Nikkei compra el FT

Nuevo orden en la información financiera. Pearson, el grupo de educación y medios británicos, se desprende del diario Financial Times (FT), el mítico periódico que dio nombre a la prensa salmón a comienzos del siglo XX. Ha sido su dueño durante el último medio siglo, pero llevaba tiempo intentando venderlo. La sorpresa ha llegado por el lado comprador después de que el grupo nipón Nikkei se haya impuesto con su oferta a las propuestas del alemán Axel Springer, los británicos de Thomson Reuters y la estadounidense Bloomberg.

En la imagen, Naotoshi Okada, consejero delegado de Nikkei. 

Naotoshi Okada, consejero delegado de Nikkei.

Nuevo orden en la información financiera. Pearson, el grupo de educación y medios británicos, se desprende del diario Financial Times (FT), el mítico periódico que dio nombre a la prensa salmón a comienzos del siglo XX. Ha sido su dueño durante el último medio siglo, pero llevaba tiempo intentando venderlo. La sorpresa ha llegado por el lado comprador después de que el grupo nipón Nikkei se haya impuesto con su oferta a las propuestas del alemán Axel Springer, los británicos de Thomson Reuters y la estadounidense Bloomberg.

La operación se ha cerrado en 844 millones de libras (1.200 millones de euros al cambio actual) y excluye el 50% de las acciones que FT Group, filial de Pearson, tiene en la prestigiosa publicación The Economist. Este parece haber sido el factor determinante para que los nipones de hayan llevado el gato al agua. La revista británica cuenta además con otros accionistas de prestigio (John Elkann, Rotschild…)  y unos estatutos blindados ante un  cambio de control que hubiesen complicado la venta.

La desinversión en el FT -adelantada el miércoles por la agencia Bloomberg- se había situado en torno a los 1.500 millones de euros, una inyección de capital que cae como agua de mayo en Pearson para expandir su negocio digital de venta de libros y educación. Entre ellos se encuentran los activos de la empresa española Santillana (como las editoriales Alfaguara, Taurus, Aguilar), que adquirió en 2014 junto a su socio alemán Berstelmann.

Desconocido ante los ojos occidentales, Nikkei edita el Nihon Keizai Shimbun, considerado el mayor diario económico con 3 millones de ejemplares diarios en la calle. Es incluso más antiguo que el FT (fue fundado en 1876 frente a 1888 del británico). Ambos periódicos centenarios han dado nombre a dos de los índices de bolsa más reconocidos del mundo: el Ftse 100 británico y el Nikkei 225 japonés. FT Group cerró 2014 con unas ventas de 344 millones de libras (cerca de 500 millones de euros), apenas el 10% del total del negocio de Pearson.

Por su parte, Nikkei superó los 1.000 millones de euros el pasado año. Más a allá del buque insignia de la prensa japonesa, sus actividades incluyen la publicación de libros y revistas especializadas en finanzas o asuntos jurídicos. Junto a Financial Times y FT.com (que suman unos 700.000 suscriptores de pago), el grupo japonés se quedará con cabeceras como The Banker, otra de las lecturas habituales para los financieros de la ‘City’ londinense.  Nikkei, que celebrará su 140 aniversario en 2016, comenzó hace dos años un plan de expansión fuera de su país con el lanzamiento de ediciones en chino e inglés en el sureste asiático. Con la adquisición del FT, el grupo japonés da la vuelta al globo terráqueo y amplía su presencia en EEUU, Reino Unido y Europa.

Más operaciones a la vista

De forma comparativa, su competidor directo The Wall Street Journal -el segundo en papel con una tirada diaria de 2,1 millones de ejemplares y una de las webs más visitadas del mundo- fue adquirido en 2007 por News Corp junto a la agencia de noticias Dow Jones, Barron’s y Marketwatch. El precio pagado se situó en los 5.600 millones de dólares (unos 4.600 millones de euros). Pero fue antes de la crisis financiera y de la doble crisis de la prensa: financiera -aparejada al exceso de endeudamiento durante los años de bonanza- y de producto, con el inicio de la transición del papel al formato digital en el consumo y distribución de la prensa.  Durante el periodo de crisis, las operaciones más destacadas en el sector han arrojado valoraciones muy inferiores a las que se registraban hasta 2007. Para muestra, la venta de The Washintong Post a Jeff Bezos en 2013 por apenas 250 millones de dólares o de la revista Business Week a Bloomberg en 2009 por un importe que apenas llegó a 5 millones.

En España los económicos Cinco Días (Grupo Prisa) y Expansión (RCS Mediagroup) también se encuentran entre la partida de activos disponibles para la venta. El regional Heraldo de Aragón compró en julio el gratuito 20minutos, de ámbito nacional, por una cantidad simbólica que supone la asunción de la deuda del grupo. Sin embargo, algo está cambiando de nuevo en el sector. No solo por la venta de Financial Times, sino también de por el gran hito reciente de la prensa digital: los 4.400 millones de dólares que pagó en mayo la operadora Verizon por AOL, editora de las cabeceras digitales The Huffington Post, Engadget o Techcrunch.