El estado de la nación… digital

¿Es posible un periodismo independiente, participativo, que explique con rigor y que escuche con atención? EL ESPAÑOL se presenta a la sociedad con el respaldo de más de 3.000 accionistas y decenas de miles de seguidores que creen que un medio así es necesario, incluso seis meses antes de su nacimiento. 

Foro Nueva Economía

Fotografía: Dani Pozo

¿Es posible un periodismo independiente, participativo, que explique con rigor y que escuche con atención? EL ESPAÑOL se presenta a la sociedad con el respaldo de 3.170 accionistas -y subiendo- y decenas de miles de seguidores que creen que un medio así es más necesario que nunca, incluso seis meses antes de su nacimiento. Hoy todo esto sólo es posible gracias a Internet. Bienvenidos al estado de la nación digital.

Sólo en España más de 28,2 millones de personas son usuarios frecuentes de Internet, según los últimos datos de AIMC. El acceso es igualitario por sexos y apenas entiende de diferencias de edad o clase social. Más de la mitad de los usuarios suele acudir a la Red para informarse mes a mes. Lo que quiere decir que existe una demanda real de periodismo independiente y comprometido con los hechos en esta nueva era. El uso de los dispositivos móviles está tan extendido que más del 80% de los usuarios consumen información a través de móviles y tabletas. No es el futuro. Es el presente.

Apenas tres horas antes del inicio del debate sobre el estado de la nación y a pocos metros del Congreso de los Diputados, Pedro J. RamírezEva Fernández presentaron a la sociedad civil EL ESPAÑOL, un proyecto periodístico 100% digital.

Unas 500 personas inundaron hasta tres salones del hotel Ritz para escuchar el fundador y a la consejera delegada del proyecto en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum y patrocinado por Vodafone. La afluencia fue similar a eventos protagonizados por el presidente del Gobierno. Estuvieron los responsables de empresas digitales, representantes de operadores de telecomunicaciones y otras compañías con una clara vocación innovadora. El acto sirvió también para presentar públicamente los nombres de tres personas que se sentarán en el consejo de administración de la sociedad editora de EL ESPAÑOL: su subdirectora María Ramírez, el abogado Javier Gómez de Liaño y el profesor universitario Enrique Dans, quien se mostró ilusionado con el proyecto e “interesado por las enormes posibilidades tecnológicas” para mantener un diálogo con los lectores.

Hubo abogados como Javier Cremades, muy satisfecho con la campaña de ‘crowdfunding’ que su propia firma ha diseñado para EL ESPAÑOL. También caras bien conocidas de la política como Esperanza AguirreCristina Cifuentes, la delegada del Gobierno en Madrid.

Aguirre, sentada en la mesa central, se mostró muy interesada en el funcionamiento de la redacción y en los planes de la nueva empresa. “¿Cómo me lo puedo poner como acceso directo en el móvil? ¿Quién es Enrique Dans? ¿Para qué necesitáis tanto dinero si no tiene papel?”, preguntaba a cada momento durante el acto. Mantuvo su sonrisa incluso cuando Pedro J. Ramírez dijo que Mariano Rajoy le estaba sometiendo a “una tortura china” al demorar la proclamación de los candidatos a la alcaldía y a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Los periodistas presentes se confesaban sorprendidos por la expectación generada. Reporteros de medios como La Sexta, Le Figaro o El Confidencial -muy mencionado en las presentaciones como todo un modelo de prensa digital rentable- subrayaron el poder de convocatoria de la presentación.

Entre los presentes estaba Arsenio Escolar, director de 20 Minutos, que espera de EL ESPAÑOL “que innove y que meta un chorro de aire fresco en los medios españoles, que lo necesitan”. En la sala lo acompañaban Jesús Cacho y Nacho Cardero, directores de Voz Populi y El ConfidencialTambién colegas como Fernando Jáuregui, María Maícas, Óscar Campillo, Mathieu de Taillac, Andrés Rodríguez, Pablo Simón, Carlos SalasAgustín Yanel.

El acto comenzó a las nueve de la mañana y lo presentó el presidente de Nueva Economía Fórum, José Luis Rodríguez, que describió EL ESPAÑOL como “un nuevo medio que dará mucho que hablar” y que estaba acompañado por José Romero, director de comunicación de Vodafone.

Eva Fernández, ilusionada, brilló en la tribuna y presumió de ser la persona que más conoce al director en su nuevo rol: el de empresario. “Somos el primer medio de España que nace bajo el concepto Mobile first“, afirmó. Fernández captó la atención del público presente al decir, “con un plan de negocio prudente”, que la valoración de EL ESPAÑOL rondará entre 100 y 120 millones de euros en cinco años.

Pedro J. Ramírez volvió a augurar una edad de oro de la prensa como ya hiciera en el discurso que pronunció en Londres en septiembre de 2012 y bromeó sobre las palabras de su consejera delegada: “Después de escuchar que estar compañía va a valer 100 millones en cinco años me dan ganas de ir al notario a ampliar mi participación… ¡pero es que ya lo hice ayer!”. Así fue su intervención.

Hubo una cifra muy significativa: EL ESPAÑOL arrancó el acto con algo más de 3.100 accionistas y lo terminó con 3.140. El nombre de la empresa editora  #nohacefaltapapel llevó a rectificar al conocido escritor Fernando Sánchez Dragó. Antes del acto, defendió el papel como algo necesario “para todo, incluso por higiene, que no se vaya el papel pero que llegue todo lo demás”. Al final, confesó a María Ramírez: “Efectivamente, para un periódico ya no hace falta papel”.

¿Cómo se mide el éxito de un diario digital seis meses antes de nacer? Los datos hablan por sí solos. Casi 3.500 inversores a cuatro días del cierre de la campaña de ‘crowfunding’, la mayor del mundo para un proyecto periodístico. 1.903.500 euros y subiendo. La cifra pulveriza el récord anterior de 1,38 millones de De Correspondent, cuya historia contamos hace unos días en este blog.

El fenómeno generado por EL ESPAÑOL se extiende a las redes sociales. La cuenta de Twitter ya tiene más de 85.200 seguidores, a casi 13.200 ‘les gusta’ lo que contamos en Facebook y 1.615 personas se asoman a la realidad de nuestra redacción a través de Instagram. Son precisamente estos dos factores -la fuerza de los lectores y la participación de los socios- los que harán de este proyecto un medio independiente, combativo, fiel al periodismo y leal con la verdad.

Al final del acto, durante el turno de preguntas, se planteó una inevitable: ¿qué noticia va a abrir El Español cuando salga, el próximo otoño? Pedro J. Ramírez, poco amigo de las adivinaciones, contesto con emoción: “Sé la noticia que me gustaría dar: la entrega de las armas de ETA y su autodisolución. Se lo debemos a las víctimas. No se puede seguir instrumentalizando el dolor, el valor y el sufrimiento de quienes han padecido el terrorismo, quienes lo han dado todo en defensa de unas ideas”.

Así se ha presentado EL ESPAÑOL. En medio de una enorme expectación y con el abrazo de tres salas abarrotadas y el mayor número de accionistas de la prensa española. Un diario que “irá dirigido a todos los españoles, incluso a los que creen no serlo”. “Seamos todos nuestra patria, una nación libre, una nación digital”, invitó Pedro J. Ramirez.

Con una sonrisa.

gallery

WcMgcq