mayoría de los sondeos augura un triunfo por la mínima de Xavier Trias. Pero el CIS y Metroscopia predicen una victoria de la activista Ada Colau, que lidera la coalición Barcelona en Comú.

bcn

Actualización. 11.45am. He actualizado el gráfico de Madrid con un sondeo nuevo de Sigma Dos. Además, en una versión anterior la media de los sondeos estaba ponderada con la muestra de cada encuesta. Al actualizar los gráficos, he eliminado la ponderación. Los resultados apenas cambian.

Así es Carmena, la futura alcaldesa de Madrid

Carmena, junto a miembros de la candidatura en Moncloa (Flickr: Ahora Madrid)

Manuela Carmena se desjubiló y acabó con el retiro que se ganó tras una vida como jueza. Ahora, con 71 años, está a punto de convertirse en alcaldesa de Madrid tras lograr 20 concejales. Hace unos días, pasamos una jornada entera con ella. Este perfil y este vídeo describen al nuevo símbolo de la izquierda madrileña.

    Vídeo: Javier Álvarez / Adriano Morán (93 metros)

    Cuando tenía ocho años, a Manuela Carmena le hablaron de los Reyes Magos. En el colegio de monjas francés donde estudiaba, Madame Sainte Esperance pidió que los padres de las alumnas hicieran un donativo para que los niños de las chabolas de Madrid también recibieran algún juguete. “Nos dijo que los Reyes Magos no iban nunca a llevarles regalos a los niños pobres”. La monja les advirtió de que era “imposible que con esos vestidos tan preciosos y con esas capas de terciopelo y armiño” puediesen entrar en los barrios donde viven los pobres, “llenos de barro y suciedad”.

    La revelación quedó grabada en la mente de la hoy candidata a la alcaldía de Madrid por Ahora Madrid. Tanto que la reflejó en un libro más de seis décadas después. El libro explica por qué decidió “desjubilarse” y abandonar el retiro que se ganó después de toda una vida como jueza. Volvió a ejercer labores de asesoría y fundó una empresa, Yayos emprendedores, donde parados y presos hacen ropa que después comercializan en la calle y que lleva su nombre de pila (Manuela) pero el apellido Malasaña.

    Tiene 71 años y se siente útil. Ya no cree en los Reyes Magos sino en la redistribución de la riqueza.

    Uno de los rivales de Carmena ironiza en privado que si se pregunta a los cinco primeros candidatos de la lista de Ahora Madrid por asuntos como la renta básica, la república o Venezuela, saldrían cinco opiniones distintas y contradictorias. La plataforma es una compleja amalgama. Reúne a Podemos, Equo, desafectos de Izquierda Unida e independientes. Celebraron unas primarias y se unieron en una candidatura que va de barrio en barrio celebrando asambleas con vecinos. En ellas explican un programa en cuya redacción no ha participado la cabeza de lista. Porque Carmena quiere ser alcaldesa, pero asegura que no quería en un primer momento. Antes de dejarse convencer, su primer impulso la llevó a decir que no en favor de alguien más joven.

    Carmena, junto a miembros de la candidatura en Moncloa (Flickr: Ahora Madrid)
    Carmena, junto a miembros de la candidatura en Moncloa (Flickr: Ahora Madrid)

    No es de Podemos

    La candidata deja claro cada vez que tiene ocasión que ella no pertenece a Podemos. Es más, cree que es “una pena que no se haya encontrado otra manera” de traducir el espíritu del 15-M que a través de “las estructuras de partido”.

    Su discurso, netamente de izquierdas, es una reivindicación constante de los logros de la Transición a la que parte de Podemos culpa de los actuales problemas del país. “Mi generación fue la que empezó a soñar hacer posible la democracia”, recuerda en la asamblea a la que la acompaño.

    Carmena era una de las abogadas laboralistas del despacho de Atocha. Pero se salvó del atentado que en 1977 mató a cinco compañeros. “Cuando dicen que somos antisistema, tenemos que decir que eso no es verdad. Que la humanidad ha avanzado gracias a que ha habido utópicos y que la democracia era entonces una utopía”, defiende.

    Las utopías de Carmena son hoy más manejables, lejos de nuevos proyectos constituyentes. Para ella, una utopía hoy es que la corporación saliente rinda cuentas y ponga las cuentas sobre la mesa. Para eso pidió una reunión con Ana Botella. Llamó ella misma, le pasaron con su secretaria y se acabó poniendo la alcaldesa. Al final, se reunieron en el palacio de Cibeles (“qué desangelado lo tienes, Ana”, le espetó), pero su propuesta de que los mandatos acaben con un strip-tease público no levantó pasiones. “Es normal, es demasiado nueva”, se lamenta.

    Entre sus utopías está también avanzar en la igualdad de los madrileños, la apuesta por lo público y el poder de los vecinos, reunidos en asambleas de barrio, para decidir sobre proyectos de sus distritos.

    Que los vecinos se involucren en política es una de sus prioridades. Por eso, cuando le preguntan por el collage ideológico de su candidatura, Carmena responde que lo importante es que “los objetivos estén muy claros. ¿El cómo? Hay que improvisar”.

    Objetivo: que la conozcan

    El día con Carmena comienza a media mañana en la federación de asociaciones de vecinos que hasta hace un par de meses presidía Ignacio Murgui, el número dos de la candidatura. La candidata ha dado algunas entrevistas por teléfono desde su casa y aún le quedan otras dos: un encuentro digital en El Mundo y La noche en 24 horas de TVE.

    Al igual que la candidata de Ciudadanos, Carmena necesita darse a conocer en muy poco tiempo. Famosa en la judicatura y reconocible en algunos ámbitos de la izquierda, es una gran novedad para muchos vecinos, a los que tiene que ganarse para romper el techo de Podemos en las encuestas.

    Su apuesta es superar al PSOE en las urnas y gobernar, siempre que el PP no logre la alcaldía en solitario o con la ayuda de Ciudadanos. Una vez en la alcaldía, promete transparencia, garantizar el acceso a la vivienda y hacer reverdecer la ciudad, entre otras cosas con más presencia de las bicicletas, su medio de transporte favorito.

    En el encuentro con vecinos, en el barrio de Moncloa, escuchan sus propuestas muy pocos jóvenes y mucha gente mayor. Algunos de ellos, ya jubilados como Carmena, tampoco creen en los Reyes Magos pero sí en ella.

    Más vídeos sobre ‘La batalla por Madrid’: