El senador imputado de Bildu sobre Hipercor: “La policía se negó a desalojar”

Captura de pantalla 2015-09-30 a las 19.42.19

Al igual que muchos de sus colegas de Bildu, Goioaga nunca ha condenado el terrorismo de ETA. Su discurso apenas se ha movido desde el inicio de la Transición. Esa actitud quedó clara durante un coloquio que se celebró el 10 de febrero en el Teatro del Barrio.

Iñaki Goioaga ejerció durante años como abogado de varios presos de ETA e ingresó en prisión en 2009 acusado de ayudar a fugarse a dos presos de la banda en un plan disparatado que incluía un helicóptero y pretendía llegar a Portugal. Ni siquiera pasó dos años en la cárcel. Salió después de pagar una fianza de 60.000 euros y fue elegido senador por designación autonómica en enero de 2013.

El Supremo anunció este miércoles que abrirá una causa contra Goioaga a petición de la Audiencia Nacional, cuyo juez Eloy Velasco llegó a la conclusión de que aprovechaba su condición de abogado para mantener controlados a los presos de ETA y difundir sus consignas en prisión.

No se trata de una acusación nueva. José Miguel Latasa Getaria –que ayudó a su colega Kubati a asesinar a la ex etarra Yoyes en 1986 y luego fue expulsado de ETA por buscar la reinserción ocho años después– la formuló en esta entrada de su blog Arabatik:

Desde que entré en la cárcel ya me pusieron al día que era él, el abogado de Gestoras que mandaba en el colectivo. Después, con el tiempo, ya fui viéndolo con mis ojos que este elemento era quien movía los hilos entre los presos y ETA. El venía con las órdenes concretas, quien, al menos conmigo, Kubati y alguno más decía cuándo había que hacer huelga de hambre ; plante o las dos cosas y se permitía , incluso en el ínterin, decirnos que tenía esa noche sidrería. Su chulería sobrepasaba los límites de lo normal.

Hoy Goioaga es senador y sólo puede juzgarle el Tribunal Supremo. Así cabe explicar la exposición razonada que el juez Eloy Velasco envió desde la Audiencia Nacional al alto tribunal, que ahora abre una causa que podría desembocar en su imputación por los delitos de pertenencia a organización terrorista, financiación de terrorismo, blanco de capitales y fraude a la Seguridad Social.

Al igual que muchos de sus colegas de Bildu, Goioaga nunca ha condenado el terrorismo de ETA. Su discurso apenas se ha movido desde el inicio de la Transición. Esa actitud quedó clara durante un coloquio que se celebró el 10 de febrero en el Teatro del Barrio y sobre el que escribimos aquí.

Se trataba de glosar la obra Las guerras correctas, que retrata la entrevista que Iñaki Gabilondo le hizo a Felipe González en los tiempos de la ofensiva judicial para esclarecer los crímenes de los GAL. Acompañaban al senador el periodista Pedro J. Ramírez y la jurista Manuela Carmena, que por entonces no había anunciado su candidatura a la alcaldía de Madrid.

La impunidad fue uno de los asuntos clave del coloquio, que se puede ver entero aquí. La impunidad de los GAL y la de muchos crímenes de ETA que quedaron por esclarecer.

Los tres invitados criticaron el enjuague que propició los indultos de Rafael Vera y José Barrionuevo. Pero Goioaga se desmarcó de los demás al hablar del atentado de Hipercor, en el que fueron asesinadas 21 personas el 19 de junio de 1987. “Fue un resultado terrible y no deseado”, dijo el senador de Bildu. “Se fue a hacer un desalojo dos horas antes de que estallaran los coches bomba y el director y el comisario Francisco Álvarez se negaron y dijeron que era una falsa alarma. Se podría haber evitado. Quién colocó el coche bomba está claro. Pero la verdad es amplia y tiene muchos parámetros”.

Las palabras del senador suscitaron estupor entre los presentes. “¡No, si será culpa de las víctimas!”, gritó desde la quinta fila David Moreno, que se definió como una persona que “cree en la democracia” en su presentación. “La verdad no tiene muchos parámetros sino muchas excusas. Excusas para matar a niños y a embarazadas como hizo ETA”.

Sobre el escenario retomó el asunto Pedro J. Ramírez, que matiza las palabras de otro espectador: “Aquel día ETA no envió el coche bomba para matar a la gente de Hipercor. Pero expresó tal desprecio por las personas estaban en Hipercor que arriesgó sus vidas dejándolas al albur de una situación límite que ellos mismos habían creado. Responsabilizar luego al mal funcionamiento de las autoridades es una vileza. La responsabilidad es de ETA y de nadie más”.

“Jamás un Estado se va a juzgar a sí mismo”, dijo Goioaga al hablar de la violencia policial en el País Vasco. “Ahora los condenados por terrorismo no pueden ser maestros. Pero sí pueden el violador, el pederasta, el pedófilo y el de la violencia de género. ¡Eso es no creer en la reinserción!”.

Hubo otro espectador que le reprochó al senador sus palabras sobre el atentado de Barcelona: “Cuando un tipo llega a Hipercor y deja un coche cargado de explosivos, no viene a regalar bombones”. La respuesta fue muy similar:

ETA hizo autocrítica con el tema de Hipercor. Fue la primera vez en que yo vi a dos personas pedir perdón a los familiares. En Hipercor está condenado el Estado y eso fue un error. Cualquier daño es inadmisible. Otra cuestión es qué se produce y habrá que ver las causas. El que efectúa el daño quizá es porque no tenía otras salidas. Yo me alegro de que seas español. El problema es que los planteamientos de españolidad no se imponen y la pregunta es si hay o no la suficiente libertad para que todas las opciones se puedan expresar con claridad. Sentimos la necesidad de una segunda Transición y de la depuración de los cuerpos franquistas. En 1975 me detuvo la Brigada Político-Social y dos años después me detuvieron los mismos policías, que me dijeron que se habían convertido en demócratas. Es fundamental el reconocimiento del daño. Se ha producido ese daño y el problema es que el Estado no reconoce el daño y tampoco la existencia de víctimas. Colocan árboles con el nombre de su familiar fallecido y la Guardia Civil los arranca. En esos parámetros no hay resolución posible de un conflicto que no se reconoce que existe y que ha generado mucho sufrimiento en el Euskal Herria y en el Estado español. 

EL ESPAÑOL estrena monográfico sobre las elecciones catalanas

Candidates Forcadell, Catalonia's President Mas, Romeva and Junqueras put their hands together during a rally presenting the candidates of coalition of Catalan Pro-independence parties and civil societies "Junts pel si" in Barcelona

EL ESPAÑOL estrena este jueves blog monográfico de Cataluña. Nuestra redacción cubrirá a fondo la campaña catalana y publicará perfiles, piezas explicativas, reportajes y exclusivas sobre los protagonistas de unas elecciones que marcarán el futuro de la comunidad autónoma.  

Carme Forcadell, Artur Mas, Raúl Romeva y Oriol Junqueras en un acto electoral de la lista Junts pel Sí. / ALBERT GEA / REUTERS

EL ESPAÑOL estrena este jueves blog monográfico de Cataluña. Nuestra redacción cubrirá a fondo la campaña catalana y publicará perfiles, piezas explicativas, reportajes y exclusivas sobre los protagonistas de unas elecciones que marcarán el futuro de la comunidad autónoma.  

Desde este jueves EL ESPAÑOL seguirá minuto a minuto la campaña en un relato que integrará los mejores artículos de otros medios con los gráficos, el análisis y las historias de nuestros reporteros. No habrá nada importante que ocurra en Cataluña que el lector no encuentre en ese directo electoral. 

Este blog incluirá una serie de perfiles de candidatos menores de 30 años y otra centrada en personajes que trabajan en lugares emblemáticos de Cataluña. También publicará perfiles de los líderes más importantes e historias relacionadas con varios escándalos de corrupción. 

En el blog habrá un espacio para la opinión de firmas invitadas y se publicará un diccionario satírico burlesco escrito por la periodista Anna Grau. Nuestros lectores podrán leer además a nuestro experto demoscópico Kiko Llaneras y a intelectuales de prestigio como Antoni-Italo de Moragas, Jordi Muñoz o Berta Barbet.

Las cinco claves del primer debate de las primarias republicanas

Captura de pantalla 2015-08-06 a las 21.30.48
Fue una noche alucinógena y salpicada de duelos insólitos en la que defraudaron los favoritos y destacaron aspirantes que hasta ahora no habían brillado en el firmamento conservador. A continuación explico lo más destacado del primer debate de las primarias republicanas.

Además, en EL ESPANOL: Todo lo que debes saber sobre el primer debate republicano

Ni siquiera hubo que esperar un minuto para escuchar el titular del primer debate republicano de la campaña presidencial de 2016. Lo arrancó el periodista Bret Baier, que animó a los candidatos a prometer que apoyarían fuera quien fuera al ganador de las primarias republicanas y que no lanzarían  por su cuenta una campaña presidencial. Quien no asumiera el compromiso debía levantar la mano. Sólo levantó la mano Donald Trump.

Fue el momento álgido de una noche alucinógena y salpicada de duelos insólitos en la que defraudaron los favoritos y destacaron aspirantes que hasta ahora no habían brillado en el firmamento conservador. A continuación explico lo más destacado del primer debate de las primarias republicanas. Hasta mediados de marzo se celebrarán otros diez cuyas fechas puedes consultar aquí.

1. El show de Trump. 

Todos los ojos estaban puestos en las salidas de tono del magnate neoyorquino y no defraudó: proclamó que los políticos eran “estúpidos”, espetó que la presidencia de George W. Bush había sido “una catástrofe” delante de su hermano y se rio cuando la periodista Megyn Kelly le recordó que su perfil de Twitter estaba lleno de insultos machistas. “No tengo tiempo para la corrección política y este país tampoco”, dijo desafiante después de admitir que había llamado “cerda” a la actriz Rosie O’Donnell, que enseguida le respondió con este tuit.

El momento más dañino para el millonario neoyorquino fue la pregunta inicial, que le granjeó los abucheos del público antes incluso de empezar a hablar. Trump levantó la mano y se encogió de hombros. Luego dijo con sorna que se comprometía a apoyar al candidato republicano siempre que fuera él.

Su insolencia situó a Trump en la estela del legendario Ross Perot, que logró el 19% de los votos como candidato independiente y propició la derrota de Bush padre en las presidenciales de 1992. ¿Se atreverá Trump a hacer lo mismo y presentarse por libre si no gana las primarias republicanas? Nadie lo sabe. Pero si lo hiciera dividiría el voto republicano y facilitaría el triunfo de Hillary Clinton, que anoche se hizo esta foto con Kim Kardashian durante el debate presidencial.

Clinton fue la protagonista de uno de los pasajes más divertidos de la velada:  el momento en el que Trump explicó por qué había donado dinero a su campaña al Senado en el año 2000: “Yo era un hombre de negocios y le daba dinero a todo el mundo. Cuando llamaban, les daba. ¿Y sabes qué? Cuando necesitaba algo de ellos, dos o tres años después, les llamaba y me ayudaban y es un sistema podrido. A Hillary Clinton le dije que viniera a mi boda y vino. ¿Por qué? No tenía otra elección porque le había dado dinero”.

Por supuesto, los usuarios de las redes sociales enseguida desempolvaron las fotos del enlace, que se celebró en Palm Beach.

https://twitter.com/polly/status/629470365136367616

2. Un mal día para los favoritos. 

Ni Scott Walker ni Jeb Bush destacaron en el debate de Cleveland. Ambos cuentan con experiencia ejecutiva como gobernadores de Wisconsin y Florida y tienen posibilidades reales de lograr la candidatura republicana en 2016. Pero este jueves no cumplieron las expectativas y sembraron dudas sobre su capacidad para despegar.

Captura de pantalla 2015-08-06 a las 19.56.04

Bush fue el más titubeante de los dos. Sobre todo a la hora de responder sobre sus propuestas educativas y sobre inmigración. Mejor fue su respuesta sobre el peso de su dinastía: “Me siento orgulloso de mi padre y de mi hermano pero en Florida me llaman Jeb porque me lo he ganado”.

Walker ofreció algún fogonazo pero se mostró casi siempre plano y se limitó a repetir las frases de sus asesores cuando le preguntaron por detalles de política exterior. Su ventaja sigue siendo la misma que cuando presentó su candidatura: tres triunfos electorales en cuatro años en un estado junto a Iowa que vota por los demócratas en la carrera presidencial. Pero su futuro pasa por erigirse en una alternativa a Bush y atraer recursos del establishment. El debate de Cleveland no le ayudará.

3. El retorno de Rubio.

Periodistas tan influyentes como Ezra Klein o Nate Silver presentaban anoche al senador hispano como uno de los ganadores del debate.

https://twitter.com/ezraklein/status/629487254977642496

Rubio esquivó con oficio las preguntas sobre inmigración y economía y presentó sus orígenes humildes como la garantía de que debe ser el candidato republicano en 2016: “Si soy vuestro candidato, ¿cómo me puede dar lecciones Hillary Clinton sobre vivir nómina a nómina? ¡Yo me crié así durante muchos años!”.

El senador hispano se disparó en los sondeos en abril unos días después de presentar su candidatura y muchos le situaron como uno de los republicanos con más posibilidades de ganar. Desde entonces su campaña se fue desinflando poco a poco por la llegada de otros candidatos y sobre todo por la irrupción de Donald Trump. Su éxito en el debate podría invertir esa tendencia y devolverle ahora al pelotón de cabeza de la carrera presidencial.

Rubio fue demasiado cauto al hablar de inmigración y se hizo el loco cuando le recordaron que se había pronunciado a favor del aborto en los casos de incesto y violación. Pero se las arregló para ser amable con los demás aspirantes y esquivó sendas encerronas de los presentadores, que le empujaron sin éxito a criticar a Trump y a su mentor Jeb Bush.

La actitud del senador se resume lo que dijo cuando le preguntaron sobre su relación con Dios. Otros pronunciaron sermones. Rubio optó por una frase afilada dirigida a los Clinton: “Dios ha bendecido al partido republicano con algunos candidatos muy buenos. Los demócratas ni siquiera pueden encontrar uno”.

4. La ventaja de jugar en casa.

El otro triunfador de la noche fue John Kasich, que debutaba en un debate presidencial. El gobernador de Ohio recibió las ovaciones más sonoras de la noche y golpeó por encima del peso que hoy por hoy tiene en los sondeos y en las tablas de recaudación.

Kasich se presentó como un hombre con experiencia en el sector privado y recogió la bandera del conservadurismo compasivo, aquella etiqueta ideológica que nació durante la primera campaña presidencial de George W. Bush. Disertó sobre la necesidad de tratar a los enfermos mentales y sobre la lucha contra la pobreza y arrancó los aplausos del público en uno de los asuntos más difíciles de la noche: el matrimonio homosexual. “Acabo de ir a la boda de un amigo mío que es gay”, relató. “Que alguien no piense como yo no significa que no me preocupe por él o que no lo quiera. Por supuesto que quiero a esa persona y que la acepto porque es lo que nos enseñan a quienes tenemos una fe sólida”.

5. La triunfadora inesperada. 

El debate incluyó momentos tan divertidos como el enconado duelo entre Rand Paul y Chris Christie, que degeneró en este sopapo dialéctico de Donald Trump.

Ninguno de los tres tuvo una noche brillante. Tampoco el pastor Mike Huckabee o el neurocirujano Ben Carson, que estuvo espeso o desaparecido durante la primera parte del debate y sólo destacó con su discurso final. Ted Cruz no fue el mejor pero brilló al contar la historia de su padre, que abandonó el alcohol y volvió con su mujer después de convertirse al cristianismo militante.

Captura de pantalla 2015-08-06 a las 19.23.22

Ninguno de ellos lo hizo tan bien como Carly Fiorina, relegada por los responsables de Fox News al debate de perdedores que se celebró cuatro horas antes sin público en el mismo pabellón. La ejecutiva californiana arrasó en las cifras de búsquedas de Google y en los elogios de los analistas. Incluidos los de la presentadora Megyn Kelly, que llegó a decir a los 10 candidatos del debate importante que tenían suerte de no tener delante a Carly Fiorina. Un comentario que generó este pico de curiosidad.

Todo lo que debes saber sobre el primer debate republicano

4185957888_403f95c5c4_o

La cita reúne a 10 aspirantes en el pabellón donde se celebrará la convención republicana y donde juegan los Cavaliers de LeBron James. A priori todos los ojos estarán puestos en Donald Trump. Pero el duelo de Cleveland es una buena oportunidad para medir las fuerzas de sus rivales seis meses antes de la primera cita electoral.

En la imagen, Pamela Anderson, Donald Trump y la esposa de éste Melania Trump.

Se podría decir que las primarias republicanas arrancan este jueves con el primer debate televisivo, que reúne a 10 aspirantes en el pabellón donde se celebrará la convención republicana y donde juegan los Cavaliers de LeBron James.

A priori todos los ojos estarán puestos en Donald Trump, que se ha erigido en el líder inesperado de la carrera. Pero el duelo de Cleveland es una buena oportunidad para medir las fuerzas de sus rivales seis meses antes de la primera cita electoral. A continuación explico las claves del debate, que durará dos horas y que empezará a las tres de la madrugada según el reloj peninsular.

¿Por qué un debate a 10?

El motivo lo explica aquí la cadena Fox News, que organiza la cita de Cleveland y es la responsable última de la decisión. Con los 17 aspirantes sobre el escenario, el debate habría degenerado en una serie de monólogos sucesivos de los candidatos y habría sido difícil de gestionar. Aun así el duelo durará 120 minutos y cada candidato apenas tendrá 12 minutos para brillar.

¿Cómo se decidió quién quedaba fuera? 

Los responsables de la cadena anunciaron en mayo que escogerían a los 10 candidatos mejor situados en las cinco encuestas que se hubieran publicado en los días previos al 4 de agosto. A priori parecía un criterio diáfano pero no lo fue, según explica esta pieza de Danielle Kurtzleben.

El margen de error de los sondeos elegidos rondaba el 3,7% y hacía muy arbitraria la decisión. John Kasich fue uno de los elegidos a expensas de Rick Perry. Pero el respaldo de ambos se encuentra dentro del mismo margen de error.

Por si fuera poco, Fox News ni siquiera ponderó los sondeos según el número de entrevistas y mezcló peras con manzanas: sondeos que preguntaban a quienes estaban dispuestos a votar con otros que entrevistaban a meros simpatizantes republicanos.

¿Qué candidatos no estarán? 

Siete. Algunos inesperados y otros que parecían condenados desde el principio.

  • Rick Perry, ex gobernador de Texas e icono de la derecha religiosa.
  • Rick Santorum, ex senador por Pensilvania y finalista en las primarias de 2012.
  • Bobby JIndal, gobernador de Luisiana y defensor de la libertad educativa.
  • Carly Fiorina, que se presenta como la respuesta republicana a Hillary Clinton y como ex consejera delegada de Hewlett-Packard (pese a su polémica gestión).
  • Lindsay Graham, halcón republicano y senador por Carolina del Sur.
  • George Pataki, político moderado y ex gobernador de Nueva York.
  • Jim Gilmore, que ejerció como gobernador de Virginia entre 1998 y 2002.

Fox News ha habilitado para ellos un foro que se emitirá a las cinco de la tarde: demasiado pronto como para que les preste atención la inmensa mayoría de la población.

¿Quiénes son los 10 elegidos?

Cinco gobernadores, tres senadores, un neurocirujano y Donald Trump. A continuación la lista completa con algún enlace de interés:

John Kasich. Ejerció como congresista durante 18 años en Washington y es el gobernador de Ohio desde enero de 2011. Fue uno de los últimos aspirantes en lanzar su candidatura. Le avalan su experiencia ejecutiva y sus orígenes: Ohio es uno de los estados que decide la carrera presidencial.

Chris Christie. Admirador de Bruce Springsteen y Toni Soprano, Christie logró la proeza de ganar por dos veces en un estado que suele votar por los demócratas en la carrera presidencial. Pero desde entonces su estrella se ha apagado entre los republicanos más conservadores, que le reprochan sus escándalos y su ayuda a Barack Obama durante el huracán Sandy unos días antes de su reelección.

Rand Paul. Hijo del líder libertario más célebre de Estados Unidos, Paul es un político más pragmático que su padre pero no ha renunciado a sus ideas aislacionistas, que lo convierten en un candidato sin muchas posibilidades de ganar. Es uno de los aspirantes que han puesto más empeño en acercarse a las mujeres y a los afroamericanos: dos grupos donde los demócratas suelen construir su ventaja electoral.

FullSizeRender

Marco Rubio. Elegido senador contra pronóstico en noviembre de 2010, Rubio tiene dos puntos a favor: su frescura y su formidable historia personal. Sólo Jeb Bush y Ted Cruz han recaudado más dinero durante la campaña. Pero sus cifras se han ido desinflando a medida que despegaba el fenómeno de Donald Trump. Este miércoles reunió a unas 500 personas en un pub de Cleveland cuyo propietario hace campaña para legalizar la marihuana en el estado. Su entorno negó cualquier conexión con la iniciativa.

Ted Cruz. Su triunfo en Texas fue una de las sorpresas de 2012 y le convirtió en uno de los favoritos de la derecha republicana, que lo venera por su oratoria durante la cruzada legislativa que causó el cierre del Gobierno federal en octubre de 2013. Nació en Canadá pero eso no le cierra el camino hacia la presidencia, como explican muy bien aquí. Su recaudación le ayudará durante su campaña pero los expertos no creen que tenga muchas posibilidades de ganar.

Ben Carson. Junto a Trump, es el único candidato sin experiencia política. Su infancia en un hogar roto de Detroit no le impidió graduarse en Yale y llegar a ser uno de los neurocirujanos más prestigiosos de EEUU. No estaría en el debate si no fuera por este discurso en el desayuno nacional de la oración, que lo convirtió en un icono conservador.

Mike Huckabee. No es la primera vez que emprende la carrera por la Casa Blanca. Lo hizo en 2008 y llegó a ganar los caucus de Iowa. Pero sucumbió   luego ante el ascenso del moderado John McCain. Esta vez lo tiene aún más difícil que entonces pero tiene a su favor su condición de ex gobernador de Arkansas (1996-2007) y una popularidad que ha cultivado en su programa de televisión.

Scott Walker. Ha ganado tres elecciones en cuatro años en un estado donde los demócratas ganan en las elecciones presidenciales. Un detalle que convierte al gobernador de Wisconsin en un aspirante atractivo para el establishment y para las bases del partido, que valoran su cruzada contra los sindicatos del sector público. Hoy por hoy es el favorito para ganar los caucus de Iowa, que se celebrarán a principios de febrero de 2016.

18164823711_281932b113_k

Jeb Bush. El peso de la dinastía es el gran problema de Bush, que por lo demás cumple todos los requisitos para ser un buen candidato. A su favor pueden jugar su experiencia como gobernador y su cercanía a los hispanos: su esposa es mexicana y habla muy bien español. Ni siquiera Hillary Clinton ha recaudado tanto dinero. Unos 120 millones de dólares durante el primer semestre de 2015: tres veces más que Rubio, seis veces más Walker y nueve veces más que Rand Paul.

Donald Trump. Ha amagado con presentarse tantas veces que esta vez nadie creía que fuera a hacerlo. Hijo de un promotor neoyorquino, ha construido una fortuna que Bloomberg sitúa en torno a los 4.000 millones de dólares. Muchos han comparado su campaña con un reality show y han augurado que sus excesos verbales le harían caer en los sondeos. Y sin embargo Trump desafía por ahora la ley de la gravedad y se mantiene como líder en los sondeos.

¿Qué ocurrirá con Trump? 

Es difícil saberlo. En cualquier otra campaña, los candidatos se lanzarían a la yugular de quien va por delante en los sondeos. Pero atacar a Trump puede ser peligroso para sus rivales, que aspiran a ganar el favor de quienes ahora le apoyan y temen sufrir el azote de su lengua viperina. El multimillonario ya ha cargado contra Jeb Bush, Rick Perry y Scott Walker y amenaza con poner en la diana a quien vaya esta noche contra él. Nuestros colegas del Independent Journal Review han lanzado este vídeo que encadena 10 horas de insultos del candidato: entre otros contra los inmigrantes mexicanos, contra Barack Obama y contra John McCain.

¿Por qué Trump va por delante? 

No todos se ponen de acuerdo. Muchos creen que su explosión es el fruto del hartazgo que los ciudadanos sienten por los políticos americanos. Sobre todo a la luz de la inacción de los congresistas, maniatados por la polarización ideológica que hace muy difícil negociar un acuerdo con el partido rival. Trump exhibe su condición de outsider sin descanso y por ahora le funciona. Nadie sabe qué ocurrirá cuando le toque presentar propuestas concretas. Entre otras cosas porque sus ideas están a la izquierda del partido en ámbitos como el aborto, los impuestos o la Sanidad.

Hay analistas como Nate Silver que niegan la mayor y aseguran que el liderazgo de Trump en los sondeos no es más que un espejismo fruto de su popularidad. La hipótesis es sencilla: es agosto y casi nadie se ha tomado el esfuerzo de seguir con lupa a los candidatos. Ese es el único motivo que impulsa a Trump, cuya popularidad procede de sus intervenciones televisivas y no de oscuros debates ideológicos sobre Obamacare. 

¿Sobre qué girará el debate? 

El debate estará moderado por los tres periodistas estrella de Fox News: Bret Baier, Chris Wallace y Megyn Kelly, que han advertido que abordarán entre ocho y 10 asuntos de actualidad. Los candidatos apenas tendrán un minuto para responder cada pregunta y no podrán tener chuletas sobre el escenario.

A lo largo del debate, se abordará el acuerdo con Irán y el debate en torno a la reforma migratoria. También sobre la amenaza del grupo Estado Islámico, sobre los problemas de la clase media y sobre la polémica en torno a la organización Planned Parenthood, que está muy bien explicada aquí.

¿Por qué es tan importante? 

Porque es el primer debate en unas primarias en las que están programados muchos menos debates que en 2012 y porque lo emite Fox News, el canal de referencia para los republicanos más conservadores en cuyas manos puede estar la elección del ganador.

Al contrario que hace cuatro años, hay varios candidatos con opciones y no se percibe un favorito claro. Bush es el aspirante con más recursos pero suscita dudas por su apellido y por meteduras de pata como ésta. Trump está disparado en los sondeos pero la mayoría lo ve como un fenómeno pasajero y no como el ganador final. Su explosión ha frenado la progresión de líderes más jóvenes como Scott Walker o Marco Rubio, que aspiraban a arrebatarle a Bush el favor de los líderes del partido, que buscan un candidato capaz de derrotar a Hillary Clinton.

Hoy por hoy ningún otro candidato tiene opciones de ganar. Pero Cleveland puede ser un impulso para un aspirante desgastado como Chris Christie o puede lanzar la carrera de John Kasich, que juega en casa y puede vender experiencia como legislador y como gobernador. La política americana suele ser impredecible.  Más aún si de por medio está Donald Trump.

EL ESPAÑOL lanza el primer vídeo 360 de una ópera en el Teatro Real

Opera_con_gafas009

George Gershwin empezó a componer Porgy and Bess en la primavera de 1934 y la estrenó en un teatro de Broadway en el otoño de 1935. Ocho décadas después de aquel estreno, un puñado de nuestros accionistas disfrutaron la obra maestra de Gershwin como nunca antes nadie hasta ahora: de la mano de un vídeo 360 elaborado por la productora 93metros y producido por EL ESPAÑOL.

George Gershwin empezó a componer Porgy and Bess en la primavera de 1934 y la estrenó en un teatro de Broadway en el otoño de 1935. Ocho décadas después de aquel estreno, un puñado de nuestros accionistas disfrutaron la obra maestra de Gershwin como nunca antes nadie hasta ahora: de la mano de un vídeo 360 elaborado por la productora 93metros y producido por EL ESPAÑOL.

El vídeo dura unos tres minutos y recoge varios fragmentos de la producción que se representó en nueve funciones sobre el escenario del Teatro Real. Nuestro crítico Daniel Basteiro publicó este texto sobre la obra, interpretada por la compañía de ópera de Ciudad del Cabo con la batuta de Tim Murray y la dirección escénica de Christine Crouse.

Madrid, Teatro real, 15 de julio 2015. Opera con gafas de Google para los socios de El Español.

Reportaje gráfico: Moeh Atitar

Así se hizo

El autor del vídeo 360 es Adriano Morán, que lo grabó el 8 de junio durante el ensayo general de la producción. Utilizó seis cámaras de este modelo de GoPro ensambladas para formar una imagen esférica que se construye después en post-producción.

“Las seis cámaras se colocan sobre un trípode y se operan a control remoto”, explica Morán en uno de los salones del teatro. “Evaluamos alguna otra opción como colgar la cámara de uno de los cables del escenario. Pero al final optamos por colocarla entre los cantantes y la orquesta. Así captamos lo que ocurre en el foso y sobre el escenario”.

El vídeo se puede ver en cualquier ordenador que tenga instalado el navegador Chrome.  Pero es mucho mejor verlo con las gafas de cartón de Google o con un teléfono móvil. En un terminal de Android,  la experiencia es mejor si abres este enlace en la aplicación (actualizada) de YouTube. En un iPhone, la experiencia es mejor si abres este enlace en la aplicación Kolor Eyes.

El espectador puede girar la imagen para ver cualquiera de los detalles de la ópera: presenciar la pelea entre los afroamericanos de un suburbio de Charleston o levantar la vista cuando la soprano canta la nana Summertime. Así lo hicieron los accionistas que nos acompañaron durante la presentación del proyecto, que se llevaron unas gafas de cartón de Google para poder ver los vídeos 360 que de ahora en adelante producirá EL ESPAÑOL.

Madrid, Teatro real, 15 de julio 2015. Opera con gafas de Google para los socios de El Español.

Un público feliz

El vídeo se presentó este miércoles a mediodía en uno de los salones del Teatro Real. Entre los presentes estaba el director general del teatro, Ignacio García-Belenguer, que disfrutó de la proyección y explicó que podría servir para llevar a cualquier lugar las arias de los grandes compositores y para enriquecer las iniciativas con las que el teatro acerca la ópera a niños con problemas de salud.

Pocos espectadores fueron tan entusiastas como Encarna Lozano y su hija Clara Ramón, encantadas por poder probar el vídeo y conocer al equipo de EL ESPAÑOL. “Me habría encantado que viniera mi otra hija, que ha estudiado Comunicación Audiovisual”, explica Encarna, que se llevará las gafas para enseñar el vídeo en casa.

Así llegó @elespanolcom a 100.000 seguidores en 113 días 

FullSizeRender

Cuatro meses después de su debut, el perfil de EL ESPAÑOL alcanza los 100.000 seguidores en la red social que prefieren los consumidores ávidos de información. Aquí detallo los pasos que hemos seguido para llegar a esa cifra y explico lo que hemos aprendido en la redacción.

Quince minutos después del inicio de 2015, vio la luz el primer tuit de @elespanolcom. Incluía una expresión en inglés, una canción ‘indie’ y un hashtag que pretendía ser un grito de guerra: #nohafaltapapel. Lo retuitearon 511 personas y 38o lo marcaron como favorito mientras crecían nuestros seguidores a un ritmo inédito en el periodismo español.

113 días después de aquel debut, el perfil de EL ESPAÑOL alcanza los 100.000 seguidores en la red social que prefieren los consumidores ávidos de información. A continuación detallo los pasos que hemos seguido para llegar a esa cifra y explico lo que hemos aprendido durante estos cuatro meses en la redacción.

1. Los primeros días. 

Muchos colegas nos preguntan quiénes llevan nuestra cuenta de Twitter. Durante los primeros días de enero la llevamos entre María Ramírez y yo. Nuestro objetivo era darle un toque fresco que rompiera con lo que estaban haciendo otros medios españoles y con lo que se esperaba del “nuevo medio de Pedro J.”.

Decidimos arrancar siempre la jornada con la canción del día. Una sección donde fuimos incorporando sugerencias de nuestros lectores en Facebook o Instagram que luego incluíamos en nuestra banda sonora en Spotify. Se trataba de involucrar al máximo a la audiencia y construir una marca y una comunidad en torno a un proyecto con vocación amplia y con un mensaje nítido: crear un medio distinto en torno a la innovación y a la defensa de la libertad de expresión.

2. Lo mejor de la red. 

Durante los primeros 10 días, EL ESPAÑOL era un medio sin un solo contenido. Podíamos haber esperado hasta el lanzamiento de nuestro blog a mediados de enero para publicar nuestros primeros tuits. Pero nos decidimos por tomar un camino inédito y más interesante: convertir nuestro ‘timeline’ en una selección de los mejores contenidos de los demás.

Así lo hicimos desde el primer día del año pero mucho más durante el atentado terrorista contra la revista ‘Charlie Hebdo’, cuando se mezclaban rumores y medias verdades sobre lo que estaba ocurriendo en las calles de París.

Quien estaba de guardia era yo y enseguida tomé dos decisiones. La primera fue publicar una de las caricaturas de Mahoma en nuestros perfiles de Facebook, Twitter e Instagram. La segunda, intentar seleccionar información y reflexiones sobre la masacre. También compartir las mejores portadas y caricaturas que luego reunimos en este Storify.

Miles de personas empezaron a seguirnos durante esos días atraídos por esa selección, que incluía por supuesto enlaces a medios extranjeros y artículos de medios españoles como ‘El Mundo’ o ‘El País’. Ésa es una de las lecciones que hemos aprendido en estos cuatro meses: ayudar al lector a descubrir lo mejor de tus rivales te convierte en un medio más interesante y potencia la fidelidad de tu comunidad.

3. La ventaja de un ser humano. 

Al contrario que nuestros colegas, apenas programamos tuits y casi nunca colgamos nada durante la madrugada española. Lo hacemos con la voluntad de dejar claro que al cargo de la cuenta siempre está un reportero cualificado y no un robot. Al principio fuimos María y yo los encargados. A mediados de enero se nos unió Daniel Basteiro y a finales de febrero Pablo Romero y Jordi Pérez Colomé. @elespanolcom lo llevamos nosotros cinco y el espíritu siempre es muy similar: promocionar nuestras historias y descubrirle al lector las mejores que hayan elaborado los demás. Desde hace unos días nos presentamos por las mañanas. Una idea cuyo objetivo es que el lector sepa siempre quién está al cargo y que hemos tomado prestada de nuestros colegas de Reportedly.

Desde el primer día hemos seguido algunos estándares éticos que nos parecían importantes. Citamos siempre al autor de una imagen o de una infografía y a menudo damos las gracias a quien nos llama la atención sobre un artículo sobre un asunto de actualidad.

A menudo respondemos a las críticas y corregimos nuestros errores. Procuramos responder a quienes nos preguntan por detalles concretos y hacemos lo posible por echar mano del humor. Incluso cuando nos encontramos con viejos conocidos en la red.

4. Una herramienta de financiación. 

Dijimos que seriamos tuiteros y en apenas unas horas nuestro perfil reunió más de 40.000 seguidores. El sonido permanente de las notificaciones llevó a quienes llevamos la cuenta a silenciar el vibrador del teléfono móvil durante las primeras jornadas de @elespanolcom.

Twitter ha sido una gran herramienta editorial pero también un arma magnífica durante nuestra campaña de financiación colectiva. Persuadidos del éxito inicial, contratamos en febrero tuits patrocinados con la ayuda de nuestros amigos de la agencia 101. Pero la campaña de ‘crowdfunding’ no empezó entonces sino el 10 de enero de la mano de este vídeo de 93 metros e incluyó cientos de tuits que escribieron de nuevo manualmente nuestros reporteros. Sobre todo Daniel, María y yo.

La cuenta nos ayudó a detectar enseguida los problemas que se iban encontrando nuestros inversores y a responder a cualquier duda en tiempo real con la ayuda de nuestros colegas Eduardo RicoLeticia Lombardero. La inmensa mayoría de nuestros accionistas son miembros de Twitter y allí fue donde se enteraron de nuestra campaña. Nunca habríamos recaudado tres millones de euros sin la ayuda de la red del pájaro azul.

5. El éxito que más apreciamos. 

Hasta ahora las cifras han respaldado nuestra estrategia en redes sociales. Somos conscientes de que a medio plazo no podemos seguir gestionando @elespanolcom de una forma tan artesanal. Pero queremos que algunos elementos sobrevivan a este experimento inaugural.

Detalles como este tuit de nuestro colega Xavier Aldekoa nos hacen sentir muy satisfechos y nos confirman que caminamos en la buena dirección. También análisis como éste de Raúl Magallón o este otro de Francesc Pujol sobre nuestra cobertura de la tragedia del avión de Germanwings.

Ningún medio español informó en Twitter antes que nosotros sobre el avión estrellado en los Alpes.

la-tragedia-de-germanwings-tiempo-de-publicacionNinguno hizo una cobertura monográfica tan profunda ni tan respetuosa con las víctimas como la nuestra, que se extendió durante 22 horas como explican estos otros dos gráficos de Francesc Pujol.

foco-de-los-medios-espac3b1oles-en-twitter-reacciones-iniciales-germanwings

tragedia-germanwings-medios-en-twitter-imagenes-de-familiares-de-las-victimas

Nuestra intención es potenciar nuestro perfil en Twitter pero también nuestra presencia en otras redes sociales. Cada una tiene sus códigos y sus audiencias y cada  una supone un desafío para cualquier medio. Sobre todo en un mundo donde el ruido hace los mensajes cada vez más inaudibles y donde todos libramos una batalla  encarnizada por la atención menguante del lector.

Estos dos gráficos de nuestros amigos de Graphext ofrecen una idea sobre cómo hemos avanzado durante estos meses.

El primero indica a qué ritmo hemos ido creciendo después de la explosión de los primeros días.

FullSizeRender-1 El segundo refleja los días en los que hemos ganado más seguidores. Los primeros dos picos son nuestros directos de las elecciones griegas y de la manifestación de Podemos en la Puerta del Sol. La subida de los últimos días de febrero coincide con los últimos días de nuestra campaña de crowdfunding. Los picos de finales de marzo reflejan el interés que suscitó nuestra cobertura de las elecciones andaluzas y del siniestro del avión de Germanwings. FullSizeRender

Dijimos que nuestro medio sería tuitero y por ahora lo hemos demostrado. EL ESPAÑOL estará siempre allá donde esté su audiencia: en un teléfono móvil, en una televisión inteligente o en la pantalla minúscula de un reloj.

Un vídeo y cuatro gráficos que explican por qué Marco Rubio puede llegar a la Casa Blanca

5158714125_e9cb8e5f32_b

El senador hispano no está mal situado para hacerse con la candidatura presidencial. El discurso inaugural que pronunció este lunes en Miami es la prueba de sus puntos fuertes en esta campaña: su frescura, sus dotes oratorias y su historia personal.

150412_MarcoRubio_CropB-892x400

Marco Rubio anuncia este lunes su candidatura a la Casa Blanca. Es un paso arriesgado para un político que apenas tiene 43 años y que ni siquiera ha agotado su primer mandato como senador. Su nombre no aparece en cabeza en los sondeos de Iowa o New Hampshire y no juegan a su favor sus titubeos sobre la reforma migratoria. Tampoco el paso al frente de Jeb Bush, que durante años fue su mentor en la política de Florida y que ahora se perfila como su rival.

No son los únicos problemas para Rubio. Sólo dos personas han llegado desde el Senado a la Casa Blanca en el último medio siglo: Barack Obama y JFK. Por ahora las encuestas le son adversas y Nate Cohn apunta aquí que sólo Bill Clinton ganó estando tan atrás en este punto de la carrera presidencial.

Y sin embargo el senador hispano no está mal situado para hacerse con la candidatura presidencial. Se ha ganado el respeto de sus colegas, se ha forjado un perfil como experto en asuntos globales y tiene el respaldo de un millonario de postín.

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=uQuahjgiadY”]

El discurso inaugural que pronunció este lunes en Miami es la prueba de sus puntos fuertes en esta campaña: su frescura, sus dotes oratorias y su historia personal. El senador construyó su discurso sobre su juventud y sus orígenes humildes: los dos detalles que le distinguen de adversarios como Hillary Clinton y Jeb Bush. Aquí puedes consultar la transcripción íntegra del discurso y aquí la entrevista que le hicieron en la radio pública NPR.

No son los únicos detalles que juegan a favor de Marco Rubio. A continuación incluyo cuatro gráficos que explican por qué puede ser el republicano elegido para competir por la Casa Blanca en 2016.

1. No suscita antipatía. 

Senadores como Ted Cruz o Rand Paul despiertan más entusiasmo entre sus seguidores. Pero suscitan mucho más rechazo entre los republicanos que se han registrado para votar. Así se puede ver en las cifras de este sondeo publicado hace unos días por el ‘Wall Street Journal’ y NBC News. Ningún aspirante recibe un respaldo similar al de Marco Rubio. Ni siquiera el gobernador Scott Walker, que se perfila como uno de los favoritos en 2016.

MARCO

2. Aún es un desconocido. 

Al contrario que aspirantes como Jeb Bush o Hillary Clinton, el senador hispano es un desconocido para la mayoría de la población, según indica este gráfico de ‘Five Thirty Eight’. Este extremo es un arma de doble filo para cualquier candidato. Pero puede jugar a favor de un aspirante como Rubio, cuyo carisma es un activo importante en una carrera presidencial.

CCZiowqWYAAxCFo.png-small

3. Tiene la ideología de sus colegas.

El estallido del Tea Party ha escorado a la derecha a los republicanos desde la primavera de 2010. Este entorno condiciona la carrera de cualquier candidato, que debe adaptar sus mensajes durante las primarias a un electorado cada vez más conservador. Aspirantes centristas como Chris Christie lo tienen muy difícil. También líderes como Ted Cruz, Rand Paul o Mike Huckabee, demasiado radicales para ganar en noviembre de 2016. Este gráfico de Nate Silver refleja la ideología de cada candidato y la compara con la de varios presidentes republicanos y la de los miembros del Capitolio actual. A la luz de estas cifras, aspirantes como Jeb Bush no conectan con sus colegas republicanos. Marco Rubio sí.

enten-datalab-rubio-21-2

4. Tiene la ideología de sus votantes.

Marco Rubio ganó su escaño en 2010 cabalgando sobre la ola del Tea Party. Una etiqueta que ha ido abandonando a medida que se desinflaba el movimiento y presentaba sus primeras iniciativas como senador. ¿Es demasiado conservador para ser elegido en noviembre? Es pronto para decirlo. Estas cifras de la firma YouGov que que reproduce aquí Harry Enten demuestran que su ideología es muy similar a la de sus votantes. Rubio está mejor situado que Jeb Bush o cualquiera de sus colegas del Senado. Sólo el gobernador Scott Walker presenta una afinidad mayor.

rubio

Por qué Hillary Clinton no lo tiene tan fácil para ganar la Casa Blanca

hillary

El triunfo de Hillary dependerá de la destreza de los republicanos a la hora de escoger a su adversario. Pero sobre todo de su capacidad para sobreponerse a sus contradicciones y a su propia historia personal.

hillary

Ready for Hillary nació en un hotel neoyorquino en otoño de 2013. Entre sus fundadores había académicos, activistas y personas próximas a los Clinton y su intención era potenciar la candidatura de su inspiradora y crear una red de activistas como la que impulsó a Barack Obama en las primarias demócratas de 2008.

Un año y medio después de aquella cita y unas horas antes del anuncio de la candidatura presidencial, Ready for Hillary se despidió este sábado con un almuerzo en un restaurante sureño junto al World Trade Center. Hubo jolgorio, pancartas y hasta un cóctel llamado #45 en honor al número que ocuparía la líder demócrata entre los inquilinos de la Casa Blanca. George W. Bush fue #43 y Barack Obama, #44.

Un freno para cualquiera

Los fundadores del grupo han logrado lo que se proponían. Lo de menos es haber recaudado 15 millones de dólares: una cifra insignificante en una campaña que promete batir los récords de cualquier carrera presidencial. Mucho más importante es haber movilizado a 215.000 donantes, haber creado 200 filiales universitarias y haber desplegado una red sobre el terreno que complica la irrupción de un aspirante capaz de competir.

Hillary Clinton se antoja una aspirante imbatible en unas primarias descafeinadas por la ausencia de personajes de fuste y por la renuncia de la senadora Elizabeth Warren, que se resiste a abanderar al ala izquierda del partido en una carrera presidencial. Pero su candidatura es más vulnerable de lo que parece a primera vista. Sobre todo a la luz del precedente de la derrota de 2008, cuyos detalles están marcando los primeros balbuceos de la campaña de 2016.

Es difícil encontrar una aspirante con un currículum más apropiado para el cargo. Sus adversarios serán senadores sin experiencia ejecutiva o gobernadores sin experiencia federal. Ella puede presumir de las dos cosas: ejerció como senadora durante ocho años y fue secretaria de Estado entre 2009 y 2013. También puede decir que conoce los entresijos de la Casa Blanca, donde vivió durante los dos mandatos de su esposo y donde se propone ahora regresar.

Y sin embargo hay varias señales que arrojan dudas sobre la carrera presidencial de Hillary Clinton. Sus insulsas memorias no se vendieron bien. El coágulo que se le detectó en el cerebro alimentó las dudas sobre su edad y sobre su salud. El escándalo en torno al uso de su correo electrónico personal sembró dudas sobre su integridad y dio alas a quienes critican su gestión del ataque contra la misión de EEUU en la ciudad libia de Bengasi.

La inmensa mayoría de los demócratas quieren ver a Hillary Clinton en la Casa Blanca. Pero esta encuesta de Bloomberg deja claro que su popularidad no es tan grande como parece y que los ciudadanos quieren una elección y no una coronación.

-1x-1

Ningún demócrata ha formalizado por ahora su candidatura a la Casa Blanca. Este artículo de Ryan Lizza en el ‘New Yorker’ repasa la trayectoria de los aspirantes que se lo están pensando: el gobernador Martin O’Malley y los senadores Bernie Sanders y Jim Webb. Ninguno tiene talla suficiente para inquietar a Hillary Clinton. Pero los jóvenes idealistas que apartaron a Hillary en 2008 de la candidatura se resisten a aceptar su triunfo siete años después. El pragmatismo y la incapacidad de Obama para sacar adelante sus propuestas defraudaron sus expectativas. Muchos querrían ahora un aspirante menos convencional.

Sangre sobre las sábanas

La campaña regurgitará el debate en torno a los puntos fuertes y débiles del matrimonio Clinton. Volverán a los titulares sus negocios turbios y los trapos sucios de su vida conyugal. Muchos ven en la presencia de Bill un arma de doble filo para la candidata, que podrá presentar como propios sus logros económicos pero deberá salir al paso de revelaciones como las de este libro de la periodista Kate Andersen Brower, que cuenta que Hillary le arrojó una lámpara a Bill al enterarse del escándalo de Monica Lewinsky y le abrió una brecha en la cabeza que llenó de sangre las sábanas del dormitorio presidencial.

Estas cifras de Pew Research Center ofrecen una idea sobre la solidez de Hillary Clinton como aspirante a la Casa Blanca. Pero nadie duda de que su popularidad se irá reduciendo a medida que avance la campaña. Lo apuntaba Nate Silver en este artículo y en este gráfico que reproduzco aquí debajo: la aprobación de la líder demócrata se ha desplomado cada vez que ha bajado a la arena política. Ya está volviendo a ocurrir.

fivethirtyeight-1211-hrc-blog480

En cualquier caso, será una campaña cara, sucia y muy ajustada. Hillary deberá decidir hasta qué punto se presenta como la sucesora de Obama y hasta qué punto critica su gestión. Su victoria sería histórica por muchos motivos. Sería la primera mujer en el cargo y la persona de más edad con la excepción del republicano Ronald Reagan. También la primera demócrata en relevar a un presidente demócrata que agota su mandato desde que Martin van Buren sucediera a Andrew Jackson en 1837.

El triunfo de Hillary dependerá de la destreza de los republicanos a la hora de escoger a su adversario. Pero sobre todo de su capacidad para encontrar un discurso nítido, capaz de llegar a una nueva generación. A su favor tiene la demografía del país: más joven, más diverso, menos rural y más formado que cuando emprendió su primera carrera presidencial. En contra, sus contradicciones, su dificultad para conectar con los ciudadanos y su propia historia personal.

Susana Díaz mantiene al PSOE, Moreno hunde al PP, Podemos irrumpe y Ciudadanos será árbitro

tarta_ee5

Te hemos contado todos los detalles de la noche electoral en Andalucía con los comentarios de Pedro J. Ramírez y nuestros reporteros y los gráficos de Kiko Llaneras, David Domínguez y Paula Guisado. Así ha sido la cobertura en vivo.

“Lo que me han hecho es abominable”

Elisa Pinto

En una larga entrevista con EL ESPAÑOL, la doctora Elisa Pinto denuncia el acoso y las agresiones de Javier López Madrid, yerno del empresario Juan-Miguel Villar Mir, con la complicidad de miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

En una larga entrevista con EL ESPAÑOL, la doctora Elisa Pinto denuncia el acoso y las agresiones de Javier López Madrid, yerno del empresario Juan-Miguel Villar Mir, con la complicidad de miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Meterme en una batalla judicial por acoso sexual en este país contra el yerno de Villar Mir, amigo del Príncipe, era una osadía”.

La puñalada en el abdomen me provocó un dolor muy fuerte. Yo pensé que me habían matado. Fue dolorosísimo”.

Javier me dice que el policía Pepe Villarejo es experto en poner en su sitio a las putas locas como yo”.

Elisa Pinto Romero (Madrid, 1967) tiene tres hijos y es una de las dermatólogas con más clientes de Madrid. Desde hace años pasa consulta en la clínica San Camilo: un centro que se encuentra en el corazón del barrio de Salamanca y donde trata a ministros, empresarios y miembros de la alta burguesía de la capital.

Pinto ha aparecido como dermatóloga en alguna publicación de moda. Pero no habría concedido una entrevista como ésta si no fuera por su denuncia por acoso sexual contra Javier López Madrid (Madrid, 1964), imputado como consejero de Bankia, amigo de Felipe VI y yerno del empresario Juan-Miguel Villar Mir.

López Madrid llegó con su esposa Silvia a la consulta de la doctora Pinto en la primavera de 2012. Unos meses después, operó al empresario y le dio su número de móvil. Este detalle propició un cruce de mensajes que, según dice, fue degenerando en un rosario de llamadas sexuales, dos puñaladas y cuatro amenazas a su hijo mayor.

Una orden de alejamiento impide a López Madrid acercarse a menos de 500 metros de la doctora Pinto. El empresario niega las acusaciones. El escándalo lo desveló el periodista Eduardo Inda en su blog.

La dermatóloga ofrece su versión de los hechos durante una larga entrevista en uno de los despachos de la sede de EL ESPAÑOL. Gesticula y habla con voz clara. Se le quiebra la voz al mencionar a sus hijos y pone la mano izquierda sobre el pecho para enfatizar algún detalle de la conversación.

Llega con unos vaqueros azules y una chaqueta de tweed y coloca sobre la mesa dos iPhones blancos de distinto tamaño. En sus manos luce varios anillos y en el pecho, un colgante de una salamandra y otro de un trébol de cuatro hojas. “Lo que me han hecho es abominable”, dice cuando se le pregunta qué le diría a quienes no creen su versión.

A continuación se pueden leer sus palabras durante la entrevista sin interrupciones. Lo que sigue es un relato en primera persona de su denuncia. El primero que publica un medio de comunicación.


Así se conocen

“Yo conozco a Javier López Madrid desde la primavera de 2012, cuando acude a mi consulta acompañado por su mujer Silvia Villar Mir. Vienen juntos a la consulta varias veces y luego viene él solo. Le tengo que operar y luego acude a hacerse una revisión.

Es entonces cuando empieza a escribirme mensajes por WhatsApp y poco a poco empieza una especie de flirteo telefónico. Al principio intento eludirlo. Pero durante el verano empieza a enviarme mensajes subidos de tono con contenidos e imágenes de índole sexual. Eran mensajes de texto y mensajes de voz.

El momento clave llega en septiembre de 2012 cuando me pasa algo increíble al llegar al hotel Bristol de París [muy cerca de los Campos Elíseos]. Estoy allí para participar en un congreso y recibo una llamada de Javier. No respondo y unos minutos después llaman a la puerta de mi habitación.

Al abrir, me lo encuentro a él y me dice que ha venido a mantener relaciones sexuales conmigo. Que está libre toda la noche y que si quiero me paga la habitación y se marcha a la mañana siguiente. Inmediatamente le digo que se vaya. Le explico que si no se va le voy a denunciar. Que aquello es Francia y que allí sí que lo meten en la cárcel. La discusión se produce dentro de la habitación y puede durar cinco, 10 o 20 minutos. No lo sé. Justo entonces llama el mozo de maletas y con la excusa se marcha. Yo entro un poco en pánico, cambio la fecha de mi billete y regreso a Madrid esa misma noche.

Según me dice antes de irse, ha volado en un avión privado al aeropuerto de Le Bourget y lo acompañaba una persona que lo ha dejado en la terraza del hotel.

Yo no le había dicho a Javier que fuera a ir a París. Pero él siempre me decía que estaba controlada y que sabía mis movimientos”.

[su_panel background=”#f5f5f5″ border=”1px solid #eeeeee” text_align=”center”]
Cómo comienza la relación
[su_audio url=”http://blog.elespanol.com/wp-content/uploads/2015/03/corte_01.mp3″ width=”100%”]
[/su_panel]

“Medios policiales”

“Algunas veces me decía que tenía a su servicio medios policiales y que le ayudaba su amistad con la Casa Real. Que si en algún momento le denunciaba iban a enterrar las denuncias porque él tenía acceso a la policía y yo no iba a tener nada que hacer. Otras veces su actitud era muy distinta y me decía que le perdonara y que sentía mucho lo que había hecho.

Entonces mi actitud es intentar evitar la denuncia por acoso y resolver la situación de una manera pacífica. La actitud de mi marido es muy distinta. Se lo cuento por primera vez en el verano de 2012 y enseguida me dice que debo denunciar a Javier y cortar de cuajo la relación con la familia Villar Mir. Un día me llama la mujer de Javier y mi marido me dice: ‘¿Por qué no le cuentas lo que te está haciendo él?'”.

[su_panel background=”#f5f5f5″ border=”1px solid #eeeeee” text_align=”center”]
“Si le denunciaba me decía que su amistad con la Casa Real le ayudaba”
[su_audio url=”http://blog.elespanol.com/wp-content/uploads/2015/03/corte_02.mp3″ width=”100%”]
[/su_panel]

El anillo de Cartier

“En la Navidad de 2012 yo quiero un anillo de Cartier y voy a la tienda de Madrid pero no tienen mi talla. Me dicen que está agotado en todo el mundo y uno de los vendedores, Hugo Coriat, se ofrece a llamarme en cuanto lo traigan. Me llama a mediados de marzo y me dice que el anillo ya está en la tienda. No puedo ir hasta el sábado. Pero el viernes, mientras estoy operando, me dicen que hay un paciente en mi despacho.

Al llegar, me doy cuenta de que quien me espera es Javier y que está allí para pedirme disculpas. Le digo que se vaya y sólo entonces me doy cuenta de que ha dejado un paquete sobre la mesa. Lo abro y me doy cuenta de que es el anillo que yo había encargado. Yo nunca le hablé del anillo. Pero él me decía que yo tenía los teléfonos pinchados. Siempre decía que había policías y amigos suyos que me podían pinchar el teléfono.

Aquello me deja muy extrañada y me dirijo a Cartier y en Cartier me dicen que se ha llevado el anillo y que ha pagado la mitad en efectivo y la otra mitad con su tarjeta de crédito. La factura está a mi nombre porque yo había encargado el anillo. Pero la tarjeta con la que se paga es suya.

El anillo costaba 4.700 euros y lo tengo guardado en casa. ¿Que por qué no lo devuelvo? Intento devolverlo. ¿Pero adónde mando un anillo de ese valor sin estar segura? No me planteo dejarlo en Cartier porque es un asunto delicado. No quiero explicar en la tienda que lo había comprado otro señor. Me siento tan avergonzada que no he vuelto a Cartier. Hasta el punto de que se me para el reloj [de Cartier] y voy a arreglarlo a El Corte Inglés de la Castellana. Al principio intento enviar el anillo a Javier. Pero luego prefiero reservarlo como prueba porque tiene un número de serie”.

Un grupo llamado ‘J’

“Al principio esta historia sólo la conocían mi marido y dos amigas con las que teníamos un chat que se llamaba ‘J’. Allí les iba contando cada uno de estos episodios. Una vive en Madrid y otra se ha mudado fuera de España.

A mi secretaria se lo digo por primera vez justo cuando ocurre el incidente del anillo, en marzo de 2013. Lo hago porque Javier me dice que me reúna con él en su despacho para hablar. Llego allí a las ocho de la tarde y aquello no es un despacho: es una especie de piso franco en la calle Castelló. Javier intenta empujarme dentro de aquella casa y yo le digo: ‘¡Hijo de puta! Como no me dejes en paz, llamo a tu suegro’. Sólo entonces me deja marcharme.

Al día siguiente, se presenta aterrado y sin cita en mi consulta pensando que le voy a denunciar. Se tira allí una hora llorando y diciendo que le perdone.

Mi secretaria le conoce muy bien de los años en los que ella trabajaba con mi maestro, el doctor Joaquín Soto Melo. Al explicarle la historia, me dice que Javier tiene un carácter peculiar y que no le extraña nada de lo que le cuento. A ella le doy instrucciones de que no le deje entrar en mi consulta y a Javier le digo que como venga llamo a su mujer”.

En la redacción

Amenazas telefónicas

“Javier se vuelve cada vez más histriónico. Me dice que está pasando por una mala racha porque una persona de su entorno ha intentado suicidarse y que está atravesando una especie de iluminación religiosa después de viajar al santuario bosnio de Medjugorje.

Todo era una locura y yo sólo quería llegar a un acuerdo. Es cierto que yo podía haber bloqueado mis teléfonos. Pero Javier me decía que podía hablar con policías y que tenía contactos en los ámbitos médicos que profesionalmente me podían perjudicar. Todo lo que me dijo entonces se ha ido cumpliendo.

A partir de septiembre de 2013, yo adopto una actitud mucho más agresiva. Me llama y me dice que baje un momento a la puerta de mi casa. Primero empieza llorando y diciendo que lo siente, y acaba agarrándome del cuello en la calle que hay detrás de mi casa.

Sé que es absurdo bajar. Pero en ese momento creo que el diálogo es posible. Quizá uno tiene que conocer su personalidad para entender mi conducta. El acoso se establece entre dos personas que no son iguales. Si cualquiera aparece en mi consulta y me hace una mínima parte de lo que me hace él, lo habría denunciado. Si no lo denuncio, es por su poder y por sus relaciones.

Yo tengo una consulta y no vivo de un sueldo fijo. Mis pacientes son personas que pueden irse a la clínica Mayo y sin embargo vienen a mí. Hablamos de abogados o ministros.

Meterme en una batalla judicial por acoso sexual en este país contra el yerno de Villar Mir, que era el hombre ideal, el padre perfecto, el prócer de la patria y el amigo del Príncipe [hoy Felipe VI], era casi una osadía. Yo no podía hacer eso porque la respuesta que iba a tener en los juzgados es que era una loca o una puta. Si yo viviera en Estados Unidos, todo habría sido distinto. Pero no aquí.

Mis amigos son amigos suyos. Mis vecinos de abajo son sus amigos. Mi comportamiento puede parecer ridículo, pero yo intento resolver este asunto de una forma pacífica”.

[su_panel background=”#f5f5f5″ border=”1px solid #eeeeee” text_align=”center”]
“La respuesta que iba a tener en los juzgados sería que era una loca o una puta”
[su_audio url=”http://blog.elespanol.com/wp-content/uploads/2015/03/corte_03.mp3″ width=”100%”]
[/su_panel]

“Sus amigos policías”

“En junio de 2013, Javier me dice que ha contactado con unos amigos policías que le van a ayudar a ponerme en mi sitio. Uno de ellos, según me dice, es [el comisario] Pepe Villarejo, con el que ha contactado a través de su relación con Francisco Granados [consejero de la Comunidad de Madrid con Esperanza Aguirre y hoy en la cárcel por la Operación Púnica].

En septiembre empiezo a recibir mensajes anónimos desde móviles y desde cabinas telefónicas. Era una voz de mujer que me llamaba puta y que me decía que me alejara de López Madrid. Anulo el teléfono al que me llegan esas llamadas y recibo una similar en el teléfono de mi casa el 3 de noviembre de 2013. Lo recuerdo porque ocurre en el puente de Todos los Santos. Ese día estoy al teléfono con Javier hasta cinco horas en tres ocasiones y acepto mantener conversaciones amistosas con él a lo largo del mes de noviembre.

¿Que por qué me creo lo que dice? Porque al principio cumple los términos. Durante ese mes Javier no me amenaza, no me envía mensajes sexuales y sólo me dice, por ejemplo, que le recomiende una película en francés para ver en versión original. Pero de pronto se corta la comunicación y se presenta con un matón en mi despacho el 10 de diciembre de 2013.

Mi secretaria, aterrada, me dice que el señor López Madrid está fuera. Al entrar por la puerta, veo que viene con un hombre al que no me presenta. Es un hombre con abrigo oscuro y un jersey de pico de color granate. Un tipo corpulento, de nariz chata y tez morena. Tiene el pelo corto y canoso y camina muy despacio. Al salir, mi secretaria me dice que tiene pinta de matón.

Javier me dice que viene a verme en contra de la opinión de su abogado porque recibe llamadas anónimas cuya autora soy yo con una tarjeta de prepago falsificada a nombre de una señora de Toledo. Me cuenta que hay un montón de denuncias, que va a tener el detalle de pararlas y que van a venir a verme sus amigos policías.

Aquel encuentro me lleva a acudir al abogado Luis Rodríguez Ramos, al que llego a través de una amiga común. Sigo recibiendo mensajes desde números anónimos y lo dejo todo en manos de mi letrado, al que le digo que transmita a Javier que estoy dispuesta a no denunciar nada si me deja en paz. Pero Javier dice que no hay nada que acordar”.

_DSX6449

Amenazan al hijo

“Ocurrió el último día del colegio antes de las Navidades de 2013. Al salir de clase, un nombre se acerca a mi hijo mayor y le suelta: ‘Dile a tu madre que estamos pendientes de vosotros’. La descripción que mi hijo hace de esa persona casa con la del hombre canoso que había estado en mi despacho con Javier.

Se lo cuento a mi abogado de entonces y me dice en un correo electrónico que efectivamente López Madrid ha generado un dispositivo que incluye escuchas y seguimientos a mi persona. Luego me dice que es posible que esas personas se hayan extralimitado en sus funciones y hayan ido a ver a mis hijos sin decírselo a Javier.

Unos días después me voy a República Dominicana. Vuelo al día siguiente de Navidad y vuelvo el 5 de enero de 2014. Al llegar a casa, recibo la enésima llamada amenazante y decido que ya no aguanto más. Mis hijos y mi marido se van a la Cabalgata de Reyes y yo me voy a denunciar los hechos a la comisaría de Chamartín.

Al volver a casa después de poner la denuncia, recibo una llamada desde el mismo teléfono (un Motorola de color rojo) pero no es la misma persona. Es una mujer que se lo ha encontrado en la calle y que no sabe qué hacer con él. Le digo que lo lleve a la comisaría de Chamartín y lo hace pero nadie sabe quién hace la entrega. En los aledaños de la comisaría hay cámaras por todas partes pero nadie toma nota de su identidad.

Desde entonces, todo se recrudece. Mi hijo ha recibido hasta cuatro amenazas a la puerta del colegio. Siempre es la misma persona. La misma que le amenazó en diciembre de 2013. Supongo que ya no se atreve a acercarse. Pero coloca el coche en doble fila y espera a que el niño le vea. Le saluda con la mano y se va. El niño nunca lo dice en el momento porque a veces se va al parque o a casa de unos amigos después del colegio y no quiere que la persona que lo cuida se lo lleve a casa en ese momento. ‘Mamá es una preocupona’, suele decir”.

La primera agresión

“A mí me operan el 7 de enero de 2014 en la clínica Ruber y estoy de baja esos días. El 13 de enero salgo de casa en mi coche para ir a una farmacia en el paseo de La Habana. Al llegar, me doy cuenta de que no llevo el monedero y pienso en volver a casa, pero me detengo un momento en doble fila por si tengo 50 euros en un bolsillo lateral del bolso.

Al agacharme, oigo un golpe y pienso que algún coche se ha llevado por delante el retrovisor. Pero al levantarme alguien en el asiento trasero me agarra con mucha fuerza el brazo derecho, me clava un objeto punzante en el antebrazo izquierdo y me dice: ‘Estás indefensa’.

Se oyen unos pitidos fuera y el agresor dice ‘coño’ y sale del coche. Sólo le veo por el retrovisor. Es un hombre enjuto vestido con un plumas oscuro que tiene un tatuaje redondo en la mano derecha. Yo lo denuncio y la policía ni siquiera toma huellas en mi coche.

Entre enero y marzo de 2014, se suceden las llamadas amenazantes que yo sigo denunciando. Esta vez las hace una voz aflautada. No podría decir si masculina o femenina pero imitando la voz de los dibujos animados. Me dice que van a matar a mis hijos y que soy ‘una puta lista’.

A partir de marzo, recibo también mensajes de texto amenazantes. ‘Hija de puta desquiciada, acabará contigo. Te la tiene jurada. Nadie hace lo que tú estás haciendo sin pagarlo caro’, dice uno de ellos. ‘Dices que tus hijos son tu vida’, dice otro. ‘Prepárate a vivir sin ellos. Esta vez será tu hijo el que sangre como un cerdo. Debimos mataros la última vez. Sin testigos no hay caso’.

Nadie investiga esos mensajes amenazantes que yo recibía desde distintos números. Pero unos meses después se redacta un oficio policial en el que el Motorola rojo que se encontró en la calle figura a nombre de Javier López Madrid con una tarjeta de prepago de la compañía Lebara”.

Cruce de denuncias

“A finales de marzo de 2014, Javier pone una denuncia ante la brigada de homicidios por unas llamadas agresivas que dice recibir. El 7 de abril soy yo quien pongo una denuncia contra él por acoso sexual en la sede de la unidad de la mujer de la Guardia Civil de Tres Cantos.

Dos días después de esa fecha viene a verme la hija de Javier, que tiene veintipocos años y que según él también ha recibido mensajes amenazantes. Ella viene sola a la consulta y mantenemos una conversación meramente profesional. Si creía que yo lo estaba amenazando, ¿por qué dejó que su hija viniera a verme?”

_DSX6368

La segunda puñalada

“La segunda agresión la sufro el jueves 10 de abril de 2014. Era el último día de clase antes de las vacaciones de Semana Santa y les había prometido a los niños unas hamburguesas porque nunca las comemos en casa. Eran más o menos las ocho de la tarde y era de día porque ya había cambiado la hora. Giro por la calle Triana, oigo un golpe y me doy cuenta de que mi hijo no lleva puesto el alzador. Me bajo del coche para cogerlo del maletero y veo al hombre canoso que había estado con Javier en mi consulta. Me clava un objeto punzante en el estómago y me dice: ‘López Madrid quiere que cierres la boca’.

Mi hijo lo oye y se pone a gritar. Yo me vuelvo para decirle que no salga del coche porque no sé si hay alguien más y si le pueden hacer algo a él. Al darme la vuelta, me doy cuenta de que el agresor se va caminando. Cierro corriendo el maletero y me meto en el coche. No grito porque me da miedo que nos vayan a hacer algo. Entonces me tapo la herida, arranco el coche y es mi hijo quien llama al 112.

Apenas sentí nada con la puñalada en el brazo pero la puñalada en el abdomen me provocó un dolor muy fuerte.

Yo pensé que me habían matado. Fue dolorosísimo. Llevaba puesto un pantalón vaquero, una parka militar verde y una camiseta blanca. Eso fue lo que asustó a mi hijo: ver la sangre sobre la camiseta blanca. Hace unos días hablaron de sangre en clase y se desmayó porque aún lo recuerda. Sufre un síndrome de estrés postraumático y revive la experiencia.

Al hablar con el 112, mi hijo no sabe decir dónde estamos exactamente. Pero la calle Triana está justo al lado de mi casa y le digo que les dé esa dirección. Allí llega primero la policía y se lleva a casa a mi hijo, que está rojo y sufre una crisis de ansiedad. Yo espero a que llegue una UVI móvil que me lleva al hospital Gregorio Marañón”.

La doctora declara

“Yo declaro y esa misma mañana, curiosamente, la UDEF presenta un documento provisional sobre la localización de los móviles. En él se empieza a decir que todos esos mensajes se envían desde el entorno de mi casa y de mi consulta. Luego llega el documento definitivo, que creo que está fechado a finales de julio. En esas fechas yo recibo hasta tres mensajes diarios de diferente índole.

A veces me dan un detalle pormenorizado de lo que hago. Algo así como ‘hoy no has salido en todo el día’, ‘llevamos toda la mañana aquí esperando a que salgas a misa’, ‘debes de tener unas enormes habilidades sexuales para que estemos desplegando este tipo de dispositivo por tu culpa’… ¡Ese tipo de cosas! También me llaman ‘puta judía’ porque mi padre era judío. Las referencias antisemitas no son constantes pero aparecen de vez en cuando.

Al leer el informe definitivo, comprobamos que las comunicaciones se hacen desde el entorno de mi casa y de mi consulta. Pero se hacen con un teléfono a nombre de Javier. También durante las Navidades, mientras yo estaba en la República Dominicana. En marzo y abril llaman desde cerca de mi casa cuando yo estoy en mi despacho. Lo sé porque todo está digitalizado y queda registrado en mi consulta.

Entonces pedimos los datos que demuestren el lugar donde está mi teléfono en cada momento. Ellos dan los datos de geolocalización de los otros teléfonos para acusarme, pero no los datos de los míos. Yo misma pido que intervengan mis teléfonos. Todos.

En torno a las diez y cuarto del 14 de junio de 2014, recibo una llamada muy extraña como con ruido y gemidos. Yo estoy con mi entrenador dando clases en casa. Cuelgo, vuelve a sonar el teléfono y es la voz de Javier López Madrid que me dice algo así como: ‘Llevo tocándome para ti desde hace dos horas’.

Esa llamada está grabada. Pero no se solicita ni cotejo de voz ni localización. Yo siempre he dicho que esa llamada Javier la hace desde su casa y vamos a solicitar tanto la localización de mi móvil como la del suyo cuando hace esa llamada el 14 de junio. Todo esto es increíble para mí.

No he dejado de recibir mensajes. El 9 de diciembre recibo éste: ‘Qué pérdida de tiempo, puta imbécil, tanto esfuerzo para acabar muerta’. En este otro me dicen: ‘Hemos ofrecido a López Madrid unas grabaciones de unas llamadas y no quiere comprarlas. A ti te interesarían’. Y en otro: ‘¿No quieres las grabaciones? Lástima. El día que te relajes te mataremos’.

gallery

WcMgcq

Mi marido va por días. Hay días que está enfadado y otros preocupado. Estos días con todo el lío de la prensa está muy tranquilo. Me dice que no lea nada y que no vea la televisión. Me dice que no le dé importancia porque sabe que yo estoy fuera de mí. Él nunca ha recibido llamadas ni mensajes”.

Invierte en su firma

“Al invertir mis ahorros, yo no sé que Javier es el fundador en [la firma de inversión] Tressis. Es como si mañana invierto en Bankia y luego me entero de que él está en el consejo de administración. Yo tenía una cantidad de dinero que estaba en unos depósitos y al llegar la crisis ya no rentan nada. Por eso decido entrar en la banca de inversión y llego a Tressis a través de uno de mis pacientes. Él me dice en la consulta que es buena inversión. Llamo, pido cita con el consejero delegado y le digo que llamo de parte de este señor. Firmo la cesión y me dice: ‘Javier se retrasa porque ya sabes como es’. Y de repente aparece Javier López Madrid.

Esto ocurre antes de mi denuncia, en junio de 2013. Están Javier y el consejero delegado, José Miguel Maté. Yo estaba out y de repente dice López Madrid: ‘Qué raro, que callada estás, doctora, con lo habladora que eres’. Y yo es que no podía decir nada, estaba paralizada. No me esperaba que fuera a estar allí.

Javier alardeaba de grandes operaciones como la de Abertis pero nunca habló de Tressis. De Bankia hablaba en plan muy farrullero (sic). Decía que estaba imputado y de hecho me mandó un mensaje en el que me preguntaba si me ponían los imputados, que si me excitaban.

Al final de la reunión en Tressis, me quedé para que me explicara. Entonces me dijo que lo sentía y que estaba pasando por un mal momento y me pidió que no retirara mi dinero porque le iba a dejar en mal lugar delante de su socio. En ese momento me promete que Tressis nunca va a mantener una comunicación conmigo a través de él”.

La “cuadra” de Javier

“¿Por qué doy una serie de nombres que aparecen en el sumario? Porque siempre pienso que los nombres que él da junto con las personas de su cuadra [de mujeres] son personas que le puede ayudar en este tipo de montaje telefónico, que puedan enviarse mensajes entre ellos que le sirvan a él de coartada.

Me sorprende mucho que alguna de esas personas diga en su declaración que ha recibido mensajes desde octubre de 2013 a junio de 2014. Que le han llamado a ella, a su marido, a su suegra o a su centro de trabajo y que López Madrid le ha dicho que no denuncie porque se trata de una dermatóloga obsesiva. A mí me parece un asunto lo suficientemente grave como para que lo denuncies aunque López Madrid sea un amigo tuyo encantador y que te diga que no hagas nada.

Yo hablo de una cuadra de mujeres. Javier dice que hay tres mujeres que tiene dentro de su cuadra porque mantiene relaciones con ellas. Luego habla de otras con las que lo ha intentado y no lo ha conseguido. Dice que el marido de una le ha querido pegar un puñetazo y que es una mojigata. Pero no quiero dar nombres. Hablo sólo de aquéllas que él dice que forman parte de su cuadra porque entiendo que en un momento determinado pueden prestarle ayuda. Y Ricky Fuster aparece en el sumario porque el teléfono desde que se me mandan mensajes el 18 de septiembre está a su nombre y ese teléfono lo utiliza su mujer, que es Mónica Sánchez Navarro”.

_DSX6473

Las chocolatinas

“Yo le hubiera enviado dos kilos de bombones a Javier si así se hubiera tranquilizado. [Javier López Madrid decía este miércoles en Voz Populi que la doctora Pinto le había enviado unas chocolatinas] Yo tenía en mi despacho una caja de chocolatinas que eran para otra persona. Él adjunta unas hojas en el sumario manuscritas en donde no recuerdo qué dijo exactamente. Pero curiosamente no aparece un encabezado (‘querido quien sea’) ni la hoja de despedida. Javier se lleva las chocolatinas de mi despacho el 10 de diciembre y retira la primera y la segunda hoja… Se lleva la caja porque cree que va destinada a una persona que le genera unos celos increíbles. Es como una obsesión, un enemigo que tiene del que no puedo dar su nombre”.

Meses abominables

“A quien crea que es un montaje le diría que esto no sólo me ha afectado a mí sino a mi familia. Hay un niño menor de 10 años que ha tenido que declarar en el juzgado y que está en tratamiento psiquiátrico. Cuando me apuñalaron, estuve una semana sin salir de mi casa. Sólo volví a salir cuando empecé a tener seguridad privada. No he pisado la calle sola desde entonces. Sólo quiero que esto pare.

Lo que me han hecho es abominable. Es inconcebible pensar que todo esto lo pueda estar generando yo: no tengo ni los medios ni las posibilidades reales de hacer esto.

Yo no sé cómo se puede fingir una puñalada abdominal de cinco centímetros. Hay una herida de arma blanca y me tienen que explorar. No sé cómo se puede fingir eso. A mi hijo se lo tuvo que llevar llorando la policía. Yo no sé cómo se puede fingir eso.

El viernes puse una denuncia en la Secretaría de Estado de Interior haciendo referencia a todos los defectos que veo en la investigación de la policía.

Yo tengo la sensación de que hay una manipulación y una intervención en la investigación del caso. Javier habla primero de policías en un sentido genérico y luego dice que ha contratado al comisario Villarejo. Me dice que Pepe Villarejo es una persona experta en generar coartadas y en poner en su sitio a las putas locas como yo”.

(Artículo elaborado con la edición de Pablo Romero, Fernando Baeta, Salugral Adriana y David Domínguez).

[su_panel background=”#f5f5f5″ border=”1px solid #eeeeee” text_align=”center”]
“Solo volví a salir de casa cuando tuve seguridad privada”
[su_audio url=”http://blog.elespanol.com/wp-content/uploads/2015/03/corte_04.mp3″ width=”100%”]
[/su_panel]
Conexiones empresariales de Javier López Madrid | Quién Manda - CIVIO
Conexiones empresariales de Javier López Madrid | Quién Manda – CIVIO