Pasión e innovación en el equipo de EL ESPAÑOL

En los últimos días nuestra redacción se ha fortalecido con personas clave que aportan pasión e innovación. Profesionales consolidados y de larga trayectoria que se suman a una propuesta informativa de vanguardia.

VÍDEO: 93 metros

Pasen, vean el vídeo elaborado por 93Metros y quédense en EL ESPAÑOL. Todo lo que cuentan los primeros integrantes de la redacción de este nuevo proyecto conduce hacia el mismo destino. Lo dice muy bien Jordi Pérez Colomé, uno de los fichajes que hoy presentamos y uno de los periodistas con perfil digital más profundo de este país: EL ESPAÑOL es una “oportunidad”.

En los últimos días nuestra redacción se ha fortalecido con nuevas incorporaciones en posiciones clave en un proyecto 100% digital: redacción e innovación. Profesionales consolidados y de larga trayectoria que se suman a una propuesta informativa de vanguardia.

Fernando Baeta será vicedirector de EL ESPAÑOL tras 25 años en El Mundo; María Ramírez y Eduardo Suárez, subdirectores. Ambos con una dilatada experiencia como reporteros y corresponsales en Bruselas, Nueva York y Londres.

Alrededor de ellos pivotará un equipo que se conformará en los próximos meses con redactores de diferentes perfiles, todos ellos con una clara vocación digital. Ya forman parte de EL ESPAÑOL Pérez Colomé, bloguero de éxito (Obamaworld) que hasta hace unos días publicaba en Yahoo! y Daniel Basteiro, que ha sido corresponsal en Bruselas del diario Público y miembro del equipo que fundó la edición española de El Huffington Post.

A estos periodistas hay que sumar a la jefa de diseño, Salugral Adriana Pazos, y al jefe de proyectos especiales de EL ESPAÑOL, David Domínguez, que tienen con una amplia experiencia en el mundo de la comunicación digital (El Mundo, Antena 3, Cambio 16) y estarán integrados en la redacción.

El vídeo vinculado a esta información presenta tres elementos esenciales de nuestro proyecto: la innovación, la pasíón -“el periodismo es pasión”, dice Baeta en uno de los planos- y el pacto generacional sobre el que se sustenta el proyecto de EL ESPAÑOL. Se trata de buscar la confluencia de la experiencia profesional y vital de periodistas con una sólida y larga experiencia con la de periodistas más jóvenes pero ya muy consolidados y la de nuevos periodistas que darán aquí sus primeros pasos.