El Partido Popular ganaría las elecciones generales, pero Podemos le pisa los talones. El PP lograría 6,3 millones de votos y 121 escaños. Podemos rozaría los seis millones y alcanzaría los 96 diputados, según la estimación de Jaime Miquel & Asociados para EL ESPAÑOL.


El estudio, que toma como base datos del CIS y otras muestras demoscópicas, confirma que el PSOE no está por el momento en condiciones de dar la batalla por el segundo puesto. Mientras el PP sumaría el 27,1% de los votos y Podemos el 25,6%, el partido de Pedro Sánchez se quedaría por debajo del 20% (19,6%) y con 84 escaños, su peor resultado de la democracia. Al PSOE sólo lo votarían 4,5 millones de personas.

La irrupción de Podemos ha enterrado definitivamente al bipartidismo. España es, por primera vez, un país de tres grandes partidos. Entre los tres consiguen casi tres de cada cuatro votos y 301 escaños de un total de 350. Entre el PSOE y PP no suman ni la mitad de los votos que obtuvieron en las generales de 2008.

Podemos, primera fuerza en muchas autonomías

El nuevo ciclo es pluripartidista y sin mayorías cómodas, pero nada tiene que ver con el de las primeras legislaturas de la democracia, ya que entonces había dos partidos grandes (UCD y PSOE) y ahora hay tres. Las consecuencias son múltiples. Entre ellas, que la suma PP y PSOE está muy lejos de los 234 escaños que aseguran los dos tercios para el procedimiento agravado de reforma de la Constitución. Ni siquiera las ocho actas que podría lograr Ciudadanos y las tres de UPyD servirían para alcanzar esta barrera.

Para obtener el 25,6% en España, Podemos supera al PP en muchas comunidades autónomas. En este sentido, el PP y Podemos se están disputando las primas que consigue la lista más votada. Hay unos 30 escaños en primas. En otras palabras: lo que está en juego es la relación 121/96 entre ambos partidos. Si Podemos promedia el 25,6% en España y sólo un 16% en Andalucía, quiere decir que irrumpe con fuerza en el País Vasco con un 14,2%, y en Catalunya con un 9,2%. Se convertiría en fuerza ganadora en Madrid y la Comunidad Valenciana.

IU resiste, Ciudadanos irrumpe

Con 4,6 millones de votos, el PSOE obtiene el registro más bajo estimado jamás por JM&A para este partido para unas en elecciones generales. Muchos de sus votantes se han incorporado a Podemos. La cifra ronda los 270.000 desde el pasado mes de octubre. En total, 2,1 millones de electores de los siete millones que obtuvo Rubalcaba en el año 2011. Pedro Sánchez generó cierta expectativa en otoño y remontó 10 puntos de fidelidad de voto en octubre. Una remontada que el PSOE ha perdido en febrero reforzando la idea de que este partido se comporta como una vieja estructura de poder, desarbolada y encaminada hacia la autorrepresentación al estilo del PASOK.

La progresión de los datos directos de IU nos indica que, a pesar de todo, está y se le espera. IU sobrepasa el millón de votos, 5 escaños y un 4,5% de válidos. La formación de Alberto Garzón retrocede un punto de censo respecto a octubre de 2014, pero conserva 746.000 electores fieles del año 2011 y ocupa un espacio electoral propio, que visto con la perspectiva necesaria significa muchísimo en los tiempos que corren.

Ciudadanos, con 925.070 votos, 8 escaños y un 4% de los votos, bebe de la trayectoria de UPyD, pero la supera ampliamente, aunque no hasta alcanzar los 30 diputados que le atribuyen algunas encuestas, como la de Metroscopia.

Si Ciudadanos resuelve sus candidatos por Madrid con éxito y se produce una transferencia importante de votantes del PP hacia sus filas, podría convertirse en firme candidato a ser el partido de reemplazo del PP a medio plazo como Podemos lo es del PSOE.

UPyD, entre Podemos y Ciudadanos

UPyD cae por debajo del millón de votos, lo que le proporciona tres diputados. Casi trescientos mil de sus votantes del año 2011 ahora son de Podemos y esto ha sucedido antes de la progresión de Ciudadanos. A diferencia de IU, cuyo electorado es sedimentario y se ha compactado a lo largo de los años, UPyD se está jugando su futuro en los comicios de mayo. Si no es capaz de superar los 460.000 votos municipales del año 2011, significará que no se han desarrollado como proyecto político en el territorio durante los últimos cuatro años.

Puedes consultar aquí la ficha del informe y un resumen.

Además, en EL ESPAÑOL: