Madrid tiene más deuda que Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Zaragoza juntas

Según cifras del Banco de España, los ayuntamientos españoles tenían una deuda acumulada de cerca de 32.000 millones de euros a finales de 2014. El 18% de esa cifra corresponde al Ayuntamiento de Madrid.


La deuda de Madrid la sitúa como la ciudad más endeudada en términos absolutos. Mantiene este lugar desde 2003, año en que empezó a gobernar Alberto Ruiz-Gallardón. Madrid superó a la Barcelona post-olímpica que desde la década de los 90 se mantenía en la primera posición.

Desde diciembre de 2005, Madrid supera en deuda a la suma del resto de capitales de provincia de más de 500.000 habitantes: Barcelona, Zaragoza, Valencia, Málaga y Sevilla. El soterramiento de la M-30, la reforma del palacio de telecomunicaciones, el sueño olímpico… Sólo las obras de la M-30 supusieron pedir una financiación récord de 2.500 millones de euros (a través de la empresa Madrid Calle 30) que en 2011 asumió el ayuntamiento cuando quedaba un saldo pendiente de 2.226 millones.

Esta financiación está concedida a través de dos préstamos sindicados (1 y 2) en los que participan 15 entidades bancarias y el ICO. En los años 2012 y 2013 la deuda viva de Madrid superaba los 7.000 millones de euros. Con el último dato disponible, publicado por el Banco de España y referido a la situación en diciembre de 2014, la deuda había bajado hasta los 5.936 millones de euros.

Entre los años 2007 y 2008, durante el estallido de la burbuja inmobiliaria, la cuarta parte de la deuda de todos los ayuntamientos pertenecía al Ayuntamiento de Madrid. Hoy ha pasado a suponer el 18% del total. El resto de capitales de provincia de más de 500.000 habitantes suman el 11,5% del total de la deuda municipal. A pesar de ser la ciudad que más debe, Madrid es la única que ha bajado su deuda desde el inicio de la crisis. La cifra ha bajado en 745 millones. Es decir, un 11,16%. Barcelona, en cambio, es la que más ha aumentado su deuda desde 2008. 207 millones al cierre de 2014.

evolucion-deuda

Sin línea de crédito

El nivel de endeudamiento sobre los ingresos es otro de los factores para conocer la salud financiera de los ayuntamientos. Se trata de un porcentaje que mide los objetivos de deuda de las entidades locales. En mayo de 2010, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero establecía una serie de medidas extraordinarias entre las que se incluía la prohibición a los ayuntamientos de endeudarse desde ese momento hasta el año 2012. Después de las críticas de algunos consistorios, el Ministerio de Economía se vió obligado a dar marcha atrás 24 horas después.

Al final la medida entró en vigor el 1 de enero de 2011 y se aplicó en los presupuestos de ese año. Aquellos municipios que superaran el 75% del nivel de endeudamiento respecto al ejercicio anterior no podían seguir pidiendo créditos a largo plazo.

Con la llegada al poder de Mariano Rajoy, se introdujeron nuevos cambios en la normativa. Se sigue fijando el umbral en el 75%. Pero aquéllos que se encuentren en una situación de endeudamiento excesivo podrán endeudarse siempre y cuando no superen el 110% establecido en el Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales del año 2004.

Hasta 1.090 municipios de los 7.456 que publicaron información de la ejecución de sus presupuestos para 2013 (no hay información de los municipios del País Vasco y Navarra) presentaron un nivel de endeudamiento superior al 75%. Unas cifras que disminuyen su capacidad de obtener ingresos para pagar su deuda.

La deuda de un 7% de los municipios supera el 110% de los ingresos corrientes. Tres ayuntamientos, entre ellos el de la localidad burgalesa de Monasterio de la Sierra, llegan a superar el 700%. En este mapa se puede ver el nivel de endeudamiento de cada municipio en 2013.

Se podría decir que la deuda municipal ha empeorado en muchos ayuntamientos de España durante esta legislatura. En 2011 sólo 758 municipios (un 10% del total) tenían una deuda que superaba el 75% de sus ingresos . Dos años después, ese porcentaje había subido hasta el 14,6%.

2013 es el último año cuyos datos ha hecho públicos el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. 589 pueblos han pasado de no rozar el 75% en 2011 a superarlo en el ejercicio de 2013.

Deuda por habitante

Monasterio de la Sierra es también el municipio español que encabeza el ranking de mayor deuda por habitante. A cada uno de los 46 vecinos del municipio le corresponden 8.891 euros. En el otro extremo se encuentran 3.089 municipios, que mantenían el equilibrio presupuestario al final del ejercicio de 2013. Esos 3.089 municipios representan el 38% del total.

Con 7.005 euros más que en 2011, Jalón de Cameros (La Rioja) es el municipio que en términos absolutos más ha aumentado su deuda per cápita. El ayuntamiento publicó en su página web una nota informativa donde explica que la deuda se debe a un crédito bancario pedido en 2013 por el importe de la subvención de una obra que no fue liquidada por la Consejería de Agricultura de La Rioja hasta el año siguiente.

En total, 2.845 municipios (un 35%) han visto crecer sus cifras de deuda desde el inicio de la legislatura. En el otro extremo se encuentran el 31,9% de los consistorios que han logrado reducirla. Entre ellos, 408 ayuntamientos que han conseguido liquidar su deuda al 100%.

deuda-per-capita

Hasta 17 ayuntamientos de más de 100.000 habitantes tenían una deuda declarada superior a los 1.000 euros por habitante en 2013. Encabeza la lista el municipio de Parla (Madrid) con 2.940,67 euros por habitante. En febrero de este año, su alcaldesa socialista, Beatriz Arceredillo, reconoció que el ayuntamiento tenía una deuda de 550 millones de euros y admitió que en 2014 no pagó la Seguridad Social de sus trabajadores. En esta cifra no está incluida la deuda del polémico tranvía de Parla, que ronda los 180 millones de euros. Debido a esto, el ayuntamiento tiene retenidos los ingresos por el Estado. Arceredillo relevó en noviembre al anterior alcalde, José María Fraile, detenido en la operación Púnica.

enajenacion-deuda

Ingresos de los ayuntamientos

La recalificación del suelo fue una de las principales fuentes de ingresos de los ayuntamientos durante el boom del ladrillo. La llegada de la crisis económica llevó a los alcaldes a buscar nuevas fórmulas de ingresos y allí estaba el ciudadano. Un informe del Tribunal de Cuentas estudia 1.312 ayuntamientos que en 2012 tenían una población superior a los 5.000 habitantes.
El Tribunal de Cuentas analiza el periodo 2009-2012 y se centra en estudiar los ingresos municipales en el contexto de la crisis económica así como las medidas adoptadas por los consistorios para hacer frente a la nueva situación. En estos ayuntamientos, los ingresos por enajenación de inversiones reales, la partida donde está incluida la venta de suelo, pasaron de los 1.712 millones en 2007 a 384 millones en 2011. Las principales medidas adoptadas pasaron por hacer recortes de todo tipo y por un incremento de la presión fiscal a través de una fuerte subida del IBI y de la revisión de los valores del catastro.

También en EL ESPAÑOL:


Nota metodológica: El cálculo para conocer el nivel de endeudamiento de las entidades locales se ha obtenido dividiendo la deuda viva de los entes locales entre los ingresos corrientes de los mismos, multiplicado por 100. Para el análisis de los datos de las capitales de provincia se han tenido en cuenta los publicados por el Banco de España, al estar actualizados a diciembre de 2014. Estos datos pueden guardar diferencias de conciliación con los publicados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.