“El valor de EL ESPAÑOL rondará los 100 millones en cinco años”

Un sólido punto de partida, una apuesta por la innovación y un modelo de negocio con estimaciones muy prudentes. Esa es la clave del éxito empresarial que construirá el equipo de gestión de EL ESPAÑOL, liderado por su consejera delegada, Eva Fernández. “Al finalizar el quinto año, el valor de la compañía rondará los 100 millones de euros, lo que supone multiplicar por 5 o por 6 el valor del lanzamiento”, ha augurado en la mañana de este martes en el Foro de la Nueva Comunicación celebrado en el Hotel Ritz.

Eva Fernández

Fotografía: Dani Pozo

Un sólido punto de partida, una apuesta por la innovación y un modelo de negocio con estimaciones muy prudentes. Ésa es la clave del éxito empresarial que construirá el equipo de gestión de EL ESPAÑOL, liderado por su consejera delegada, Eva Fernández.

“Al finalizar el quinto año, el valor de la compañía rondará los 100 millones de euros, lo que supone multiplicar por 5 o por 6 el valor del lanzamiento”, ha augurado este martes en el Foro de la Nueva Comunicación celebrado en el Hotel Ritz.

Fernández, primera mujer consejera delegada de un gran medio de comunicación en España, ha informado del rumbo de la financiación del proyecto, que rozará los nueve millones cuando acabe la ronda de financiación colectiva o crowdfunding, que roza ya los dos millones de euros.

Según la consejera delegada, la independencia del proyecto está asegurada porque “directa o indirectamente el capital social y la mayoría siempre van a estar en manos de Pedro J. Ramírez”. La financiación total del proyecto en el momento del lanzamiento estará entre los 15 y los 18 millones de euros.

La innovación será clave en EL ESPAÑOL. Y no sólo en la constitución societaria: es el primer medio español que usa crowdfunding de inversión y convierte en accionistas a los que contribuyen. También en la filosofía, expresada en el mismo nombre de la empresa editora: No hace falta papel.

La renovación llegará también al modelo de negocio, con la “diversificación total” de sus fuentes de ingresos, tomando lo mejor de los modelos actualmente existentes: la publicidad y la suscripción. Asentándose en ambos pilares (y sin incluir a otros incipientes), el proyecto logrará en pocos años la rentabilidad.