El suscriptor 9.000: “Hay que apostar por los que apuestan por la calidad”

MARCO1

Unos minutos después de las cinco de la tarde, Marco Nurra adquirió la suscripción en su ordenador. Ese gesto convirtió a este periodista italiano en el suscriptor número 9.000 de EL ESPAÑOL. La fotografía del equipo da fe de la celebración, que llegó 20 días después de que el periódico alcanzara 8.000 suscriptores y unas semanas antes de su lanzamiento oficial. 

9000

Unos minutos después de las cinco de la tarde, Marco Nurra adquirió la suscripción en su ordenador. Ese gesto convirtió a este periodista italiano en el suscriptor número 9.000 de EL ESPAÑOL. La fotografía del equipo da fe de la celebración, que llegó 20 días después de que el periódico alcanzara 8.000 suscriptores y unas semanas antes de su lanzamiento oficial.

Este hito llega ocho meses después del lanzamiento del proyecto, que batió el récord mundial de crowdfunding para periodismo en los primeros dos meses del año al recaudar tres millones de euros de 5.624 personas que desde entonces son accionistas de EL ESPAÑOL.

MARCO1

Marco Nurra vive en Madrid desde hace siete años y es periodista y consultor digital. Hizo prácticas en El Mundo y colaboró con diversos medios de comunicación. “Llegué justo unos días después de la caída de Lehman Brothers: la España que he conocido y amado es la de la crisis”, explica Nurra. “A pesar de haber comprado pocas veces un periódico impreso, me informo todos los días en internet. ¿Por qué he decidido suscribirme a EL ESPAÑOL? Porque creo y admiro su apuesta. Porque conozco muchas de las firmas de este proyecto. Porque lo que han publicado hasta ahora en su blog me inspira confianza: análisis políticos independientes, periodismo de datos, una gestión dinámica de las redes sociales y mucho más. Hay que apostar por los que apuestan por la calidad”.

Los 9.000 suscriptores coincidieron con el eco del proyecto en los grandes diarios de la prensa internacional. El Financial Times reflejó este martes el espíritu del periódico en este artículo de su corresponsal Tobias Buck. “Aún quedan unas semanas para el lanzamiento pero el ruido que lo rodea es difícil de ignorar”, dice el artículo. “Los fundadores de El Español, que han contratado a los mejores periodistas de investigación de medios rivales, aspiran a enviar una señal desafiante en un momento en el que gran parte de la prensa española sigue maniatada por la crisis”.

Abordaron también el influyente blog sobre medios del periodista británico Roy Greenslade y el diario portugués Jornal de Negocios, que resaltó en este artículo esta frase de Pedro J. Ramírez: “Al perder dinero, todos los medios dependen cada vez más de las grandes empresas, que a su vez están vinculadas al Gobierno. El resultado es censura y, lo que es peor, autocensura”. Antes escribieron sobre el lanzamiento de EL ESPAÑOL la agencia Bloomberg y la Columbia Journalism Review